Enfriamiento de las vacas en el verano mejora la sostenibilidad de la producción de leche

Publicado el: 13/5/2020
Autor/es:

Enfriar vacas en verano es una práctica común utilizada por los productores de leche  en Israel durante décadas y últimamente ha sido ampliamente adoptado por los productores de lácteos de todo el mundo, especialmente en las regiones cálidas. El aumento en la necesidad de enfriamiento de las vacas está relacionado tanto con el calentamiento global como con el aumento en la productividad de las vacas, lo que lleva a un aumento en la producción de calor de las vacas y la necesidad de su disipación.

La práctica de enfriamiento más común en las lecherías mundiales se basa en una combinación de mojado y ventilación forzada de las vacas, generalmente en el corral de espera, antes y entre las ordeñas, y a lo largo de la línea de alimentación. Durante los meses de verano, las vacas israelíes se enfrían intensamente, reciben un "tratamiento de enfriamiento" de 30 a 60 minutos, casi cada 3 horas y un total de 6 horas consecutivas durante todo el día.
Una encuesta a gran escala, basada en datos del "Israel Herdbook" demostró que, las vacas de alto rendimiento, enfriadas en el verano, alcanzaron el 98.5% de la leche producida por sus compañeros de rebaño en invierno, mientras que las vacas no enfriadas alcanzaron solo el 90% de la producción invernal (verano los promedios son 0.6 y 3.6 kg / día menos que los promedios de producción de invierno, en vacas enfriadas y no enfriadas, respectivamente). Mientras que las tasas de concepción de invierno fueron similares en todas las granjas (~ 45%), las tasas de concepción de verano de las vacas enfriadas fueron casi el doble, en comparación con las no enfriadas (34% y 16%, respectivamente). En general, la producción anual de leche de vacas enfriadas en Israel tendió a ser de 5% a 10% más alta, en comparación con las vacas no enfriadas.

Recientemente, se presta gran atención en todo el mundo a la relación entre el proceso de producción de leche y el medio ambiente. El proceso de producción de leche en muchos países se examina en estos días, no solo en parámetros económicos, sino también en su emisión de gases de efecto invernadero y su contribución al calentamiento global.

En el siguiente artículo, el "balance de emisiones de gases de efecto invernadero" se calcula para el uso de prácticas de enfriamiento de vacas en las granjas lecheras israelíes, suponemos que los mismos datos pueden encajar con muchos otros sectores lácteos del mundo. En nuestro estudio relacionamos el aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera, debido al uso de electricidad para la operación de los ventiladores en el proceso de enfriamiento, a la reducción esperada de las emisiones de CO2 a la atmósfera, debido a la reducción en el número de vacas y su emisión  de metano (CH4), para el mantenimiento.

Este estudio se basa en datos, publicados en dos eventos internacionales llevados a cabo recientemente:

  • Reunión anual de la FID 2006, Shanghai, China. Conferencia especial titulada "Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a nivel de granja y fabricación", Boletín 422/2007.
  • Primera cumbre láctea de las FDI: ¿el calor está encendido? , Edimburgo, Escocia, junio de 2008. (Conferencia presentada por el Dr. Torsten Hemme del instituto IFCN en la cumbre).

1. El cálculo de la emisión de CO2 del funcionamiento del ventilador en el proceso de enfriamiento:

Datos básicos:

  • La producción de 1 KW / h de electricidad a partir de carbón emite 1,4 kg de CO2 a la atmósfera.
  • Los ventiladores utilizados en el proceso de enfriamiento consumen 0,6 KW / h.
  • Para el enfriamiento intensivo de las vacas en condiciones climáticas israelíes, los ventiladores deben operar durante 8 horas por día, 120 días por año.
  • Para un enfriamiento óptimo, se requiere un ventilador por cada 5 vacas.

Según estos parámetros, nuestro cálculo es que la operación del sistema de enfriamiento crea una emisión adicional de 160 kg de CO2 por vaca / año.

2. El cálculo de la reducción en la emisión de CO2 por las vacas, debido a la eficiencia de producción mejorada y al número reducido de vacas, relacionado con el enfriamiento de las vacas:

Datos básicos:

  • La producción de 1 kg de leche está relacionada con la emisión de un equivalente a 1,3 kg de CO2.
  • Enfriar las vacas en verano aumenta la producción anual de leche y disminuye el tamaño del rebaño en un 5%.
  • La emisión anual de CO2 para el mantenimiento de la vaca es el 40% de la emitida por una vaca lactante y alcanza los 6000 kg de CO2 que son equivalentes a 2,400 kg/ vaca / año.
  • El CO2 emitido por el estiércol es de 420 kg / vaca / año.

Según estos parámetros, nuestro cálculo es que la emision de CO2 en el proceso del mantenimoiiento es de 2,820 kg de CO2 por vaca / año.

Con base en estos parámetros, descubrimos que la eficiencia de producción mejorada y la reducción del tamaño del rebaño en un 5%, debido al enfriamiento de las vacas en verano, reduce la emisión de CO2 en 320 kg / vaca / año, el doble de la emitida en el proceso de enfriamiento y se "ahora" una emision de 160 kg de CO2 por vaca/ año .

En caso de que la producción anual aumentada debido al enfriamiento alcance el 10% (un resultado común en muchos sectores lácteos en regiones cálidas), la reducción en la emisión de CO2 alcanzará 4 veces la cantidad emitida durante el proceso de enfriamiento, y se "ahorara" una emision de 480 kg de CO2 por vaca/ año

Podemos concluir que, además de su efecto económico beneficioso para aumentar la eficiencia de producción y reducir la discrepancia estacional en el suministro de leche almercado, enfriar a las vacas en verano es amigable con el medio ambiente, al reducir la contribución del sector lácteo en la emisión de gases de efecto invernadero y el calentamiento global.

 
remove_red_eye 104 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved