Ecuador - Efecto de secuestrante de micotoxinas en la calidad de leche

Fecha de publicación: 3/4/2020
Fuente: Engormix.com

En la hacienda “UMBRIA S.A”, ubicada en el cantón Mejía, provincia de Pichincha (Ecuador), se evaluó el comportamiento productivo de bovinos (Bos taurus), por efecto de la adición de un secuestrante de micotoxinas, los mismos que fueron comparados con un tratamiento control, distribuidos bajo un Diseño de Bloques Completamente al Azar.  La conclusión del proyecto de investigación de Néstor Roberto Llumipanta Quishpe, bajo la tutoría del Profesor Gonzalo Aragadvay Yungán Ing. Zoot. M.Sc., es que el mayor rendimiento en producción de leche diaria y el mejor beneficio-costo fue con el T2 usando 20g de secuestrante de micotoxinas en la alimentación de bovinos (Bos Taurus). Finalmente se recomienda transferir los resultados obtenidos a nivel de explotaciones lecheras en el país, a fin de utilizar tecnologías innovadoras para el desarrollo económico de los productores.


Toma de muestras de leche para análisis de calidad.

Este documento final presentado por Llumipanta Quishpe para su tesis de grado (Médico Veterinario Zootecnista) en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Técnica de Ambato evaluó diferentes variables productivas durante 70 días de investigación.

Los animales fueron alimentados con una dieta base que consistía en forraje (ray grass) 15Kg MS más 5 Kg de concentrado, TS: dieta base, T1: dieta base más 10 g de secuestrante de micotoxinas; T2: dieta base más 20 g de secuestrante de micotoxinas; T3: dieta base más 30 g de secuestrante de micotoxinas, La oferta de pasto fue de 17 Kg MS/vaca/día y la calidad nutritiva del pasto de 16.9% PC; 1.36 ENL Mcal/Kg; 45.1% FDN; 0.63 Mcal/Kg ENM, con respecto al concentrado se ofertó 5 kg cuya calidad nutritiva fue 14.3 % PC, 1.72 Mcal/Kg, 14.1 % FDN; 7,3 % FDA.

Se determinó la mejor producción de leche (P<0,05) con 23,95±0,28L de leche/vaca/día para T3y el TS de 23,23 ±0.16 L de leche/vaca/día. En el análisis de la calidad de la leche el contenido de grasa, proteína, sólidos, lactosa, densidad, no mostraron diferencia significativa en todos los tratamientos con P>0,05; el T2 presentó el mejor análisis de beneficio-costo con 1, 94 dólares.


Click aquí para ampliar la imagen 

Ubicación Hacienda AgroUmbría-Cantón Mejía

La investigación presentada en el año 2017 señala en su introducción que: "Periódicamente ocurre, pero con frecuencia creciente, que los alimentos que rutinariamente se utilizan en la alimentación del ganado se encuentran con niveles de contaminación de micotoxinas, lo que afecta la productividad, la salud de los animales y la calidad del producto.  En cuanto a la utilización de alimentos con niveles variables de micotoxinas, si bien esta opción existe, su uso presenta algunas limitaciones, dependiendo éstas del nivel de contaminación alcanzado, de las micotoxinas presentes, del tipo y la categoría animal objetivo, así como la posible utilización de herramientas técnicas como los secuestrantes.

En términos globales, los alimentos y forrajes para ganado contienen una amplia gama de contaminantes los cuales son originados de diversas fuentes (Farré y Barceló, 2012). La mayoría de los productos agrícolas son susceptibles a la contaminación con hongos, durante las diferentes etapas de su producción: en el campo de cultivo, en la precosecha, durante la maduración y secado, así como durante el transporte y el almacenamiento. Son metabolitos secundarios de hongos, producidos en la etapa final del crecimiento exponencial de una colonia fúngica y no tienen aparentemente una importancia en el crecimiento o metabolismo de de estos organismos. Sin embargo, no sólo el desarrollo y proliferación de los hongos sobre los alimentos ocasiona mermas en la productividad agropecuaria, ya que además existen algunas especies de hongos micotoxigénicos, que producen una serie de compuestos altamente tóxicos denominados micotoxinas y constituyen una seria amenaza a la productividad pecuaria y a la salud pública, por el consumo de productos agropecuarios contaminados con dichas toxinas o sus metabolitos.

Los principales hongos productores de micotoxinas son: Aspergillus parasiticus, A. flavus, A. ochraceus, Fusarium tricinctum, F. graminareum, F. verticiloides, F. roseum Penicillium citrinum, P. viridicatum, Claviceps purpurea, La más conocidas son: Aflatoxinas (B1, B2, G1 y G2), Ocratoxina A, Toxina T-2, Acido. Fusárico, Acido. Penicílico, Fusarenona X, Fusarocromanona, Citrinina HT-2, Deoxinivalenol, 4 Fumonisinas, Diacetoxiscirpenol, Ergotoxinas, Oosporeina, Moniliformina y Zeraralenona. La FAO define a las micotoxinas como metabolitos de hongos que provocan cambios patológicos tanto en seres humanos como animales, y la micotoxicosis son los síndromes de la toxicidad resultante de la absorción de micotoxinas.

El término micotoxina deriva de las palabras griegas "mykes" (hongos) y "toksicons" (veneno). Es muy común encontrar granos contaminados, así por ejemplo se ha señalado que a nivel mundial alrededor del 25 % de los alimentos cosechados anualmente son afectados por micotoxinas. (CAST ,1989) Más recientemente se indican que los granos de cereales que anualmente son afectados fluctúan entre 25 a 40 % (JOUANY, 2002) La presencia de micotoxinas en los animales tiene incidencia sobre su crecimiento, y en el caso de los rumiantes, en la calidad de la leche. En este estudio se presentan los resultados al usar un secuestrante de micotoxinas, con lo que las vacas mostraron una notable mejoría.

Las micotoxinas son metabolitos fúngicos que pueden reducir el desempeño y alterar el metabolismo del ganado. Son producidas como metabolitos secundarios bajo condiciones propicias en el campo, durante el transporte o almacenamiento de alimentos. Las toxinas fúngicas son metabolizadas en el hígado y los riñones, así como también por microorganismos en el tracto digestivo. Gracias a la presencia del rumen y su densa población microbiana, la diferencia entre las micotoxinas originales y sus metabolitos es probablemente mayor en los rumiantes que en los no rumiantes. En muchos casos, el metabolismo del rumen tiene una función protectora. Sin embargo, la equivocación más común es creer que los efectos de varios xenobióticos, incluyendo las micotoxinas, son cualitativamente idénticos en los rumiantes a los vistos en monogástricos y diferenciarlos únicamente por su potencia tóxica.

Las principales clases de micotoxinas incluyen: aflatoxina, trichotecena, zearalenona y ocratoxina. La mayoría de las micotoxinas de importancia son producidas por tres géneros de hongos, denominados, aspergillus, penicillium, y fusarium, por lo que el uso de un secuestrarte de micotoxinas incide directamente en la calidad y producción de leche en ganado bovino (BUTKERAITIS ,2008)"

Para acceder al documento completo haga CLICK AQUI

 
Mencionados en esta noticia:
 
remove_red_eye 160 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved