Engormix/Agricultura/Artículos técnicos

Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios

Publicado el: 21/10/2022
Autor/es: Juan Pablo Edwards y Pablo Abbate (INTA Balcarce). Argentina
En el  sudeste de la provincia de Buenos Aires, las precipitaciones acumuladas para el periodo mayo-septiembre fueron menores a las normales. Esto puede deberse a la influencia del fenómeno climático conocido como NIÑA, el cual implica alta probabilidad de sequía en la región Pampeana. Lamentablemente, los modelos mantienen la continuidad de estas condiciones para el último trimestre del año.  Acostumbrados a tener respuestas consistentes a la aplicación de fungicidas en años con precipitaciones normales, los productores realizan entre 1 a 2 aplicaciones de fungicidas en trigo y cebada. Esto se justifica por la alta prevalencia de enfermedades de inóculo local, presentes en el rastrojo del lote, como es el caso del complejo de manchas, o bien, de royas provenientes de otros campos.     
En el atípico escenario productivo de la campaña actual del sudeste de Bs As, las enfermedades no están generando epidemias tan importantes como las de años con precipitaciones normales. Niveles de incidencias menores al 20%, con localización en las hojas inferiores están predominado en los lotes de la región, incluso en estadios posteriores a la expansión de la hoja bandera, momento en el cual los productores realizan la aplicación con justificación fitocentrica: proteger las hojas críticas de mayor aporte fotosintético para el llenado de grano, ante inminentes "trepadas" de las manchas con la consiguiente reducción del área foliar crítica. 
Debido a la baja disponibilidad hídrica actual y la baja proliferación de enfermedades fúngicas, se puede afirmar que el nivel de incertidumbre que se maneja en la protección de trigo y cebada en la campaña actual, es muy superior al de otros años. En un intento por reducir parte de tal nivel de incertidumbre, presentamos a continuación, un análisis económico de las aplicaciones de fungicidas en un conjunto de escenarios posibles. Estos escenarios fueron calculados por medio de la página web https://cultivaresargentinos.com/proteccion/ pudiendo ser recalculados para cualquier situación específica.
Para contextualizar los escenarios económico-productivo de la campaña se establecieron los siguientes valores:
  • Precio del grano: Precio pizarra de cebada o trigo en enero de 2023, de 310 a 340 u$s/t.
  • Gastos variables (%): son los gastos que varían al variar el rendimiento obtenido, esto incluye los gastos de cosecha, flete, comercialización, etc., expresados como porcentaje del precio del grano, (20% a los fines de este ejercicio).
  • Costos de los tratamientos sanitarios: 
    • Productos: mezcla doble de 22 u$s/dosis, mezcla triple de u$s/dosis.
    • Coadyuvantes: 2 u$s/dosis.
    • Pulverizadora: 8 u$s/dosis.
    • Suponemos una pisada de 2%, determinada por el rodado del pulverizador.
 
Contexto productivo: 
  • Rendimiento esperado: rango entre 2500 a 4000 kg/ha.
Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios - Image 1

Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios - Image 2
Click aquí para ampliar la imagen 
Figura 1: Costo de tratamientos de fungicida foliar en trigo y cebada, expresado como la cantidad de grano (kg/ha) de grano necesarios para pagar los tratamientos, para distintos escenarios económico - productivos de la campaña 2022.
En la Fig. 1 se observa que, cuando aumenta el precio pizarra, se diluye el costo de la aplicación expresado en kg/ha de cereal. Por otra parte, al optar por una mezcla triple el costo lógicamente se eleva: la aplicación de un fungicida mezcla doble (triazol + estrobilurina) podría costar entre 171 a 209 kg/ha, mientras que una mezcla triple (triazol + estrobilurina + carboxamida) podría representar entre 228 a 270 kg/ha de grano. 
En la Fig. 2 se presenta la descomposición de los costos calculados en la Fig. 1. Puede observarse que la importancia de la pisada aumenta con el rinde estimado. Por su parte, el costo total del tratamiento (incluyendo los productos y su aplicación), expresado como kg/ha de grano, disminuye al aumentar el precio del cereal. Además, el costo del producto aumenta con su nivel tecnológico; en términos generales, la adición de la carboxamida representaría alrededor de unos 60 kg/ha más.
 
Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios - Image 3

Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios - Image 2
Click aquí para ampliar la imagen 
Figura 2: Descomposición de los costos directos del tratamiento de fungicida en trigo o cebada
Los escenarios hasta aquí presentados, suelen ser favorables en años meteorológicamente normales, ya que es factible alcanzar los rendimientos esperados en respuestas a las aplicaciones de fungicidas, más aún con presencia de royas. Pero ¿qué puede ocurrir en años meteorológicamente atípicos? Para responder este interrogante se debe conocer la respuesta al fungicida para distintos niveles de rendimiento. La Fig. 3 resume los resultados idealizados de varios ensayos no publicados conducidos en el sudeste bonaerense, 
Los ensayos fueron filtrados por su baja presión de manchas al momento de aplicar el fungicida (alrededor de Z39), en donde se observan respuestas de rendimiento entre 2 a 8%.
 
Protección de cereales de invierno en contexto de sequía 2022: manejo en base a escenarios - Image 5

Figura 3: Idealización de la respuestas del rendimiento de cebada basada en ensayos conducidos en sudeste bonaerense, filtrados por presentar baja presión de manchas foliares al momento de la aplicación del fungicida  (hoja bandera -1 y -2 libres de manchas e incidencia en el resto de la planta < 20%) .
¿Qué factores pueden guiarnos para ubicarnos en qué escenario epidémico correcto, o sea que respuesta en rendimiento podemos esperar? 
  • Susceptibilidad del genotipo sembrado. Cuanto mayor sea el nivel de tolerancia del cultivar, más lenta será la propagación de la enfermedad en el cultivo. 
  • Fenología del cultivo. Recordemos algunas diferencias entre el trigo y la cebada: las hojas de mayor contribución fotosintética al rendimiento en cebada son HB-1 a HB-3 ya que el número de granos se fija cuando emergen las aristas de la vaina de de la HB (antesis encubierta). En trigo, las hojas de mayor contribución fotosintética al rendimiento son HB y HB-1. En consecuencia, la cebada requiere una protección más temprana que el trigo. 
  • Relación fuente-destino: Cuanto mayor sea la cantidad de granos fijados, más importante será proteger la fuente fotosintética durante el llenado de granos de trigo y cebada. 
  • Cantidad y localización de enfermedad presente: Para una misma incidencia, la localización de los síntomas representa un factor crucial para entender el riesgo de la epidemia. Bajas incidencias y en hojas basales, representan bajo riesgo de reducción del área foliar de las hojas críticas de trigo y cebada. 
  • Pronóstico para los próximos días: El progreso vertical de las enfermedades es propulsado por las salpicaduras de lluvias y la alta humedad relativa de la superficie del canopeo. Por lo tanto, la baja probabilidad de precipitaciones en los días venideros reduce la probabilidad de que las enfermedades progresen hacia los estratos superiores.  
Ejemplos de escenarios epidémicos contrastantes: 
  • Bajo riesgo: cultivo de cebada de genotipo de baja susceptibilidad, con espigas emergidas, baja incidencia de mancha en red, HB-1 y HB-2 libres de síntomas. En tal situación,  la respuesta al fungicida podría ser baja cerca de nula.
  • Alto riesgo: cebada de genotipo susceptible, estado fenológico próximo a Z39, pronóstico de lluvias para los próximos 7 días, algunas manchas en HB-1 y/o HB-2. En tal caso la respuesta al fungicida podría ser mayor al 8%.
 
Autor/es:
 
Visualizaciones378Comentarios0EstadísticasCompartir