Leucemia linfocítica crónica en felinos: primer caso reportado en el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias UBA.

Publicado el: 13/8/2014
Autor/es:
Resumen

La leucemia linfoide es la proliferación de linfocitos neoplásicos los cuales se originan en médula ósea. La leucemia linfocítica aguda (LLA) es la más común de las leucemias linfoides en gatos. La leucemia linfocítica crónica (LLC) es raramente reportada en gatos, se caracteriza por la presencia de linfocitos maduros bien diferenciados, pequeños en médula ósea. Los  gatos con LLC tienen elevados recuentos de leucocitos en sangre   ( mayores a 50000/mm3) y la mayoría son negativos al virus de la Leucemia Felina (ViLeF).

El objetivo del presente trabajo es reportar el primer caso de LLC en un felino atendido en el servicio de Oncohematología del Hospital Escuela Facultad Ciencias Veterinarias UBA.

Palabras clave: leucemia linfocítica crónica, felino.

Introducción.

La Leucemia Linfocítica Crónica (LLC) es una proliferación neoplásica de linfocitos aparentemente maduros originada en médula ósea, y caracterizada por la presencia persistente (más de 3 meses) de un número elevado de linfocitos maduros en sangre periférica, cuya confirmación diagnóstica se realiza mediante la citología medular, en la cual más de un 20% de las células son linfocitos maduros (pero afuncionales). Afecta a felinos adultos (mayores de 10 años), siendo la mayoría negativos a ViLeF. Esta patología muy raramente se presenta en felinos (a diferencia de lo que ocurre en caninos). En la LLC en los felinos están comprometidos los linfocitos T (a diferencia de lo que se observa en humanos). La presentación clínica de la enfermedad puede variar ampliamente (anorexia, letargia, pérdida progresiva de peso), aunque frecuentemente los felinos llegan a la consulta asintomáticos, y son diagnosticados incidentalmente durante chequeos de rutina o en evaluaciones prequirúrgicas. La anormalidad hematológica más común es la marcada leucocitosis con linfocitosis, aunque puede detectarse también una leve a moderada  anemia normocítica, normocrómica, arregenerativa y trombocitopenia en aquellos pacientes que presentan una importante infiltración linfocitaria en médula ósea. Pueden desarrollarse durante el curso de la enfermedad crisis blásticas, las que se caracterizan por la presencia de linfoblastos en médula ósea y/o sangre periférica.

Para arribar al diagnóstico es importante descartar todas aquellas causas que pueden  cursar con linfocitosis, como por ejemplo los cuadros asociados a excitación (por liberación de adrenalina), los cuales suelen ser transitorios, y todas  las patologías que produzcan  un fuerte estimulo inmune de cierta duración (infección crónica, viremia o enfermedad inmunomediada). Los felinos con LLC, tal como ocurre con los pacientes caninos no reciben tratamiento, salvo que existan recuentos linfocitarios muy elevados que provoquen compromiso orgánico importante o severa anemia o trombocitopenia o en los casos de crisis blásticas que se asocian a la presencia de linfoblastos en médula ósea y/o sangre periférica.

Presentación del caso clínico.

Se presentó a la consulta un felino, macho, común europeo, de 16 años de edad, con vómitos, diarrea, anorexia y pérdida de peso con 40 días de evolución. Al examen clínico el estado general era malo, con estado de la conciencia deprimido, mucosas pálidas y levemente deshidratadas. Se solicitaron análisis clínicos (hemograma y bioquímica sérica), ecografía abdominal y serología para VIF y ViLeF. En el hemograma se detectó una leucocitosis importante: 27800 leucocitos/mm3 (VR: 6000-17000/mm3), asociada  a linfocitosis: 22240 linfocitos/mm3 (VR: 1000-4800/mm3) (Foto Nº 1).y una leve anemia arregenerativa normocítica normocrómica. No se detectaron anormalidades en la bioquímica sanguínea y la serología para VIF y ViLeF fue negativa. Ecográficamente se detectó leve hepatomegalia y esplenomegalia con parénquima homogéneo y el intestino con mucosa marcada y leve aumento del espesor de la pared (0,24cm). En base al resultado del hemograma se solicitó una punción de médula ósea cuya citología reveló que el 35% de las células eran linfocitos maduros (Foto Nº 2), lo cual confirmó el diagnóstico de LLC. Como el paciente no comía se decidió instaurar un tratamiento con dexametasona subcutánea (1mg/kg/dia) durante dos días  y fluidoterapia. Al segundo día de iniciado el tratamiento comienza a ingerir alimentos y se implementó un tratamiento  quimioterápico combinando en el protocolo: clorambucilo (2mg totales día por medio/oral) y metilprednisona (1mg/kg /dia/oral) y se incorporó como protector de la mucosa gástrica ranitidina (4mg/kg/dia/oral). Este esquema se mantuvo por 10 días realizándose luego un control hematológico. Si bien el cuadro eritrocitario había corregido, los linfocitos seguían elevados, por lo cual se mantuvo una semana más el mismo esquema hasta un nuevo control sanguíneo. En este nuevo hemograma los linfocitos habían descendido de manera importante, por lo cual se decidió reducir las dosis del clorambucilo y la metilprednisolona a la mitad, lográndose la normalización de los parámetros hematológicos. Se redujo gradualmente la medicación y al cabo de dos meses se suspendió la misma y se lo mantuvo con controles sanguíneos y ecográficos. Cuatro meses después de suspendido el tratamiento y estando el paciente sin signos clínicos, se detectó en uno de los controles  un importante incremento de los linfocitos en sangre y médula ósea por lo que se decidió reiniciar el tratamiento. Desde que se confirmó la  LLC han pasado  9 meses  y el paciente no ha presentado signos clínicos de enfermedad, salvo las alteraciones en la citología sanguínea y medular.

 

Conclusión.

La LLC es una patología oncohematológica muy raramente diagnosticada en felinos, la cual frecuentemente se descubre al hacer un chequeo en los animales gerentes o en exámenes prequirúrgicos. Muchos de los pacientes son asintomáticos y si no hay un importante infiltrado de linfocitos en sangre y médula ósea, o una crisis blástica de la enfermedad, no se los trata; sólo se los controla periódicamente, ya que como toda neoplasia oncohematológica, no tiene cura y con el tiempo tienden a recaer. La sobrevida de estos pacientes es larga (superior a los dos años) y teniendo en cuenta que la mayoría de ellos son adultos/gerontes, muchos de ellos mueren por patologías relacionadas con la edad y no por la leucemia.

Bibliografía.

COUTO C.G.: Leukemias . In: Nelson RW , Couto CG , eds. Small Animal Internal Medicine , 3rd ed . St. Louis : Mosby; 1133 – 1141 , 2003

DEVITA V.T., HELLMAN S., ROSENBERG SA. Cancer: principles and practice of oncology. 6th edition. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 2001.

HAMILTON, T.A: The leucemias. In: Morrison WB: Cancer in dogs and cats. 2nd edition. Teton New Media. Jackson, Wyoming. Chapter 49, p 693-700, 2002

HELFAND S.C., MODIANO, J.F.: Chronic lymphocytic leukemia. In: Feldman BF, Zinkl JG, Jain NC, editors. Schalm’s veterinary hematology. 5th edition. Baltimore: Lippincott Williams & Wilkins; p. 638–41, 2000.

HENRY, C.J.; HIGGINBOTHAM, M.L.: Cancer Management in Small Animal Practice. Saunders Elsevier, chapter 25, p.343-355, 2010

MORRIS, J.; DOBSON, J.: Small Animal Oncology. Blackwell Science, chapter 15, p228-251, 2001

NORTH, S.; BANKS, T.: Introduction to Small Animal Oncology. Saunders Elsevier. Chapter 22,p. 225-236, 2009

VAIL, D.M.: Feline Lymphoma and Lymphoid Leucemia. In: Withrow and MacEwen’s Small Animal Clinical Oncology,4th edition. Elsevier; p.733-756, 2007.

WEISS, D.J.: Differentiating benign and malignant causes of lymphocytosis in feline bone marrow, J Vet Intern Med 19: 855-859, 2005.
10.  WEISS, D.J; WARDROP, K.J: Schalm´s: Veterinary Hematology, 6º edition. Wiley-Blackwell. Chapter65, p.456-466, 2010.
11.  WORKMAN, H.C.; VERNAU, W.: Chronic lymphocytic leukemia in dogs and cats: the veterinary perspectiva. Vet Clin Small Anim 33 1379–1399, 2003.

***El trabajo fue originalmente publicado en Revista Veterinaria Argentina. 

Vet. Arg. – Vol.  XXVIII -  Nº  281 – Septiembre 2011.

La republicación de los artículos de la Revista Veterinaria Argentina se hace por autorización expresa de Veterinaria Argentina.

http://www.veterinariargentina.com/revista/2011/09/leucemia-linfocitica-cronica-en-felinos-primer-caso-reportado-en-el-hospital-escuela-de-la-facultad-de-ciencias-veterinarias-uba/

 
remove_red_eye 117 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved