Distribución geográfica e identificación de patógenos en semillas de soja (glycine max l. Merr), en Argentina

Publicado el: 11/11/2019
Autor/es:

Introducción

Entre las limitantes productivas más importantes que presenta el cultivo en toda la región, deben mencionarse las enfermedades cuya prevalencia e intensidad se incrementan cada año. Además, el deterioro de las semillas causado por las mismas ocurre en cuatro momentos del ciclo productivo: madurez fisiológica- momento óptimo de cosecha, cosecha, almacenamiento y siembra.

Son numerosos los patógenos (hongos, bacterias y virus) que afectan a las semillas de soja en el mundo, en Argentina se consideran generalmente a los hongos como los principales causantes del deterioro de la calidad de la semilla. En el cuadro siguiente se presentan las principales enfermedades fúngicas y sus agentes causales (Ivancovich, A. 2011).

En diferentes evaluaciones realizadas en toda la regiones sojeras del país se determinaron Phomopsis spp., Fusarium spp. y Cercospora spp. como los principales agentes causales de enfermedades en semillas de soja (Formento, et al., 2016 Distefano et al., 2016 De Lisi, et al., 2015; De Lisi, et al., 2016). El objetivo de este trabajo fue determinar la distribución geográfica de patógenos en semillas de soja.


Materiales y métodos

Se realizaron las observaciones en muestras de semillas de soja, tomadas de lotes al azar en las diferentes regiones sojeras de Argentina: 8 del NOA, 30 del Centro, 22 del NEA y 12 del Norte. Este estudio se llevó a cabo durante el año 2016 con un total de 72 muestras. Los muestreos se realizaron en lotes de soja en estado fenológico R6 (Fehr y Caviness, 1977) agronómicamente homogéneos de las regiones anteriormente mencionadas.

Las muestras fueron debidamente identificadas y rotuladas, con las correspondientes coordenadas geográficas de los relevamientos.

Todas las muestras fueron procesadas y preservadas en heladera (4 °C) en el laboratorio de Fitopatología de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Pergaminohasta la realización de los aislamientos correspondientes. De cada muestra se analizaron 400 semillas las cuales fueron cosechadas a mano a partir de vainas de soja elegidas al azar. Posteriormente se desinfectaron con hipoclorito de sodio al 1 % de durante 30 segundos (Mattio, et al., 2008; ISTA, 2019) y se enjuagaron durante 30 segundos con agua destilada estéril. A continuación, las semillas fueron sembradas en placas de Petri conteniendo medio de cultivo, Agar-Papa-Glucosa (APG) (Agrios, 2005) e incubadas durante 7 días en una cámara de crecimiento a 25 °C±2, y oscuridad continua. Luego de la incubación de las semillas, los patógenos desarrollados de identificaron por su macro y micro morfología, mediante un análisis macroscópico a ojo desnudo y/o bajo microscopio estereoscópico; como así también microscópicamente bajo microscopio óptico (ZEISS AX10) y se documentó con fotografías tomadas con una cámara. Para diferenciar morfológicamente a los patógenos se utilizó el compendio de soja del año 1993 (Sinclair & Backman, 1993). 

La prevalencia (P), es definida como el porcentaje de lotes con presencia de enfermedad. La incidencia (I), fue definida con el porcentaje de semillas con signos de cada patógeno (SCS) a los 7 días de la siembra en placas de Petri (I: [SCS/ST]*100) (Horsfall & Coling, 1978; Agrios, 2005).

Finalmente se realizó un análisis estadístico teniendo en cuenta que los datos no cumplen con los supuestos de normalidad, excepto el total de patógenos, lo cual se comprobó mediante la prueba de Shapiro-Wilks, Los datos se evaluaron mediante modelos mixtos generalizados y análisis de varianza en el caso del total de patógenos. Las comparaciones de medias fueron realizadas a través de la prueba de diferencia mínima significativa restringida de Fisher (nivel de significancia: 0,05). Los análisis estadísticos se realizaron con el software InfoStat (Balzarini, et al., 2008).


Resultados y discusión

Los resultados de esta experiencia demuestran que en todas las regiones sojeras de la Argentina se encuentran presentes diferentes patógenos de semillas, tales como virus, bacterias y hongos. Dentro de los hongos se han diagnosticado los géneros Colletotrichum, Phomopsis, Fusarium, Alternaria, Cercospora. Los mismos se expresan en porcentajes(Tabla 2).

Tabla 2: Promedio de Prevalencia de patógenos en semillas de soja por zona.

Las regiones del NOA y Norte del país tuvieron los valores de prevalencia de patógenos en semillas estadísticamente superiores (p< 0,0001) a las regiones centro y NEA. Esto posiblemente se deba a que en el NOA y Norte las condiciones climáticas son más favorables al desarrollo de los hongos en general y a los patógenos de semillas de soja en particular, debido a las elevadas temperaturas y humedad ambiental (Tabla 2). En el NEA predomino la presencia de Fusarium spp. y Phomopsis spp. con valores de prevalencia de 72,7 % en ambos casos. Los patógenos de mayor incidencia en ésta región fueron Phomopsis spp. 9,19%, Fusarium spp. 7,15% y Cercospora spp. 4,64%. En el trabajo presentado por Formento et al, (2016), determinaron que la incidencia de los patógenos en las semillas de soja en Paraná, fue del 15,8% para Phomopsis spp., 6,8% para Fusarium spp. y 43,7% para Cercospora spp.

En la región centro los hongos relevados con mayor prevalencia fueron Fusarium spp.(46,7%)y Cercospora spp. (36,7%). Luego en menor porcentaje se encuentra Phomopsis spp. (33,3%), Alternaria spp. (30%) y Colletotrichum truncatum (23,3%) (Tabla 2). Estos resultados son bastante inferiores a los observados por Distefano, et al. (2016) donde se observaron valores de prevalencia de 92,8% para Fusarium ssp., 67,8% para Cercospora spp., Alternaria spp. 48,1% y Phomopsis spp.19% probablemente debido a las condiciones climáticas de las distintas campañas, ya que vale la pena aclarar que todos los agentes que estamos evaluando son muy dependientes de las condiciones climáticas. En cuanto a la incidencia en ésta región todos los hongos presentaron bajos porcentajes Colletotrichum truncatum 0,8%, Bacteriosis 8,0%, Phomopsis spp. 2,9%, Fusarium spp. 2,6%, Alternaria spp. 1,1% y Cercospora spp. 1,8%, siendo el más importante y estadísticamente significativo (p= 0,0259) Phomopsis spp. 2,9%.

Las regiones NOA y Norte presentaron la mayor prevalencia de todos los patógenos con diferencias significativas respecto de las demás. 

En la región NOA los patógenos en semillas con mayores incidencias promedio fueron Phomopsis spp.15,2% (rango de 1-37%); Fusarium spp. 11,4% (rango de 1-36%); Cercospora spp.11,1% (rango de 2-44). En evaluaciones realizadas en dos años (2015 y 2016) en la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, De Lisi, et al., 2015; De Lisi, et al., 2016, determinaron que Phomopsis spp., Cercospora spp., y Fusarium spp. son los patógenos más importantes en las semillas de soja en el NOA, lo cual coincide con los resultados de esta investigación. En el NOA Phomopsis spp. tuvo una prevalencia del 100%, además en la mayoría de ellos se diagnosticó la presencia de Fusarium spp. 87,5%, Alternaria spp. 75%, Colletotrichum truncatum 75%, y Cercospora spp. 62,5%.

Los patógenos en semillas de soja con mayor Incidencia promedio en la región Norte fueron Phomopsis spp. promedio (11,3%; rango de 2-39%) y Fusarium spp. (19,5%; rango 1-53%).


CONCLUSIONES

La mayoría de los patógenos que afectan a la semilla de soja se presentaron en todas las regiones sojeras del país. Las regiones del NOA y Norte tuvieron los mayores valores de prevalencia de patógenos en semillas de soja, y fueron estadísticamente superiores (p< 0,0001) a los valores e prevalencia relevados en las regiones centro y NEA. Phomopsis spp. y Cercospora spp. se encuentran difundidos uniformemente en todas las regiones sojeras de la Argentina con valores de incidencia promedio del 9,6% (rango del 2,9% al 15,2%) y 6,2% (rango del 1,8% al 11,1%) respectivamente.

Las mayores incidencias de Alternaria spp. se observaron en la región Norte (p=0,026). La incidencia de Fusarium spp. fue estadísticamente superior (p=0,0034) en las regiones Norte, NEA y NOA respecto a los valores encontrados en las muestras de la región centro Colletotrichum truncatum manifestó una elevada incidencia en la región NOA diferenciándose significativamente (p=0,0089) de las demás  de la regiones sojeras de la Argentina. 

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 229 forum 4 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved