Nutracéuticos, los albores de un cambio

Publicado el:
Autor/es:

NUTRACÉUTICOS ¿QUÉ SON?

Los brotes de resistencias bacterianas a la actividad farmacodinámica de los principios activos antibacterianos tradicionales, ha motivado un debate global. Este debate global, que ya existía de forma latente entre los profesionales y expertos técnicos del sector, comienza ya a ser más perentorio, en tanto en cuanto más en entredicho está la salud humana y animal a futuros. Pero si el paradigma tradicional cambia, una nueva forma de entender y manejar la salud debe de emerger. Losproductos nutracéuticos, con capacidades terapéuticas provenientes de fuentes naturales, están llamados a protagonizar las nuevas prácticas de manejo y los tratamientos del futuro.

Como profesionales de la salud y la higiene animal, en este artículo nos centraremos en lo que concierne al sector veterinario. El ganadero, por ejemplo, ya recibe noticias sobre restricciones en el uso de medicamentos antibacterianos a nivel europeo, y sobre una serie de productos llamados nutracéuticos. El problema, radica en lo difícil que es cambiar una práctica y un manejo de la salud animal establecido durante muchos años, y en el desconocimiento general que aún existe sobre los nutracéuticos como alternativa. En este artículo, trataremos de explicar las causas del cambio, qué son realmente los productos nutracéuticos, y qué pueden aportar de beneficioso a la salud y al bienestar animal.

 

 

1. RESISTENCIAS ANTIBACTERIANAS

El problema de las resistencias bacterianas al control y actividad de los medicamentos antibióticos, es el protagonista de la muerte de unas 25.000 personas cada año en Europa, de ellas, unas 2.500 en España.

Los microorganismos patógenos, como las bacterias, son organismos vivos que también pueden desarrollar sus propias defensas en un medio hostil, y luchar por su supervivencia. Hasta ahora, los medicamentos antibacterianos tradicionales, podían atacar su reproducción-división celular (principios activos bacteriostáticos-, impiden la reproducción, para así conducir la bacteria hacia la muerte sin descendencia), o atacar su propia membrana celular (principios activos bactericidas-, atacan la estructura vital de la bacteria, destruyéndola).

Estos principios activos antibacterianos tradicionales, han sido de gran utilidad, y lo seguirán siendo, pues son los únicos que pueden llegar a la pared celular bacteriana, o a su estructura vital, y acabar con ella. De esta manera, se pone fin al proceso infeccioso, que puede hasta poner en riesgo la vida del animal. El problema radica en su uso desmedido, y en que la acción de estos principios activos, pueda ya no ser de la misma forma dañino para la bacteria, y esta “aprenda” a sortearlos, y a defenderse ante ellos.

Solo superada por Chipre, España encabeza el consumo de antibióticos en la Union Europea, en lo que a ganadería se refiere. En el último registro disponible, del año 1015, 3.029 fueron las toneladas comercializadas de antibacterianos en nuestro país.

Las necesidades ganaderas en cuanto al desarrollo animal, la producción, y la viabilidad de la misma hacienda, les hace temer el surgimiento de cualquier tipo de infección, y más aún, sus posibilidades de contagio a los demás ejemplares. De esta forma, la medicación antibacteriana preventiva, ya se ha venido utilizando en la propia alimentación del animal, para pre-controlar cualquier proliferación bacteriana, y el impacto de cursos infecciosos.

Este ha sido el paradigma común de todos estos últimos años, en que quizás, los profesionales y expertos técnicos no han sabido dar una respuesta más temprana a esta problemática, y el ganadero se ha visto obligado a hacer uso y a administrar aquello que se le ofrecía. Pero ahora, las alarmas están saltando. Algunas bacterias están demostrando una patente mutación, y, además, pueden trasmitir sus genes de resistencia a otras bacterias. Es lo que se conoce como bacterias multirresistentes o superbacterias. Esta señal de alarma, ha llegado hasta las instituciones europeas, que parece que ya han considerado que ha llegado el momento de un nuevo planteamiento.

La primera resistencia a la penicilina fue reportada en el año 1945

 

2. NUEVAS POLÍTICAS EUROPEAS RESTRICTIVAS

Françoise Grossetête, europarlamentaria, y una de las responsables europeas en esta área, se expresé así: “este es un importante paso adelante para la salud pública […], gracias a esta normativa, podremos reducir el consumo de antibióticos en las granjas, una fuente importante de resistencia que luego se transmite a los humanos. La resistencia a los antibióticos es una verdadera espada de Damocles, que amenaza con enviar nuestro sistema de salud a la Edad Media”.

Tras varias sesiones parlamentarias y debates, al fin hubo un acuerdo sobre las nuevas políticas en el manejo de la salud. Es cierto, que ya, gracias al existente proyecto europeo de vigilancia en el consumo de antimicrobianos veterinarios (ESVAC), en los últimos años más recientes el consumo se venía reduciendo. Según un informe hecho público por la Agencia Europea del Medicamento, entre 2011 y 2016 hubo un descenso del 20 % en las ventas en Europa.

Pero era necesario seguir dando pasos hacia adelante, y por ello, era necesario un nuevo reglamento. Este veía la luz el 13 de Junio de 2018, y en él, se presentaron las nuevas normas que iban a conformar el nuevo marco.

  • Simplificacióne innovación: reducir las cargas burocráticas para su comercialización, y apoyar la innovación.
  • Resistencia microbiana: limitar el uso de antibióticos a animales enfermos, y en animales no enfermos, reducir las prácticas a los siguientes casos:
    • Necesidad profiláctica en animales individuales frente a un riesgo elevado de enfermar, y cuando la enfermedad pueda conllevar problemas graves;
    • Necesidad metafiláctica en grupos de animales, cuando exista un riesgo real de transmisión de infecciones, y no se disponga de una alternativa adecuada.
    • Exclusión del botiquín veterinario de algunos antibacterianos utilizados en salud humana, para preservar su eficacia.
  • Control en las importaciones: mayor control a las importaciones del exterior de la UE.
  • Mayor farmacovigilancia: incrementación de los estudios y requisitos a medicamentos, para conocer en más profundidad sus efectos secundarios.

Uno de los lemas que iban a ser cabecera de este nuevo marco, era el de “Una sola salud”. En él, se quería poner de relieve que la salud de humanos, animales, y medio ambiente está interrelacionada, ya que, la restricción en el consumo de antibióticos por parte de los animales de granja, por ejemplo, también era necesario y beneficiaba a la calidad y sanidad de la carne destinada al consumo humano.

 

3. ¿DÓNDE BUSCAR UNA ALTERNATIVA AL USO GENERALIZADO DE ANTIBIÓTICOS?

Como dijimos algunos párrafos atrás, no se puede ni se debe, en ningún caso, hablar de erradicación de antibióticos. Los principios activos antibacterianos son capaces de acabar con la reproducción o con la vida misma de la bacteria, poniendo fin al curso infeccioso, y salvando en ocasiones la vida del animal. Ahora bien, si la restricción en su consumo ya va a ser un hecho, las autoridades, expertos, y técnicos en el sector veterinario, deben ofrecer alternativas para afrontar la problemática de la salud en las granjas y clínicas veterinarias.

Aquí es donde están comenzando a darse a conocer los nutracéuticos. Ellos son los llamados a protagonizar el nuevo paradigma, y los nuevos manejos en salud animal. Con ellos, cambia el paradigma, porque cambia la forma de entender la salud, los tratamientos veterinarios, y el post tratamiento. Precisamente, se espera de ellos una menor incidencia de patologías-enfermedades, por tanto, una menor necesidad de tratamientos farmacológicos, y además, una terapia integral que comprenda también el post tratamiento, y sus necesidades.

 

4. NUTRACÉUTICOS. ¿QUÉ SON?

La palabra “nutracéutico”, apareció por vez primera en 1989, de la mano del Dr. Stephen DeFelice, Presidente de la Fundación para la Innovación en Medicina (Foundation for Innovation in Medicine, FIM), en Cranfor, Nueva Jersey, Estados Unidos. Esta nueva palabra tenía como raíces los términos de “nutrición” y “farmacéutico”.

¿Y si los nutrientes o sustancias naturales tal y como se encuentran en su estado natural, sin origen en procesos de síntesis en laboratorio, albergaran propiedades terapéuticas? La respuesta, es sí. Es algo que se conoce, y se conocía. No es algo que nos era desconocido. Ahora bien, ¿hasta qué punto hemos sabido aprovecharnos de ellos? ¿son capaces de protagonizar los nuevos manejos de salud y bienestar animal?

Los últimos estudios no hacen más que confirmarlo. Convengamos en que un animal necesita de macronutrientes, y micronutrientes. Los primeros, son los nutrientes que requiere su organismo en cantidades mayores, pues aportan la energía, entre otros elementos; los segundos, reguladores, el organismo los demanda en cantidades menores, aunque también son básicos y fundamentales para las funciones vitales. Ahora bien, el problema radica en que cuando la alimentación cotidiana del animal es muy básica, y no cumple con los requisitos mínimos en micronutrientes, su estado de salud comienza a estar en riesgo.

Existen elementos fisiológicos del organismo del animal, que para su correcto funcionamiento, rendimiento, y mantenimiento, requieren de micronutrientes muy concretos. Estos micronutrientes, administrados en cantidades necesarias, pueden no solo prevenir los estados patológicos (pues al reforzar y revitalizar elementos fisiológicos del organismo del animal, estos están más preparados para hacer frente a enfermedades, infecciones, degeneración), sino que pueden ser el producto a administrar en el tratamiento, si se llega a tiempo, y el animal no necesita ya de un tratamiento más agresivo o farmacológico. Además, los productos nutracéuticosabordan la salud post tratamiento farmacológico, cuando en el estado de convalecencia, pueden reconstituir y revitalizar el estado general de salud del animal.

Para DeFelice, la nutracéutica hacía mención a “un alimento o parte de un alimento que proporciona beneficios médicos o para la salud, incluyendo la prevención y/o el tratamiento de enfermedades”.

 

5. ¿QUÉ PUEDEN APORTAR LOS PRODUCTOS NUTRACÉUTICOS A LA SALUD Y AL BIENESTAR ANIMAL? EJEMPLOS PRÁCTICOS

En este apartado, trataremos de dilucidar, con tres ejemplos concretos (uno en el área de la prevención, uno en el área del tratamiento, y uno en el área del post-tratamiento), cuán beneficiosos pueden ser los productos nutracéuticos, y por qué pueden ser una alternativa real de cambio en el manejo de la salud animal.

  • Prevención:

Hasta hoy, en el manejo de la salud en instalaciones ganaderas o clínicas veterinarias, era poco frecuente plantear la prevención como uno de los factores básicos de la salud, siempre y cuando no tengamos en cuenta, claro, los tratamientos antibacterianos preventivos.

El ejemplo que vamos a traer a colación, y que puede servir como un buen paradigma de los beneficios en prevención con la administración de productos nutracéuticos, es el de la inmunología. Una bacteria u otros microorganismos patógenos, no siempre encuentra la misma facilidad para invadir el organismo de un animal. Un sistema inmunológico saludable, reforzado, y con amplias defensas, siempre combatirá con mayores garantías un ataque bacteriano, y será menos susceptible a contraer una infección.

Impromune es un producto nutracéutico, destinado a servir de refuerzo inmunitario para perros y gatos. Se compone de una fórmula patentada, Nucleoforce®, constituida por Nucleótidos. Los nucleótidos son un buen ejemplo de lo que hemos venido versando con anterioridad, ya que son unos nutrientes fundamentales para la salud inmunitaria, habiendo demostrado, en mamíferos, aumentar la respuesta inmunitaria innata y auxiliar.

Por tanto, estamos ante una prueba patente de los beneficios de los nutracéuticos en el ámbito de la prevención, en este caso con Impromune: un producto que puede reforzar la respuesta inmunitaria frente al ataque de los microorganismos patógenos, en cualquier etapa de la vida, pero sobre todo en periodos de apatía o inmunosupresión.

  • Tratamiento:

Algunas de las patologías que conocemos en la clínica de pequeños animales, son crónicas. Este tipo de enfermedades, que requieren de una terapia continua y prolongada, no pueden ser tratadas con medicamentos farmacológicos, ya que su administración prolongada, podría generar efectos y otros daños secundarios.

Una de las enfermedades crónicas muy conocidas en perros y gatos, es la osteoartrosis. Esta enfermedad requiere de una continua terapia condroprotectora y antiinflamatoria, que solo un producto nutracéutico es capaz de otorgársela en el tiempo.

Hyalutidin DC es el único condroprotector líquido del mercado, y está indicado para la prevención y el tratamiento de las artropatías. En cursos de osteoartrosis, su uso permite una terapia antiinflamatoria y condroprotectora incluso crónica, debido a que está compuesto de ingredientes naturales: el ácido hialurónico, y el condroitín sulfato.

Hyalutidin DC es un ejemplo claro de un tratamiento de una patología con un producto nutracéutico, que reduce la inflamación, mejora la movilidad articular, protege al cartílago, y con una absorción cercana al 100 %.

  • Post-tratamiento:

La medicina convencional, tanto humana como veterinaria, puede llegar a descuidar el post tratamiento, como una parte de la misma patología, y otro campo a abordar para una salud global e integral. Cuando el animal, por ejemplo, ha sido víctima de una infección bacteriana, es posible que tras la administración de un antibacteriano, su vitalidad decaiga. La virulencia de un antibacteriano, su impacto por ejemplo en la flora intestinal, y el desgaste energético y estresante en el que el animal se ve inmerso en el curso de la enfermedad, puede dejarlo apático, y débil. En estos casos, existen productos reconstituyentes para prodigar una ayuda mediante el aporte de micronutrientes esenciales y revitalizantes.

Anima Strath es un magnífico alimento complementario, fabricado en Suiza, y bajo controles de seguridad y calidad muy serios. Alberga toda una serie de macronutrientes y micronutrientes, indicados para estimular y re-activar el organismo del animal, cuando por motivos diversos se encuentra convaleciente.

Anima Strath presenta un valor biológico extraordinario, y un perfil de acción y asimilación muy alto. Con su administración, se estimula, de forma natural, el rendimiento, la producción, la resistencia, las funciones metabólicas, la recuperación, el apetito, las defensas, la reproducción, el aspecto, etc.

 

6. CONCLUSIÓN

La alimentación o nutrición es la primera base, o el primer pilar para la salud. No es extraño, tanto en mascotas como en animales de granja, encontrar dietas cotidianas deficitarias. Los piensos convencionales, en numerosas ocasiones, no contienen más allá que los macronutrientes esenciales. Un déficit en micronutrientes que se prolonga en el tiempo, puede dejar órganos fisiológicos concretos sin atender, lo que conllevará su debilitamiento, y su exposición a la enfermedad.

Nutrientes naturales tales como los ácidos orgánicos, especias, aceites esenciales y bioflavonoides, probióticos y prebióticos, minerales, por hablar solo de algunos, han demostrado ser la vía más oportuna para eludir la enfermedad, para protagonizar o coadyuvar en el tratamiento si esta es una realidad, o para reconstituir la salud del animal en el post tratamiento. Hablamos de nutrientes que pueden ayudar a la defensa frente posibles infecciones bacterianas, mejorar las funciones digestivas y metabólicas vitales, proteger el cartílago, aportar vitaminas, minerales, y aminoácidos, equilibrar el Ph, poblar de microorganismos benéficos la flora bacteriana, ser fuente de energía en etapas de notable desgaste…; solo por citar algunos beneficios.

Los productos nutracéuticos no van a hacer desaparecer los medicamentos farmacológicos, ya que no deben. Pero si se les prodiga la importancia que merecen, y se aprovechan sus beneficios, conllevarán una reducción de estos, evitarán efectos secundarios, y conseguirán siembre una mejora de la salud general del animal.

 
remove_red_eye 229 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved