Argentina - Nidera difunde su Plan Nutricional y Sanitario para Trigo

Fecha de publicación: 11/7/2007
Fuente: Nidera Argentina
La División Nidera Nutrientes y Protección de Cultivos lanzó una nueva e innovadora acción de marketing con el objetivo de promocionar su Plan Nutricional y Sanitario para Trigo. La tarjeta repartida entre los productores dice “Si querés rezar... rezá”. El buen clima no depende de Nidera, pero garantizarles a los trigueros el mejor aprovechamiento de los recursos, sí. La División ofrece la tecnología que maximiza las oportunidades del trigo: los fertilizantes mezcla Pampero, el herbicida Glifoplus, el pack de Dicamba y Metsulfurón Zamba para el control de malezas y el fungicida Poseidón para librar al trigo de los hongos.

El Plan

Para la división Nutrientes y Protección de Cultivos, existen dos aspectos relacionados que concentran la atención de los productores cada campaña: la aplicación de la mejor tecnología que le permita obtener óptimos rendimientos, y el costo de los insumos que forman parte de ese paquete tecnológico. Según la empresa, las variables que los trigueros tienen que manejar para incrementar los rindes son la genética, el barbecho químico, la fertilización y el uso de fungicidas.

Por su costo, son los fertilizantes los que cada año implican un desafío para el trigo. Especialmente el nitrógeno (N) y el fósforo (P), que se llevan prácticamente la mitad de la inversión de los productores. El cultivo, para su máxima expresión, requiere de unos 30 kilogramos de nitrógeno por tonelada y unos 5 kilogramos de fósforo elemento. Por eso, Nidera recomienda fertilizar de acuerdo a los rendimientos objetivos y con el agregado de lo necesario para la soja si la rotación cae en un año de trigo-soja.

En caso de que el trigo no encuentre condiciones favorables para su desarrollo por factores ajenos a la nutrición, y considerando que el fósforo es un nutriente poco móvil en el suelo, éste quedará en reserva para ser aprovechado por el cultivo siguiente. A los actuales objetivos de rendimiento, aún con 20 ppm de P en el suelo, el trigo continúa marcando respuestas a la aplicación de cualquier fuente fosforada. Para recuperar niveles de fósforo en el suelo se deben incorporar entre 4 a 6 kg de P elemento, es decir 9 a 14 kg de pentóxido.

El azufre (S) ocupa también un lugar preponderante en la nutrición del trigo, con requerimientos de 4 kilogramos de S por tonelada a producir. Lo más recomendable es que pueda acompañar al fósforo desde el arranque, elevando la performance del microambiente del cultivo instalado. La acción del azufre mejora la respuesta al fósforo y es recomendable tener en cuenta las necesidades de la soja en un año con doble cultivo.

Según los estudios de Nidera, los suelos arenosos con baja cantidad de materia orgánica van a mostrar una mayor respuesta a la fertilización azufrada. De ser así, el uso de fertilizantes como el Fosfato de amonio Azufrado de la empresa, cubre las necesidades de fósforo y azufre del trigo.


Lo necesario

Para las distintas situaciones por las que atraviesa el cultivo, Nidera ha desarrollado productos que le permitirán al productor optimizar los resultados. Para el mejor barbecho, en situaciones climáticas más complejas como se presentan en la época previa al trigo, por ejemplo, la empresa cuenta con GlifoPlus con el agregado de Sulfato de Amonio y del Coadyuvante GLZamba, presente en la cámara separada del novedoso bidón bicameral.

En lo que respecta al control en post-emergencia con acción residual de malezas de hoja ancha en el cultivo de trigo y cebada, la mejor mezcla es Dicamba Zamba y Metsulfurón Zamba. El producto es absorbido por hojas y raíces de las malezas, traslocándose a todos los órganos. La mezcla combina la acción de dos herbicidas de distintos grupos químicos: dicamba (ácido benzoico) y metsulfurón metil (sulfonilurea), que deben ser mezclados en el tanque de la pulverizadora al momento de preparar el caldo de aplicación. Con el tanque lleno a la mitad con agua limpia y el retorno en marcha, el primer paso es disolver en su totalidad la cantidad necesaria de Metsulfuron Zamba, para luego agregar el Dicamba Zamba y, por último, la cantidad necesaria de Tensioactivo Zamba. Completar el tanque con agua manteniendo el retorno encendido.

Ante la presencia de hongos en las hojas del cultivo de trigo, el Plan Nutricional y Sanitario de Nidera brinda la mejor protección. Compuesto por una mezcla de estrobilurina y triazol, y con un modo de acción sistémico y mesostémico, Poseidón es la herramienta más sencilla para manejar riesgos de resistencia a funguicidas. La actividad curativa adicional del triazol y la acción preventiva y residual de la Estrobilurina brinda mayor flexibilidad en el momento de aplicación.

El tratamiento recomendado para enfermedades tales como Roya anaranjada, Septoriosis de la hoja, Mancha amarilla, Roya amarilla y Oídio implica una dosis de 750cc/ha de Poseidon (trifloxistrobin + propiconazole) a principio de encañazón y 500 a 750 cc/ha de Emperador (tebuconazole), para el tratamiento de Fusariosis/golpe blanco, Roya anaranjada, Manchas foliares y Oídio
 
remove_red_eye 345 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Servicios Profesionales
Juan Manuel Pautasso Juan Manuel Pautasso
Diamante, Entre Rios, Argentina
Pedro Daniel Leiva Pedro Daniel Leiva
Pergamino, Buenos Aires, Argentina
Gustavo Néstor Ferraris Gustavo Néstor Ferraris
Pergamino, Buenos Aires, Argentina
José Peiretti José Peiretti
Salta, Salta, Argentina
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved