Diarrea Malasimilativa por Hipertiroidismo en el Gato. Reporte de 4 casos.

Publicado el: 25/8/2014
Autor/es:

Resumen.

En el presente trabajo se describen 4 casos diarrea crónica malasimilativa causada por  hipertiroidismo felino, la metodología diagnóstica y la respuesta terapéutica.

Palabras clave: Hipertiroidismo, gato, diarrea malasimilativa.

Introducción.

El hipertiroidismo es la patología tirodea más frecuente en los gatos, con una prevalencia del 2,5% respecto de las enfermedades endócrinas atendidas en el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA, la enfermedad no presenta predilección racial o sexual y afecta gatos de mediana edad a viejos, La etiología en la mayoría de los casos es debida a la presencia del adenoma unilateral tóxico o por presencia de varios microadenomas tóxicos en ambos lóbulos. Estos adenomas se originan por causa de la mutación de la proteína G estimulatoria provocando la activación permanente del AMPc y la vía mitogénica y sintética del tirocito. (3).

Los signos clínicos se producen por la excesiva concentración plasmática de tiroxina (T4) y triiodoyironina (T3). con frecuencia se observa  pérdida de peso con polifagia, diarrea de alto volumen, polidipsia, poliuria y taquicardia ( > 220 latidos/minuto), en ocasiones se palpa agrandamiento tiroideo (2,4). La presencia de la diarrea se debe al aumento de la motilidad intestinal por la acción estimulante de las hormonas tiroideas sobre el parasimpático (subunidad alfa del receptor de T3) y posiblemente por mutación concomitante de la proteína G estimulatoria en las vellosidades intestinales, afectando la función del intestino delgado. En los casos donde no se presenta la diarrea puede ocurrir igualmente la malasimilación de nutrientes. 

El diagnóstico de certeza requiere de la determinación de la concentración de T4 y T4 libre en plasma y la centellografía tiroidea. El tratamiento esta basado en el uso de drogas antitiroideas como el Metil-mercapto-imidazol, (MMI)  el quirúrgico (tiroidectomía) una vez controlado el hipertiroidismo y la administración de yodo radioactivo.(1,2,4). 

En el presente trabajo se describen los hallazgos clínico-complementarios y la terapéutica en 4 gatos hipertiroideos con signos dominantes de diarrea severa y pérdida de peso. 

Descripción de los casos.

Se presentaron a consulta 4 gatos común europeos de manto corto con signos digestivos crónicos (tabla I). Todos los pacientes estaban desparasitados y con el plan de vacunas actualizado, los estudios de VIF y VILEF eran negativos. Habías sido tratados con medicación sintomática a base de dietas hipoalergénicas e intestinales comerciales, antivomitivos, antiparasitarios y antidiarreicos con pobres resultados.

Debido a la sospecha clínica se solicitaron estudios de laboratorio los niveles de T3, T4 y T4L estos se mostraron elevados y se realizaron estudios centellográficos en cámara gamma con 99mTc, que indicó la presencia de 1 lóbulo hipercaptante en 3 casos y bocio difuso tóxico en el restante.  (Tabla II)

Debido a los resultados se instauró una terapéutica con Metil-mercapto-imidazol en dosis de 2,5 mg cada 8 horas oral, Se realizan controles clínicos y de laboratorio donde se observan normalización de la frecuencia cardíaca, desaparición de la diarrea y aumento de peso, los valores T3 T4 y T4L fueron testeados a los 15 días y se observó la normalización de sus valores plasmáticos. (tabla III).

Discusión y conclusiones. 

En los cuatro casos la diarrea de alto volumen, severa pérdida de peso (foto nº 1) y la polifagia motivaron la consulta, estos signos son inespecíficos y pueden corresponder a otras enfemedades de presentación más habitual en los gatos como la parasitosis, intolerancia dietética, enfermedad inflamatoria intestinal, linfoma y más raramente  insuficiencia pancreática exócrina.  

La diarrea malasimilativa no se presenta en todos los gatos con esta enfermedad, debido al aumento del metabolismo general deben evaluarse entre otros, signos como taquicardia, presencia de soplo cardíaco y cambios conductales, (excitación, agresividad) , sin embargo en muchos pacientes los signos digestivos crónicos de diarrea y vómitos son la causa principal de la consulta y es habitual que se minimize la importancia del hipertiroidismo como diagnóstico diferencial. En caso de sospecha clínica los valores de  T4, y T4L se muestran bastante confiables para el diagnóstico, la T3 no es tan útil.(2) (ver tabla l). En el presente estudio la centellografía aportó el origen de la enfermedad en todos los  casos. Dentro del tratamiento médico el  Metil-mercapto-imidazol  fue efectivo en los 4 pacientes y se considera la droga de elección para la terapéutica inicial y a largo plazo.(3). Debido a las múltiples causas de diarrea crónica en gatos el hipertiroidismo cobra importancia cada día y no debe olvidarse en los mismos la realización de una evaluación tiroidea completa.

Bibliografía. 

1) Corgozinho K.B. et al Factors influencing the choice for thyroidectomy in brazilian hyperthyroid cats 34th World Small Animal Veterinary Congress WSAVA 2009 São Paulo, Brazil – 2009.

2)Jones B, Feline Hyperthyroidism 29 world Congress of the World Small Veterinary. Association October 6 – 9 2004 Rhodes Greece.

3) Mooney CT Feline hyperthyroidism Diagnostics and therapeutics. Vet Clin North Am Sm Anim Pract, 2001; 31: 963-9.

4) Reto Neiger, Feline Hyperthyroidism 50° Congresso Nazionale Multisala SCIVAC, Rimini, Italia 2005.

***El trabajo fue originalmente publicado por Revista Veterinaria Argentina.

 

La republicación de los artículos de la Revista Veterinaria Argentina se hace por autorización expresa de Veterinaria Argentina.

Vet. Arg. – Vol.  XXVII -  Nº  270 – Octubre 2010.

http://www.veterinariargentina.com/revista/2010/10/diarrea-malasimilativa-por-hipertiroidismo-en-el-gato-reporte-de-4-casos/

 
remove_red_eye 207 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved