Mycotoxin Contamination

Mayor seguridad inoculando su silo

Publicado el: 19/10/2006
Autor/es:

El forraje mas caro es el que no se consume, guárdelo
Llega la primavera y con ella en general todos los años hay un sobrante de forraje que con la carga normal no se llega a consumir, este es el forraje más caro del año si no se guarda, ya que se produjo y se pierde. Ensilar en primavera cultivos de invierno y praderas es una solución.

Ensilar es producir acidez y evitar así la putrefacción del forraje
En la alimentación humana cuando abundan y sobran productos de la huerta por ejemplo, hacemos picles es decir los guardamos en frascos con vinagre. La muy alta acidez del vinagre (es decir muy bajo pH) impide el desarrollo de bacterias de la putrefacción y así esos alimentos se guardan para la época de escasez. De igual forma ensilar forraje es ponerlo en condiciones de fermentar produciendo ácido láctico que al bajar mucho la acidez lo protege impidiendo su pérdida por putrefacción. Esa fermentación favorable se produce por efecto de bacterias lácticas beneficiosas que toman azúcares del forraje y lo llevan a ácido láctico, siempre y cuando no haya oxígeno ya que de haberlo se desarrollan más las bacterias de la putrefacción. Para evitar esto negativo el material a ensilar se corta, se pica y se traslada al sitio donde se hará el silo. Allí se lo amontona y se lo compacta para sacar bién el aire y luego lo mas rápido posible se tapa con lonas plásticas y se sujeta con cubiertas viejas de autos a razón de una por cada m2 de cobertura plástica. Este es el silo aéreo, que puede reemplazarse por la bolsa, generalmente de 75 metros de largo y 9 pies de diámetro. En cualquiera de los dos casos el objetivo es compactar para sacar lo más rápido posible el aire y así favorecer el desarrollo de las bacterias lácticas que bajarán el pH y así, con buena acidez, frenar el desarrollo de bacterias negativas que provocan la pudrición o putrefacción.

En la naturaleza hay pocas bacterias lácticas y de baja capacidad de trabajo
En el proceso de ensilado una vez compactado y sellado el silo o la bolsa, cortando así el ingreso de oxígeno, comienza el desarrollo de las bacterias lácticas que tomando azúcares del forraje producen ácido láctico, bajando así el pH y llegando a un nivel de acidez tal que se estabiliza el silo. Este proceso es necesario que se produzca rápido y eficientemente para llegar al pH ideal de estabilización del silo gastando la menor cantidad posible de azúcares que así servirán para alimento de vacas o novillos. La velocidad y eficiencia de la acidificación se debe a la cantidad y tipo de bacterias presentes en el material en el momento de ensilar. En los forrajes normales en el campo cuando se ensilan las bacterias lácticas están en baja concentración, alrededor de 100 UFC por cada 1 gramo de material picado y además son bacterias poco especializadas para hacer su trabajo, lográndose por cada molécula de azúcar fermentada sólo 1 molécula de ácido láctico y otros derivados.

Los inoculantes tienen 1000 veces más bacterias, éstas son especializadas y además llevan enzimas que ayudan

Cuando ensilamos usando un inoculante, la concentración de bacterias lácticas es 1000 veces mayor pero además se trata de bacterias especialmente seleccionadas por su alta eficiencia para producir ácido láctico. Además los inoculantes de silo, junto a las bacterias llevan también enzimas que degradan los azúcares que forman estructuras en los forrajes y los llevan a compuestos solubles de más fácil aprovechamiento por parte de las bacterias. Por estas razones al inocular un material para ensilarlo el tiempo de fermentación necesario para estabilizar el silaje se reduce marcadamente ya que se logran 2 moléculas de ácido láctico por cada una de azúcar. Todo esto se traduce en dos muy importantes ventajas para el silo inoculado: hay menos pérdidas y el material queda con mejor digestibilidad.

Inoculando se consigue 5% mas MS/ha

Si bien el dato varia según tipo de cultivo y técnica de ensilado, en general se acepta que cuando la masa de forraje a ensilar es inoculada se logra un 5% mas kg de MS, materia seca, por cada ton de silaje o por cada hectárea de cultivo ensilado. Esto significa que por ejemplo en una pradera que se ensila en primavera sobre un rinde de 12000 kg de MV, materia verde, picada se logran unos 600 kg MS adicionales gracias al inoculante.

En los silos de primavera inocular es imprescindible

Cuando en primavera se ensilan alfalfas y praderas mezclas e incluso verdeos de invierno, esos materiales tienen muy pocos azúcares y su fermentación sin inocular es muy lenta y de baja eficiencia, poniéndose en peligro la calidad final del material ensilado. Por esto es que el uso de inoculantes es en estos casos prácticamente imprescindible. Esta es la razón por la que en primavera con lotes de este tipo y aún con sojas en verano existen contratistas de ensilado que insisten con fuerza a sus clientes acerca de hacer el trabajo con inoculante.

Inoculando se mejora un 5% la digestibilidad de la MS ensilada

También es variable, pero en promedio de diferentes ensayos se llega a que un cultivo que sin inocular se logra silaje de 62% de digestibilidad, con inoculante se logrará un 67% (recordar que en Europa y en USA los promedios están entre 70 y 75%, mientras que en nuestro país apenas llegan al 60%)

El costo de inocular equivale al 5-7% del trabajo de ensilado

En el cuadro Nº 1 vemos los costos del inoculante (hoy a publico unos 112 U$S/kg) y las dosis de inoculante a utilizar, resultando que llega a costar alrededor de 2,50 $/ton MV, unos 3,10 $/ton MV para alfalfa y soja y unos 1,70 $/ton MV en maíz y sorgo. Esto significa que para una alfalfa de 12 ton MV/ha el inoculante cuesta unos 37 $/ha, lo que se detalla en el cuadro Nº 2 para diferentes rendimientos. Allí puede verse que como gran promedio se puede decir que poner inoculante el forraje que se ensila cuesta alrededor del 6% del costo de la ensilada por contratista.

El beneficio de inocular es muy grande

Cuando se suman los dos beneficios emergentes del uso de inoculantes, es decir lograr un 5% mas MS y conseguir un incremento de otro 5% en la digestibilidad, se llega a los datos sintetizados en el cuadro Nº 3 para leche y en el cuadro Nº 4 para carne.

Cuadro Nº 1: Costo y dosis de inoculante


Cuadro Nº 2: Costos de ensilar e inocular


Cuadro Nº 3: Los beneficios de inocular silos en producción de leche

Cultivo: pradera base alfalfa
Rinde: 12.000 kg MV/ha, que a 40% MS son 4800 kg MS/ha.
Mejora del 5% retención de la MS: 240 kg MS/ha.
Conversiones: sin inocular a razón de 1,050 leche/kg MS y con mayor % DMS logra 1,210 litro/kg MS consumida Producciones
Sin inocular: 4800 kg MS/ha x 1,050 litro/kg MS = 5040 litro/ha
Con inoculante: 5040 kg MS/hax 1,210 litro/kg MS = 6098 litro leche/ha
Precio de la leche: 0,52 $/litro
Diferencia: 1058 litros x 0,52 $/litro = 550 $/ha
Costo de inocular: 37 $/ha
Relación beneficio: costo: 14,8 $/1$ invertido en inocular


Cuadro Nº 4: Beneficios de inocular silo en la producción de carne

Mejora del 5% en retención de MS = 240 kg MS/ha
Conversiones: sin inocular 0,18 kg carne/kg MS y con mayor digestibilidad por la inoculación 0,210 kg carne/kg MS
Producciones:
Sin inocular:
4800 kg MS/ha x 0,180 kg carne/kg MS = 864 kg carne/ha
Con inoculante: 5040 kg MS/ha x 0,210 kg carne/kg MS = 1058 kg carne/ha
Precio de la carne: 2,40 $/kg PV
Diferencia: 194,4 kg carne x 2,40 $/kg PV = 466,60 $/ha
Costo de inocular: 37 $/ha
Relación beneficio: costo: 12,6 $ por cada $1 invertido en inoculante

 
Autor/es
 
remove_red_eye 4207 forum 9 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved