Diseases in Beef and Dairy Cattle

Factores ambientales y genéticos que influyen en el contenido de proteína de la soja argentina

Publicado el: 22/1/2007
Autor/es:
La calidad industrial de la soja argentina se caracteriza por presentar en los últimos años altos contenidos de aceite y relativamente baja proteína, sobre todo en la zona Pampeana Norte y Pampeana Sur. Esto se debe a factores ambientales y genéticos. Las variedades más difundidas se han seleccionado para altos rendimientos y poseen alto contenido de aceite y baja proteína, dándose la relación positiva a mayor rendimiento mayor aceite y negativa con proteína.

En general, en zonas de menor latitud (norte del país) esta relación no se cumple, dando valores altos de proteína y aceite a la vez, sobre todo de proteína (Cuniberti, et al., 2000; Herrero, et al., 2006).

En el área central Pampeana Norte (Región II) los valores oscilan entre 38-42 % y 20-24 % sss según zona y fecha de siembra. Las variedades cultivadas en la Argentina provienen de programas de mejoramiento para rendimiento y resistencia a enfermedades, sin un objetivo específico para incrementar el nivel de proteína o aceite. En la Fig. 1 se puede observar como fue cayendo la proteína promedio de las variedades argentinas integrantes de la Red Nacional de Evaluación de Cultivares de Soja-RECSO. En 10 años la caída fue de 1,5 % en ensayos experimentale s.

Fig. 1: Contenidos promedios de proteínas de variedades de la RECSO Campañas 1995/96 a 2005/06 (*)


(*) Datos Preliminares Fuente: Lab. de Calidad Industrial de Cereales y Oleaginosas INTA Ms. Juárez.

Haciendo un análisis semejante pero para muestras provenientes de acopios y cooperativas de un relevamiento a la cosecha en la zona núcleo-sojera que realiza el Lab. de Calidad Industrial de Cereales y Oleaginosas del INTA Marcos Juárez, se observa que la caída en ese período fue de 1,3 %. Fig. 2. Cuadro 1.

Fig. 2: Contenido de proteína en la zona Núcleo-Sojera Muestreo en ACOPIOS - Campañas 1997/98 a 2005/06


Fuente: Laboratorio de Calidad Industrial de Cereales y Oleaginosas - INTA Ms. Juárez.

Cuadro 1: Calidad Industrial de la Soja en la zona Núcleo-Sojera. Campañas 1997/98 a 2005/06.

Campaña Proteína Aceite Prot. + Ac.
  (% sss) (% sss) (% sss)
1997/98 39.3 22.8 62.1
1998/99 39.1 22.6 61.7
1999/00 39.5 22.3 61.8
2000/01 39.7 23.2 62.9
2001/02 38.9 23.3 62.2
2002/03 38.4 22.8 61.2
2003/04 38.0

22.5

60.5
2004/05 38.0 22.0 60.0
2005/06 38.5 22.9 61.4
Promedio
9 años
38.8 22.7 61.5

Del mismo relevamiento surge que existe diferencia entre el nivel proteico de soja de 1ª y de 2ª. En soja de primera se da menor proteína debido a los altos rendimientos. En soja de 2ª, como éstos suelen ser más bajos, la proteína sube. Fig. 3. El promedio de los últimos cinco años se ubica en 37,9 %sss para soja de 1ª y 39,0 % para soja de 2ª.

Productores de avanzada que realizan doble cultivo trigo/soja 2ª con alta tecnología están obteniendo rendimientos en soja de 2ª que suelen ser comparables a los de soja de 1ª, por lo que los niveles de proteína podrían caer a pesar de sembrarse más tarde.

Fig. 3: Proteína en Soja de 1ª y 2ª Siembra. Muestreo en ACOPIOS – Campañas 2001/02 a 2005/06


Fuente: Laboratorio de Calidad Industrial de Cereales y Oleaginosas - INTA Ms. Juárez.

Una empresa privada desarrolló un sistema a través de contratos directos con los productores con bonificaciones para incentivar el uso de variedades seleccionadas con alto Profat (Proteína + aceite). En el germoplasma de soja se encuentran genotipos con valores de proteína mayores al 47% sss, pero con muy bajo aceite.

La industria aceitera argentina viene teniendo problemas en la producción de harinas proteicas con más de 44% de proteína. Un valor importante a tener en cuenta es la proteína sobre seco y desgrasado, que es la cantidad de proteína que queda en la harina luego de la extracción de aceite. Este valor en los últimos años se mantuvo estable, alrededor del 49.5%. Cuando se lleva esto a humedad de entrega se logra 43% a 12.5% de humedad. Para lograr 44% se debe bajar la humedad al 11-11.5%, lo que genera un costo y pérdida de rendimiento en el proceso. Para llegar sin inconvenientes hay que lograr un valor del 50.8% luego del proceso de extracción. Para ello se debe comenzar con un valor de 40.35% sss. La situación se complica para la industria cuando se pretende producir harina “Hypro” que tiene 46.5 % de proteína a 11% de humedad. En este caso es necesario partir de una materia prima de mayor valor proteico, por esta razón la industria actualmente demanda mayor contenido de proteína en la soja argentina ( Cuniberti, et al., 2004).

Existe interacción genotipo–ambiente en la expresión del contenido de aceite y proteína, sin embargo los valores relativos entre las variedades se mantienen en un promedio de ambientes. Para cada región y grupo de madurez (GM) se cuenta con diversidad en cuanto a contenido de aceite, proteína y profat, habiendo variedades que se destacan genéticamente por su alto contenido de proteína como A6445RG que se viene destacando desde la campaña 2001/02 y A5777RG desde la campaña 2002/03.Cuadros 4 y 5. Las variedades de mayor difusión tienen tendencia genética a producir mayor aceite que proteína. Esto hace que la harina de soja presente valores de proteína inferiores en un 2 a 3 % a los deseados.

Las altas temperaturas y el estrés hídrico en llenado de grano producen alteración en el contenido de proteína y de aceite. En la Fig. 4 se observa como influye la temperatura sobre la proteína, habiendo otros factores ambientales que intervienen en la definición de la cantidad de proteína de la soja de cada campaña. En el aceite el efecto de las temperaturas en llenado de grano es más directo, a mayor temperatura, mayor aceite.

Fig. 4: Relación Proteína vs Temperatura media del período R5-R7 177 mtras de GM III al VIII desde Salta (25°S) a Balcarce (38°S) FS de diciembre y febrero. Relación de Piper and Boote (1999), USA


Fuente: Julio Dardanelli, INTA Manfredi. Comunicación Personal

También se observó relación con la fecha de siembra (FS) haciendo que la proteína aumente de 39.2% a 41.5% y el aceite disminuya de 22.4 a 19.9% a medida que se atrasa la fecha de siembra desde noviembre a enero. En la Región Pampeana Norte el aceite disminuye 0.53% y la proteína aumenta en promedio 0.45% por cada mes de atraso en la FS de octubre a enero (Herrero, et al. 1999, Cuniberti, et al. 2000).

Además influye el GM. En soja de primavera hay una tendencia a mayor proteína y mayor aceite. Fig. 5 y 6. En soja de 1ª al aumentar los rindes cae la proteína, con buenos valores de aceite y en soja de 2ª sube la proteína y cae el aceite. De acuerdo a estudios realizados por Cuniberti et al., 2000, la proteína puede aumentar 1,5% en promedio por cada aumento en el GM y el aceite se reduce 0.98% en la fecha de siembra de enero, no siendo significativo el efecto en las fechas de noviembre y diciembre. Hay una tendencia a mayor contenido de proteína y menor aceite en los GM más largos.

Fig. 5: Contenido de proteína por GM y regiones. Campaña 2004/05


Región I: R.Norte Región II: R.Pampeana Norte
Región III: R. Pampeana Sur
Fuente: Lab. de Calidad. Proy. “Potencialidad Productiva y Calidad Industrial”. INTA-Ms. Juárez


Fig. 6: Contenido de aceite por GM y regiones. Campaña 2004/05


Región I: R.Norte Región II: R.Pamp.eana Norte
Región III: R. Pampeana Sur
Fuente: Lab. de Calidad. Proy. “Potencialidad Productiva y Calidad Industrial”. INTA-Ms. Juárez


El grano verde influye en el aceite que por la presencia de clorofila toma un color verdoso y reduce el contenido proteico de la harina de soja. No se observaron alteraciones en el porcentaje de aceite y proteína de muestras que poseen grano verde. Fig. 7.

Fig. 7: PORCENTAJE DE GRANOS VERDES EN MUESTRAS DE SOJA - Relevamiento en ACOPIOS.


(*) Se consideraron granos de Leves a Totalmente verdes (Resolución N° 128/06, SAGPyA).
Fuente: Lab.de Calidad Industrial de Cereales y Oleaginosas – INTA Ms. Juárez.



CONCLUSIONES

  • La Proteína de la soja argentina está influenciada en primer lugar por la genética y luego por el ambiente en que se desarrolla.

  • En soja de Primavera y de 2ª sería de esperar mayor contenido de proteína que en soja de 1ª.

  • Hay variedades que genéticamente tienen mayor proteína, con buenos valores de rendimiento y aceite.

  • Existe interacción entre los cultivares y el ambiente, a mayor temperatura sería de esperar mayor proteína y aceite.

  • Sobre la proteína influyen otros factores ambientales como estrés hídrico, etc. además de la temperatura.

  • El grano verde no produce alteraciones en la cantidad de proteínas del grano. Si en cantidad de proteína de la harina.

Para incrementar la proteína se debe partir de mejorar la genética para este carácter, acompañada de un adecuado manejo del cultivo para potenciar el nivel proteico de la soja en las tres regiones sojeras argentinas, que poseen condiciones ambientales diferentes


BIBLIOGRAFÍA CITADA

  1. Cuniberti, M. et al. 2000. Effect of planting dates and latitudes on the industrial quality of the argentine soybean. Third International Soybean Processing and Utilization Conference. ISPUC-III, Tsukuba, Japón. 15-20 de Octubre.

  2. Cuniberti, M. et al. 2004. Calidad industrial de la soja argentina. IV International Soybean Processing and Utilization Conference. Foz de Iguazú, Brasil. 1-5 de marzo de 2004.

  3. Herrero, R. et al. 1999. Effect of planting dates in the industrial quality of soybean. World Soybean Research Conference VI, Chicago, USA. 4-7 de Agosto.

  4. Herrero, R. et al. 2006. Variabilidad en la calidad industrial de la soja argentina según regiones, épocas de siembra y grupos de madurez. Mercosoja´06, Rosario. 27-30 de Junio.

Cuadro 2: Contenido de proteína (% sss), aceite (% sss) y rendimientos de cultivares de soja de GM II-III corto y III largo.
Campaña 2004/05 - RECSO -


(*) Destacada en las 3 últimas campañas en el contenido de aceite.

Cuadro 3: Contenido de proteína (% sss), aceite (% sss) y rendimientos de cultivares de soja de GM IV corto y IV largo.
Campaña 2004/05 - RECSO -



Cuadro 4: Promedio de proteína (% sss) y aceite (% sss) de cultivares de soja de GM V Determinado y V Indeterminado.
Campaña 2004/05 - RECSO -


(^) Presentó el valor más alto en proteína desde la campaña 2002/03.
(*) Se destacaron en el cont. de aceite desde la campaña 2003/04.


Cuadro 5: Promedio de proteína (% sss) y aceite (% sss) de cultivares de soja de GM VI, VII y
VIII-IX. Campaña 2004/05 - RECSO -


(^) Se destacó en el contenido de proteína desde la campaña 2001/02.
(*) Presentaron el contenido de aceite promedio más alto desde la campaña anterior .

 
remove_red_eye 3863 forum 3 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved