El riego subterráneo por goteo, en arroz

Publicado el:
Autor/es:

El arroz de riego por inundación está llegando a su fin, por la escasez de agua a nivel mundial y su requerimiento para otras necesidades importantes. Hay dos opciones para continuar produciendo este cereal, el cual con el trigo y el maíz son los cereales más utilizados en la nutrición humana a nivel mundial.



La alternativa más fácil de adoptar por los productores, es sembrar variedades de arroz de secano de alta productividad. La otra alternativa más costosa y la cual requiere maquinarias especiales, para la colocación de las mangueras dentro del terreno de 5 cms. a 40 cms. de profundidad, es el riego por goteo subterráneo. En cuanto a la profundidad, otros investigadores indican que el riego por goteo sub-terráneo se debe colocar de 20 cms. a 30 cms., por debajo de la superficie del suelo.

Lo más prudente seria regular la profundidad del riego, según el desarrollo radicular de la especie que se está sembrando y de acuerdo a la composición física del suelo. Tiene mucha importancia la composición física del suelo, porque en terrenos arenosos el movimiento ascendente del agua por capilaridad se dificulta y se aleja del sistema radicular. En cambio en terrenos con mayor porcentaje de arcilla (como son la mayoría de los suelos dedicados al cultivo del arroz), el agua se mueve hacia arriba por capilaridad y también hacia abajo por gravedad.

El riego sub-terraneo no es nuevo, en la década de 1950 el Ing. Rosario Pilonero profesor de la Escuela Agrícola Salesiana de Moca, explicaba las ventajas de este tipo de riego y al mismo tiempo indicaba lo costoso de su implementación, para esa época que no había tubería de pvc. Las tuberías que se utilizaban eran de hierro y su costo y manejo eran muy elevados y difíciles de manejar. El colegio agrícola “San Ignacio de Loyola” en Dajabón, era la única institución educativa en el área agrícola, que disponía de riego sub-terraneo. Sin duda que debe ser obra del científico André Bloebergh de nacionalidad francesa, durante la época que fue profesor en esa institución educativa. En Brasil, Paraguay, Argentina, México, otros países latinoamericanos y España, ya están trabajando con esta tecnología en arroz y señalan que la producción se incrementa notablemente y lo más importante, se ahorra agua en más de un 70%.

La producción de arroz en los países citados y cultivado por inundación, esta de 8 a 9 toneladas por hectárea y con el sistema de riego sub-terraneo por goteo, de 13 a 14 toneladas por hectárea. La alta productividad del arroz con esta tecnología y la disminución de costos en cuidados culturales, disminuye el tiempo de recuperación de la inversión a 2 ó 3 años. La colocación de las tuberías de pvc se realiza con maquinarias, las cuales colocan simultáneamente una, dos y tres hileras a la profundidad deseada. La forma de limpiar las tuberías de impurezas, que podrían taponar los goteros, es muy sencilla y efectiva. Para lograr esto se colocan “válvulas de purgas”, las cuales al abrirse echan hacia afuera todas las impurezas acumuladas. En adición al agua de riego se pueden aplicar con gran eficiencia y economía, los fertilizantes que demanda la plantación, en las diferentes etapas de desarrollo.

Con este sistema de riego, se disminuyen los gastos en desyerbos, en control de enfermedades y plagas y los cuidados culturales en general disminuyen, además de realizarse con más facilidad. Los países de la región, que están desarrollando esta nueva modalidad de cultivar el arroz, tienen 15 años y 20 años de experiencia y cada día crece ampliamente las extensiones de siembra de arroz, con la técnica del riego sub-terraneo. Al principio se suponía que las mangueras enterradas, tendrían una duración de 10 a 12 años, sin embargo en la actualidad a los 18 y 20 años de colocadas, todavía están funcionando correctamente. El riego sub-terraneo por goteo, ha sido aplicado con resultados muy positivos en cultivos extensivos, como la soya, la caña de azúcar, la alfalfa (cultivo para forrajes de animales), el maíz y otros cultivos extensivos.

En todos los cultivos investigados, la producción ha sido muy superior a la forma convencional de riego utilizado y además la reducción en el uso del agua ha sido muy significativa.

Esperamos ver muy pronto en el país, ensayos extensivos sobre el cultivo de arroz, con la novedad del riego sub-terraneo por goteo. Esto podría ser a través de los Centros de Investigaciones Agrícolas (IDIAF), el Departamento de Arroz del Ministerio de Agricultura, las Universidades y Colegios Agrícolas y las asociaciones y cooperativas de arroz, como también arroceros independientes.

 
remove_red_eye 649 forum 9 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2018 Engormix - All Rights Reserved
Agricultura
search
search