Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com

Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México

Publicado el:
Autor/es:
(2191)
(7)

Antecedentes

La artritis en los cerdos es causada por diversos factores los cuales incluyen origen genético o enfermedades degenerativas, así como infección microbiana. Las causas de artritis bacteriana incluyen Erysipelothrix rhusiopathiae, Haemophilus parasuis, Streptococcus suis, Mycoplasma hyorhinis y M. hyosynoviae (Dewey, 1999). El diagnóstico de este padecimiento, se basa en la historia y signos clínicos, lesiones y la confirmación por el aislamiento y la identificación del organismo. En cerdos de la engorda y pie de cría, la osteoartritis es comúnmente resultado de M. hyosynoviae o por trauma (Dewey, 1999). Respecto a M. hyosynoviae como principal causa de artritis en los cerdos, no existen muchos informes. Sin embargo, la artritis por M. hyosynoviae ha sido reportada en varios países (Dewey, 1999; Ross, 1999). La infección por M. hyosynoviae tiene menos efectos en la tasa de desarrollo, pero incrementa los costos de producción por los tratamientos, mano de obra y por eliminación de cerdos (Nielsen et al., 2001). Una de las causas más comunes de retraso de los cerdos es la presencia de claudicación y artritis. El impacto económico de estos cerdos al tener un retraso de 1 semana puede ser de más de $87.5 pesos por concepto de consumo de alimento durante una semana más de estancia. No se cuantifica el impacto derivado de la ocupación de los espacios, la pérdida de la conversión global, ni el costo de la medicación a lo largo de la vida del cerdo.

No se tienen reportes de aislamiento de esta bacteria en México, de su importancia económica, ni de la incidencia en las piaras, sin embargo; no es raro encontrar, cuando realizamos la inspección de las articulaciones, lesiones de artritis, sinovitis en el codo, corvejón y esternón, en cerdos desde las 8 semanas de edad. Dado que el aislamiento y estudios serológicos aún no se realizan en nuestro país, la incidencia no puede ser establecida. En casos crónicos, es difícil desarrollar M. hyosynoviae puesto que los organismos permanecen en las articulaciones afectadas sólo por 3 semanas (Armstrong, 1994). Existe evidencia clínica de bursitis poli articular en cerdos desde 4 semanas hasta cerdos enviados al matadero, en granjas ubicadas en las principales regiones porcícolas del país. En éstas, la claudicación es uno de los signos en los cerdos de bajo peso que permanecen más tiempo en los corrales.


Etiología

Mycoplasma hyosynoviae es el agente causal, pertenece a la familia Mycoplasmataceae similar a M. hyorhinis  y M. hyopneumoniae. Es la bacteria más pequeña sin pared celular y se encuentra en el tracto respiratorio superior de los cerdos (Friis et al., 1991; Armstrong, 1994; Quinn et al., 2002). Sin embargo, el aislamiento de M. hyosynoviae es posible de articulaciones normales sin signos clínicos (Nielsen et al., 2001).


Patogenesis

La patogénesis involucra la exposición a M. hyosynoviae a través de la inhalación del organismo. Dentro de los 2 primeros días ocurre la bacteremia y puede persistir en la circulación hasta 8 – 10 días antes de su diseminación a las articulaciones. Las articulaciones afectadas pueden tener ninguna lesión o severa artritis dependiendo de factores aún desconocidos. La ganancia de peso de los cerdos puede tener signos clínicos más severos (Ross, 1999).


Signos Clínicos

Los signos clínicos pueden pasar desapercibidos, y generalmente se observan en cerdos entre 12 a 24 semanas de edad. Hemos detectado lechones desde 2 semanas de vida en maternidad, aumento de la región peri articular (rodilla, talón, codo, patela, esternón y escápula). Esta lesión corresponde al aumento del volumen de las bolsas sinoviales. A esta edad no se detecta claudicación. La morbilidad es variable y debe descartarse de la poli artritis producida por Streptococcus suis. La claudicación es más evidente conforme los cerdos aumentan su peso corporal.

Los cerdos afectados pueden presentar cojera. Pueden afectarse una o más articulaciones de una extremidad, especialmente en los miembros caudales (Nielsen et al., 2001). Sin embargo, el aumento de tamaño de las articulaciones puede no ser notable debido a que las articulaciones afectadas están cubiertas por músculo. Si las articulaciones afectadas son los corvejones, el aumento de tamaño puede ser visto fácilmente. Los signos clínicos pueden permanecer alrededor de 10 días. Muchos cerdos infectados se recuperarán y caminarán normalmente. En casos donde la cojera persiste, los animales desarrollarán osteoartritis y serán sacrificados más tarde. La tasa de morbilidad varía entre 1 a 50% con baja tasa de mortalidad. Los cerdos afectados son usualmente dañados por sus compañeros de corral o tienen infecciones secundarias. No es raro encontrar que más del 50% de los cerdos retrasados y con buena conformación corporal muestran claudicación uni o bilateral.


Hallazgos Patológicos.

Las lesiones macroscópicas causadas por M. hyosynoviae pueden ocurrir en una o varias articulaciones. Frecuentemente, las lesiones se encuentran en la articulación superior del hombro, del codo, esternón, y del corvejón (Dewey, 1999). En casos agudos se incrementa el fluido sinovial y se torna serosanguinolento y la articulación aumenta de tamaño. Puede desarrollar proliferación y edema de la membrana sinovial, pero ésta es más común en casos crónicos. Microscópicamente puede observarse; hiperplasia e hipertrofia de la membrana sinovial más prominente y erosión del cartílago articular. No obstante, el daño al cartílago articular es usualmente encontrado en casos de osteoartritis y puede no ocurrir bajo la capa subcartilaginosa (Ross, 1999). Debe diferenciarse la lesión en las articulaciones de aquellas producidas por bacterias piógenas. No es raro encontrar en los casos de Estreptococcosis, exudado purulento peri articular e inclusive intra articular. Estos hallazgos pueden incluir la presencia da abscesos purulentos en múltiples órganos.


Diagnóstico.

El diagnóstico puede hacerse integrando: la observación de los signos clínicos, cambios patológicos y la información epidemiológica. 

Se asumía que los cerdos se afectan entre las 12 a 24 semanas de edad, pero está demostrada la susceptibilidad de lechones desde la 6 semana de vida (Tølbøll, Lauritsen., 2008). Esta presentación podría variar en función del status de infección del pie de cría y la transmisión de la inmunidad pasiva de las hembras a los lechones.

Cuando se realice la necropsia de los cerdos, es necesario inspeccionar las articulaciones del hombro y del codo. El aislamiento a partir de las articulaciones afectadas ayudará a confirmar el agente causal. Las muestras pueden obtenerse en casos agudos antes del tratamiento, por aspiración de fluido sinovial de la articulación afectada o de hisopo directo en la membrana de la membrana articular. El organismo puede permanecer en la articulación afectada sólo por 3 semanas. El diagnóstico serológico no es comúnmente utilizado debido a la carencia de pruebas comerciales. Las técnicas moleculares tales como hibridación in situ o reacción en cadena de la polimerasa (PCR) pueden ser utilizadas para detectar el microorganismo en los tejidos afectados.

La presencia de poli bursitis en lechones que han sido medicados con cefalosporinas, macrólidos, Amoxicilina, vía parenteral o enteral sugiere la presencia de micoplasma.


Prevención.

La atención adecuada del parto y del correcto procedimiento de ligado, desinfección y corte de ombligo contribuye a reducir los riesgos de poli artritis de etiología bacterial.

La prevención de este padecimiento se sustenta en la reducción de los factores predisponentes que propicien la gravedad de la enfermedad. La correcta eliminación de todo resto de materia orgánica y la desinfección de las instalaciones destetes y corrales de engorda reducen los riesgos de infección con esta bacteria y aquellas que pueden producir lesiones similares a las reportadas por este micoplasma.

Los esquemas de medicación con espectro antimicoplásmico, aplicados vía parenteral al día 1, 7 y 14 de vida contribuyen a la prevención de la infección. La medicación del alimento con eficacia antimicoplásmica (tiamulina 150 ppm) contribuye a reducir los riesgos de infección de la hembra a los lechones.

La dificultad para aislar e identificar esta bacteria, nos obliga a seleccionar un antibiótico de amplio espectro  (Gram positivas, negativas y micoplasmas) o la mejor sinergia contra estas bacterias. Por lo anterior, Denagard® o la combinación sinérgica con Clortetraciclina (Denagard® CTC), han demostrado mediante estudios de concentraciones mínimas inhibitorias (CMI) su eficacia en la prevención y control de esta enfermedad. M. hyosynoviae es particularmente susceptible in vitro a Denagard®. Los estudios de Dinamarca (Friis and Szancer 1994) y Hungría (Stipkovits et al. 2004) reportaron los siguientes datos comparativos de CMI en varios antibióticos. Las más bajas CMI de la tiamulina muestran la susceptibilidad de esta bacteria y contrasta con los valores de otros antimicoplásmicos que requieren concentraciones entre 30 y 40 veces más tiamulina (ver cuadro adjunto).

TRATAMIENTO. CMI (μg/ml) de varios antibióticos contra cepas Danesas de campo de Mycoplasma hyosynoviae (n=6) (Friis N.F. and Szancer J. 1994) 

En 2012 se ha publicado la sensibilidad de diferentes cepas de M. hyosynoviae aisladas de 1997 a 2011. El estudio mostró mayor sensibilidad a clindamicina (CMI ≤0.12 – 0.25 µg/ml) y tiamulina (CMI ≤0.25 µg/ml) (Schultz, K.K., et al. 2012).

En cerdos afectados, el tratamiento con Denagard®inyectable a dosis de 15 mg/kg (fumarato hidrogenado de tiamulina) de peso por 2-3 días ha sido muy útil (Taylor, D.J. 1999). Está reportada la eficacia del tratamiento al día 1, 3 y 5 pos infección (Talummuk, S., et al., 2010) con Denagard® para el control de esta patología. Los cerdos en contacto con animales clínicamente afectados también deben ser medicados. Para prevenir la manifestación de laminitis (usualmente después de 14-21 días) en hembras de reemplazo, deberá administrarse un tratamiento con fumarato hidrogenado de tiamulina en agua a dosis de 8.8 mg/kg a la recepción durante al menos 5 días y repetirlo 10 días después.

Es necesario iniciar la confirmación mediante aislamiento o detección molecular de este patógeno en las lesiones bursa-articulares para implementar las medidas preventivas y correctivas.


REFERENCIAS

. Armstrong, C.H. 1994. Porcine Mycoplasmas. In: Mycoplasmosis in Animals: Laboratory Diagnosis. H.W. Whitford, R.F. Rosenbusch and L.H. Laeurman(ed.). Iowa State University Press, Ames, Iowa, U.S.A. p. 68-83.

. Boye, M., Jensen, T.K., Ahrens, P., Hagedorn-Olsen, T. and Friis, N.F. 2001. In situ hybridization for identification and differentiation of Mycoplasma hyopneumoniae, Mycoplasma hyosynoviae and Mycoplasma hyorhinis in formalin-fixed porcine tissue sections. APMIS. 109(10), 656-64.

. Dewey, C.E. 1999. Diseases of the Nervous and Locomotor Systems. In: Disease of Swine. 8th ed. Barbara E. Straw, Sylvie D´Allaire, William L. Mengeling and David J. Taylor (Ed.). Iowa State University Press, Ames, Iowa, U.S.A. p. 861-882.

. Friis, N.F., Ahrens, P., Larsen, H., 1991. Mycoplasma hyosynoviae isolation from the upper respiratory tract and tonsils of pigs. Acta Vet. Scand. 32, 425-429.

. Friis, N.F. and Szancer J. (1994). Sensitivity of Danish field isolates of Mycoplasma hyosynoviae and Mycoplasma hyopneumoniae to antimicrobial compounds. Proc.13th IPVS Congress, Bangkok, Thailand p. 349.

. Nielsen, E.O., Nielsen, N.C. and Friis, N.F. 2001. Mycoplasma hyosynoviae arthritis in grower-finisher pigs. J. Vet. Med. A Physiol. Pathol. Clin. Med. 48(8), 475-86.

. Quinn, P.J, Markey, B.K., Carter, M.E., Donnelly, W.J. and Leonard, F.C. 2002. Mycoplasma. In: Veterinary Microbiology and Microbial Disease. Blackwell Science Ltd. English. p. 189-195.

. Ross, R.F. 1999. Mycoplasmal diseases. In: Disease of Swine. 8th ed. Barbara E. Straw, Sylvie D´Allaire, William L. Mengeling and David J. Taylor (ed.). Iowa State University Press, Ames, Iowa, U.S.A. p. 495-501.

. Stipkovits, L. and others 2004. Sensitivity testing of mycoplasma pathogens to antimicrobials. Proc. 18th IPVS Congress, Hamburg, Germany, Vol. 2. p. 518.

.Taylor, D.J. 1999 In: Pig Diseases 7th ed. St. Edmundsbury Press Ltd., Bury St Edmunds, Suffolk, UK. p. 192-194.

. Schultz, K.K., et al. 2012: Optimization of an antibiotic sensitivity assay for Mycoplasma hyosynoviae and susceptibility profiles of field isolates from 1997 to 2011. Vet. Microbiol. (2012), doi:10.1016/j.vetmic.2012.02.002

. Tølbøll Lauritsen, et al. (2008): Absence of strictly age-related resistance to Mycoplasma hyosynoviae infection in 6-week-old pigs. Klara Veterinary Microbiology 130 (2008) 385–390.

. Talummuk, S., et al., 2010: Efficacy of Denagard® 20% injection for treatment of polyarthritis in nursery. NAH  IPVS  2012, Novartis Proceedings, Pre congress. Scientific Publications. Denagard® & Econor®  p48-51.

Este Artículo, también se encuentra publicado en la edición No. 87 Mayo - Junio 2012  de la revista Los  Porcicultores y su Entorno.

 
Autor/es
(2191)
(7)
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
18/06/2012 | quiero saber en cerdas de cria seencuentran heridas a nivel de la articulacion superior del brazo, podria ser la isma patologia. el articulo es muy bueno
martha rey
(0)
(0)
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
19/06/2012 | hola buenas tardes, he tenido varios casos, en cerdos y cerdas que comienzan con claudicacion del miembro, sin cursar con otro signo, en una ocacion a una hembra de la articulacion del codo le ocaciono un abseso, tambien mi pregunta es si es la misma patologia, el problema rara vez se da en los lechones, en el caso que menciono. le agradezco su respuesta..
(0)
(0)
César Martínez González
down arrow
Salinas de Hidalgo, San Luis Potosi, México
Agricultor
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
02/07/2012 | Que tal, tengo dos camadas de lechones que presentan cojeras en patas delanteras y algunos rigidez en las paras traseras, ademas de que tienen escoriaciones, raspones en los codos, alguien me puede ayudar, de que enfermedad se trata y cual es su tratamiento.

Muchas Gracias
(0)
(0)
Javier Venosa
down arrow
Ciudad de Mexico, Distrito Federal, México
Comerciante
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
02/07/2012 |

Colegas respecto a sus amable preguntas, puedo comentar lo siguiente:

8/06/2012 | quiero saber en cerdas de cria seencuentran heridas a nivel de la articulacion superior del brazo, podria ser la isma patologia. el articulo es muy bueno. Martha rey

Respuesta: Como posibilidad puede ser, sin embargo; le sugiero realizar una revisión mas completa de la condición de los pisos en la gestación y en la maternidad, por favor revisar tambien la condición de las pezuñas y cojinetes en estas hembras. Sugiero en lo posible tomar muestras de liquido sinovial (de l bursitis) para identificación del posible agente. si no es posible, sugieron aplicar antiinflamtorio y antibiotico inyectado: tiamulina, cefalosporina y/op enrofloxacina. Durante al menos 4 días.


19/06/2012 | hola buenas tardes, he tenido varios casos, en cerdos y cerdas que comienzan con claudicacion del miembro, sin cursar con otro signo, en una ocacion a una hembra de la articulacion del codo le ocaciono un abseso, tambien mi pregunta es si es la misma patologia, el problema rara vez se da en los lechones, en el caso que menciono. le agradezco su respuesta.

Respuesta: Es necesario que a partir de estos reportes, nos dediquemos a revisar con detalle la presencia de problemas articulares en todo el hato especificandó la cantidad de cerdos que podriamos encontrar en los cerdos. Esta patología puede afectar tambien cerdos en la engorda desde la 5ta semana de vida. Sugiero revisen a los cerdos desde esta edad para intentar detectar signos compatibles. Es necesario considerar en muchas ocaciones la necesidad de reducir la humendad en los pisos. Las bursitis en los cerdos por micoplasma suelen cursar sin presencia de secresión purulenta.
La sugerencia burda para orientar el diagnóstico es iniciar los tratamietos empleando antinflamatorio,analgesico y tiamulina o enrofloxacina vs cefalosporina o penicilia. Evaluar la velocidad de recuperación de los afectados.

Quedo en espera de sus valiosos comentarios al respecto.
Saludos

En ambos casos, lo ideal sería tomar muestras del .


02/07/2012 | Que tal, tengo dos camadas de lechones que presentan cojeras en patas delanteras y algunos rigidez en las paras traseras, ademas de que tienen escoriaciones, raspones en los codos, alguien me puede ayudar, de que enfermedad se trata y cual es su tratamiento.

Respuesta: Normalmente en estos casos no es raro aislar bacterias como Streptococcus spp. Eubacterium spp. staphilococcus spp. La causa predisponente pueden ser: deficiente desinfección en las salas de maternidad, mala calidad de los pisos de la jaula de maternidad, defiente ingestión de calostro. Además de ésto y quizas más importante es la infección del ombligo (onfalitis) y la consecuencia septicemia.el tratamiento para este padecimiento es el tratamiento con peniclina y/o cefalosporinas intramuscularmente. Y mucho cuidado con la atención de los lechones postnacimmiento,.

(0)
(0)
César Martínez González
down arrow
Salinas de Hidalgo, San Luis Potosi, México
Agricultor
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
14/07/2012 | Muchas gracias Medico Javier, otra pregunta creo que ya controle la infección solo me quedan algunos con las articulaciones inflamadas que puedo aplicar? ademas de que la mayoría no lleva un desarrollo adecuado, me recomiendan aplicar su catosal. Me podría dar su opinión. Muchas gracias. Saludos
(0)
(0)
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
17/07/2012 | Estimado Cesar, un Catosal seria secundario, solo le administraras minerales, yo te recomendaria una Amoxicilina por via parenteral por 3 dias minimo
(0)
(0)
Adrian Cancimance
down arrow
sotomayor, Narino, Colombia
Médico Veterinario
Re: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México
13/02/2013 | Hola he tenido diferentes casos de cojeras sin aparente causa creo que se se trata de una bursitis articular por mycoplasma voy a iniciar una terapia con enrofloxacina y comentare los resultados.
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Bursitis poli articular (Mycoplasma hyosynoviae) en cerdos. Padecimiento poco diagnosticado en México?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
 
Con respecto al tema de ésta monografía nos pareció intere...
Normalmente granjas se instala pedilubio, tapete ó charola agua + aguarras + sul...
 
Hola todos, algún articulo sobre cama profunda se recomendaba uso comederos seco...
Servicios Profesionales
Pablo Moreno Pablo Moreno
Lexington, Kentucky, Estados Unidos de América
Raul Campos Escalante Raul Campos Escalante
Perrryton, Texas, Estados Unidos de América
Maximo Mendoza Maximo Mendoza
Miami Gardens, Florida, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved