Eficacia en el control químico de enfermedades foliares en trigo y cebada

Publicado el: 28/6/2013
Autor/es: Enrique Alberione, Mario Arburua, Gustavo Fissore (pasante en el Area trigo) y Gustavo Fornero (Tesista de grado). INTA Marcos Juárez (Cordoba, Argentina)

Introducción
La campaña 2012 de trigo y cebada estuvo marcadamente influenciada por condiciones ambientales muy favorables al desarrollo temprano de enfermedades foliares, fundamentalmente de tipo necrótrofas, no sólo de origen fúngicas sino también bacterianas que provocaron importante deterioro del área verde foliar por muerte de tejido vegetal. También de manera importante fue la infección de fusariosis de la espiga con ataques severos en una amplia región que incluyó a la provincia de Entre Ríos, Centro-S de Santa Fe, este y SE de Córdoba y Norte de la provincia de Buenos Aires. Ante la ausencia de resistencia genética frente a estas enfermedades, se debió recurrir a control químico sobre aquellas de origen fúngico, obteniéndose resultados variados directamente relacionados a las condiciones de aplicación y el estado de desarrollo de las enfermedades.

Con este objetivo se condujeron ensayos de control químico en la EEA INTA Marcos Juárez, para evaluar la eficacia en el control de mancha amarilla (Drechslera tritici repentis), roya de la hoja (Puccinia triticina) y fusariosis de la espiga (Fusarium graminearum) en trigo y en cebada el control químico sobre mancha en red (Drechslera teres), mancha borrosa (Bipolaris sorokiniana) y salpicado necrótico (Ramularia collo cigni). Se evaluó la eficacia de control de formulaciones mezclas con distintos principios activos aplicados en distintos momentos según el estado de crecimiento de los cultivos. Los tratamientos se compararon con tratamientos de doble aplicación empleando triazoll y mezcla de estrobilurina + triazol en distinto orden.

Sobre el ensayo de control de fusariosis de la espiga se evaluó la eficacia de control de fungicidas sobre la enfermedad aplicado en el momento conducente al inicio de la infección (antesis). Los resultados mostraron diferencias en el control en relación a los momentos de aplicación y los productos fungicidas empleados tanto en trigo como en cebada. En tanto que sobre fusariosis de la espiga (FE) se observaron también algunas diferencias entre productos.

Materiales y métodos
Los ensayos de control químico de enfermedades foliares en trigo y cebada se sembraron sobre lote con cultivo antecesor soja. Los cultivares de trigo sembrados fueron Nidera Baguette 501 y DM Cronox ambos de ciclo de crecimiento corto en tanto que el cultivar de cebada fue Quilmes Alfa (Maltería Quilmes) de ciclo de crecimiento corto. Sobre el cultivar Nidera Baguette 501 se evaluó fungicidas para el control de mancha amarilla y sobre el cultivar DM Cronox se hicieron las evaluaciones de control químico frente a roya de la hoja. El ensayo de control químico de FE se hizo sobre el cultivar DM Arex de ciclo de crecimiento corto sembrado sobre un lote experimental proveniente de trigo como cultivo antecesor. Previo a la siembra se realizó control de malezas en barbecho químico aplicando glifosato (3 lts/ha) en mezcla con metsulfuron (6 gr/ha) + dicamba (150 cc/ha). Así mismo fue necesario controlar cebadilla criolla (Bromas catharticus) con graminicida (2 lts/ha de cletodim) en segunda aplicación. Se fertilizó con urea al voleo aplicando 200 kg/ha y con fosfato monoamónico 46-00-00 (80 kg/ha) a la siembra. Se sembró empleando máquina sembradora Bertini 10000 de 25 hileras de siembra a 17,5 cm entre sí. El diseño de los ensayos fue de BCA con 4 repeticiones. La aplicación de fungicidas se hizo con equipo manual a mochila de gas CO2 con presión constante y barra con picos de cono hueco Albuz ATR 80.

Se evaluaron nuevas formulaciones y principios activos. Como tratamientos para enfermedades foliares en ensayos de trigo y cebada se emplearon nuevos ingredientes activos (subrayados) en combinación con otros conocidos y nuevas mezclas formuladas: isopyrazam(12,5gr) + azoxistrobina(20gr), fluxapyroxad(5%) + epoxyconazole(5%) + pyraclostrobin(8,1%), metconazole (2,75%) + epoxiconazole(3,75%) y tebuconazole 200gr/l + azoxistrobina120gr/l. Isopirazam perteneciente al grupo químico pyrasole (carboxamida), aporta un espectro amplio de control de enfermedades fúngicas actuando como protector. Es absorbido en el tejido foliar y translocado, inhibiendo la respiración y germinación de esporas y también la elongación del tubo germinativo. Además su tecnología de “doble enlace” garantiza una fuerte adherencia a los hongos y a la cera de las hojas proporcionando protección duradera contra la enfermedad. Del mismo modo fluxapyroxad (Xemium) es también perteneciente al mismo grupo químico y es también inhibidor de la deshidrogenasa succinato, enzima implicada en la respiración mitocondrial de los hongos. Su estructura molecular incluye un grupo bifenil trifluoro que asegura dispersión rápida y eficiente del principio activo dentro de la planta.

Sobre el ensayo de control químico de FE se evaluaron nuevas formulaciones mezclas: metil-tiofanato (37,5%)+tebuconazole (10%) y metconazole (2,75%) + epoxiconazole(3,75%). El metil-tiofanato es un ester dimetílico del grupo químico tiocarbamato. Es sistémico con movilidad por xilema y floema, y actividad fungicida, preventiva y curativa, por vía sistémica y por contacto sobre enfermedades producidas por hongos endo y ectoparásitos.
Los tratamientos aplicados en ensayos de trigo se muestran en los cuadros 1 y 2.

Cuadro 1. Tratamientos de control de mancha amarilla en trigo


Cuadro 2. Tratamientos de control de roya de la hoja
 

Los tratamientos aplicados sobre el cultivo de cebada se muestran en el cuadro 3


Cuadro 3. Tratamientos de control de manchas foliares en cebada
 

Los tratamientos aplicados sobre el cultivo de trigo (Cv DM Arex) para el control de FE se muestran en el cuadro 4.

Cuadro 4. Tratamientos de control de FE en trigo
 

La evaluación de enfermedades foliares se realizó mediante la observación de igual número de muestras de tallos por parcelas empleando la escalas propuestas por Cobb modificada por Peterson (Stubbs et al., 1986) en roya de la hoja y James y Clive (1971) citado por Stubbs et al. (1986) para mancha amarilla. La cosecha de los ensayos se realizó con máquina cosechadora experimental Wintersteiger. Lo cosechado por parcela se pesó y se obtuvo así el rendimiento de grano expresado en kg/ha.
Se analizaron estadísticamente las variables patométricas y productivas a través de análisis de variancia de medias con test de comparaciones múltiples LSD Fisher empleando el programa estadístico Infostat (2008).

Resultados
- Condiciones ambientales y desarrollo de enfermedades
Las condiciones ambientales altamente favorables al establecimiento y desarrollo de manchas foliares y fusariosis de la espiga se sucedieron de manera reiterada fundamentalmente garantizando condiciones de alta humedad relativa desde el mes de agosto en adelante dado por elevados registros pluviométricos muy significativo en el trimestre agosto-septiembre-octubre, que marcó una diferencia por encima de la media histórica de 330 mm. El otro factor conducente fue la temperatura con registros en algunos casos similares hacia fin del invierno y comienzo de la primavera.

Estas condiciones favorecieron la ocurrencia de mancha amarilla y otras de origen bacterianas y fundamentalmente fusariosis de la espiga en los cultivos de trigo. Por el contrario roya de la hoja se manifestó con bajos niveles de infección. Sólo hacia el final del ciclo del cultivo, algunos cultivares de conocida susceptibilidad manifestaron elevados niveles de infección. Las precipitaciones con abundante milimetraje y de alta intensidad resultaron un factor negativo para el establecimiento de esta enfermedad.

Sobre el cultivo de cebada, las condiciones ambientales mencionadas predispusieron el inicio temprano de infección y posterior desarrollo de manchas foliares. Las enfermedades en presentarse fueron mancha en red y mancha borrosa mayoritariamente. No obstante, sobre este ensayo se identificó también `salpicado necrótico´ cuyo agente causal es Ramularia collo cygnis. Sus síntomas pueden confundirse con deficiencias nutricionales. Como factores desencadenantes de esta enfermedad se citan condiciones de ciclo lluvioso que aseguran horas de mojado y efectos de rayos ultravioleta y ozono. Además de síntomas en hojas, las manchas se presentan también en tallos y vainas. Esta característica además de que las manchas por Ramularia presentan pequeño halo clorótico, sirven de diferencia con las manchas de tipo fisiológicas que se localizan sólo en hojas. El ataque y la severidad de esta enfermedad se asocian a stress oxidativo y a la caída de las defensas de la planta a partir de floración.

Respuestas de control químico
Sobre los ensayos de control químico de enfermedades foliares en trigo se obtuvieron diferencias estadísticas entre tratamientos en la variable rendimiento (p=0,0055 para p<0,05) solamente en el ensayo realizado sobre el cultivar N. Baguette 501. En el
gráfico 1 se observa el comportamiento de los tratamientos evaluando productos y momentos de aplicación.

Gráfico 1. Comportamiento de tratamientos en relación al rendimiento de granos

El tratamiento testigo registró el menor rendimiento del ensayo (17 q de diferencia en relación al mejor tratamiento) aunque no difirió de éste otro grupo de tratamientos independientemente de los momentos de aplicación. Los mejores resultados se obtuvieron con la aplicación de fluxapyroxad(5%)+epoxyconazole(5%)+pyraclostrobina(8,1%) en espiga embuchada (EC 4.6) y azoxistrobina(200gr/l)+cyproconazole (80 g/l) e Isopyrazam(12,5 g/l)+azoxistrobina (20 g/l) en inicio de formación de grano (EC 7.1). Parte de estas diferencias se sustentan en registros de peso hectolítrico. Los dos tratamientos con fluxapyroxad(5%)+epoxyconazole(5%)+pyraclostrobina(8,1%) mostraron los mayores valores (74,9 y 71,2 g) al igual que el tratamiento Isopyrazam(12,5 g/l)+azoxistrobina (20 g/l) (71,7g) comparado con el valor del testigo (68,1 g). Se observó en los tratamientos en doble aplicación, un mejor comportamiento, analizado sólo en términos absolutos (sin diferencias estadísticas) a favor de la aplicación temprana (EC 3.2 encañado) con producto mezcla (estrobilurina + triazol) seguido de una segunda con triazol en EC 7.1 –inicio de llenado de granos. Tal comportamiento posiblemente lo explique el mejor control de la enfermedad ejercido por el producto mezcla desde el inicio, debido a la combinación de modos de acción diferentes y efectiva residualidad.

En relación al control de enfermedades sobre este ensayo no se detectaron diferencias estadísticas, aunque se observó algunas variantes según los patógenos presentes. Roya de la hoja se presentó en bajo nivel de severidad (6,5% de severidad en el testigo) con un mejor control en aplicaciones tardías independientemente de los productos. Algo similar se observó en presencia de alternaria (23% de severidad en el testigo) en cuyo caso los tratamientos de mejor comportamiento fueron los que se aplicaron de manera más tardía y que coincidieron con la aparición de la enfermedad. Por el contrario en mancha amarilla (31% severidad en el testigo) se observó comportamientos similares entre productos y momentos siendo algo más eficaces en su control los tratamientos aplicados de manera más temprana.

El ensayo conducido sobre el cultivar DM Cronox no mostró diferencias estadísticas significativas en ninguna de las variables analizadas. Sobre el testigo se registró 15% de severidad de roya de la hoja. Comparando los valores de severidad finales observados en cada uno de los tratamientos indicaron que las aplicaciones realizadas en estado de espiga embuchada resultaron con mayor control de la enfermedad que las aplicaciones realizadas en fin de antesis-comienzo de llenado de granos. Se observó reducción de la enfermedad con valores por debajo de 10% de severidad en los siguientes principios activos evaluados: pyraclostrobin(13,3%)+epoxiconazole(5%), Tebuconazole(25%), Tebuconazole(200gr/l)+azoxistrobina(120gr/l) + coadyuvante, Trifloxystrobina(18,75%)+cyproconazole(8%)+tebuconazole (25%) [doble aplicación], Kresoxim-metil (20%)+tebuconazole (12,5%), Azoxistrobina(20%)+cyproconazole(8%). Sobre el control de mancha amarilla no fue posible obtener resultados concluyentes debido a que se emplearon dosis mínimas no recomendables para el control de esta enfermedad. El registro sobre el testigo indicó un valor de 25% severidad. No obstante los tratamientos con los fungicidas metoxistrobina() + coadyuvante, isopyrazam(12,5gr/l)+azoxistrobina (20gr/l) trifloxystrobina(18,75%)+cyproconazole(8%) aplicados en espiga embuchada y metconazole(2,75%)+epoxiconazole(3,75%) aplicado en fin de antesis lograron reducir la enfermedad a valores de severidad por debajo de 15%.

En rendimiento de grano se observó, sobre algunos tratamientos incrementos que resultaron no significativos estadísticamente pero sí en valores absolutos comparados con el testigo. El valor promedio de todos ellos fue 4076 kg/ha versus el valor del testigo de 3235 kg/ha marcando una diferencia de más de 8qq/ha. Estos tratamientos fueron el de doble aplicación trifloxystrobina(18,75%)cyproconazole(8%)+tebuconazole (25%) [4216kg/ha] ,kresoxim-metil (20%)+tebuconazole(12,5%), Metominostrobin(15%)+tebuconazole(30%)+ coadyuvante y tebuconazole(25%) [3983kg/ha] en espiga embuchada e isopyrazam(12,5gr/l)+azoxistrobina (20gr/l) aplicado en fin de antesis.

Sobre el ensayo de control químico en cebada se obtuvo diferencias estadísticas entre tratamientos sobre la variables rendimiento (p=0,0001) para una probabilidad de p<0,05. Los mejores resultados se obtuvieron con los tratamientos de doble aplicación donde el valor promedio de rendimiento de ambos tratamientos fue superior al testigo en 16,5 qq/ha. Igualmente los tratamientos Tebuconazole(200gr/l)+ azoxistrobina(120gr/l)+coadyuvante en aplicación temprana (EC3.2) e Isopyrazam (12,5gr/l) +azoxistrobina (20gr/l) y azoxistrobina(200gr/l)+cyproconazole(80gr/l) en aplicaciones intermedias (EC4.6 y 5.3) se destacaron del resto, mostrando todos mayor efectividad en el control de las enfermedades. En el gráfico 2 se observa el
resultado del ensayo comparando todos los tratamientos, evaluando productos y momentos de aplicación en relación con el rendimiento de grano y el control de las enfermedades (suma de los tres valores de severidad registrados). 

Gráfico 2 . Comportamiento de tratamientos en relación al rendimiento de granos y a la presencia de enfermedades

En cuanto al control químico de fusariosis de la espiga en trigo, no se detectaron diferencias estadísticas sobre la variable rendimiento (promedio del ensayo 2261 kg/ha) pero sí sobre la variable peso hectolítrico (p=0,0084 para p<0,05). Los tratamientos Metconazole(2,75%)+epoxiconazole(3,75%) y Tebuconazole 25% presentaron valores de 73,65 y 72,53 respectivamente, difiriendo ambos del testigo (69,35). Se continua con la evaluación de control de enfermedad observado a nivel de espigas teniendo algunos resultados parciales que no se presentan en este trabajo.

Conclusiones

  1. Algunos productos resultaron igualmente eficaces comparados con los tratamientos en doble aplicación, no sólo en el control de enfermedades sino también en relación con el rendimiento.
  2. La evaluación de los productos en el control de enfermedades foliares aplicados en diferentes momentos permitió ajustar recomendaciones para cada uno de ellos. El producto mezcla Isopyrazam (12,5gr/l) + azoxistrobina (20gr/l) en trigo presentó mejor comportamiento en aplicación tardía (EC 7.1) en cambio sobre cebada se observó mejor comportamiento en aplicación intermedia (EC 4.6-5.3). Fluxapyroxad(5%) + epoxyconazole(5%) + pyraclostrobina (8,1%) evaluado en trigo mostró muy buen comportamiento en términos de rendimiento independientemente de la dosis empleada. Azoxistrobina(200gr/l) + cyproconazole(80gr/l) se mostró igualmente eficaz en todos los momentos evaluados aunque demostró muy buena eficacia de control posicionado en en espigazón o proximo a espigazón (cebada y trigo) y en comienzo de llenado de grano (trigo).
  3. Los productos evaluados para el control de fusariosis de la espiga no mostraron aportes sobre el rendimiento pero sí a nivel de peso hectolítrico


Bibliografía consultada
- Stubbs R.W, Prescott J.M., Saari E.E, Dubin H.J. 1986. Manual de metodología sobre las enfermedades de los cereales. CIMMYT. pp: 1-46.

Agradecimientos
Se agradece la colaboración para la realización de los ensayos con la facilitación de sus productos a las siguientes empresas: Bayer Crop Science, Basf The Chemical Company, Syngenta Agro, Magan, Summit Agro, Laboratorios Nova, Dow Agro y AgroSurcos.

Publicado en el Boletín de Actualización Técnica del INTA Marcos Juarez Nº 2 Año 1  - 20/05/2013

 
remove_red_eye 1258 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved