Cubos de Alfalfa

Publicado el: 24/4/2006
Autor/es:

El costo de la alimentación en las explotaciones ganaderas y particularmente en aquellas en las cuales los animales están sometidos a grandes exigencias de producción o rendimiento (vacas lecheras de alta performance, pura sangre de carrera, salto, polo o animales de cabaña, etc.) resulta uno de los principales componentes en la cuenta de egresos del sistema productivo.

Este tipo de explotaciones son altamente dependientes de la suplementación para lograr altos rendimientos y es este rubro donde se acentúa el efecto sobre los costos, efecto este que es mayor según sea la calidad del suplemento utilizado.

Muchas veces a un mismo precio, cuando se trata de henos bajo forma de fardos o rollos de alfalfa pura, las variaciones en calidad son de tal magnitud, que una buena compra se puede transformar en un mal negocio por el bajo rendimiento del forraje adquirido. A esto se suman formas de conservación y pureza del producto. Esto es más grave aún cuando el heno adquirido no es de alfalfa pura.

Deben agregarse también las dificultades para el muestreo cuando a priori se quiere determinar la calidad del producto.

La empresa Zille desde la campaña 1995/96 dispone de tres suplementos de altísima calidad: CUBOS, HARINA y PELLETS de alfalfa; todos con alto tenor de proteínas, habida cuenta que el material base son los cubos para la elaboración de los otros dos.

La empresa cuenta en la actualidad con más de 2.000 hectáreas en zona de regadío en el valle del Río Colorado, en la localidad de 25 de Mayo, Prov. de La Pampa.
Allí aplicando moderna tecnología, son conducidos cultivos de alfalfa puros, los cuales cortados en el momento óptimo para lograr la mejor relación calidad/rendimiento, permiten obtener henos concentrados de alto contenido proteico.

El proceso de Producción de Heno de Alfalfa se inicia a campo con el corte o siega del heno en estado de botón floral, con una hileradora-acondicionadora automotriz que forma la andana y luego se produce la pérdida de humedad por acción del ambiente hasta quedar con un 10-11 %, aproximadamente. Al llegar el forraje a ese tenor de humedad, las empastilladoras o cubeteadoras automotrices colectan o cosechan el forraje deshidratado, picando el material en un largo de 10-12 cm, que luego por prensado en la misma máquina es extruído por matrices que forman un cubo de aproximadamente 3 cm x 3 cm x 6-10 cm de largo ó como alternativa cubos de 3 cm x 6 cm x 6-10 cm de largo. Estos son transportados por camiones volcadores hasta la planta industrial, donde se realiza el almacenamiento temporario de la mercadería, bajo cubierta.

Las bondades del cubo se pueden enumerar como:

· El valor nutritivo logrado con estos cubos es excelente, por cuanto se utilizan alfalfas de alto rendimiento foliar y cortes en estados fenológicos óptimos, detallándose como ejemplo el siguiente análisis químico:



Adicionalmente por su alto grado de compresión , los cubos están menos expuestos a la degradación a través del tiempo, conservando sus propiedades originales por 1-2 años con un almacenamiento que respete las mínimas condiciones.

Es apto para consumo directo en equinos, vacunos, ovinos, caprinos, cerdos, chinchillas, conejos, ciervos y aves de corral.

* Usada para rumiantes, mantiene la propiedad de fibra larga que estos necesitan para su sistema digestivo, pues conserva intacta la fibra favoreciendo la rumia, estimulando la salivación y optimizando la fermentación al aumentar el tiempo de permanencia en el rumen.



* Presenta muy reducido nivel de desperdicios, por cuanto el animal no puede seleccionar como lo hace en un fardo, evitando pérdidas de hojas.

* Representa mayor valor nutritivo que otros sistemas de henificación, por cuanto hay menor pérdidas de hojas en su elaboración.

* Facilidad de manipuleo mecánico en caso de granel (con tornillo sinfin) ó cinta transportadora, y en caso de embolsado se presenta más cómodo y limpio, siempre reduciendo costos de mano de obra.

* Reduce en menos de la mitad el costo de transporte y almacenamiento respecto a otros sistemas de henificación tradicionales, considerando que el producto es un prisma de 3 x 3 x 6-7 cm. de alfalfa pura altamente comprimida, con lo que resulta con una densidad promedio de 450 Kg por metro cúbico, cuando el fardo de alfalfa de 22 Kg. de peso puede alcanzar una densidad de 150 Kg por metro cúbico. Este mayor peso específico permite transportar fácilmente 25 a 28 Tn por equipo de transporte y obviamente reduce el espacio necesario de almacenamiento por unidad de peso.

La harina obtenida de estos cubos es comercializada como tal en las industrias elaboradoras de alimentos balanceados o utilizada para la elaboración de pellets en nuestra propia planta.



Estos pellets, de alfalfa pura sin el agregado de ningún aditivo ni cohesionante, permite alimentar en forma directa conejos, equinos, ovinos, caprinos, cerdos y ciervos.

Ventajas

El CUBO de alfalfa no tiene desperdicio y es fácil de manejar mecánicamente, reduciendo el costo de mano de obra y minimizando los riesgos de accidentes.
El CUBO elimina los problemas de alambre, reduciendo las `pérdidas por este concepto
El CUBO reduce a menos de la mitad los costos de transporte y almacenaje.
El CUBO representa mayor valor nutritivo porque hay menor pérdida de hoja entera en su elaboración.
El CUBO evita la selectividad en el consumo por parte del ganado.
El CUBO conserva intacta la fibra favoreciendo la rumia, estimulando la salivación y optimizando la fermentación al aumentar el tiempo de permanencia en el rumen.
El CUBO dispone de proteínas y fibras en la combinación más conveniente, sin aditivos ni preservantes

 
remove_red_eye 21967 forum 68 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved