Explorar
Comunidades en español
Anunciar en Engormix

Los sistemas silvopastoriles y su contribución al medio ambiente

Publicado: 24 de octubre de 2009
Por: Jatnel Alonso, Instituto de Ciencia Animal. La Habana, Cuba
En este artículo se pretende valorar algunas de las potencialidades que pueden obtenerse con el desarrollo de  tecnologías que impliquen mejoras en los agroecosistemas y a la vez generen servicios ambientales, mediante el uso y adaptación de prácticas agrícolas que consideren  los árboles y arbustos  elementos indispensable para la producción animal.
Introducción
Los procesos naturales presentes en nuestro planeta se alteran constantemente por el género humano en su afán de alcanzar las metas impuestas por los modelos de desarrollos imperantes a nivel global. El impacto más adverso constatado en el presente siglo (Boff, 1999) se relaciona con la aplicación y la adopción progresiva de métodos intensivos y focalizados exclusivamente en un objetivo productivo único, sin tener en cuenta  el sustento natural de los sistemas productivos.
Debido al uso irracional de estas tecnologías intensivistas y a las políticas gubernamentales tomadas en muchos países,  en la mayoría de las regiones tropicales los recursos naturales necesarios para impulsar el desarrollo agropecuario sufren un deterioro acelerado que pone en peligro la satisfacción de las necesidades vitales de las generaciones futuras, con los conocidos riegos para la estabilidad ecológica, social, política y económica en los países en vías de desarrollo.
En este sentido, se señala que los sistemas de producción animal en el trópico se basan en el uso de gramíneas forrajeras en monocultivos, que se caracterizan por su relativo bajo valor nutritivo e irregular disponibilidad (Ramírez et al 2005), debido a una marcada estacionalidad de las precipitaciones y altas temperaturas en estas regiones. La degradación de las pasturas y la baja sostenibilidad son algunos de los principales problemas de estos sistemas.
La ganadería vacuna es uno de los principales usos de la tierra en América Latina y el Caribe (FAO 2008). Lamentablemente, una parte considerable de esta actividad se caracteriza por bajos niveles de productividad y rentabilidad, y por la generación de efectos ambientales negativos. Estudios recientes para la región indican (Harvey et al. 2008), incrementos dramáticos en las tasas de deforestación, acompañados de procesos de degradación de suelos, fragmentación de paisajes, pérdidas de biodiversidad y reducción del nivel de ingresos.
Contrario a este problema, que se le atribuye fundamentalmente a la ganadería en su conjunto, no cabe duda que la misma se puede desarrollar bajo principios de manejo donde la interacción entre sus componentes favorezcan los procesos naturales a partir de la incorporación de árboles y arbustos en diferentes modalidades de los sistemas silvopastoriles como una práctica indispensable para la producción animal en el trópico. En este sentido, diferentes autores señalan que la utilización  de éstos sistemas constituyen  una opción viable para la producción animal en esta región (Alonso 2004; Palma, 2005 y Casasola et al. 2009).
En este artículo se pretende valorar algunas de las potencialidades que pueden obtenerse con el desarrollo de  tecnologías que impliquen mejoras en los agroecosistemas y a la vez generen servicios ambientales, mediante el uso y adaptación de prácticas agrícolas que consideren  los árboles y arbustos  elementos indispensable para la producción animal, ya que estos son capaces de incrementar la producción y la calidad de las pasturas, disminuir emisiones de gases de efecto invernadero, incrementar la biodiversidad en flora y fauna, mantener fuentes de agua potable y mejorar las características física, químicas y biológicas de los suelos.
¿Que son los sistemas silvopastoriles?
Los sistemas silvopastoriles constituyen una modalidad de los sistemas agroforestales, donde se desarrollan, de forma conjunta, árboles y pasturas que son explotados para la producción animal y cuyo objetivo es incrementar la productividad en forma sostenible y obtener, además, otros beneficios (Mijail et al 2005).
Otras definiciones señalan que los sistemas silvopastoriles son una opción para revestir los procesos de degradación de los pastizales (Ruiz y Febles, (2001), al aumentar la protección física del suelo y de contribuir a la recuperación de la fertilidad, especialmente con la presencia de leguminosas fijadoras de nitrógeno y de árboles de raíces pivotante que aprovechan las capas profundas y reciclan nutrientes.
Por otro parte, Ruiz et. al (2003a) describieron el silvopastoreo como un sistema biológico-abiológico en desarrollo dinámico constante, el cual se alcanza por etapas y se conoce a través de la evaluación y de la evolución de sus componentes, es decir, los animales, el árbol, el pasto base, la flora y la fauna aérea y del suelo, el suelo mismo en su estructura y composición, el reciclado de nutrientes, la producción animal y derivados, los factores abióticos, antrópicos y otros de carácter socio-económico.
En general, los sistemas silvopastoriles son aquellos  donde  se desarrollan, de forma  armónica,  los árboles o arbustos, los pastos y los animales y se tiene presente su interacción y estrecha relación con el suelo. Ellos constituyen desde el punto de vista productivo, ecológico, económico y social una de  las  modalidades más prometedoras de  los sistemas agroforestales.
 
Sistemas Silvopastoriles y generación de servicios ambientales
No se puede esperar que una actividad productiva, que histórica y fundamentalmente se ha realizado sobre una base extractora, como son los monocultivos de pasto, pueda ofrecer beneficios ambientales comparables con la biodiversidad de los ecosistemas naturales del trópico. Pero como sistema de producción, la ganadería pudiera tener mayores potencialidades que otros sistemas agrícolas y de uso de la tierra para realizar significativas contribuciones al manejo de la naturaleza.
En América Latina existen diversos ejemplos  de  sistemas de producción que demuestran la relevancia de tener sistemas ganaderos tropicales compatibles con los planteamientos conceptuales del desarrollo sostenible (Ibrahim et. al. 2006) y  amigables con el manejo de la diversidad biológica
Por esta razón, centros de investigaciones nacionales e internacionales, gobiernos y entidades financistas tienen como prioridad en sus agendas, la evaluación y valorización de alternativas silvopastoriles en el trópico, que enfocan diferentes servicios ambientales generados por estos sistemas:
.- Incremento de la producción  y la calidad de las pasturas
.- Los árboles como restauradores de suelos degradados
.- Potencialidades para la mejora de los recursos hídricos
.- Secuestro de carbono y gases de efecto invernadero
.- Conservación de la biodiversidad
 
Incremento de la producción y la calidad de las pasturas
En los sistemas silvopastoriles la producción total de biomasa es usualmente mayor que en los monocultivos. Sin embargo, las interacciones que se producen entre sus componentes durante la explotación pueden determinar la capacidad productiva de los mismos y varía según sea la modalidad del sistema silvopastoril.
Giraldo y Vélez (1993) señalaron que la producción de biomasa de estos sistemas dependerá entre otros factores, de las especies seleccionadas, de la densidad del componente arbóreo, del arreglo espacial y del manejo aplicado al sistema.
Un grupo de investigaciones (Ruíz et al, 2003b y Primavesi et al 2006) sobre la producción de biomasa en sistemas con árboles indicaron que el nivel de competencia es un elemento importante a tener en cuenta en el manejo de los pastizales para lograr la estabilidad de los componentes vegetales del mismo, que se refleja en la composición botánica y otras expresiones biológicas como el crecimiento y el rendimiento.
Este hecho se reitera al evaluar sistemas silvopastoriles con el uso de especies arbóreas diferentes y un sistema de monocultivo de gramínea donde (Devendra e Ibrahim 2004) señalan una clara tendencia a que los sistemas que presentaban árboles se diferenciaron del que poseía pasto sin asociar y los rendimientos más estable se apreció en el pasto asociado.
La composición botánica, al igual que en otros sistemas, es un indicador que influye en la productividad de los sistemas silvopastoriles y su evolución en el tiempo puede estar relacionada con algunos principios de la explotación del sistema entre los que podemos mencionar la adecuada selección de las especies, el control de la sombra a través de la poda y un manejo de la carga animal acorde con la disponibilidad del sistema. La puesta en práctica de estos elementos, en la mayoría de los casos, trae consigo una mayor persistencia, estabilidad y productividad de la gramínea asociada en el sistema.
Otro elemento que puede influir en la producción de biomasa se relaciona con la densidad y las especies de árboles con que se explota el sistema silvopastoril. En este sentido, Molina et al, (2001) al comparar densidades de Leucaena leucocephala de 0, 6 000 y  10 000 plantas ha-1 encontraron que los mejores rendimientos se obtuvieron con la mayor densidad, alcanzando una producción en Panicum maximum vc Mombasa  asociada  a  leucaena  de  37,2   t  MS  ha-1 año-,1  que  excedió  en  30 %  la del Cynodon plectostachyus asociado con leucaena y prosopis.
Los  trabajos  realizados  por  Acciaresi,  et al, (1994), para evaluar diferentes densidades arbóreas (625, 416, 312, 250 y 0 árboles ha-1) en la producción forrajera encontraron que la penetración de la luz disminuye al aumentar la densidad  de árboles y la producción de forraje fue menor  en  el tratamiento  donde  hubo una mayor  cantidad  de  árboles. Estos autores concluyeron que la calidad y cantidad de la radiación  solar  fue  aparentemente el principal factor limitante en el crecimiento del pasto.
En los sistemas silvopastoriles el efecto de la asociación con leguminosas arbóreas y el sombreamiento sobre algunos aspectos de la calidad del forraje, muestran resultados variables en la literatura. Estos señalan que la sombra causa reducción (Castro et al., 1999), pequeño aumento (Samarakoon et al., 1990), o ninguna alteración (Norton et al., 1991) en los porcentajes de digestibilidad de varias especies de gramíneas.
Investigaciones realizadas en el Instituto de Ciencia Animal (ICA) de Cuba (Alonso et al, 2005) señalaron que durante la evolución del sistema silvopastoril leucaena-guinea se aprecia un marcado efecto en el porcentaje de MS de la gramínea en todos los años de siembra, con independencia del comportamiento estacional que presenta este indicador en las gramíneas tropicales (Herrera 2003).
A medida que avanzó el tiempo de explotación del sistema silvopastoril el porcentaje de MS del estrato herbáceo fue menor (P<0.001) y reflejó una estabilidad estacional, en ambos periodos climáticos, con un mayor tiempo de explotación del sistema. La disminución en el porcentaje de MS a lo largo de la evolución del sistema puede ser el reflejo del aumento en el periodo vegetativo y  una maduración más tardía del pasto bajo sombra como fue señalado por Carvalho et al., (2001).
Estos resultados evidencian las bondades de la integración de especies de gramíneas mejoradas con árboles leguminosos en sistemas silvopastoriles y muestran que en el silvopastoreo leucaena-guinea el porcentaje de PB en la gramínea se incrementa con el tiempo de explotación del sistema. El aprovechamiento de la fijación biológica del nitrógeno atmosférico, a través del árbol, y el aporte que realizan ambos componentes a la hojarasca que se produce en el sistema son algunas de las causas de este incremento el cual puede obtenerse en otras asociaciones. Castro et al., (1999) señalaron que el efecto de la sombra aumenta la concentración de N, y consecuentemente los tenores de PB del pasto.
Mahecha et al. (1999), plantearon que el contenido de proteína bruta de la gramínea (C. plectostachyus) en monocultivo es muy inferior al encontrado cuando ésta es asociada con leucaena o algarrobo (Albizia lebbeck) y destacan que la gramínea asociada alcanzó contenidos de proteína similares a cuando fue fertilizada con 400 kg de N ha-1 año-1.
Por otro lado, se informa que la fibra bruta disminuye, en el pasto guinea, cuando la misma es asociada en sistemas con árboles, durante el periodo poco lluvioso (Fassbender 1993) y se relaciona directamente con el efecto de la sombra.
Diversos estudios con el empleo de estos sistemas reflejan mejoras en la fertilidad del suelo, eficiente reciclaje de los nutrientes e incrementos en la producción de biomasa del pasto base y total con una consiguiente mejora en la calidad nutricional de la pastura asociada (Crespo y Fraga, 2006). Sin embargo, el efecto evolutivo del silvopastoreo sobre la composición bromatológica del pasto base es un  aspecto poco abordado (Alonso 2004).
 
Los árboles como restauradores de suelos degradados
En América Central, un alto porcentaje de las tierras de pasturas (> 35%) se encuentra en estados avanzados de deterioro, debido a ello, los árboles de uso múltiple pueden desempeñar un rol importante en la restauración ecológica de estas, y a su vez contribuyen con la sostenibilidad económica de los sistemas de producción ganadera (Szott et al, 2000).
Estudios realizados en Panamá, bajo suelos ácidos (pH = 4.6), muestran que la integración de Acacia mangium en pasturas con Brachiaria humidicola, contribuyó al mejoramiento de la calidad del forraje de la gramínea y en el aumento del contenido de fósforo y nitrógeno del suelo, cuando se comparó con el monocultivo de B. humidicola. (Bolívar 1998). Durante la época lluviosa, la presencia de la fauna del suelo, en especial de las lombrices, fue más alta en suelos con 240 árboles ha-1 de A. mangium.
De acuerdo con Velasco (1998) un sistema silvopastoril con A. mangium logró incrementar la materia orgánica significativamente en solo cinco años de pastoreo y la simbiosis de este árbol con los hongos micorrízicos puede determinar este proceso. Estos sistemas, en comparación con pastos puros de gramíneas suelen conservar mejor la materia orgánica en los suelos, especialmente en suelos ácidos y pobres en nutrientes.
Según Lok, (2006) los árboles en sistemas silvopastoriles, cumplen funciones ecológicas de protección del suelo, disminuyen los efectos directos del sol, el agua y el viento. También pueden modificar las características físicas del suelo como su estructura (por la adición de hojarasca, raíces y tallos) e incrementan los valores de materia orgánica, la capacidad de intercambio catiónico y la disponibilidad de N, P y K (Crespo 2003 y  Betancourt et al. 2005).
Otros estudios señalan mejor aprovechamiento de los nutriente del suelo y mayor disponibilidad del pasto cuando éstos se encontraron asociados a especies arbóreas, debido a la mejora de la fertilidad del suelo y a las condiciones de sombra que se crean en el agroecosistema  (Alvim et al, 2004 y Hernández et. al, 2006).
Por otro lado, el efecto de los árboles en la fertilidad del suelo no solo debe esperarse en las capas superficiales, sino que esto puede ocurrir en capas más profunda en la medida que el tiempo de explotación del sistema aumenta. Carvalho et al. (2003) señalaron este fenómeno al estudiar un silvopastoreo de Acacia mangium y Brachiaria decumbens.
 
Potencialidades para la mejora de los recursos hídricos
Entre los resultados benéficos de los sistemas con árboles (Febles y Ruiz 2003 y Ríos et al., 2007) están el mejoramiento de las micro presas al facilitar la infiltración del agua y la recarga de los acuíferos. Sin embargo, el servicio ambiental hídrico es de todos los servicios ambientales el menos estudiado en la actividad ganadera (Beer et al. 2003).
Algunos estudios señalan que durante una temporada seca severa en Brasil, la disponibilidad de agua a una profundidad de 2 - 8 m disminuyó de 380 mm en el bosque a 310 mm en la pastura degradada (Nepstad et al. 1994). La disminución en la disponibilidad de agua en el suelo de la pastura degradada significa que el ecosistema almacena menos precipitación respecto al bosque y existe menor filtración a los acuíferos o escorrentía sub-superficial a los arroyos en la época lluviosa. Al final de la época seca el bosque puede almacenar adicionalmente 770 mm de agua en los primeros 8 m del suelo comparados con los 400 mm en la pastura lo cual significa, que en el paisaje con dominancia de pasturas la escasez de agua puede convertirse en un punto crítico especialmente en las regiones áridas o semiáridas.
Por tales razones, las fincas ganaderas con sistemas silvopastoriles como árboles dispersos en las pasturas, bancos forrajeros y cercas vivas, contribuyen a disminuir el impacto de la contaminación de las aguas (Auquilla, 2005), aumentan su capacidad de retención en las paraderas, ayudan a la infiltración y protegen el suelo, los manantiales y la quebradas. Es por eso que en la planificación de las fincas ganaderas en función de la protección de los recursos existente puede contribuir a regular y conservar los recursos hídricos mediante la arborización, la adopción de sistemas silvopsatoriles y de prácticas de conservación de suelo.
Otros estudios realizados por el proyecto GEF-Silvopastoril en Esparza, Costa Rica, muestran que la escorrentía fue significativamente más alta en las pasturas degradadas (42%) comparados con los bancos forrajeros con leñosas perennes (3%), bosques secundarios jóvenes (6%) y las pasturas con alta densidad de árboles (12%). Esto significa que los usos de la tierra con alta cobertura arbórea bajo las condiciones donde se realizó el estudio son beneficiosas para la captura de agua (Ríos 2006). La implementación de bosques riparios en fincas ganaderas y la protección de las fuentes de agua del ganado condujeron a un mejoramiento en las condiciones biológicas y químicas de la calidad del agua (Cárdenas et. al 2007).
 
Secuestro de carbono y gases de efecto invernadero 
La producción de metano (CH4) es una inevitable consecuencia de la fermentación de los carbohidratos en el rumen (Delgado et al 2006), la cual se favorece cuando los animales se alimentan con forrajes de baja calidad, típicos de áreas tropicales. El interés por la metanogénesis se ha incrementado en los últimos años, no sólo por las pérdidas económicas que representa, como energía de los alimentos que se pierde, sino también, porque el CH4 es un gas contaminante del ambiente.
La introducción de los árboles y arbustos como modificadores de la fermentación ruminal con el fin de reducir la metanogénesis, es un nuevo y atractivo enfoque. Se han identificado un número de plantas que contienen compuestos antiprotozoarios y propiedades antimetanogénicas. Las saponinas y taninos presentes en muchas de ellas, deprimen la producción de metano, reducen los conteos de protozoos del rumen y cambian los patrones de fermentación (Galindo 2004 y Wei Lian et al.2005).
Por otro lado, la elevada tasa de deforestación que caracteriza los sistemas pecuarios en el trópico no solamente tiene efectos locales como la degradación de los suelos y la pérdida de su productividad, sino que también contribuye con una cuarta parte en las emisiones de CO2 y otros gases hacia la atmósfera, proceso que causa cambios climáticos globales que contribuyen a la pérdida de la biodiversidad en los bosques naturales y al desequilibrio de otros ecosistemas terrestres.
El servicio ambiental de captación de carbono de actividades antrópicas es uno de los temas de mayor interés en los  últimos años a partir de los avances alcanzados en la Convención de Kioto. Aunque la mayor parte de las discusiones y trabajos científicos se orientan hacia el papel de los bosques y cultivos forestales, Fisher et al, (1994) llamaron la atención sobre el nuevo papel que cumplen las raíces de los pastos mejorados en la generación de este servicio ambiental y las ventajas de los mismos sobre las sabanas nativas.
Es lógico (Ramírez 1997) plantear la hipótesis de que los sistemas silvopastoriles al combinar gramíneas mejoradas y estratos de raíces más profundas, puedan tener tasas de captación de carbono superiores  lo cual  conduce a desarrollar mecanismos financieros para multiplicar los beneficios ambientales de la ganadería arborizada.
Los sistemas silvopastoriles juegan un papel importante en el secuestro de carbono en los suelos y en la biomasa leñosa (Beer et al. 2003). Según Dixon (1995) estos sistemas aportan dos beneficios principales para conservar carbono. Primero contribuyen al  almacenaje directo de C a corto y mediano plazo (décadas hasta siglos) en los árboles y el suelo y segundo reducen indirectamente  la emisión de los gases invernadero causada por la deforestación y la agricultura migratoria.
Sistemas silvopastoriles bien manejados pueden mejorar la productividad (Bolivar et al. 1999), mientras secuestran carbono (Andrade et al 2001), además del beneficio económico que representa para los productores. El carbono total en los sistemas silvopastoriles varia entre 68- 204 t ha-1, mucho de este se encuentra almacenado en el suelo, mientras que los incrementos anuales varían entre 1.8 a 5.2 t ha-1.
La cantidad de C fijado en los sistemas silvopastoriles es afectada por el tipo de especies de gramíneas y leñosas, la densidad y la distribución espacial de las leñosas y de la tolerancia de las especies herbáceas a la sombra (Jackson y Ash 1998). En las laderas de los andes ecuatorianos, el total del C secuestrado se incrementa en un 7.9 % bajo la pastura de Setaria sphacelata a 11.4% bajo el Canopo de Inga sp pero no se encontraron diferencias bajo la copa de Psidium guajava.
Mediciones de reservorios de carbono en paisajes del trópico sub húmedo como Matiguas, Nicaragua y en Esparza, Costa Rica mostraron que el carbono total almacenado (arriba y bajo el suelo) en bosques secundarios y en sistemas silvopastoriles fue más alto que lo encontrado en pasturas degradadas. En Esparza la cantidad media tota de carbono almacenado en las pasturas con cobertura alta de árboles (25-35 árboles ha-1) fue de 132 t C ha-1 comparados con 29.5 t C ha-1 para las pasturas degradadas. El componente arbóreo de las pasturas de Matiguás, almacenó en promedio más carbono que las de Esparza (11.8 vs 7.5 t C ha-1); esto se debió a la mayor densidad de árboles en las pasturas de Matiguás. En la zona del Quindío, Colombia, el carbono estable bajo sistemas silvopastoriles fue superior al encontrado bajo bosque riparios (7.8 vs 5.27 t C ha-1), diferencia que puede estar asociada con altas entradas de carbono recalcitrante en el sistema silvopastoril, lo cual es importante para los reservorios de carbono permanente (Ibrahim, et al. 2008). 
 
Conservación de la Biodiversidad
Actualmente, no existe mucha información sobre la importancia de sistemas silvopastoriles para la conservación de la biodiversidad. La conversión de bosques en pasturas, amenaza la sobrevivencia de muchas especies. Sin embargo, el impacto sobre la biodiversidad de los bosques podría ser menor, si los productores mantuvieran especies forestales o rodales de árboles en las pasturas, ya que estos sirven como productoras de semillas, fuentes de hábitat y alimentos para los animales (Harvey et al. 2008).
El manejo y las condiciones medioambientales de los sistemas silvopastoriles ejercen una marcada influencia en la actividad y  diversidad de los organismos del suelo. En estos sistemas, tienen gran importancia la disponibilidad de alimentos, la variabilidad en la composición de estos en términos de la riqueza florística y los demás factores edáficos y culturales. Esto demuestra que en los ambientes con mayor complejidad biológica se pueden crear condiciones que favorecen el mejoramiento de las características del suelo como resultado de la actividad  de los organismos presentes.
Similares tendencias han sido informadas por diversos autores. Sadeghian et al, (1999) detectó una mayor actividad biológica en suelos de un bosque secundario comparado con cultivos vecinos de caña de azúcar. Dicha actividad presentó valores más bajos cuando la caña se  sometió a la quema antes de la cosecha.
La introducción de árboles en las pasturas puede crear condiciones favorables mediante el aporte de materia orgánica, el ciclaje de nutrientes, el mejoramiento del contenido de humedad en el suelo y la disminución de la temperatura (Wilson 1996). Sin embargo, esto depende entre otros aspectos, de la densidad, altura, arquitectura y fenología propia de la especie arbórea.
Algunas modalidades silvopastoriles como linderos, cortinas rompevientos, cercas vivas u otras plantaciones forestales en línea a lo largo de las orillas de las pasturas, son sistemas diseñados por el hombre y muchas veces modificados con el tiempo por la naturaleza. La conexión de estos sistemas en forma de corredor influye sobre el movimiento de los animales y la dispersión de las plantas (Casasola et al 2009). Se puede de esta forma tener funciones de biocorredores, importantes en paisajes agrícolas caracterizados por ecosistemas fragmentados que aumenta la biodiversidad.
Estudios realizados por Alonso et al 2007 demostraron un aumento significativo en la riqueza de especie y el índice de diversidad biológica de Shannon, en la medida que se desarrolló un sistema silvopastoril leucaena-guinea en la macrofauna del suelo, las aves y los insectos asociados al sistema. Este resultado se relacionó con la diferencia que se obtiene con los sistemas silvopastoriles en el número de estratos vegetales y con la presencia de un estrato medio de arbustos de leucaena, que conjuntamente con el tiempo de explotación del sistema, propiciaron un aumento de la productividad total del sistema, la diversidad vegetal y por lo tanto del número de especies asociadas.
Sin embargo, los sistemas silvopastoriles con árboles dispersos parecen ser limitados para lograr este objetivo, debido a que el libre pastoreo de los animales regularmente elimina la regeneración natural,  especialmente en aquellas especies de plantas que dependen de la acción del viento para su dispersión.
En Monteverde,  un 25 % de todas las 400 especies estimadas de la región encontraron su hábitat adecuado en las cortinas rompevientos ubicadas en pastos de Cynodon nlemfuensis usados para la producción lechera. Las aves (89 especies diferentes) usaron las cortinas como hábitat y fueron los vectores más importantes para la diseminación de las semillas de estas especies especialmente cuando la cortina estaba conectada con el bosque. Es decir, estos sistemas silvopastoriles proveen un apoyo potencial considerable para la conservación de especies forestales dentro de este paisaje agrícola (Harvey 2003).
Se puede considerar que los sistemas silvopastoriles pueden asumir un rol importante en la implementación   exitosa del corredor biológico Mesoamericano, debido a que los pastos cubren un área mayor en esta región. Sin  embargo, la información disponible sobre su contribución a conservar la biodiversidad es escasa y se refiere sobre todo  a la regeneración de especies forestales y al movimiento de la fauna. Se espera que los corredores proporcionen camino, fuente y hábitat para las especies nativas y exóticas de la fauna (Lang et al. 2003). El inventario de las  especies de plantas y fauna en los diferentes corredores de un paisaje son esenciales para su diseño y manejo exitoso.
 
El pago de servicios ambientales como incentivo para el uso de árboles y arbustos en la ganadería 
Para revertir los procesos de degradación de pasturas y mejorar las condiciones productivas, agroecológicas y socioeconómicas  de las diferentes formas de producción ganadera existente en Cuba, se fomenta la innovación y transferencia de tecnologías silvopastoriles en el sector debido a las bondades que estos sistemas tienen para mejorar la productividad de las fincas y la generación de servicios ambientales. Sin embargo, la falta de financiamiento para el establecimiento de estas tecnologías, entre otros factores, constituye una barrera que limita la presencia de los árboles y arbusto en nuestra ganadería.
Se conoce que los programas de pago de servicios ambientales en sistemas ganadero se diseñan como un medio para detener  o evitar la degradación de tierras dedicadas a esta actividad (Sepúlveda et. Al. 2007). Además, los mismos pueden constituir una nueva fuente de ingreso en las fincas, que se obtienen a partir de cambios en el uso de la tierra  debido a una razón propiamente técnica "el aumento de la productividad en su sistema de producción ganadera".  
Dentro de los servicios ambientales que más intervienen en los programas de pago desarrollados en algunos países centroamericanos se encuentran el secuestro de carbono, la restauración de suelo y la conservación de la biodiversidad.
Los resultados del proyecto Enfoques silvopastoriles integrados para el manejo de ecosistema implementado por el CATIE, CIPAV y  el Instituto de Investigación y Desarrollo Nitlapan de la Universidad Centroamericana en Nicaragua muestran que el pago de servicios ambientales provocó cambios importantes hacia los sistemas silvopastoriles  a cuenta de reducir las pasturas degradadas (Zapata et al, 2006)
 
Consideraciones Generales
A partir de los temas abordados en esta reseña no cabe duda que la integración de diferentes componentes en un agroecosistema agrícola intensivo (Sistemas Silvopastoriles), se presenta como una alternativa sostenible debido al aprovechamiento de las interacciones entre componentes agrícolas, pecuarios y arbóreos, al promover un mejor uso del suelo, reducir el uso de insumos externos por la utilización eficiente de productos orgánicos y propiciar el reciclaje continuo de nutrientes, como base para buscar la competitividad de los productos resultantes.
Los sistemas silvopastoriles, por su diversidad, son más estables ecológicamente que los monocultivos. Como consecuencia, su práctica puede recuperar e incrementar la productividad de los suelos, estabilizar una agricultura sustentable y generar nueva gama de productos manejables por pequeños y grandes productores. Estos sistemas tienen en principio un efecto macrobiótico de gran importancia para el medio ambiente en cuanto al manejo y la conservación del suelo, protección de las cuencas y del medio ambiente, por lo cual garantizan mayor sostenibilidad a los procesos productivos pecuarios, a través de la obtención de alimentos, forrajes o proteína animal y producto forestal.
Por último queremos enfatizar en que el pago de incentivos por la generación de  servicios ambientales, podría cambiar actitudes hacia el uso y manejo de las especies arbóreas en los sistemas  ganaderos por su impacto en la conservación de los agroecosistemas. Una estrategia ganadera basada únicamente  en el incremento de la producción, sin preocuparse por la preservación o incremento de los recursos naturales, podría enfrentar problemas graves de sostenibilidad en el mediano plazo y así mismo una dependencia cada vez más marcada de los insumos externos. Los sistemas de pago de servicios ambientales pueden contribuir a una producción ganadera más productiva, sostenible, diversificada y competitiva
Referencias
Acciaresi, H.;  Ansín, O.E.  y  Marlats,  R.M.  1994.  Sistemas silvopastoriles:  Efecto de  la densidad  arbórea  en  la penetración  solar  y producción de forraje en rodales  de álamo (Populus  deltoides Marsh).  Agroforesteria  en  las Américas.  4: 6
Alonso, J. 2004. Factores que intervienen en la producción de biomasa de un sistema silvopastoril leucaena (Leucaena leucocephala) guinea (Panicum maximun). Tesis presentada en opción al grado de Doctor en Ciencias Agrícolas. Instituto de Ciencia Animal, La Habana, Cuba. 120 p.
Alonso, J.; Ruiz, T.E.; Febles, G.; Jordán, H. y Achan, G. 2005. Evolución  de la producción de biomasa en los componentes de un sistema silvopastoril leucaena-guinea. Revista Cubana de Ciencia Agrícola, Tomo 39 v.39, No 3, p-367
Alonso, J.; Valenciaga, V.; Sampaio, R. A. y Demolin, G. L. 2007. Zoological diversity associated to a silvopastural system leucaena-guinea grass with different establishment times. Pesq. agropec. bras. vol.42 no.12 Brasília .
Alvim. M.J.; Paciullo, D.S.C.; Carvalho, M.M. y Xavier, D.F. 2004. Influence of different percentages of trees cover  on the characteristics of a Brachiaria decumbens pasture. In: International Symposium on Silvopatoral Systems. Mérida, Universidad Autónoma de Yucatán, p.179
Andrade, H. e Ibrahim, M. 2001. Tree-pasture interaction in silvopastoral systems: effect of trees on light transmission and forage productivity. International Symposium on Silvopastoral Systems. 2nd Congress on Agroforestry and Livestock Production in Latin America. Costa Rica.  pp. 170
Auquilla, R. 2005. Uso del suelo y calidad del agua en quebradas de fincas con sistemas silvopastoriles en la sub cuenca del río Jabonal, Costa Rica. Tesis M. Sc. Turrialba, Costa Rica.  pp. 123
Beer, J.; Harvey, C.; Ibrahim, M.; Harmand, J.M.; Somarraba, E. & Jiménez F. 2003. Servicios Ambientales de los Sistemas Agroforestales. Agroforestería de las Américas, Vol. 10 No 37-38. CATIE, Turrialba, Costa Rica. p. 80-87.
Betancourt, P., González, J., Figueroa, B. y González, F. 2005. Organic Matter and soil characterization during restoration processes with cover crop on temperate areas of México. Disponible en: http://www.chapingo.mx/terra/contenido/art139148.pdf. Fecha de consulta: 1/4/05.
Boff, L. 1999. Teología de la liberación enjuicia la globalización. Punto Final No.450,23/07-05/08, 1999.
Bolívar, V.D. 1998. Contribución de Acacia mangium al mejoramiento de la calidad forrajera de Brachiaria humidicola y la fertilidad de un suelo ácido del trópico húmedo. Tesis M. Sc. Turrialba, Costa Rica.  pp. 97
Cárdenas, A.; Reyes, B.; Ríos, N.; Woo, A.; Ramírez, E. y Muhammad, I. 2007. Impacto de los sistemas silvopastoriles en la calidad del agua de dos microcuencas ganaderas de Maniguas, Nicaragua. Encuentro Gestión Ambiental, Vol XXXIX No77. UCA, Managua, Nicaragua. P.70-77.
Castro, C.R.; García, R.; Carvalho, M.M y Couto, L. 1999. Producao forrageira de gramíneas cultivadas sob luminosidade reduzida. Revista Brasileira de Zootecnia  28: 919.
Carvalho, M.M.; Xavier, D.F. y Alvim, M.J. 2001. Uso de leguminosas arbóreas na recuperacao sustentabilidade de pastagens cultivadas. En: Sistemas Agroflorestais pecuarios: opcoes de sustentebilidade para areas tropicais e subtropicais. Ed. M. Carvalho, M. Alvim y J. Costa. . Juiz de Fora, Brasil. pp. 189.
Carvalho, M.M.; Xavier, D.F. y Alvim, M.J. 2003. Arboriçao melhora a fertilidade do solo em pastagens cultivadas. Comunicado técnico. Juiz de Fora: Embrapa Gado de Leite, 4 p.
Casasola, F., M. Ibrahim, C. Sepúlveda, N. Ríos & D. Tobar. 2009.  Implementación de sistemas silvopastoriles y el pago de servicios ambientales en Esparza, Costa Rica: una herramienta para la adaptación al cambio climático en fincas ganaderas, p. 169-188. In: M. Ibrahim & C. Sepúlveda (Eds.) Políticas y sistemas de incentivos para el fomento y adopción de buenas prácticas agrícolas como una medida de adaptación al cambio climático en América Central. Centro Agronómico Tropical (CATIE), Turrialba, Costa Rica.
Crespo, G. 2003. Avances en el conocimiento del reciclaje de los nutrientes en los sistemas silvopastoriles. En: Curso Internacional Ganadería, Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. Modelos Alternativos.  La Habana, Cuba pp. 31.
Crespo, G, y Fraga, S. 2006. Avances en el conocimiento  del reciclaje de nutrientes en sistemas silvopastoriles. IV Congreso Latinoamericano de Agroforestería para la Producción Pecuaria Sostenible. Centro de Convenciones "Plaza  América" Varadero, Cuba. Memorias de Evento (CD-ROM).
Devendra, C. & M. Ibrahim. 2004. Silvopastoral systems as an strategic for diversification and productivity enhancement from Livestock in the tropics. p. 10-24 In: Mannetje, L., . Ramírez, M. Ibrahim, C. Sandoval, N. Ojeda & J. Ku (eds.).  The Importance of Silvopastoril Systems in Rural Livelihoods to Provide Ecosystem Services. Proceedings of the Second International symposium of silvopastoril systems, Mérida, Yucatan, México.
FAO. 2008. Ayudando a desarrollar una ganadería sustentable en América Latina y el Caribe: lecciones a partir de casos exitosos. ISBN 978-92-5-30597-6. http://www.rlc.fao.org/es/ganaderia/pdf/gan_cas.pdf. Consultado Junio de 2009.
Fassbender, H. W. 1993. Modelos edafológicos de sistemas agrafotestales. Proyecto agroforestal CATIE/GTZ. Serie de materiales de enseñanza No. 29. CATIE, Turrialba, Costa Rica. pp. 491.
Febles, G. y Ruíz, T.E. 2003. Producción de semilas de especies pratenses y de otros cultivos. En. Fisiología, establecimiento y producción de biomasa de pastos, forrajes y otras especies para la ganadería tropical. Ed. Instituto de Ciencia Animal-FIRA, México. pp .46
Fisher, M.J.;  Rao, I.M.; Ayarza, C.E.; Lascano, C.E.; Sanz, J.I.; Thomas, R.J. y Vera, R.R. 1994. Carbón storage by introduced deep- rooted grasses in the South American sabana. Nature 31: 236
Galindo Juana. 2004. Efecto de metabolitos secundarios de especies vegetales arbóreas y arbustivas en la población microbiana ruminal de animales. Proyecto Optimización de la fermentación microbiana ruminal mediante el empleo de técnicas manipuladoras. Programa Biotecnología Agrícola. Informe final etapa de investigación. CITMA. La Habana, Cuba
Giraldo L A, Velez G (1993) El componente animal en los sistemas silvopastoriles. Industrias & Producción Agropecuaria. Azoodea, Medellín, 1 (3): 27-31.
Harvey, C. 2003. La conservación de la biodiversidad en sistemas silvopastoriles. Curso Internacional sobre Ganadería y Medio Ambiente. CATIE. Turrialba, Costa Rica. pp. 21
Harvey, C.A., C.F. Guindon, W.A. Harber, D. Hamilton & K.G. Murray. 2008. Importancia de los fragmentos de bosque, los árboles disperses y las cortinas rompevientos para la biodiversidad local y regional de Monteverde, Costa Rica. p. 289-326. In: C.A. Harvey & J.C. Sáenz (Eds). Evaluación y conservación de biodiversidad en paisajes fragmentados de Mesoamérica. Instituto Nacional de Biodiversidad, INBIO, Santo Domingo de Heredia, Costa Rica.
Hernández, M. y Sánchez, S. 2006. Evolución de la composición química y la macrofauna edáfica en sistemas silvopastoriles. IV Congreso Latinoamericano de Agroforestería para la Producción Pecuaria Sostenible. Centro de Convenciones de Plaza América, Varadero, Cuba (CD-Room)
Herrera, R.S. 2003. Principios Básicos de fisiología, métodos de muestreo y la calidad de los pastos. En: Fisiología, establecimiento y producción de biomasa de pasto, forrajes y otras especies para la ganadería tropical. Ed. Instituto de Ciencia Aninal- La Noria, México. pp. 26.
Ibrahim, M.; Villanueva, C.; Casasola, F. y Rojas, P. 2006. Sistemas silvopastoriles como herramienta para el mejoramiento de la productividad y restauración de la integridad ecológica de paisajes ganaderos. IV Congreso Latinoamericano de Agroforestería para la Producción Pecuaria Sostenible. Memorias de Evento (CD-ROM).
Lang, I., L.H. Gormley, C.A. Harvey & F.L. Sinclair. 2003. Composición de la comunidad de aves en cercas vivas del Río Frío, Costa Rica. Revista Agroforestería en la Américas. 10. 86-92.
Lok, S. 2006. Estudio y selección de indicadores de estabilidad del sistema suelo-planta en pastizales en explotación. Tesis presentada en opción al grado de Doctor en Ciencias Agrícolas. ICA, La Habana, Cuba. 120 p.
Mahecha, L.; Rosales, M; Molina, C.H. y Molina, E.J. 1999. Un sistema silvopastoril de Leucaena leucocephala-Cynodon plectostachyus-Prosopis juliflora en el Valle del Cauca, Colombia.  Agroforesteria para la producción animal en América latina. pp. 407.
Mijail, A.;  Sotelo, M.; Ramírez, F.; Ramírez, I.; López, A. y Siria, I. 2005. Conservación de la biodiversidad en sistemas silvopastoriles de matiguás y río blanco, dpto. de matagalpa, Nicaragua. III Foro Latinoamericano de Pastos y Forrajes. I Congreso Internacional de Producción Animal Tropical. Palacio de Convenciones, La Habana, Cuba PF , (CD-ROM)
Molina, C.H.; Molina, E., Molina, J.P. y Navas, A. 2001. Advances in the implemetation of higth tree density in silvopastoral systems. International Symposium on Silvopastoral Systems. 2nd Congrees on Agroforestry and Livestock Production in Latin América. Costa Rica.  pp. 299.
Norton, B.W., J.R. Wilson, H.M. Shelton, and K.D. Hill. 1991. The effect of shade on forage quality. In:  Forages for plantation crops. Proc. ACIAR Workshop, 32nd. H.M. Shelton and W.W. Stür (ed.). Canberra, Australia. p. 83-88.
Palma, J.M. 2005. Evaluación de recursos arbóreos tropicales para la alimentación de ovinos. III Foro Latinoamericano de Pastos y Forrajes. I Congreso Internacional de Producción Animal Tropical. Palacio de Convenciones, La Habana, Cuba PF , (CD-ROM).
Primavesi,  A y Primavesi, Odo. 2006. En Brasil, optimizando las interacciones entre el clima, el suelo, los pastizales y el ganado LEISA Revista de Agroecología, 18(1).
Ramírez, H. 1997. Evaluación de dos sistemas silvopastories integrados por Cynodon plectostachyus, Leucaena leucocephala y Prosopis juliflora. Cali, Colombia. CIPAV. Memoria electrónica del Congreso. Sistemas sostenibles de producción agropecuaria.
Ramírez, L.; Sandoval, C.; Ku Vera, J. y Estrada, J. 2005. Integración del componente arbóreo en los sistemas de producción animal tropical. En: 1er Simposio Internacional de Forrajes Tropicales en al Producción Animal. Ed. Velasco, E.; Pinto, R y Martinez, B. Memorias, pág. 111.
Ríos, N., A. Cárdenas,  H. Andrade, M. Ibrahim, F. Jimenez, F. Sancho, E. Ramírez, B. Reyes & A. Woo. 2007. Escorrentía superficial e infiltración en sistemas ganaderos convencionales y silvopastoriles en el trópico subhúmedo de Nicaragua y Costa Rica. Agroforestería de las Américas. 45: 66-71.
Ruíz, T.E. y Febles, G. 2001. Factores que influyen en la producción de biomasa durante el manejo del sistema silvopastoril. En: "Sistemas Silvopastoriles, una Opción Sustentable. Tantakin, México, pp.62
Ruíz, T.E.; Febles, G.; Jordán, H; Castillo, E. y Mejías R. 2003a. Valoraciones sobre el proceso de introducción de Leucaena leucocephala en el sector ganadero. Memorias "Taller Internacional Ganadería, Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. Modelos Alternativos".  La Habana, Cuba. pp. 181.
Ruíz,T. E.; Febles, G. y Alonso, J. 2003b. Potencial para la producción de biomasa en sistemas con leguminosas perennes.  II Foro Latinoamericano de Pastos y Forrajes.  La Habana, Cuba. (CD-ROM)
Sadeghiam, S.; Rivera, J.M. y Gómez, M.E. 1999. Impacto de la ganadería sobre las características físicas y biológicas de suelos en los andes de Colombia. En: Agroforestería para la producción animal en América Latina. Ed. M.D. Sánchez y M. Rosales. FAO, Roma.  pp. 123
Samarakoon SP, Shelton HM, Wilson JR (1990b) Voluntary feed intake by sheep and digestibility of shaded Stenotaphrum secundatum and Pennisetum clandestinum herbage. Journal of Agriculture Science, Cambridge, 114:143-150.
Szott, L.; Ibrahim, M. y Beer, J. 2000. The hamburger connection hangover: cattle, pasture land degradation and alternative land use in central América, CATIE, Costa Rica. pp. 43
Velasco, J.A. 1998. Productividad forrajera, aporte de fósforo foliar y dinámica de los hongos endomicorrízicos y lombrices, en una pradera de Brachiaria humidicola sola y en asocia- ción  con Acacia mangium. Tesis M.Sc., CATIE, Turrialba, Costa Rica. pp. 45
Wei-Lian Hu, Jian-Xin Liu ., Jun-An Ye, Yue-Min Wu, Yan-Qiu Guo 2005. Effect of tea saponin on rumen fermentation in vitro Animal Feed Science and Technology, 120: 333-339
Wilson J R. 1996. Shade-stimulated growth and nitrogen uptake by pasture grasses in a subtropical environment. Austr. J. Agric. Res. 47: 1075
Temas relacionados
Autores:
Jatnel Alonso Lazo
ICA - Instituto de Ciencia Animal- Cuba
Seguir
Únete para poder comentar.
Una vez que te unas a Engormix, podrás participar en todos los contenidos y foros.
* Dato obligatorio
¿Quieres comentar sobre otro tema? Crea una nueva publicación para dialogar con expertos de la comunidad.
Crear una publicación
Francisco Rodrigo Herrera Ramirez
9 de junio de 2010
interesante el tema silvopastoril en esta época del calentamiento global, periodos de verano largos con alta mortalidad de animales, lo cual hace pensar si realmente en determinados casos les estamos cambiando el medio natural a nuestros ganados y al medio ambiente que tarde o temprano nos cobraran esta deuda de deforestación continuada para lo que se supone es la ganaderia extensiva. por ello,los comentarios de la publicación deben hacernos analizar con mas dedicación la relación pasturas, árboles, proteina, modificación del metano que tanto hace daño a la atmósfera y que incide en la capa de ozono para acelerar el calentamiento global, como los aspectos relacionados con la fauna silvestre, retención de agua entre otros. en la zona del medio cauca colombiano, se realizan acercamientos a los sistemas silvopastoriles con cercas vivas en matarratón en la mayoría de predios de la felisa en un predio se deja crecer la maleza por periodos hasta de dosaños para ser consumida luego por el ganado, con buenos rendimientos, bajos costos en mano de obra entre otros en la zona del caqueta se cultiva caucho en asocio de pasturas para ganado de ordeño en zonas como la sabana de Bogotá se asocian la siembra de eucaliptos como barreras cortavientos y beneficios en las pasturas para ganado de ordeño: por lo anterior es de motivar a las corporaciones regionales en Colombia para que legislen y promuevan estos métodos en pro del medio ambiente y una produccion ganadera mas acorde con la problemática ambiental global.
Alciro Torres
16 de febrero de 2013
Bastante interesante este articulo,quedando demostrado con el ,que los sistemas silvopastoriles benefician la micro fauna presentes en el suelo,ademas,prestan materias orgánicas para el normal desarrollo de los rubros que se cultiven,En Venezuela en la zona de los llanos se esta logrando implementar esta técnica para tratar de recuperar suelos completamente degradados.
Ricardo Cano Hernandez
10 de enero de 2013
Buenos dias ingeniero Jatnel Alonzo, magnfico articulo, en Chiapas LA COMISION NACIONAL DE AREAS NATURALES PROTEGIDAS, tiene a su cargo, un programa de reconversion productiva, el cual ve la implementacion de SISTEMAS AGROFORESTALES Y SILVOPASTORILES y es excelente este programa para que las areas naturales proegidas como Las RESERVAS DE LA BIOSFERA EN CHIAPAS se vean protegidas ante la actividad ganadera que ya existe en estas zonas pero que permitira evitar mas devastacion, sino que nos ayudara a concientizar a los ganaderos de estas zonas a no tirar mas zonas de conservacion, es nuestra tarea capacitar mas y mas y mas y hacerlo practico con la gente para que salgan del tradicionalismo de los monocultivos forrajeros de gramineas,q que tanto devastan los suelos, enhora buena por su articulo , gracias por su contribucion
Steven B Dibu Demonsal
16 de mayo de 2012
creo que es un tema de mucha importancia para poder mejorar las condicione de nuestro medio ambiente así como mejorar los factores de producción de nuestras fincas: esto ayuda a mejorar el micro clima crea beneficios para familias de escasos recursos económicos, mejora el nivel de vida de los pequeños y medianos productores que adaptan estos sistemas como tecnologías de mejoras.
Dr. Andres  Bravo Zambrano
15 de septiembre de 2011
Muy importante el tema tratado, especialmente cuando se enfoca la concienciación de la conservación del Ecosistema con la siembra de bosques que eviten la degradación del suelo y en los sistemas Silvopastoriles para la producción pecuaria asociarla con la siembra de árboles, gramínea y Leguminosa que permita contrarrestar el efecto invernadero. Con los estudios científicos que se van desarrollando en forma muy rapido y con la ayuda de las nuevas tecnologías en corto plazo se llegará a resultados satisfactorios en la conservación del ambiente y el uso de técnicas eficientes para la productividad tanto agricola como ganadera nen sus diferentes áreas. Seria interesante saber que tipo de árboles son las mas recomendados para asociarlos con pastizales de gramíneas y leguminosas. Reciba mis felicitaciones.
Ing Jose Alberto Bolivar
Universidad Nacional Experimental Simón Rodriguez UNESR
22 de junio de 2011
DE BEDA ESTA PAGINA OFRECE MUCHA INFORMACION IMPORTANTE SOBRE LOS SISTEMA SILVOPASTORILES
Raul Antonio Martínez
8 de febrero de 2011
Excelente el articulo sobre sistema Silvopastoril, lastimosamente muchos ganaderos desconoce la importancia y el provecho que puede dar dicho sistema, en Paraguay en la region Oriental, ya se esta implementando pastura artificial consociada con Leucana sembrada en linea, con un manejo de poda para ramoneo, dando muy buen resultado con animales de ceba, otros implementan otro sistema de Silvopastoril dejando un 20[percent] de Bosque puro o virgen donde el animal entra y ramonea sobre todo las leguminosas, hay ganaderos en la region oriental que empotrera los montes o bosques, para cuando declina la pastura en el invierno principalmente por heladas, en los meses de Julio Agosto Septiembre, los meten directamente en el monte empotrerado hasta la aparicion de grandes rebrotes, en donde el animal no solo mantiene su peso, sino tambien aumenta de peso, logiamente son montes o bosques ricos el leguminosas, cana de castilla y pastos sombrivagas naturales de dicho montes. Desde ya felicitaciones por las articulos enviados, todos muy importantes, saludos cordiales.
Jorgemeikle
7 de febrero de 2011
Realmente el articulo del silvo pasoreo es muy interesante salvando las diferentes formas que tiene al ser planteados ,en nuestros paises . En Uruguay silvo pastoreo es pastar animales (novillos , terneros o vacas en un conjunto forestal de eucaliptus . se implantan 280 arboles por hectarea y se implantan pasturas . Eso es silvopastoreo en Uruguay. lamentablemente las forestales de eucaliptus ya se llevan un millon de hectareas con los consecuentes problemas ecologicos como ser cecar las vertientes ,aumentar las plagas como jabali zorro y cotorras ademas de palomas y un sinfin de inconvenientes más. en cuanto a otro tipo de forestacion me parece adecuado segun la produccion especifica a la que nos abocamos siendo fundamental para muchas de ellas.
felipe bugueño gutierrez
7 de febrero de 2011
Estimados, les felicito por sus diversos aporte. Les escribo para solicitar apoyo técnico en relación a conocer si la Moringa oleifera tiene características de maleza o plaga vegetal para un país. Necesito apoyo técnico al respecto, ya que es mi intención es importar semillas a Chile y me obstaculiza esta apreciación de la Institución sanitaria de mi país sobre moringa. Gracias.
Fidel Jimenez Villalobos
7 de agosto de 2010
Me ha parecido un excelente articulo del Medico Herrera, y considero que nuestros gobiernos deberian establecer en sus politicas ambientales, reglamentos relacionados con la produccion pecuaria, donde se establezcan lineamientos que promuevan el establecimiento de sistemas agroforestales que beneficien al ecosistema. En Mexico existe un programa de estimulos ganaderos ( PROGAN) donde a cada productor se le otorga un subsidio por cada cabeza de ganado bovino principalmente, a condicion de que realice practicas que beneficien al medio ambiente como es la reforestacion o siembra de especies forestales en las praderas donde se menatienen los hatos, sin embargo, estas practicas de mejora en sus predios, los ganaderos no las estan cumpliendo, por que realmente no se les obliga a realizarlas. saludos a los foristas
Súmate a Engormix y forma parte de la red social agropecuaria más grande del mundo.
Iniciar sesiónRegistrate