México - Gran incremento en ingreso de Granos Secos Destilados con Solubles (DDGS)

Fecha de publicación: 15/3/2007
Fuente: Boletín Exterior del MAPA (España)
Un análisis del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), constata que México es cada vez más dependiente del exterior en los cultivos base de la alimentación humana y animal, no sólo del maíz, sino también de soja, sorgo, trigo, algodón y arroz. Las importaciones totales que hizo México en 2006 de cereales, oleaginosas, pastas y aceites derivados de estos, superaron las 23,6 millones de toneladas, sobrepasando las del año anterior en casi un 11,5 %. Lo más novedoso del año 2006 es el gran incremento experimentado en las entradas de los llamados Granos Secos Destilados con Solubles (DDGS). La importación de estos DDGS, junto con el maíz y el sorgo, supuso en ese año un incremento del 21% sobre el año anterior. Otra novedad es la diversificación de los países de origen de los productos importados, procediendo estos no sólo de Estados Unidos, sino de varios países más. Es claro que en maíz, sorgo y arroz la dependencia es total de Estados Unidos, como lo es también en cebada y avena, pero la soja se importó también de Brasil, Argentina, Paraguay, Guatemala y de otros países de Centroamérica. El grueso de las importaciones de fríjol procede de la Unión Americana, pero también se compra en Canadá y Tailandia. En trigo, las importaciones provienen en dos tercios de EEUU y el resto de Canadá. Otro dato significativo es que tanto en trigo como en soja las importaciones superan a la producción nacional, abasteciendo ésta el 49% del consumo en el caso del trigo y sólo el 4,7% del consumo en el caso de la soja, sin considerar las importaciones de pasta y de aceite de esta oleaginosa. En maíz también es notoria la dependencia externa de México, dependencia que viene aumentando en los últimos años, habiendo pasado de un grado de autoabastecimiento del 88% en el año 2004 al 67% en 2006. Se ha producido un fuerte incremento del consumo de maíz, especialmente el vinculado a la alimentación animal. Para el sector de piensos se importaron en el último año más de 3 millones de toneladas de maíz partido o quebrado (maíz con menos de 19 granos enteros por cien). Igualmente se superó la cifra de las 425.000 toneladas importadas de DDGS, subproducto del maíz obtenido durante el proceso de elaboración de bioetanol, a partir de este cereal. En México no se producen DDGS y, de acuerdo con el USDA, no se cuenta con estimaciones de que a medio plazo esto pueda ocurrir, dependerá de los proyectos de producción de etanol a base de maíz.
 
remove_red_eye 1106 forum 10 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved