Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com

El ganado criollo Casanare y su entorno productivo

Publicado el:
Autor/es:
(25314)
(53)
1. Introducción

Los primeros vacunos que formaron el ganado Casanare llegaron a los llanos de Colombia procedentes de Venezuela. Según la historia, los ganados traídos por Colón (1493) fueron desembarcados en la isla de Santo Domingo (La Española) de donde posteriormente fueron distribuidos hacia Venezuela por diferentes conquistadores. Después se extendieron por los llanos del sur de Venezuela (Cojedes, Barinas) en diversas épocas y en manos de colonos pasaron hacia los llanos de Colombia. (Pinzón, 1991).

Dentro de las razas que llegaron a América podrían estar la Blanca Cacereña, la Colorada Extremeña, la Cardena y Berrenda en negro, la Salinera y Berrenda en colorado; las razas Andaluza retinta, rubia y negra. Por esa variedad de colores y por su parecido fenotípico con otras razas criollas de zonas tropicales y subtropicales (Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay), esta raza parece ser el descendiente más directo de los ganados traídos por los españoles. (Hernández, 1983).






Su hábitat de desarrollo ha sido principalmente las sabanas inundables de los departamentos de Arauca y Casanare donde se ha explotado para carne en forma extractiva y extensiva tradicional. En estas regiones ha permanecido aislado la mayoría del tiempo, lo que le ha permitido una adaptación cercana a 500 años, como resultado de una selección natural por más de 130 generaciones, aproximadamente. Poco a poco fue desarrollando sus propias características para vivir casi sin ningún cuidado especial en estos ambientes hostiles, difíciles y lejos de los centros de consumo. Hoy en día continúa reproduciéndose en forma extensiva en pasturas naturales de baja disponibilidad forrajera pero de adecuada calidad nutritiva, sobreviviendo en condiciones de extrema sequía e inundaciones, sin ningún tipo de manejo técnico y sanitario, ni suplementación mineral. Estas características ambientales produjeron un animal de temperamento nervioso y tamaño pequeño. (Hernández, et. al 1996; Salamanca, 1995).

En la región inundable de Arauca y Casanare es imposible producir con razas especializadas en carne o leche. Tal vez las tres únicas excepciones son el Cebú, el Sanmartinero y el Casanare. (Hernández, 1983) Este último se constituye en el recurso genético más apropiado para estos ecosistemas ya que es un germoplasma que ha desarrollado las característica necesarias y adecuadas para vivir y producir allí. De las siete razas criollas que existen en el país, la que menos se ha tenido en cuenta para su conservación y estudio, es la raza Casanare. Su mejoramiento ha consistido en reemplazarla por el Cebú o por otras razas importadas, las cuales, aunque ofrezcan una dotación genética para una alta producción el ambiente impide la expresión de características como sobrevivencia y fertilidad. (Salamanca, 1995)

Finalmente, considerando que es la única raza que no ha sido uniformada por color o cuernos; su perfecta adaptación a una extensa zona inhóspita; su estado de aislamiento en que ha permanecido, su variabilidad genética puede estar casi intacta, lo cual le confiere un gran valor y su respuesta a la selección puede ser mayor. (Hernández, 1983).

En el presente documento se hace una descripción superficial del entorno actual de la raza criolla Casanare, las sugerencias de los ganaderos para evitar su desaparición, con el fin de que el gobierno regional y nacional preste mayor atención y elabore un plan de mejoramiento para su rescate y conservación.

2. Características Zootécnicas

Como todas las razas criollas adaptadas, el Ganado Casanare es rústico, longevo, resistente al parasitismo interno y externo y en general soporta todas las inadecuadas prácticas de manejo impuesta por los llaneros. (Salamanca, 1995)

La raza Casanare se puede describir como de tipo más o menos longilíneo, concavilíneo, porte mediano, cuerpo algo angosto, poco profundo, talla mediana (1.20 – 1.40 mt.) en adultos. ES ágil, vivaz e instintivo (Pinzón, 1993). En la década de los 50, en un hato de propiedad del señor Luis Medrano, a las orillas del río Lipo (en Arauca) existían unos 15.000 animales criollos que parecían animales de lidia, de color encerado, encogotados (cuello bien formado) y cuerpo largo. Estas afirmaciones son valederas, ya que Ospina, 1952, afirma que el ganado llanero proviene posiblemente de las razas españolas Andaluza y Extremeña, representada por los toros de lidia. (Salamanca, 1995).

En relación al color, existe gran variedad en esta raza. Los colores más comunes son el lebruno (bajo claro), el hosco, color araguato (colorados, amarillo quemado), encerado (negro – blanco), negros, oruga (pintado de negro y blanco), turupial pintado (colorado y blanco), barcinos, barroso (amarillo rayado). El color de la piel generalmente es amarillo y el color careto es muy común. (Cárdenas, 1984; Salamanca, 1995).

Hernandez, 1983, afirma que “el ganado Casanare no se ha considerado como raza debido a la gran variedad de pelajes que presenta; pero esto puede ser un error, ya que el ganado Casanare parece tener un valor genético muy grande y que su policromía debe ser su característica distintiva, como lo es para otro criollo, es el caso del Texas Longhorn”. El mismo autor, 1981, sostiene que el “ganado Casanare debe permanecer con su polimorfismo o variedad de colores, ya que una uniformación de color puede traer su empobrecimiento genético en características de importancia económica. El concepto de que las razas deben ser uniformes en color, es bastante rebatible desde el punto de vista genético y de producción animal”.

La raza Casanare en su mayoría tiene cuernos, los cuales son delgados, nacidos lateralmente y dirigidos hacia arriba. (Salamanca, 1995). El cuello generalmente, es corto y rígido, su piel es elástica y suelta. Posee un cuerpo sólido bastante equilibrado, con el dorso fuerte. Sus miembros son bien aplomados, terminados en pezuñas, firmes, resistentes y oscuras. Los testículos son medianamente desarrollados, escroto forrado de piel suave, delgada y de pigmentación rosada. Poseen ojos medianos y su mirada muy atenta. La ubre es pequeña con pezones bien plantados y su coloración es de tonalidad clara. La borla no sobrepasa el corvejón. (Cárdenas, 1984; Hernández, 1983; Ospina, 1952; Pinzón, 1993).

La mucosa nasal es negra, característica de posible manifestación de alta fertilidad, como se ha estudiado en el Sanmartinero y en el criollo Argentino. (Huertas, 1981, citado por Cárdenas, 1984).

3. Distribución actual y Localización del Ganado Criollo Casanare

En la tabla 1 se observa el inventario actual de la raza criolla Casanare, en los departamentos de Arauca y Casanare respectivamente. El número de fincas por municipio fue de 16 para Arauca, 13 en Cravo Norte, 1 en Puerto Rondón y 5 en Paz de Ariporo. En el municipio de Paz de Ariporo (Casanare), los núcleos de criollo Casanare se localizan en las riberas de los caños Las Guamas y La Hermosa. En Arauca los núcleos se ubican en las veredas El Corozo, Caño El Medio, Los Médanos y El Porvenir.

Tabla 1. Inventario de la raza criolla Casanare en cuatro municipios de los departamentos de Arauca y Casanare

Fuente: Salamanca, 1995
1 Nº. De Hectáreas donde está ubicado el ganado criollo Casanare.
2 Datos suministrados por el Comité de Ganaderos Municipal, 1999.
Los números entre paréntesis corresponden a la población ganadera reportada en el Censo y Caracterización productiva del ganado criollo colombiano, 1999.

La disminución del inventario del ganado criollo en relación a datos obtenidos con tres años de diferencia es ampliamente notoria, con un 50.9% promedio para el total de población. La mayor disminución se observa en Puerto Rondón (62.4%), seguido por Arauca (59.2%), no obstante, que en el último estudio se reportaron, 7 fincas en Arauca y 12 en Cravo Norte, conservándose la misma finca en Puerto Rondón.

El marcado decremento del criollo Casanare se debe principalmente a la absorción del criollo por Cebú, puesto que el 100% de los productores utilizan el apareamiento de toro cebú por vaca criolla, en razón a que los comercializadores exigen animales de tipo cebuino para cebarlos en el piedemonte araucano o en departamento de Santander. Caso contrario sucede en Cravo Norte, donde 53.8% utiliza el cruzamiento de toro criollo por vaca criolla, pues las condiciones ambientales hacen casi imposible la supervivencia de animales cebuinos. Sin embargo, no existe un plan de mejoramiento animal, presentándose consanguinidad debido a falta de prácticas de manejo en el aspecto reproductivo, ya que los toros permanecen hasta 8 años como sementales en un rebaño. Es así como se presenta el “toro chifle” o “toro mala clase “, que es un animal pequeño con retraso en su crecimiento, causado posiblemente por un alto grado de consanguinidad perdiendo adaptación a este medio desfavorable.




Bovino Criollo Casanare con alto grado de absorcipo por el Cebu

La densidad de pastoreo para el ganado criollo es de 3.8 hectáreas por animal, mientras que para la población ganadera total de los tres municipios, la densidad es de 5.2 hectáreas/animal. Esto se traduciría en un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, obteniendo niveles de producción aceptables para regiones de escasa fertilidad del suelo y de difícil acceso en épocas de lluvias.
Los ganaderos afirman que “el ganado criollo come menos pasto que el “pringado” (criollo mestizo) y que el cebú, y donde pastorea un animal cebú, pueden pastorear tres animales criollos “. (Salamanca, 1995).

Los planes sanitarios son casi inexistentes, tan sólo el 53.3% vacunan contra Fiebre Aftosa y lo hacen como requisito del ICA, para los animales que sacan para la ceba o exportan hacia Venezuela. No existen pastos mejorados y el total de productores utilizan sal blanca (sal común). El 3.3% han recibido Asesoría Técnica por lo cual se nota la escasa presencia de profesionales y de entidades gubernamentales quienes tienen en el olvido a los criadores de criollo Casanare por el hecho de considerarla como “improductiva” sin tener en cuenta el medio ambiente desfavorable donde habitan y producen estos animales, o sea, no conocen la importancia de la reproducción del Hato y sólo se presta atención al animal blanco, gordo y con giba.




En terrenos casi desérticos en época de verano (Diciembre a Abril) la única raza que pude sobrevivir a estas condiciones es la criolla Casanare

Geográficamente, la raza criolla se localiza en la región de sabana inundable, con una extensión de 37.300 hectáreas (tabla 1) y en una topografía totalmente plana. Su sistema de producción se desarrolla en condiciones climáticas muy variadas que van desde un intenso verano (noviembre – abril) para terminar con un fuerte invierno en lo restante del año.

Su principal fuente alimenticia son las pajas nativas de buena calidad pero de poca disponibilidad forrajera en verano, entre las que sobresalen la Lambedora (Leersia hexandra), Carretera (Parateria sp), Paja de Agua (Panicum Laxum), Aeschynomene sp, entre otras. (Vargas,et . al, 1998; Salamanca, 1995).

Como toda raza, el ganado criollo Casanare tiene desventajas que son percibidas muy vagamente por los productores. (tabla 2 y 3).

Tabla 2. Opinión de los productores sobre las desventajas del ganado criollo Casanare.


Tabla 3. Opinión de los productores sobre las ventajas del ganado criollo Casanare.

Fuente: Salamanca, 1995

La poca comercialización (62.5%) se debe al extranjerismo y al “miserabilismo” como tratan los compradores a la raza Casanare. Estos comercializadores sin conocimientos técnicos exigen animales de tipo cebuino que según ellos, tienen rendimiento en canal muy superiores. Así, los productores adquieren reproductores de tipo Bos indicus (Cebú) de alto valor comercial en las diferentes ferias, pero que al ser llevados a estas explotaciones no soportan las condiciones adversas del clima. El bajo rendimiento del Casanare (15.6) se explica por el hecho de que el ganadero solo visualiza el animal gordo pero no valora la fertilidad y la sobrevivencia de su hato. Si observamos las ventajas como son resistencia y adaptación al medio (26.7%), la gustocidad de la carne (17.8%), su mansedumbre (17.8%) y su carácter lechero(13.3%) el ganado criollo Casanare podría tener un mejor comportamiento que el ganado “pringado” o cruce de bajo mestizaje de cebú por criollo.

4. Características productivas del ganado criollo Casanare.

Es difícil encontrar datos de productividad de raza Casanare, ya que en ninguna explotación se llevan registros técnicos y además, es la raza que no se ha tenido en cuenta para su estudio y conservación. Sin embargo, una vaca Casanare, sin ninguna clase de manejo y alimentándose de pajas nativas puede producir entre 750 a 1080 litros de leche durante 180 – 270 días, produciendo un ternero cada 365 días. (Datos de campo, el autor). Los toros son muy activos sexualmente y las vacas poseen buenas habilidades maternas expresada no en gran producción de leche, sino, en capacidad para reproducirse y mantener vivo al ternero hasta el destete. (Hernández, 1983).

En un experimento sobre producción de carne utilizando 130 novillos criollos (100 Casanare y 30 Sanmartinero) en pasturas de gramínea natural (Leersia Hexandra), Puntero (Hyparrhenia ruffa) y Gordura (Melinis minutiflora) en dos grupos de 65 animales, uno testigo y otro implantado con 20 mg de Benzoato de Estradiol y 200 mg de progesterona, obtuvieron los resultados que se muestran en la tabla 4, donde se observa un aumento diario de 476 y 375 gr respectivamente.

Tabla 4. Comportamiento productivo de un lote de 130 novillos criollos (100 casanares y 30 sanmartineros), en sabana nativa con y sin implante hormonal, durante 168 días de pastoreo.

Fuente: GONZALEZ Y FRAZEN, 1966.

A nivel de matadero se realizó un estudio en 48 hembras de raza Casanare donde se obtuvieron rendimientos en canal de 51.19%. Tal como lo afirma Cárdenas, 1982, estos rendimientos son aceptables para un ganado prácticamente en abandono y donde las ganancias se adquieren sin ningún tipo de manejo ni inversión. Los datos se observan en la tabla 5.

Tabla 5. Parámetros productivos de 48 hembras Casanare obtenidos a nivel de Matadero.

Fuente: CÁRDENAS, 1982

En el piedemonte araucano (municipio de Tame) se analizaron los pesos de 275 machos mestizos (cebú x criollo Casanare) cebados durante los años 1995 y 1996. El sistema de pastoreo fue rotacional en potreros de Brachiaria decumbes con una carga de 1.44 animales/hectárea. Los animales ingresaron al período de ceba con una edad promedio de 36 meses y se realizaban controles de peso cada 60 días. Se suministraba sal mineralizada a voluntad mezclada con 10% de Azufre. Se obtuvieron pesos finales en Tame y en Bogotá para conocer cuál era la pérdida de peso por animal.
Los resultados se muestran en la tabla 6.

Tabla 6. Pesos promedios iniciales y finales y ganancias diarias de peso de 10 lotes de toros mestizos Cebú x Casanare en el Piedemonte araucano.

FUENTE: SALAMANCA, 1997
E.P = Eficiencia de Producción

Los pesos promedio son similares a los reportados por otros autores en animales Sanmartinero x cebú. Gómez, 1999 reporta pesos al final de la ceba y presacrificio de 538 y 490 Kg., con mermas de 48Kg. ; mientras que Hernández, et al, 1999, muestra pesos al sacrificio de 448.1 Kg, y un rendimiento económico de un 5% mayor del cebú criollo con respecto al cebú. Otros trabajos afirman que el Cebú apenas aventaja al criollo – cebú en un 1% en rendimiento en canal caliente, aunque el cruzado tiene menor porcentaje de huesos (0.3%), mayor porcentaje de carne comestible (1.8%) y menor porcentaje de Sebo (1.5%) (Gómez, et al, 1984). Martínez, 1999, citando a otros autores dice que bajo planes bien orientados de cruzamiento entre cebú y criollo se puede incrementar el peso al destete por vaca expuesta a toro en el hato hasta un 27% o más y que más de la mitad de la ventaja se debe al uso de madres cruzadas F1. De igual forma, en cruces sistemáticos de criollo con cebú se logran incrementos productivos en el hato del 24% sin necesidad de aumentar los costos de producción (Hernández, 1981).

Conclusiones

En la región inundable de los departamentos de Arauca y Casanare, el ganado criollo Casanare se explota para carne en forma extractiva y extensiva tradicional, cuya principal actividad es la cría y el levante con un manejo “sui géneris” : No se vacuna, no se vermifuga, sus fuentes de alimentación son las pajas nativas y el suministro de sal blanca se hace en forma esporádica.

Entre los factores que han contribuido a la escasa eficiencia productiva de los hatos de ganado Casanare, se puede citar: la carencia de registros para obtener parámetros técnicos; los limitados conocimientos con relación a los genotipos adecuados para la producción en regiones inhóspitas; la excesiva extensión de las explotaciones; ausencia de entidades de fomento para el sector ganadero; y escasos estudios de mercadeo y comercialización.

El cruce predominante es el de toro cebú por vaca criolla sin planificación técnica ni selección. Este sistema ha quebrantado el valor genético del ganado criollo Casanare, tratándolo los ganaderos “de improductivo” por la desadaptación que se está presentando debido a la consanguinidad y absorción por parte del cebú. A esto se suma la estrategia de los compradores de ganado, quienes exigen animales con giba y de color blanco, obligando a los productores a adquirir toros en ferias comerciales de alto valor económico, pero de escaso valor biológico y falta de adaptación a la región inundable. Esto ha producido una baja en la productividad y en la disminución del inventario ganadero.

En la actualidad se hace indispensable la puesta en marcha de un programa de conservación y mejoramiento de la raza, ya que por su adaptación, su carácter lechero y la gustosidad de la carne se constituye en una alternativa para la producción ganadera de la Orinoquia inundable. Esta raza debería ser la base para una ganadería tropical y sostenible de moderada producción en los llanos de Arauca y Casanare, aprovechando el vigor híbrido que se produce en apareamientos sistemáticos con el cebú.

Se debe prestar más atención para la conservación de este recurso genético bovino, ya que por muchos años ha sido el sustento de la mayoría de familias que viven lejos de los centros de consumo. En otros países se ha mostrado gran interés por los recursos autóctonos, principalmente porque valoran la adaptación a ambientes desfavorables. Tal es el caso de Venezuela con el criollo Limonero; Costa Rica con el criollo Lechero Centroamericano; Estados Unidos con el criollo de Cuernos Largos; Brasil con el Caracú, entre otros. (FAO, 1981).

Referencias Bibliográficas

ARAUCA. 1992 – 1997. Plan Quinquenal para el Desarrollo del Departamento de Arauca.
Diagnóstico del Sector Ganadero, p. 15 – 25.

CARDENAS, G. D. 1984. El Ganado Criollo Casanare. ICA – Informa 18:3 p. 15 – 23.

CARDENAS, G.D. 1982. Evaluación del Rendimiento y Calidad de Canales en Bovinos
Hembras de los Llanos de Casanare. Tesis Ms. Sc. 170p.

FAO. 1981. Recursos Genéticos Animales en América Latina. Producción y Sanidad Animal
No. 22. Roma. 169 p.

GOMEZ, S. J. 1999. Rendimiento en Canal del cruce Sanmartinero (SM) por Cebú (C) y la
Raza Cebú. Seminario Internacional Caracterización Genética y Potencial Productivo
Del Criollo Sanmartinero. Edic. Martínez, C. G. y Chávez, M.G. Villavicencio, Meta p.
43 – 53.

GOMEZ, S. J. ; HUERTAS, H. B. y GONZÁLEZ, H.F. 1984. Estudio de Peso y Rendimiento
En Canal de la raza Sanmartinero, Cebú y sus Cruces en los Llanos Orientales. Revista
ICA 19: 2, P. 253 – 264.

GONZÁLEZ, F. Y FRANZEN, S. M. 1966. Ceba de Novillos Llaneros en Pastoreo con y sin
Implantes de hormonas femeninas. Revista ICA 1: 2. P. 123 – 133.

HERNANDEZ, B.G. 1986. Plan de Mejoramiento Genético en Ganado Criollo. Proyecto de
Desarrollo Ganadero con base en el uso de razas criollas y Colombianas. Publicación
Miscelánea No. 628 – ISSN – 05345391 P. 45 – 56.

HERNANDEZ, B.G. 1983. La Raza Criolla Casanare. Carta Ganadera 20: 2 p. 39 – 46.

HERNANDEZ, B.G. 1981. El Cebú y los Criollos en la Producción de Carne. Suplemento
Ganadero Guía para producir Carne en Colombia 2: 3 p. 4 - 15.

HERNANDEZ, B.G. et al, 1999. Novillos cruzados con criollo. Plegable Divulgativo.
CORPOICA.

HERNANDEZ, B.G. et al, 1996. Las Razas Bovinas Criollas y Colombianas. Publicación
Banco Ganadero, 4 edic. 21 p.

MARTÍNEZ, C.G. 1999. Potencial Genético y Productivo del Ganado Sanmartinero en el
Sistema de Carne y Doble Propósito. Seminario Internacional Caracterización Genética
Y Potencial Productivo del Ganado Criollo Sanmartinero. Edic. Martínez C.G y Chávez
M.G. Villavicencio – Meta. p. 31 – 41.

MARTÍNEZ, C.G. 1991. La Producción de Leche y Carne en el Trópico Bajo de Colombia.
Suplemento Ganadero Guía para producir Leche en Colombia 8: 3 p. 98 – 105.

OSPINA, L . A. 1952. El Ganado Criollo Llanero. Revista ARROZ 1: 7 p. 213 – 215.

PINZÓN, M. E. 1993. La Orinoquia Colombiana y su Ganado Llanero. Carta Ganadera 3: 10
p. 34 – 39.

PINZON, M. E. 1991. Historia de la Ganadería Bovina en Colombia. Suplemento Ganadero
8: 1 222 p.

SALAMANCA, C.A. 1997. La Producción de Carne en el Piedemonte Araucano. II
Seminario Taller Agropecuario del Municipio de Arauca. Agosto 21 y 22. 15 p.

SALAMANCA, C.A. 1995. Contribución al Estudio de la Raza Criolla Casanare en el
Departamento de Arauca. Tesis Zootecnista. UNIAGRARIA. 104 P.

SALAMANCA, C.A. y MARTINEZ C.G. 1998. Rescate de la Raza Bovina Criolla Casanare
Para promover el Desarrollo Competitivo y Sostenible de los Sistemas de Cría (carne)
En fincas del Departamento de Arauca. Proyecto PRONATTA. Convocatoria 1998.

VARGAS, C.O. ; PEREZ, B.R. y RENDON, L.W. 1998. Especies Forrajeras Nativas e
Introducidas en las sabanas del Municipio de Arauca. Cartilla Ilustrada No.1
CORPOICA – Arauca.

Conferencia presentada en el Seminario Censo y Caracterización de los Sistemas de Producción del ganado Criollo y Colombiano. Bogotá, Septiembre 23 de 1999.

(25314)
(53)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
06/01/2008 | Ante todo, quisiera también aportar mis ideas con respecto al ganado criollo casanare, que tiene una raíz genética común con el ganado criollo llanero de Venezuela, el cual al igual que el casanare se puede localizar en algunos hatos muy remotos por los lados de Capanaparo, Elorza, Cinaruco, regiones con las mismas características ecológicas descritas en el artículo.

Lamentablemente desde hace muchos años, con la masiva incorporación de genes Bos indicus a los rebaños, se produjo una masiva absorción de los genes Bos taurus llaneros. En los primeros cruzamientos Cebu x Criollo el vigor híbrido manifestado fue enorme, más no se impulsó la idea de este cruzamiento sino la de la absorción a Cebú, desechando siglos de supervivencia y adaptación a los ambientes mas inhóspitos.
En los actuales momentos hay varios núcleos de criollo llanero mejorado (selección, manejo, suplementación estratégica, planes sanitarios preventivos), pertenecientes a compañías ganaderas progresistas como Agroflora (compañía inglesa), hato Piñero, que sí han sabido valorar las bondades del ganado criollo llanero.
Hay trabajos científicos sobre rendimiento, fertilidad, supervivencia del ganado criollo llanero, realizados por el genetista Prof. Dieter Plasse, de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Central de Venezuela, y también muchos artículos del Dr. Atilio Atencio del decanato de Ciencias Veterinarias de la UCLA en Barquisimeto.
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
06/01/2008 | Quisiera conocer los estudios sobre el ganado criollo llanero de Venezuela, los cuales sirven de referencia para la puesta en marcha de un programa de mejora genética del ganado casanare, porque las condiciones medioambientales son similares a las nuestras. Y es importante resaltar que hoy en día los países desarrollados están poniendo los ojos en los recursos bovinos naturalizados o autóctonos.

Un saludo

Arcesio Salamanca
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
26/03/2009 | estoy interesada en conocer la situación actual de la raza y su inclusión o no en algún programa de conservación, cómo puedo obtener esta información me gustaría contactarme con el Dr. Héctor Julio Sastre,alguien me puede ayudar?
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
20/06/2009 | Amigos foristas

soy ganadero araucano tengo un núcleo de ganado de raza criollo SAN MARTINERO f1 . El proposito es purificarlo en el futuro, pero en elmomento lo estoy cruzando con cebú y me está dando excelente resultado un peso promedio al nacer de 33 kg y de 170 kg al destete . ( 9 meses) la producción de leche en promedio es de 7 kg en sabana natural y de 10 kg en pastos mejorados (brachiarias). Las novillas tienen su primer parto a los 27-28 meses. Es un ganado muy dosil en el manejo.

Jorge Garcia
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
27/09/2009 | y ha trabajado con ganado criollo, como el costeño con cuerno o romo son animales exelentisimos para trabajar en el tropico.
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
08/10/2009 | quiero felicitarlos por su programa bandera en favor del ganado casanareño....si viene cierto el ganadero cometio un error en quererlo desaparecer por cambiarlo por otras razas de mejor calidad, no penso que este animal traido por los consquitadores se pudiera conservar como un animal exotico a nivel de turismo y encanal, como carnes limpias, le daria al criador un valor agregado.

como escritor, defensor de los animales envia de extincion y estudioso de ellos me gustaria saber si ustedes me pueden colaborar con las primeras marcas e hierros de la ganaderias que existieron en los hatos jesuiticos( hatos de los jesuitas)....o alguan fuente donde las pueda allar..

gracias...
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
07/03/2010 | hola señore quisisera q me proporcionen informacion esdadistica sobre ganado tropical toda las razas que vives ne las zonas tropicales porfavor se les agradese
atte ronald correo rwtudela@hotmail.com
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
20/07/2010 | Mi Dr Arcesio: Excelente trabajo. Ahora lo que hay es accionar y como?
Cultirizando a los ganaderos del Casanare y Arauca, que a traaves del uso de toros Casanareños en vacas cebu, obtengan un aumento significativo de dicha raza, esto se llama cruzamiento absorbente y en 5 generaciones se obtiene. Hay aunar esfuerzos en los ganaderos las Secretarias de Agricultura del Casanare y Arauca, la Universidad Cooperativa y Corpoica y formar un mucho grande la raza y cuando se obtenga hacer un programa de mejora genetica que no es que la combinacion de los procesos de la seleccion mas los sistemas de apareamiento. Que carcteres seleccionar (Reproduccion EPP e IEP) ganancia de peso y por ultimo calidad. La reproduccion es el carcter mas sensible de la adaptabilidad de un animal a un medio determinado.
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
02/04/2011 | Remenbranza del ganado criollo Casanareño, muy bueno su articulo ingeniero Salamanca quiero compartir estas lines de quienes amamos al llano y su ganado criollo.

LAMENTO DE UN LLANERO
Amanece un día cualquiera en la infinita llanura, y en un hato sabanero vibran cantos de guarura el caporal y la peonada inician la tarea diaria AL RITMO de este poema de René Devia, me embargo la nostalgia y el lamento de un llanero que ve como se extingue su raza, orgulloso de haber nacido en el llano, de mis ancestros mezcla del indio y el blanco, de mi música y costumbres.

Quinientos años de historia de una raza que se forjo con el cuido del ganado, en la inmensidad de la llanura, identificado con el caballo, porque uno y otro forman una sola naturaleza dando origen a la trilogía del llanero: caballo, jinete y bovino que con el tiempo dio pasó a las manifestaciones artísticas como nuestra música, el baile y el coleo.

El ganado criollo Casanareño ha marcado nuestro existir tal vez desde el mismo momento que piso la llanura, venido desde tierras lejanas al otro lado de la mar, para forjar una raza de hombres y bovinos nuevos que los pario un hato jesuita, allí nace el hombre de tez oscura, mirada profunda, de lenguaje sencillo y de pata al suelo.

Los valores del llanero: Ama profundamente el paisaje que lo rodea y se identifica con él. Afirma que por el día recorre el paisaje y trabaja rudamente en las faenas del llano y por las noches descansa y comparte con sus compañeros de labores. Aprecia el valor personal, es supersticioso, cree en espantos y aparecidos, es solidario y leal, colaborador y hospitalario. Nunca niega comida o agua a quien lo necesite y siempre esta presto a ayudar a los demás.

Es un fiestero innato, baila, canta y enamora, hace sus grandes parrandos, bebe y es tradicionalista en lo concerniente a celebrar fiestas como la Semana Santa, la fiesta del 29 de Agosto en honor a Santa Rita, el 3 de Mayo día de la Santa Cruz, la Navidad y el año Nuevo. Siempre se le oirá entonando coplas compuestas al amor perdido, a su caballo, a su sabana, cree en Dios, es supersticioso, bastante joven forma su hogar.
El hombre llanero se caracteriza por ser experto nadador y navegante, hábil cazador y pescador, artesano de maderas duras y flexibles, constructor de la arquitectura del caney, vestuario de ropas ligeras, franelas y pantalones cortos llamados guayucos, usa cotizas, sombrero pelo de guama. El dormitorio es de chinchorro de moriche o de cumare.

El mestizaje racial y cultural. Fue un proceso largo, duro, complejo. Finalmente desembocó en la formación de un nuevo tipo humano un ser antes inexistente con rasgos muy definidos y propios, cuya adaptación al medio lindé con el mimetismo y la identificación: el llanero. Pudiéramos decir lo mismo de otra forma. Hablar de un proceso en el cual medio y hombres se relacionan e influencian intrincadamente hasta producir una nueva cultura, la cultura llanera, la cultura del caballo”.
(Febres, Humberto. En Unellez. 1990, pág. 49).

¡Mi llano nunca ha llorado! pues por el lloran sus hazañas pero llorara el día que muera el sentir de mi llano, el llanero ese que un día domino su caballo, el ganado y la sabana. Que hizo grande al llano con sus gestas, con su valor, su hidalguía. Por el sentir y vivir de un llanero que vive en la llanura, va mi humilde homenaje a esa llama que se extingue, víctima del modernismo y de la perdida de los valores de las nuevas generaciones.
Así es la vida señores hay dichas y desengaños los volantones llaneros se van con rumbo lejano con el único propósito de en la vida de ser algo después llanero en ciudad que olvida el terreno amado deja su raza BRAVIA QUE CASI SE HA EXTERMINADO Y HASTA OLVIDAR ESE ORGULLO DE HABER NACIDO EL LLANO.



Juan Manuel naranjo Vargas
(0)
(0)
Re: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo
23/07/2011 | Muchos saludos, dr Arcesio. Me parece, muy importante, que se puede conservar el gando criollo de Arauca, por su valor respecto a su adaptacion. Hace ya mas de 30 anios, veia como este ganado se multiplicaba, y sobrevivia con apenas a las orillas de lagunas en la sabana, es como dice, un ganado muy resistente, una carne de mejor sabor. Teniamos una punta de ganado cerca a canio Jesus, cruzado con cebu, con pasto lambedora, como usted dice, apenas veian la sal, sin ningun registro, pero ganado muy bueno, le deciamos pringado. Le sugiero realizar cruces con Guzerat, el criollo con buena aptitud lechera, se deben tener mejores resultados en el cruce, debido a una mejor gnancia de peso en el guzera y aptitud lechera, y resistencia, mejor conversion.
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: El ganado criollo Casanare y su entorno productivo?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Videos (3)
Bovinos: Selección Genética y Cruzamiento. Carlos Alberto Mezzadra
 
 
1. Introducción Los primeros vacunos que formaron el ganado Casanare llegaron a...
 
Los rasgos  del ganado lechero, tales como producción de leche, gra...
que ventajas tendria cruce senepol carora - Sr Dulce M Zaraza. complace saludarl...
 
DISEÑO GENÉTICO SELECCIÓN GENÓMICA diseñar Genética éxito. trascendental impo...
Servicios Profesionales
Luciano Garcia-trejo Luciano Garcia-trejo
West Hazleton, Pennyslvania, Estados Unidos de América
Arnoldo Hernandez Arnoldo Hernandez
Buckeye, Arizona, Estados Unidos de América
Harry A Moller Harry A Moller
Miami, Florida, Estados Unidos de América
ALVARO LUNA  GONZALEZ ALVARO LUNA GONZALEZ
Morris, Minnesota, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved