Helica Biosystems: Nuevo método ELISA específico para detectar ocratoxina A

Fecha de publicación: 26/8/2008
Fuente: Engormix.com
La Unión Europea (UE) exige la prueba de Ocratoxina A de todo el café importado.

Helica Biosistemas siente mucho orgullo en anunciar la disponibilidad de un nuevo método de detección ELISA, diseñado específicamente para la detección de la ocratoxina A. Dicha ocratoxina es producida por los hongos, Aspergillus y Penicillium (incluyendo al Aspergillus ochraceus). Bajo condiciones de humedad y temperatura ideales durante almacenaje y el secado, esta toxina encuentra la manera de penetrar en los granos de café verdes; además de preservar sus características durante el proceso de tostado. La ocratoxina A puede dañar ostensiblemente los riñones y provocar cáncer.

En una evaluación de la ingestión dietética de la ocratoxina A en la población de los estados miembros de la Unión Europea (según informes de los expertos que participaron en el estudio 3.2.7 en enero del 2002) indicó que mientras la mayoría de la biocarga de esta importante toxina se derive a partir de productos de cereal contaminados, se podrá llevar a cabo una contribución más significativa en los productos y derivados del café y el cacao. Consecuentemente, los niveles máximos permitidos de OTA fueron fijados por la Unión Europea en 5-10 partes por billón (ppb) para las granos tostados y los cafés instantáneos.

¿Qué se puede hacer para reducir la Ocratoxina A en volúmenes de café?

A petición de la organización internacional del café (que representa a los países exportadores e importadores del café, y al Fondo Común de Materias Primas de las Naciones Unidas), la organización para la Agricultura y la alimentación (FAO) lanzó en el 2001 un proyecto para el “mejoramiento de la calidad del café a través de la prevención de la formación de mohos (fuente: Departamento para la Protección de la Agricultura y del Consumidor de la FAO, 2006). Más de 30 naciones dedicadas al cultivo del café se han adherido al programa de la FAO, el cuál ha sido diseñado para controlar la formación de mohos e implementar estrategias de prevención para el procesamiento primario, secado, manejo y almacenaje. Un informe del año 2006 da fe del éxito de estas estrategias en la reducción de los niveles de la ocratoxina A exportados. La supervisión de niveles de la ocratoxina A través de la cadena de valor también supliría las medidas higiénicas recomendadas por la FAO y satisfaría el nivel tolerable requerido por las naciones de la UE.

Los efectos de la ocratoxina A en la salud

La ocratoxina A es una causa de las enfermedades de riñón, defectos congénitos, cáncer y puede tener también efectos tóxicos sobre el sistema inmune. Debido a su efectos tóxicos en los riñones, la ocratoxina A ha sido tenida en cuenta como factor importante en la proliferación de la nefropatía endémica humana en los países balcánicos (fuente: Comité de Expertos de la FAO/WHO sobre aditivos y alimentos, 2001). Otra enfermedad seria es la nefropatía porcina, la cual afecta a los cerdos que consumen alimentos contaminados con ocratoxina A. Debido a su gran capacidad de fijarse a las proteínas de la sangre, la ocratoxina A puede permanecer en la sangre humana durante mucho tiempo.

Para evitar tales embates a nuestra salud, es importante supervisar el nivel de ocratoxina A en granos de café desde la plantación hasta la taza de café. Según lo antes expuesto, la UE ha fijado límites aceptables.

Daños económicos debido a la ocratoxina A

Más de 50 países en vías de desarrollo productores de café obtienen ganancias por encima de los US$20 mil millones por año, lo cual representa la segunda fuente de ingresos de exportación más grande después del aceite. Para algunos países, el café abarca hasta las 3/4 partes del ingreso de exportación, por lo que la contaminación de un producto tan importante (por la ocratoxina A) puede incurrir en daños inimaginados a las economías locales si no existen los controles adecuados. De todo esto podemos sacar como conclusión que las amenazas de OTA a los granos de café, a la salud humana, así como las medidas de control higiénico y sus respectivas regulaciones han sido enfrentadas y tenidas en cuenta.

Un análisis económico experto que apareció en el diario “ Journal Food Control” (2003, vol. 14) divulga un índice mundial del rechazo de las exportaciones en un 3% debido a la contaminación de la ocratoxina A, y advierte que ésto puede generar pérdidas calculadas en 300 millones de euros (más de $470 millones de dólares) por año. El informe estima que algunos países pueden perder un cuarto de su ingreso de exportación y seis países perderán del 5% al 10% del total de las ganancias de exportación , no solo en el café, sino en otros productos si no se toman fuertes medidas preventivas para combatir la ocratoxina A, en vez de simplemente fijar límites regulatorios.

Una onza de la prevención con otra onza de supervisión reguladora y monitoreo, pueden ayudar a reducir drásticamente este daño económico. La supervisión y monitoreo de los niveles de ocratoxina A se puede llevar a cabo realizando pruebas de laboratorio simples.


NUEVO ANÁLISIS DE MICOTOXINAS (ELISA) PARA LA DETECCIÓN DE LA OCRATOXINA A

En respuesta, Helica Biosystems, Inc., ha desarrollado una prueba de ELISA sencilla y fácil de aplicar. Esta simple, sensible y valiosa prueba es aplicable para la detección cuantitativa de ocratoxinas A en granos verdes, tostados, café instantáneo, polvo de cacao y manteca de cacao en la gama 1-20 del ppb , además de estar disponible a los agricultores, distribuidores, tostadores, y a los laboratorios de control de la calidad.
 
remove_red_eye 1869 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Servicios Profesionales
Dan Kaplan Dan Kaplan
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Cristina DAiutolo Cristina DAiutolo
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Yésica Sabrina Lambrese Yésica Sabrina Lambrese
San Luis, San Luis, Argentina
Clara Eder López Clara Eder López
Rosario, Santa Fe, Argentina
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved