Aspergillus para combatir Aspergillus: Proyecto Alfasafe

Fecha de publicación: 3/4/2020
Fuente: engormix.com

La idea de usar hongos amigables para competir con los productores de aflatoxinas fue probada por primera vez por el Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-ARS). Los esfuerzos de investigación y desarrollo para adaptar y refinar este concepto en África fueron dirigidos por el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA), en colaboración con el USDA-ARS y muchos socios nacionales en países de todo el continente. 

La aflatoxina es un veneno altamente tóxico y cancerígeno que contamina los alimentos. Se acumula en nuestros cuerpos y daña nuestra salud. Además de causar cáncer de hígado, nos debilita contra otras enfermedades y se asocia con retraso en el crecimiento en los niños. En grandes cantidades, la aflatoxina puede matar de inmediato o enfermarnos, pero la mayoría de las veces la comemos sin darnos cuenta. Se infiltra gradualmente en nuestros cuerpos, puede estar presente de forma encubierta durante muchos años haciendo daño a largo plazo y es muy difícil de detectar.

En noviembre de 2019, la ciudad de Arusha (Tanzania) fue sede de una reunión continental para la seguridad alimentaria y para combatir la aflatoxina en los alimentos de África.(1ª Aflasafe para la Conferencia de África, la lucha contra las aflatoxinas en los alimentos). En el marco de ese encuentro el Instituto Internacional de Agricultura Tropical presentó aflasafeTM , un producto de biocontrol que reduce drásticamente la contaminación por aflatoxinas en el maíz y el maní. Esta tecnología innovadora, desarrollada originalmente por el USDA-ARS , ya se usa ampliamente en los EE. UU. IITA, en asociación con el USDA, ha adaptado con éxito esta tecnología para su uso en Nigeria utilizando microflora nativa, desarrollando el producto de biocontrol.

Al inaugurar oficialmente la reunión, el Ministro de Agricultura de Tanzania Hon Japhet N Hasunga dijo: “Considerando su complejidad, abordar la problemática de la aflatoxina requiere un enfoque holístico dirigido a la producción, cosecha, almacenamiento, procesamiento y logística en la granja, involucrando tanto al sector público como al privado. para reducir las pérdidas de alimentos y aumentar la disponibilidad de alimentos inocuos y nutritivos ".

Aflasafe reduce las aflatoxinas durante el crecimiento del cultivo y el almacenamiento posterior a la cosecha, así como a lo largo del proceso de la cadena de valor. El producto utiliza las cepas nativas no tóxicas del hongo que no producen aflatoxinas para competir naturalmente con sus primos productores de aflatoxinas. Las pruebas de campo de aflasafe ™ en Nigeria en los últimos cuatro años han producido resultados extremadamente positivos. La contaminación por aflatoxinas del maíz y el maní se redujo constantemente entre un 80 y un 90%, e incluso hasta un 99%. Esto aumenta los valores de los cultivos en al menos un 5% mientras se aborda este grave problema de seguridad alimentaria.

Las cepas nativas no tóxicas también se han aislado de Kenia, y están listas para una evaluación adicional para convertirse en un producto. Una vez que esta tecnología se pruebe y comercialice con éxito, se replicará más allá de Nigeria y Kenia en el resto del África subsahariana.

Esta tecnología es particularmente efectiva en el contexto africano porque aborda la fuente de aflatoxina, el hongo en el suelo, antes de que pueda contaminar la cosecha previa a la cosecha. Adaptar y aplicar esta solución para abordar la contaminación por aflatoxinas en África mejorará drásticamente la salud y los medios de vida de millones de familias al tiempo que reduce las pérdidas de productos debido a la contaminación.

El producto utiliza algunos elementos simples:
  • El ingrediente activo es una combinación de cuatro cepas amigables del hongo Aspergillus flavus que no producen y nunca pueden producir aflatoxinas. Cada país tiene su propia mezcla personalizada, hecha de cepas altamente eficaces que destruyen las aflatoxinas que se han recolectado y probado localmente. Estas esporas se cultivan y se convierten en una suspensión líquida.
  • Se usa un tratador de semillas para recubrir las esporas en granos de sorgo ordinarios que se han limpiado y tostado, para matarlos y esterilizarlos de modo que no puedan germinar ni transportar ninguna otra sustancia desagradable. El sorgo actúa tanto como vehículo como alimento para sostener las esporas de las cepas amigas.
  • Se agrega colorante azul para distinguir a Aflasafe de otro sorgo para uso en alimentos o piensos, lo que le da a l producto su color azul distintivo (el tono exacto puede variar un poco).
  • Una pequeña cantidad de  almidón de maíz (técnicamente denominado polímero ) ayuda a que las esporas se adhieran al grano.

 Una de las investigaciones relalizadas sobre el producto es Control biológico de las aflatoxinas en África: estado actual y posibles desafíos ante el cambio climático ( en inglés). de Adhikari, BN, Akande, A, Atehnkeng, J, Bandyopadhyay, R, Cotty, PJ, Kaptoge, L, Mutegi, C, Ortega-Beltran, A & Senghor, AL (2016). Control biológico de las aflatoxinas en África: estado actual y posibles desafíos ante el cambio climático. World Mycotoxin Journal , 9 (5), págs. 771-789. 


Acerca de IITA: 
El Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA) es una institución sin fines de lucro que genera innovaciones agrícolas para enfrentar los desafíos más apremiantes de África: el hambre, la desnutrición, la pobreza y la degradación de los recursos naturales. Trabajando con varios socios en África subsahariana, el objetivo es mejorar la calidad de vida, la seguridad alimentaria y nutricional, aumentar el empleo y preservar la integridad de los recursos naturales. IITA es miembro de CGIAR, una asociación mundial de investigación agrícola para un futuro con seguridad alimentaria.

 
remove_red_eye 236 forum 2 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2020 Engormix - All Rights Reserved