Evaluación de fungicidas foliares y fertilizantes para el manejo del complejo de enfermedades de fin de ciclo en soja en Marcos Juárez (Córdoba) -FULLTEC - Campaña 2010/11

Publicado el: 19/10/2011
Autor/es:

En la campaña 2008/ 2009, la “mancha ojo de rana” causada por Cercospora sojina (Hara) se destacó como la enfermedad con mayor prevalencia e intensidad en los lotes de soja del sudeste de la Provincia de Córdoba. Las condiciones climáticas de la campaña 2009/ 2010, la  escasez de rotaciones y la homogeneidad del germoplasma utilizado –en su mayoría susceptible a la enfermedad- son algunos de los factores que determinaron la continuidad y el aumento de la gravedad de este problema en la zona núcleo de producción de soja del país.

El presente trabajo tuvo como objetivo evaluar la eficiencia de distintos fungicidas en mezclas con un fertilizante aplicado en el estadio fenológico R3 para el manejo del complejo de enfermedades de fin de ciclo (EFC) en soja, considerando el efecto sobre la intensidad de la misma y el rendimiento del cultivo durante la campaña 2010/2011.


Metodología

El ensayo se instaló en un lote bajo siembra directa sobre rastrojo de soja, sembrado el 22 de noviembre de 2010 con el cultivar ADM 3700 RR del grupo de madurez III largo. Los tratamientos realizados incluyeron dos fungicidas sintéticos (Opera y Carbendazim) y un fertilizante (Cubo) en distintas combinaciones que fueron aplicados en el estadío fenológico R3 y un testigo sin aplicación (Cuadro 1). La densidad de siembra fue de 20 semillas por metro lineal, distribuidas en 10 parcelas de ocho surcos separadas a 52 cm, de seis m de largo con tres repeticiones, utilizando el diseño estadístico de bloques completos al azar.El presente trabajo se realizó en el campo experimental de INTA, EEA Marcos Juárez, provincia de Córdoba.

El día 26 de enero de 2011, cuando el cultivo se encontraba en el estadío fenológico R3, se realizó la aplicación de los fungicidas y el fertilizante en forma foliar sobre los cuatro surcos centrales de cada parcela.

Se analizaron las siguientes variables:

-          Grado de intensidad de MOR (Int.): porcentaje de incidencia y severidad promedio de 30 foliolos extraídos al azar del estrato superior (Int. ES) de las plantas en los dos surcos centrales de cada parcela. Para su evaluación se utilizó una escala de seis grados: grado 1: hojas sin manchas; grado 2: 1 a 25% de incidencia, severidad entre <1 a 5%; grado 3: 100% de incidencia, severidad de 6 a 15%; grado 4: 100% de incidencia, severidad de 16 a 35%; grado 5: 100% de incidencia, severidad de 36 a 50% y grado 6: 100% de incidencia y más del 50% del área foliar afectada (Anexo II). Los muestreos se realizaron en cuatro oportunidades: cuando el cultivo se encontraba en estadío fenológico R4 (Int. ES R4); cuando el cultivo se encontraba en estadío fenológico R5 (Int. ES R5); y en R6 (Int. ES R6).

-          Rendimiento: por parcela, expresado en Kg/ ha con 13% de humedad.

-          Peso de mil granos (PMG): promedio del peso de mil granos de cada una de las parcelas cosechadas, expresado en gramos.

El ensayo se cosechó el 4 de abril de 2011.

Los resultados se analizaron mediante un modelo de análisis de varianza correspondiente al diseño utilizado. Las comparaciones entre las medias de los tratamientos se realizaron por el Método de la Mínima Diferencia Significativa (LSD) de Fisher (p = 0,05). Se obtuvieron los coeficientes de correlación de Pearson entre las variables.

Resultados y Discusión

Las enfermedades identificadas durante la campaña en el ensayo fueron “mancha marrón” (Septoria glycines), “tizón de la hoja y mancha púrpura de la semilla” (Cercospora kikuchii) y “mancha ojo de rana” (Cercospora sojina).La campaña se caracterizó por condiciones ambientales no predisponentes para al progreso de las enfermedades, con lluvias escasas y temperaturas elevadas (Ver Anexo I).

“Mancha marrón” fue detectada desde estadíos vegetativos en niveles de incidencia y severidad menores al 5%. En el momento de la aplicación en el estadío fenológico R3, la severidad y la incidencia continuaban con los mismos valores. En el estadío  R5, el nivel de severidad llegó a 12% y no alcanzo el umbral de daño, con niveles de incidencia finales cercanos al  20%.

El “tizón de la hoja y mancha púrpura de la semilla” fue detectado a partir del estadío R6 con altos niveles  de  severidad (30%) e incidencia (60%).

La “mancha ojo de rana” se detectó en el ensayo desde V1 (primer hoja trifoliada) con niveles de incidencia y severidad que no superaban el 1%. Estos niveles se mantuvieron hasta fines de febrero.

Las frecuentes precipitaciones registradas durante los primeros días de febrero y las temperaturas elevadas facilitaron el progreso de la enfermedad a partir del estadío R5. En el testigo sin aplicación la intensidad se incrementó de un grado 2 a un grado 3,5,  considerando desde el primer muestreo hasta el último realizado en el estadío R6.

La intensidad de la enfermedad se incrementó a partir de la segunda quincena de febrero, coincidiendo con un período de lluvias frecuentes, pero luego se mantuvo en niveles moderados debido a que las precipitaciones fueron escasas y espaciadas. Al alcanzar la madurez fisiológica, la enfermedad no logró los niveles alcanzados en la campaña 2009/10 (Gráfico1).

En los tres muestreos realizados todos los tratamientos presentaron niveles de intensidad de la enfermedad menores al del testigo sin aplicación (p < 0,05).

El rendimiento del testigo fue el menor pero no se diferenció de todos los tratamientos (p<0,05). Los mejores tratamientos que se diferenciaron del testigo fueron los que se combinaron con cubo. Las diferencias promedio de rendimiento con relación al testigo fueron de aproximadamente 400 Kg/ha.(p<0,05). 

Cuadro 4: Valores promedio de rendimiento en Kg/ha de todos los tratamientos. 

Fungicidas

ml p.c./ha

Rendimiento Kg/Ha

Testigo

 

4764,25 b

Carbendazim + Cubo

1000 cc+ 200 cc

5141,0 a

Carbendazim

1000 cc

4998,75 ab

Opera + Cubo

500 cc + 200 cc

5174,75 a

Opera

500 cc

4949,0 ab

CV

 

4,25

La aplicación de fungicidas provocó una mejora significativa del PMG en la mayoría de los tratamientos. El incremento en esta variable asociada a la aplicación de fungicidas foliares es un efecto detectado en numerosos estudios anteriores.

Cuadro 5: Valores promedio de peso de mil granos (PMG) de todos los tratamientos.
 

Consideraciones Finales                                                                           

  • La “mancha marrón” (Septoria glycines) y “el tizón de la hoja” (Cercospora kikuchii)  se detectaron en el ensayo pero en niveles que nunca superaron los umbrales fijados para la aplicación.
  • La “mancha ojo de rana” (Cercospora sojina) se detectó desde estadíos vegetativos con muy baja incidencia y severidad; mostrando un incremento a partir del estadío reproductivo R5.
  • Las aplicaciones realizadas en R3, cuando el cultivo tenía grado 1,5 de intensidad de MOR, redujeron la intensidad de la enfermedad, mejoraron el rendimiento y aumentaron el PMG  con respecto al testigo sin aplicación.
  • Todos los productos lograron reducciones en la intensidad final de la enfermedad.
  • Tanto el carbendazim como el Opera en combinación con Cubo presentaron los mejores rendimientos, con incrementos promedio de 400 Kg/ha en relación al testigo sin aplicación.
 
Autor/es
 
remove_red_eye 73 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved