Inocular silajes mejora la ganancia diaria de peso en recría de vaquillonas holando

Publicado el: 22/11/2012
Autor/es:

La intensificación de la ganadería, tanto de leche, como para carne, es una realidad. Esta intensificación, es una respuesta al avance de la agricultura, es una tendencia mundial y hoy está afectando a la Argentina. A nivel nacional se han derivado a chacra más de 10 millones de hectáreas de los mejores suelos, que antes se destinaban a la ganadería pastoril. Los forrajes conservados, en las regiones donde se cultivan las forrajeras templadas son herramientas fundamentales para resolver parte de los nuevos y antiguos problemas planteados. La inoculación de silajes genera grandes beneficios.

 

La intensificación es un hecho

Esta intensificación en las producciones de leche y carne, que se está dando en diferentes grados, es una respuesta al avance de la agricultura sobre superficies que antes eran ganaderas. Es una tendencia mundial y hoy está instalada en Argentina.

La intensificación de los sistemas ganaderos es consecuencia de la transferencia de has que pasaron a las actividades agrícolas. Esto y el hecho de mantener aproximadamente el mismo stock bovino de carne y la producción de leche, generó que se aproveche mas y mejor el pasto y muchos casos con sobre pastoreo. Simultáneamente crecieron otras alternativas de alimentación del ganado, principalmente asociada al encierre a corral y el uso de otras fuente de nutrientes distintas a los forrajes, principalmente concentrados y subproductos de otras actividades, tanto agrícolas como agroindustriales.

 

Los forrajes conservados aportan soluciones

Los forrajes conservados, de una variedad de especies, ya sean gramíneas como leguminosas, en las regiones donde se cultivan las forrajeras templadas son herramientas fundamentales para resolver parte de los nuevos y antiguos problemas planteados: desbalances estacionales e interanuales, déficit de forraje por estrés por sequía y como una de las alternativas para alcanzar dietas balanceadas y estables.

Debemos pensar en utilizar todas las tecnologías ligadas al proceso de ensilado y otras ligadas a los insumos, pero sin dudamuchas de estas tecnologías son de bajo o nulo costo y alto impacto. Las decisiones de manejo sumadas a la implementación de tecnología permitirán lograr reservas de calidad, claves para sistemas de alta producción.

 

El ensilado, un proceso que debemos comprender y cuidar

Dentro del proceso de ensilado debemos poner especial atención y comprender que sucede una vez que se pica y compacta el forraje en los silos puente o embolsado: Aquí estamos generando un proceso químico y biológico natural que se produce en anaerobiosis, sin aire. Para que el mismo se realice correctamente es necesario que los tejidos vegetales posean suficientes azucares fermentables, los que serán aprovechados por las bacterias presentes en la naturaleza. De este proceso se desprenden ácidos orgánicos quienes serán los responsables de conservar el forraje hasta el momento de su utilización, siempre y cuando semantenga la anaerobiosis. Los carbohidratos no estructurales (o fácilmente fermentables) de la planta constituyen el sustrato para las bacterias fermentativa del forraje.

En consecuencia, en la medida en que el contenido de azúcares del forraje seamayor,más rápido será el proceso de ensilado. A estos aspectos debemos sumar la baja carga de bacterias presentes en la naturaleza. Por eso, para corregir ese aspecto se utiliza los inoculantes para silo.

 

Inoculantes para silo, una tecnología de bajo costo y alto impacto

Los inoculantes bacterianos son los aditivos para silaje que más se utilizan, aunque no son los únicos. La mayoría contienen bacterias homofermentativas de tipo lácticas y suplementos para que las mismas garanticen velocidad y eficiencia en la fermentación. Cada producto generalmente contiene una omás razas de Lactobacillus plantarum y otras especies de lactobacilos, como pediococus o estreptococus. Estas bacterias crecen rápidamente bajo una gran variedad de condiciones y producen mayormente ácido láctico cuando crecen en los azúcares del cultivo.

Todos estos cambios en los productos de la fermentación bajan el pH del silo y reducen las pérdidas demateria seca durante el ensilado en aproximadamente un 2%. Algunos inoculantes pueden mejorar la performance animal por incremento del consumo, ganancia de peso, producción de leche y/o eficiencia en la conversión. Estasmejoras son debidas principalmente al aumento de la digestibilidad aunque también contribuyen otros factores: Niveles reducidos de alcohol y ácido acético incrementan la palatabilidad del silaje y ayudan a mejorar el desarrollo microbiano en el rumen. Los silajes inoculados pueden incluso incrementar la retención del nitrógeno del alimento (Muck, 1997).

Los inoculantes, en general, son baratos y consecuentemente pequeñas ganancias en la recuperación de materia seca omejoras en la performance animal justifican, desde el punto de vista económico, su adopción (Ramírez. 1999).

 

¿Los silos inoculados, mejoran la ganancia de peso?

Para evaluar el efecto de la inoculación en silos de sorgo forrajero sobre la ganancia de peso diaria de vaquillonas Holando Argentino, se utilizaron 60 animales, de un peso aproximado de 220kg y edades que rondan los 11 meses. Se conformaron dos rodeos al azar, de 30 vaquillonas cada uno, a las cuales se les suministraron dietas con los mismos ingredientes, con la única diferencia que a un lote se lo alimentó con silo de sorgo inoculado y al otro no. Para la toma de los pesos se subdividió los rodeos en 3 grupos de 10 animales.

El ensayo se llevó a cabo en el establecimiento La Piemunteisa, de la firma GACEF SA, situado a 5 kilómetros de la localidad de Ausonia, (latitud 32º 25' S, longitud 63º 15' W, altitud 198 m S.N.M.1).

Los componentes de la dieta fueron: silo de sorgo, pellet de soja, maíz molido, urea y un núcleo vitamínico mineral en las proporciones que se indican en el Cuadro Nº 1. A uno de los grupos se los alimentó con sorgo inoculado (lote 1) y al otro no (lote 2), dando las mismas cantidades del resto de los ingredientes.

Primeramente se le suministró una dieta preexperimental, en la cual el silo de la dieta utilizado es él no inoculado. Luego se diferenció con una dieta de acostumbramiento para cada grupo, con el silo inoculado y el silo sin inocular. A partir de la primera pesada se alimenta con la dieta experimental, con silo inoculado para un grupo de vaquillonas y silo no inoculado para el otro. La alimentación se realizó una vez al día a través de un mixer con balanza.

Periodo de duración del ensayo: después de 20 días de proporcionar una dieta preexperimental, el ensayo comenzó el 20 de agosto de 2009. Los primeros 20 días se suministró la dieta de acostumbramiento. Se realizó la primera pesada y se procedió a alimentar a las vaquillonas con la dieta experimental. La primera pesada se realizó el 11-09-09. Las siguientes fueron los días 23-09-09, 08-10-09 y la última el 21-10-09. Todos los días antes de alimentar se pesó el remanente para medir el consumo.

Una vez obtenidos los datos de consumo, aumento de peso y digestibilidad en vitro, los resultados se realizaron mediante Anova y test de Duncan. Se utilizó el programa Infostat 2008.

En el Cuadro N° 2 se detallan los aumentos diarios de peso vivo (ADPV), los consumos promedios y los requerimientos. Con 30 vaquillonas en cada tratamiento ingresadas con 252 kg PV y salidas con 280 kg PV (lote con silo inoculado) y con 248 kg PV y 272 kg PV (lote silo No inoculado).

 

Silaje de sorgo

Para la confección del silo se utilizo el sorgo hibrido forrajero Pampero 2000 del semillero Albert. El sorgo se sembró el 10 de noviembre del 2008, a una distancia entre surco de 35 cm y una densidad aproximada de 21 plantas por metro. La confección del silo se realizó el 26 de febrero de 2009, con una humedad aproximada del 28%, rindiendo unos 62.000 kilos de materia verde (MV) aproximadamente. El almacenamiento se realizo en bolsas para silo de 2,74 metros de alto y 75 de largo. La inoculación se realizo con un inoculante bacteriano y enzimático de la marca Lactosilo. A la porción del silo de sorgo que fue inoculada, se le aplicó el inoculante en la jirafa de la maquina picadora.

 

Determinaciones

Para la realización del análisis de calidad en laboratorio se tomaron 3 muestras de cada bolsa del silaje inoculado y del no inoculado. Una vez en el laboratorio las muestras se sometieron a análisis de:

  • Materia Seca (MS): por elmétodo de estufa con circulación de aire forzado.
  • Fibra Detergente Neutra (FDN) y Fibra Detergente Acida (FDA): por el método de Van Soest.
  • Digestibilidad de la Materia Seca (DMS) y Energía Metabolizable (EM): por fórmulas empíricas.
    DMS= 88.9-(0.779*FDA) y EM=3,6*DMS
  • pH: medido a través de Potenciómetro.
  • Proteína Bruta (PB): por el método de Micro Kjeldahl.
  • % de Cenizas: por el método de Calcinación.

Todos estos valores permitieron obtener parámetros de calidad. También se realizaron los mismos análisis a las raciones y un análisis de degradabilidad in vivo en animales fistulados.

 

Sintetizando:

1. Los análisis de calidad del laboratorio para el silo de sorgo inoculado y el no inoculado, no dieron diferencias significativas.

2. Los análisis de calidad del laboratorio para las dietas con silo de sorgo inoculado y no inoculado, no dieron diferencias significativas.

3. Las dietas con silaje de sorgo inoculado presentaron mayores niveles de consumo y diferencias significativas en la eficiencia de conversión (menores requerimientos deMS para lograr 1 kg de ADPV).

4. Las dietas con sorgo inoculado presentaron diferencias significativas en la degradabilidad ruminal.

5. Existieron diferencias significativas en la ganancia de peso diaria entre el lote alimentado con el sorgo inoculado versus el alimentado con el no inoculado.

 

CUADRO 1. Componentes y proporciones de la dieta suministrada

CUADRO 2. Aumento Diario de Peso Vivo (ADPV), consumo y requerimientos de los 40 días de tratamiento.

 

Este Artículo se publicó originalmente en la revista PRODUCIR XXI 

 
remove_red_eye 276 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved