La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
XXXVII Convención Nacional ANECA 2012

Comparación de parámetros productivos en gallinas de postura utilizando un programa de luz artificial en crianza contra luz natural

Publicado el: 21/11/2012
Autor/es:

Actualmente se puede encontrar parvadas que alcanzan el pico de producción entre las 24 y las 26 semanas de edad, de hecho algunas de las guías de manejo de las líneas genéticas muestran los picos de producción alrededor de dicha edad y está bien establecido que la intensidad de luz y la duración del periodo de la luz diaria son una herramienta que debe manipularse para obtener los máximos resultados, ya sea en el número de huevos o en el tamaño del huevo.

Fisiológicamente, el aumento de luz del día estimula las hormonas hipofisarias, lo cual inicia el proceso de la producción de huevos. En otoño sucede lo contrario ya que con la disminución de la luz natural disminuye la producción de FSH Y LH ocasionando disminución en la producción de huevos. 

Se pueden utilizar diferentes programas de iluminación en las empresas productoras de huevo para plato, pero la regla básica en un programa de iluminación es el mantener las luces constantes o disminuirlas durante el periodo de crecimiento de las pollitas para evitar que el lote empiece producir muy temprano.

Aunque está bien establecido el concepto, no se determina el impacto en la crianza y desarrollo con el empleo de luz natural complementado con luz artificial ya sean en días abiertos (periodo de Enero a Junio) o días cerrados (Julio a Diciembre). 

El presente trabajo se realizó en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, México con las coordenadas 20°54’50 y los 21°01´30 latitud norte y 102°33’10 a los 1021°56’15 de longitud oeste a una altura de 1800 msnm, con una temperatura media anual de 19°C y una precipitación media anual de 874.7 mm. 

Se emplearon 360,000 aves de la línea Hy Line, variedad W36, las cuales fueron recibidas al día de edad en casetas con baterías convencionales (5 niveles de 100 aves cada uno), sistema de alimentación manual y bebedero automático. A las 6 semanas se trasladaron a casetas de desarrollo, convencionales, abiertas, con sistema de alimentación semi-automático y bebederos de copa, alojadas en jaula de alambre en baterías tipo california a 2 niveles. 

El cambio a las instalaciones de producción se realizó a las 16 semanas de edad a casetas igualmente convencionales, abiertas con jaula tipo california. Todas las aves se alimentaron con idénticos programas de alimentación, calendarios de vacunación y manejos, así como densidad poblacional.

El diseño experimental quedó formado por 4 grupos con cuatro repeticiones cada uno, donde los tratamientos fueron los siguientes: 

Al grupo 1 y 2 no se le complementó luz durante la crianza, a los grupos 3 y 4 se les implementó un programa de luz natural más artificial (Cuadro 2) utilizando lámparas de luz fluorescente de 9 watts las cuales proporcionan de acuerdo a su  distribución una intensidad de 20 lux.

Como se muestra en el cuadro 2, la luz durante el periodo de producción se comenzó a incrementar cuando las aves alcanzaron el peso señalado por la línea genética hasta lograr 17 horas luz hasta el final del ciclo.

 

 

CONCLUSIONES Y DISCUSIONES

El peso corporal de las pollas fue mayor en las que se aplicó un calendario de luz mostrando diferencias significativas con las que no recibieron luz artificial. ( literales diferentes muestras significancia estadísticas (p<0.05)

El porcentaje de producción y el número de huevos producidos por ave, fue mayor en los días abiertos sin calendario de luz descendente debido a que no se detuvo la madures sexual de las aves comenzando a producir antes de las 18 semanas.

Los kilos de huevo producidos por ave fue mayor en los días abiertos que tuvieron calendario de luz descendente, debido a que se detuvo la madures sexual obteniendo un peso de huevo mayor al momento de romper postura.

El porcentaje de mortalidad no se vio influenciada en ninguna de los tratamientos. En días cerrados la conversión alimenticia mostro diferencias, mientras que en los días abiertos se elevó en el lote sin luz por tener un peso promedio de huevo más bajo. 

Las aves que se criaron en días cerrados sin calendario de luz tienen un peso de huevo más elevado, al igual las aves que se criaron en días abiertos con calendario de luz. Debido a que se retrasó su madurez sexual alcanzando un peso corporal mayor al momento de romper postura. En el consumo de alimento fue mayor en los días cerrados con luz. 

La masa de huevo en días cerrados es más elevada en el lote sin luz por tener un peso promedio de huevo más elevado y en los días abiertos es mayor en el lote con luz que de la misma manera tuvo un peso promedio de huevo más elevado.

El calendario de luz descendente logro mejorar el peso corporal del ave al momento de romper postura y de esta manera se obtuvieron los primero huevos con un mejor peso promedio, sacrificando el número de huevos producidos en las parvadas criadas en periodo de luz abierto. No así en las parvadas en días abiertos y sin calendario de luz, ya que estas obtuvieron mayor número de huevo pero con un peso promedio menor. 

En el periodo de luz cerrado las parvadas tratadas con calendario de luz lograron de igual manera un mejor peso corporal del ave y se estimularon con luz para desarrollar la madurez sexual una vez que la pollona logro llegar al peso adecuado y obtuvo un mayor número de huevos y de mejor peso.

En las parvas sin calendario de luz el ave tuvo menos horas de luz para consumir alimento durante su crecimiento y se retrasó el inicio de la producción de manera natural, se perdió número de huevos pero se obtuvieron mayor peso promedio de huevo y mayor masa de huevo.

 
remove_red_eye 7301 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved