Engormix/Equinos/Artículos técnicos
Conferencia Internacional de Equinos de Deporte CICADE 2014
La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento::
Conferencia Internacional de Equinos de Deporte CICADE 2014

Conformación de las pezuñas de caballos adultos criados en una Unidad Militar de Brasil

Publicado el: 13/6/2014
Autor/es: Raquel Silva Moura, Waleska Tobo Pastori, Fábio Raphael Pascoti Bruhn, Sarah Conceição Andrade,JoséCamisão de Souza and Francisco Duque de Mesquita Neto Departamento de Zootecnia, Campus Universitário, Universidade Federal de Lavras / UFLA, CP 3037,CEP 37200-000, Lavras, MG, Brasil
Loading...
Resumen

La reducción en la incidencia de comisuras centrales en la ranilla de caballos de caballerizas con lechos de viruta de madera de16 m2  comparados con otros tipos de caballerizas examinadas permite sugerir que, para prevenir la incidencia de alteraciones en la conformación y pérdida de calidad de las pezuñas, todos los caballos deben ser guardados en dichas condiciones

Introducción
Las Instituciones Militares Brasileras buscan estandarizar sus prácticas de manejo de caballos de trabajo, en especial, en cuanto al cuidado de las pezuñas. Sin embargo, se deben tener en cuenta los factores asociados con la individualidad del animal y su respuesta al manejo (Stachurska et al. 2008). Las metas de este estudio fueron describir la conformación de las pezuñas de los caballos criados en una Unidad Militar de Brasil y evaluar si los parámetros cuantitativos y cualitativos de las pezuñas se ven afectados por el género, la edad, raza, actividad física y tipo de caballeriza.
Materiales  y métodos
Un total de 101 caballos (49% del total de la tropilla de la "Academia Militar das Agulhas Negras do Exército Brasileiro" en 2004) fueron escogidos al azar para este estudio, luego de diagnosticarse que no poseían ninguna discapacidad en el sistema locomotor). La cantidad de caballos que aparecen en los siguientes paréntesis no siempre suma 101 debido a los valores faltantes de las variables para el análisis estadístico.
Los caballos eran de diferente género (62 caballos castrados, 39 hembras), raza (20 brasileros de hipismo; cinco caballos pura sangre; 54 pura sangre y criollos cruzados) y de entre 5 y 20 años de edad. Las actividades Physical fueron: 1) instrucción de caballería en superficie irregular (piedra, asfalto y tierra, n = 53); 2) polo, doma y Concours Complet International (CCI) (n = 16) o 3) espectáculos ecuestres (n = 11) en superficies regulares (arena o césped). Todos los animales recientemente adquiridos fueron guardados, en un principio, en caballerizas tipo C (16 m2 de área de superficie dura e irregular sin lecho) hasta reubicarlos en otras caballerizas, de acuerdo con sus aptitudes atléticas. Los caballos con aptitudes atléticas superiores fueron guardados en caballerizas tipo B (n = 26; 16 m2 de área con lecho de viruta de madera).
Los animales de polo y caballería fueron guardados en caballerizas tipo C (n = 45) o A (n = 19; 6 m2  de área con superficies duras e irregulares sin lecho). El resto de los animales (n=11) fueron guardados en establos tipo D (16 m2 de área con superficie irregular con o sin lecho). Todos los caballos fueron acicalados y herrados una vez al mes.
Solo los caballos de Concours Complet International (CCI) y unos pocos caballos de salto fueron herrados con herraduras específicas (que no eran herraduras comunes).
Las siguientes mediciones fueron tomadas luego de acicalar y limpiar las pezuñas: ángulo de la pezuña: (AP; inclinación medida por medio de un transportador de pie colocado en la pared de la pezuña en el dedo y el lado solar); longitud solar de la pezuña (LS; distancia dedo-talón desde el centro del dedo hasta la línea del contrafuerte del talón); ancho de la pezuña (AP; medido en el lado solar, en la parte más ancha); longitud del dedo (LD; longitud sagital de la pared en el dedo desde el borde coronal hasta el centro del dedo); altura medial y lateral del talón (AMT y ALT; altura perpendicular de la pared en el talón desde el borde coronal hasta el centro del contrafuerte del talón medial y lateral, respectivamente). La calidad de la pezuña se asignó en forma visual: calidad de la cámara de la pezuña (CCP; 1 - sin alteraciones patológicas visibles; 2 - línea de crecimiento agrietada y/o anormal); eje de cuartilla de la pezuña (ECP; 1 - normal; 2 - roto hacia adelante a roto hacia atrás), suela cóncava (SC; 1 - cóncava; 2 - levemente cóncava o plana), elasticidad de la ranilla (ER; 1 - buena o intermedia; 2 - dura o inadecuada) y presencia de comisura de ranilla central (CRC; 1 - visible; 2 - no visible).
Los parámetros biométricos de las pezuñas delantera y trasera se compararon con la prueba t apareada (P < 0,05). La normalidad fue determinada por medio de la prueba de Kolmogorov-Smirnov. A fin de verificar los efectos independientes de género, grupo etario (5 a 12 años o > 13 años), raza, actividad física y tipo de caballeriza en los parámetros biométricos de las pezuñas, se utilizaron las pruebas de Student y Kruskal-Wallis de modo de verificar las variables paramétricas y no paramétricas respectivamente. Se utilizaron las pruebas de chi cuadrado, cociente de probabilidades e intervalo de confianza 95% (IC 95%) con el fin de evaluar la asociación entre todos los parámetros cualitativos (variables dependientes) y el género, la edad, raza (excepto caballos pura sangre), tipo de actividad física y caballeriza (variables independientes). Todos los análisis se realizaron con SPSS 20.0 (Maroco, 2010).
Resultados
Todos los parámetros biométricos de las pezuñas delanteras y traseras fueron diferentes (P<0,05) en los individuos, como es de esperar para estas especies, excepto por AP ( 55 - 60 grados para las pezuñas delanteras vs. 57 - 60 para las pezuñas traseras).
En general, las pezuñas traseras y delanteras fueron simétricas, excepto por la longitud del dedo de la pezuña trasera (9,1 ± 0,61 cm derecha vs. 9,0 ± 0,54 cm izquierda). Las pezuñas delanteras en LS y AP fueron similares (LS = 13,1 - 14,0 cm; AP = 12,6 - 13,6 cm), en contraposición a las pezuñas traseras (LS = 13,0 - 13,7 cm; AP = 12,2 - 12,8 cm). Sin embargo, a diferencia de lo que se podría esperar, la altura del talón de la pezuña delantera fue mayor que la de las pezuñas traseras (4,0 - 4,8 cm vs. 3,2 - 4,0 cm, respectivamente).
Se hallaron unas pocas diferencias biométricas en las pezuñas entre el género, la edad y la raza.
El AP de la pezuña izquierda delantera fue mayor en los caballos de polo [60,0 grados (DI = 1,50)] que en los caballos de salto [57,0 grados (DI = 4,00)].
La AMT de ambas pezuñas delanteras en los caballos de salto [4,0 cm (DI = 0,8 - 1,00)] fue menor en comparación con otras actividades [4,4 - 4,8 cm (DI = 1,15 - 1,25)]. La LS de las pezuñas delanteras y la pezuña trasera izquierda de los caballos guardados en caballerizas tipo C [13,0 - 13,2 cm (DI = 0,80 - 1,20)] fue menor que en los caballos de las caballerizas tipo A y B [13,4 - 14,0 cm (DI = 0,80 - 1,40)]. Esta diferencia también se observó en la AP de la pezuña delantera derecha en los caballos de caballerizas tipo C [12,6 cm (DI = 1,00)] vs. aquellos de caballerizas tipo A y B [13,2 - 13,4 cm (DI = 1,40 - 1,65)].
La LS de la pezuña trasera izquierda en los caballos de caballerizas tipo B y C [9,0 cm (DI = 0,70 - 0,80)] fue menor que en los caballos de caballerizas tipo A [9,4 cm (DI = 0,80)].
En la evaluación visual de la calidad de las pezuñas (CCP), solo el 19% de los animales tuvo un puntaje 1, ninguno de los caballos tuvo SC y más del 50% de ellos tuvo puntaje 2 en ECP. Más del 60% de los animales tuvo puntaje 1 en ER y solo el 46% tuvo puntaje 1 en CRC. No se presentaron diferencias en las frecuencias de los parámetros cualitativos como función de las variables independientes, excepto por la presencia de la comisura de ranilla central (CRC) en las extremidades delanteras y la extremidad trasera izquierda.
En las caballerizas B, la frecuencia de caballos sin CRC fue menor que las caballerizas tipo A (4/23; 17,4% vs. 9/18; 50%, respectivamente.) Los valores del cociente de probabilidades de ausencia de CRC para las caballerizas tipo B oscilaban entre 0,168 y 0,219 (IC = 0,041 - 0,971; p = 0,043). Las frecuencias de los caballos que no mostraban CRC en las pezuñas traseras en las caballerizas tipo C (24/44 - 28/44; 54,5-63,6%) y D (6/10; 60%) fueron menores comparadas con los de caballerizas tipo B (4/23; 17,4%). Los valores del cociente de probabilidades de ausencia de CRC para las caballerizas tipo C y D oscilaban entre 5,70 y 8,30 (IC = 1,70 - 28,80; p = 0,000 - 0,004) y 7,10 (CI = 1,40 - 37,60; p = 0,035), respectivamente. La ausencia de CRC en la pezuña trasera izquierda en caballos de caballerizas tipo C (26/44; 59,1%; cociente de probabilidades 3,3; IC = 1,13 - 9,6; p = 0,026) también fue mayor que en los caballos de caballerizas tipo B (7/23; 30,4%).
La ausencia de CRC en las pezuñas delanteras de los caballos de salto fue más frecuente (7/8, 87,5% en ambas extremidades delanteras, cociente de probabilidades de 12,60 - 17,5; IC = 1,20 - 191,90; p = 0,024 – 0,031) que en los caballos de polo (4/14 y 5/14; 28,6 y 35,7% para las extremidades derecha e izquierda respectivamente).
Comentarios y Conclusión
Los valores de los ángulos de las pezuñas y la altura del talón superiores a lo esperado para las pezuñas delanteras no son deseables debido a que pueden conducir a la pérdida de la integridad de la pared de la pezuña (línea de crecimiento agrietada y/o anormal) y enfermedades de los huesos sesamoideos y/o enfermedades naviculares (Alfonso 1942; Funtanillas 2008). En los caballos con talones más altos existe una disminución en la tensión del tendón flexor digital profundo y una mayor flexión en las articulaciones interfalángicas proximales y en la extensión del menudillo. Las diferencias observadas en los parámetros biométricos asociadas con el género, la edad y la raza deben abordarse antes de someter a los caballos a cualquier protocolo de entrenamiento. Las diferencias en las pezuñas de los caballos de salto pueden estar relacionadas con el entrenamiento y las prácticas de acicalamiento y herraje (experiencia personal).
Las suelas sin concavidad soportan un peso excesivo en esta región, lo que conduce a la incidencia de abscesos y traumatismos (Funtanillas, 2008). La asociación observada entre los tipos de caballerizas y la presencia de comisuras centrales en la ranilla sugiere que las prácticas de manejo de los caballos de las caballerizas tipo B podrían aplicarse al resto de las categorías de caballos estudiados. De hecho, es probable que dichas recomendaciones prevengan la incidencia de alteraciones en la conformación de las pezuñas y la pérdida de calidad en los caballos manejados según las condiciones experimentales presentes.
Bibliografía
Alfonso GG. 1942. Podología Veterinaria. Madrid: Imprensa Biosca. P. 363.
Funtanillas HA. 2008. Elementos de podología equina y herrado correctivo. Buenos Aires: Editorial Hemisferio Sur, 2 ed. Argentine. P. 352.
Maroco J. 2010. Análise estatística com utilização do SPSS. Lisboa: Silabo, 3 ed. Portugal. P. 822.
Stachurska A, Kolstrung R, Pieta M, Silmanowicz P. Klimorowska A. 2008. Differentiation between fore and hind hoof dimensions in the horse (Equus caballus). Archiv Tierzucht 51: 531-540.
 
Autor/es:
 
Visualizaciones618Comentarios0EstadísticasCompartir