La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
XXV Congreso Latinoamericano de Avicultura 2017

Influencia de un suplemento nutricional conteniendo ácido glicirricínico sobre la presencia de hígado graso hemorrágico en ponedoras comerciales

Publicado el:
Autor/es:
Resumen

Con el objetivo de evaluar el efecto hepatoprotector de un suplemento nutricional conteniendo ácido glicirricínico, se realizó un experimento con dos tratamientos (T1 y T2). El T1 con 8281 gallinas, recibió durante 25 días 1.5 g del suplemento nutricional por kg de concentrado, el cual estaba compuesto por maíz, soya, premezcla minero-vitamínica, carbonato de calcio y fosfato dicálcico, con un aporte de 16% de proteína bruta y 2780 kcal/kg de energía metabolizable, El T2, con 8041 gallinas, consumió solo el concentrado. Veinte días después de terminado el tratamiento, fueron trasladadas a la planta de sacrificio. Durante el examen post mórtem, fueron inspeccionados y clasificados macroscópicamente los hígados de acuerdo al grado de severidad de las lesiones en, no grasos, grasos y grasos hemorrágicos. Se tomaron fragmentos de hígado y riñón para exámenes histopatológicos. Como resultado se obtuvo en el grupo tratado 1.38% de hígados grasos hemorrágicos y 11.50% en el grupo control, valores que difirieron significativamente (p≤0.05) entre sí. Igualmente se observaron diferencias significativas con respecto a menor presencia de nefropatías, en las aves que consumieron el producto.

Palabras claves: suplemento nutricional − ponedoras− hígado graso

Introducción:

El hígado resulta el centro del metabolismo corporal, un hígado sano es esencial para la salud y productividad de todos los animales de producción, pero especialmente para las gallinas ponedoras y reproductoras. En las aves resulta el sitio primario de lipogénesis, los quilomicrones son absorbidos directamente hacia la sangre portal para ser transportados al hígado, lugar para la síntesis y posterior depósito en los tejidos. Esta es una característica que predispone a las aves a una condición patológica denominada síndrome del hígado graso (Cherian y Goeger, 2004).

La gallina en producción presenta de forma fisiológica un marcado incremento de lípidos hepáticos, que son utilizados principalmente para la formación del vitelo. Esta infiltración grasa fisiológica se convierte en el Síndrome de hígado graso hemorrágico cuando se asocia con exceso de grasa abdominal, el hígado se torna de color amarillento, aumentado de tamaño, de consistencia grasa y frágil. Esta condición patológica puede provocar una mortalidad del 5 % debido a rotura hepática y consecuente hemorragia interna (Cynthia et al, 2005), además de causar una baja producción de huevos de hasta un 30 % o mayores valores (Healt, 1997. Ref. Campabadal 2011)

Otro de los efectos negativos que genera un hígado graso es que no responde ante un estímulo inflamatorio agudo del mismo modo que un hígado sano, el cual presenta una mejor respuesta por parte de las células de Kupffer para controlar los antígenos que ingresan al cuerpo por vía digestiva (Astorga, 2012).

Los resultados en peces cebra (FornCuní et al.,2015) publicados en la revista Journal of Endocrinology, muestran que el estrés oxidativo es un desbalance entre la producción de radicales libres (ROS) y los sistemas de defensa antioxidante, enzimáticos o no, debido a carencia de vitaminas y minerales, procesos inflamatorios, deficiencia del sistema inmune, situaciones de ejercicio intenso y factores ambientales que impiden al organismo controlar la reacción en cadena de las ROS. Este desbalance interviene en procesos como la lipoperoxidación de las membranas y orgánulos celulares y en la peroxidación de ácidos nucléicos (Helmunt, 1985; Baskin et al., 2000). En aves se ha relacionado el estrés oxidativo con el desarrollo de enfermedades como ascitis en pollos de engorda e hígado graso en gallinas ponedoras (Enkvetchakul et al., 1993; Díaz Cruz et al., 1996).

Se considera que muchas plantas usadas en la medicina tradicional asiática tienen propiedades protectoras y curativas para el hígado, los efectos hepatoprotectores parecen deberse a la capacidad de los extractos herbarios de ejercer fuertes efectos antioxidantes y antiinflamatorios en las células hepáticas, lo que previene o reduce la destrucción de hepatocitos del estrés oxidativo. El regaliz, (Glycyrrhiza glabra L.) es conocido como " Rey de hierbas" en China, pues está presente en las fórmulas tradicionales desde la antigüedad (Armanini et al., 2002; Fiore et al., 2005; Cristina et. al., 2008), del mismo se extrae el ácido glicirricínico (GA). Estudios recientes con humanos, animales acuáticos y ratas, el (GA) redujo la deposición de la grasa hipodérmica y promovió el aumento de la lipolisis (Armanini et al., 2005; Kong et al., 2007; Luo Ouyang, 2010; Guang Zhen Jiang et al., 2012).

El Viusid vet ® de los laboratorios Catalysis, S.L. (Madrid, España), es un suplemento nutricional, compuesto por sustancias antioxidantes, vitaminas, oligoelementos, y (GA) su molécula más importante. Se ha venido empleando durante varios años como suplemento alimentario en humanos y diversas especies de animales (Vilar et al., 2009; Calero, 2016; Rodríguez, 2015 y 2016). En gallinas ponedoras, conjuntamente con antibióticos en enfermedades respiratorias y entéricas (Méndez et al., 2014 y 2016) y en diferentes etapas productivas con excelentes resultados. El objetivo de la presente investigación fue valorar su efecto hepatoprotector en especial su acción sobre el hígado graso en gallinas de postura comercial.

 

Materiales y métodos:

La prueba fue realizada en condiciones de producción, en una granja de gallinas de postura comercial y una planta de sacrificio de aves, vinculadas a las investigaciones y extencionismo en la producción avícola al departamento de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Sancti Spiritus “José Martí Pérez” (UNISS). Se utilizaron gallinas ligeras White Leghorn, (Híbrido cubano L33), todas del mismo lote y con 10 meses de postura al inicio del estudio. Se ubicaron en cuatro naves divididas en dos cuartones cada una, utilizándose en cada nave un cuartón para tratamiento y el restante como control, ambos atendidos por una misma persona. Las aves fueron colocadas en jaulas metálicas de 40 x 40 cm, en sistema piramidal, a 3 por cada división. El estudio incluyó un total de 16322 aves sometidas a iguales condiciones de manejo y alimentación.

Los tratamientos (T) consistieron, (T1) con 8281 gallinas, durante 25 días se suministró 1,5 g del Suplemento nutricional (Tabla 1), por kg de alimento concentrado a base de maíz, soya, premezcla minero-vitamínica, carbonato de calcio y fosfato dicálcico, con un aporte de 16% de proteína bruta y 2780 kcal/kg de energía metabolizable, (T2) con 8041 gallinas, consumieron solo dicho alimento. A veinte días de terminado el tratamiento, comenzaron a trasladarse a la planta de sacrificio. Durante la inspección post sacrificio, se realizó el examen interno de las aves mediante visualización. Fueron inspeccionados y clasificados macroscópicamente los hígados de acuerdo al grado de severidad de las lesiones, en no grasos, grasos (HG) y grasos hemorrágicos (HGH). A la observación macroscópica (Foto 1), se consideró:

  1. Hígado no graso (sanos) el que presentaba un tamaño relativamente pequeño, superficie lisa, brillante y color rojo vino intenso e hígado no graso (con otras patologías).
  2. Hígado graso (HG), con una coloración más pálida y ligeramente aumentado.
  3. Hígado graso hemorrágico (HGH).Con lesión severa. Presentando una coloración amarillenta, tumefacto, muy frágil al tacto, superficie untuosa y en ocasiones hemorragias de diversos grados.

Se calculó la masa relativa de los hígados normales y grasos, utilizándose para ello una balanza analítica marca Sartorius BS2202S, con margen de error de 0.01 g, así como la masa de hígados grasos totales. De cada grupo clasificado, para realizar estudios histopatológicos tomamos porciones de hígados y riñones (aumentados y pálidos), que se fijaron en formalina tamponada al 10%, procesados en parafina y coloreados con hematoxilina y eosina.

En el procesamiento estadístico de la información, previamente se valoró la distribución normal de los datos mediante el test de KolmogorovSmirnov para la bondad de ajuste, y se aplicó la prueba de Levene para evaluar la homocedasticidad. Para el estudio de las masas se aplicó la prueba T para datos con homogeneidad de varianzas, se utilizó el paquete estadístico SPSS 15.0.1 (2006) para Windows. La incidencia de afectaciones en hígados y riñones se estudiaron mediante la Prueba de Hipótesis para proporciones, utilizando el paquete estadístico MINITAB release 14.12.0 (2003).

 

Resultados y discusión

En la Tabla 2, se muestran los resultados obtenidos en ambos grupos. En la revisión post sacrificio de los animales que recibieron el suplemento nutricional, se observó un mayor número de hígados sanos y 248 hígados grasos (2.99%), mientras que en el grupo control se observaron 1941 hígados grasos (24.13%),resultados altamente significativos (p≤0.05). Los casos de hígados grasos hemorrágicos (estado más severo que conduce a hemorragia interna), tuvo una baja presencia en el grupo de gallinas que consumieron el suplemento, expresada en la marcada diferencia de 10.17 puntos porcentuales al compararse con el grupo control. También, resultados altamente significativos (p≤0.05), demostrando así una marcada influencia del producto sobre la variable.

En ponedoras la presencia de hígado graso se ha relacionado con el estrés oxidativo (Spurlock y Savage 1993) y aunque muchos de los mecanismos fisiopatológicos del Viusid aún están por explicar (Vilar et al.,2009) en su composición química entran diferentes moléculas con conocidas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, como el cinc, ácido ascórbico, ácido fólico y el ácido glicirricínico (Duarte y Lunec,2005; Lee et al., 2007), así como otros compuestos sometidos a un proceso biocatalítico de activación molecular que mejora considerablemente la actividad biológica de todas las moléculas antioxidantes sin modificar su estructura (Catalysis, 2014).

Estudios recientes sustentan el efecto hepatoprotector del ácido glicirricínico (principal molécula del suplemento) en diferentes especies. En humanos, animales acuáticos y ratas, promovió el aumento de la lipolisis (Armanini et al., 2005; Kong et al., 2007; Luo Quyang, 2010).Igualmente presenta propiedades antiinflamatorias al incrementar la producción de interleuquinas, efecto antiapoptótico y estabilizador de la membrana celular de los hepatocitos (Shimoyama et al., 2001; Abe et al., 2003).

Otros resultados del Viusid como hepatoprotector se reflejó en un grupo de personas con diferentes afecciones (esteatosis, inflamación y fibrosis hepática), en ellas se obtuvo una reducción de las medias de, 4.18 a 0.54 puntos en las tratadas,contra 4.45 a 2.2 puntos en el grupo control (Vilar et al., 2009).

Con frecuencia durante el examen post sacrificio, los hígados grasos (hemorrágicos) presentaron hemorragias en forma de hematomas y subcapsulares (Foto 5), al respecto Contreras (2015), plantea que estas últimas son causadas por micotoxinas (aflatoxinas), sin embargo no observamos necrosis centrolobulillar ni hiperplasia de los conductos biliares, hallazgos frecuentes en estos casos.

Durante la estancia de este lote en la granja, algunas gallinas con sobrepeso y muerte repentina, presentaron hemorragia interna asociada a ruptura hepática por hígado graso, (Fotos 6 -8).

De forma general las lesiones microscópicas en los hígados grasos, estuvieron caracterizadas por desorden de la citoarquitectura, hepatocitos con áreas de degeneración intracitoplasmática, distendidos con presencia de vacuolas lipídicas en el citoplasma, desplazando los núcleos de su posición central. Hallazgos que fueron más pronunciados en el graso hemorrágico (Fotos3 y 4).

 

En la Tabla 3, se apreciaron diferencias significativas respecto a la masa relativa en los hígados grasos y no grasos. De igual forma se comportó al comparar la masa total de los hígados grasos en cada grupo (Gráfico 1).Resulta válido señalar que la aparición de esta alteración en aves, resulta definición de decomiso, según referencia del servicio de inspección de seguridad alimenticia (USDA/ FSIS. Dpto de Agricultura de EE UU).

 

Grafico 1. Masa total de los hígados grasos en ambos grupos.

 

Foto 9. Mostrando hígados grasos y sanos del grupo control al finalizar una sesión de trabajo.

En la tabla 4 y fotos (10−12) se muestran diferentes procesos patológicos renales. La lesión macroscópica más frecuente, se caracterizó por riñones agrandados (nefromegalia) sobresaliendo de su cavidad y pálidos. Microscópicamente los hallazgos resultaron inespecíficos, en unos predominaron cambios inflamatorio−necróticos, túbulos dilatados, estructuras celulares pobremente teñidas, núcleos con cambios necrobióticos e infiltración celular predominantemente por linfocitos, y en otros típicos cambios de tipo graso.

La frecuencia de lesiones renales, resultó igualmente significativa a favor del grupo tratado con una diferencia mayor de 16 puntos porcentuales al compararse con el control (p≤0.05), lo cual también señala algún efecto protector bien directo o indirecto del producto sobre este órgano. Comportamiento que se fundamenta en que el suplemento mejora la respuesta ante diferentes procesos degenerativos, inflamatorios y necróticos, dada sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias (Vilar et al., 2009).

Butler (1980) y López et al. (2014), indican que la nefromegalia acompaña al hígado graso. No obstante en la presente investigación, esta alteración fue más frecuente que el propio hígado graso. En el grupo control existió una relación de nefromegalia con hígado graso de 1.24:1 y en el grupo tratado una relación de 4.6:1. En años anteriores, contrariamente Méndez (2000), determinó en gallinas anémicas, una relación de 4.5:1 (hígados grasos a riñón graso).

Coincidimos con Mejías (2013) en que la lesión macroscópica descrita, debe ser confrontada con la evaluación histopatológica, debido a que estos casos se pueden corresponder con cambios de tipo graso (degeneración o infiltración grasa renal) o bien con otros como las nefrosis o cambios de tipo inflamatorio.

 

 

Conclusiones

La aplicación del suplemento nutricional conteniendo ácido glicirricínico tuvo una influencia altamente significativa sobre la variable hígado graso en gallinas de postura comercial. Igualmente significativa resulto una menor presencia de nefropatías en las aves que consumieron el producto.

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 511 forum 1 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved