No es necesario que la alta producción de leche esté relacionada con una menor fertilidad en condiciones de estrés por calor

Publicado el: 13/5/2020
Autor/es:

Lograr una alta tasa de concepción es una de las principales condiciones para lograr una producción eficiente de leche a nivel de granja. Durante muchos años, la industria láctea israelí sufrió, al igual que otras industrias en países cálidos, una disminución significativa en la capacidad de preñar las vacas durante los meses de verano, lo que provocó una reducción en la eficiencia de la producción de leche y la estacionalidad en el suministro de leche a la industria y al mercado.

 A diferencia del efecto del calor sobre la producción de la vaca, que depende en gran medida del consumo de alimentos de la vaca y es menos sensible a los cambios a corto plazo en el confort térmico de las vacas, el efecto sobre la fertilidad de la vaca en el verano es mucho más complejo y se extiende a lo largo de un período período más largo alrededor del tiempo de inseminación. Estudios realizados recientemente por investigadores israelíes de la Universidad de Jerusalén, mostraron que la fertilidad de las vacas es sensible a las condiciones de estrés por calor durante un período amplio, comenzando desde el comienzo del desarrollo del folículo ovulante hasta la implantación del óvulo fertilizado en el útero (a período de alrededor de 50 días). Por lo tanto, para obtener niveles normales de fertilidad en el verano, las vacas inseminadas deben tener una temperatura corporal normal, al menos durante este período, no es una tarea fácil.

La razón principal para escribir este artículo es cambiar la creencia en el publico que al obtener alta procuccion de leche, hay que "sacrificar" algo en la fertilidad y, en mismo tiempo, mostrar que con buenas prácticas de manejo en general, y un tratamiento de enfriamiento intensivo y efectivo en el verano, en particular, las vacas de alto rendimiento pueden alcanzar también buenos niveles de fertilidad, incluso más altos de los que se obtiene en las de baja producción, estando en las mismas condiciones.

Para mostrar esto, estoy haciendo uso del informe del índice "relación verano-invierno" que se elaboró en estos días para 2019. Este índice fue desarrollado hace casi 15 años por expertos del ministerio de agricultura israelí y la Asociación de Criadores de Ganado lecher de Israel (ICBA), y fue adoptado recientemente mismo por instituciones en Estados Unidos e Italia. Este índice nos permite caracterizar subjetivamente cada año las diferentes granjas lecheras israelíes, en términos de su capacidad para hacer frente al calor del verano.

Al comienzo de cada año, recibo los datos de todas las granjas lecheras en Israel. Para examinar la relación entre el nivel de producción de leche y el enfriamiento intensivo de las vacas en el verano, seleccioné de esta base de datos las 50 granjas lecheras con la mayor producción anual de leche en 2019, y las comparé con las 50 granjas lecheras con la menor producción anual. La producción diaria promedio de leche por vaca en el verano y el invierno, la relación de producción de verano a invierno, la tasa de concepción en las dos estaciones y la relación CR de verano a invierno se presentan en la tabla 1.

 

 

De lo presentado en la tabla 1 se puede ver claramente que la relación verano / invierno es mucho mayor en las granjas de alta producción que en las de baja producción (0.97 y 0.92, respectivamente). Lo más probable es que estos resultados se puedan alcanzar debido a tener mejores prácticas de gestión en general, así como a la implementación adecuada de medios de enfriamiento intensivo y su operación en forma propia, en particular. Esto se puede confirmar por el hecho que la producción de leche en los rebaños de alta producción disminuyó en el verano en 1,5 kg / día, la mitad de la caída (3,0 kg / día), obtenida en los rebaños de baja producción.

Si observamos los números de fertilidad, podemos ver que, de manera diferente a lo que podría esperarse, la caída de la tasa de concepción en verano fue menor en los rebaños de alta producción, en comparación con los de baja producción (15 y 22 unidades porcentuales, respectivamente), y la relación Verano/invierno para la tasa de concepcion fue de 0.63 y 0.46, en rebaños de alta y baja producción, respectivamente.

En conclusión, nuestro estudio muestra que, no necesariamente la alta producción de leche debe asociarse con baja fertilidad en los estresantes meses de verano. Los datos recientes de Israel muestran lo contrario. Creo que obtener una alta producción de leche se relaciona principalmente con mejores prácticas de manejo en general y con el enfriamiento adecuado de las vacas en el verano, en particular. Las mejores proporciones de verano a invierno para la leche (0.97 vs. 0.92), y TC (0.63 Vs 0.46), confirma muy bien el hecho de que estas granjas enfrían mejor a sus vacas en el verano. Este hecho se traduce, además de la obtencion de mas alta produccion anual de leche, también a mayores tasas de concepción en el verano.

 
remove_red_eye 18 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved