Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com
  /  
  /  

Patologías digestivas del potrillo recién nacido

Autor/es:
(23834)
(15)

Las patologías digestivas del recién nacido se pueden dividir en una serie de cuadros bien definidos como son la impacción y retención de meconio, las diarreas del recién nacido y las úlceras gastroduodenales. Las diarreas a su vez se clasifican en cinco grupos.



Impacción y retención de meconio

La impacción del tracto gastrointestinal con meconio representa la anormalidad gastrointestinal más común del recién nacido.

El meconio es una concreción estéril constituido por líquido amniótico digerido, integrado por secreciones glandulares, moco, bilis y células epiteliales. Presenta una típica coloración verde negruzca a marrón y ligero olor y consistencia. Es importante tener en cuenta que su evacuación normal se realiza normalmente dentro de las 3 horas post parto, y cuando esto no ocurre suele dar lugar a un síndrome cólico típico y que suele ser identificado sin problemas por los clínicos especialistas en clínica equina.

La etiología se relaciona con pelvis estrechas en los machos donde suele observarse una mayor incidencia en la aparición del proceso que en las hembras. Cuando se valora el pronóstico del proceso, hay que tener en cuenta además la cantidad de meconio retenido en la luz digestiva así como el nivel intestinal en el que se encuentra. Y así se puede dar a nivel de colón, produciendo retenciones de evolución más larga o en el recto, donde las retenciones son más cortas en cuanto a su duración en el tiempo.

Los síntomas se observan entre las 6 y las 24 horas después de nacer, con continuos intentos de defecar con la cola en alto y dando vueltas sistemáticamente. A continuación se suelen dar los típicos síntomas de cólico. Los potros se levantan y se tumban, ruedan y dan vueltas cuando el dolor es más intenso en procesos más graves. También son frecuentes los intentos de orinar. A menudo el apetito no desaparece hasta que el cuadro de distensión se torna severo.

El diagnóstico se basa en los síntomas clínicos que son evidentes. También se puede realizar palpación digital rectal de masas firmes en el recto. Otro síntoma típico consiste en la falta de heces en menos de 36 horas, asociado a dolor claro de tipo cólico por la leche ingerida. El dolor persistente unido al cuadro anterior determina el diagnóstico, pero también se puede utilizar la radiología, mediante proyecciones laterales del abdomen donde se observa la masa de meconio, sobre todo en casos de impacción del colon.

En cuanto al diagnóstico diferencial, se debe realizar con torsiones de colon, invaginaciones y vólvulos de intestino delgado. También aunque más raras son las hernias diafragmáticas. Otra patología frecuente es la rotura de vejiga que provoca uroperitoneo, aunque en éste caso se observa abdomen fluctuante con consistencia líquida y no dura como en el caso de impacciones. En los potros al contrario que en los caballos adultos, la palpación abdominal es muy significativa. Otra diferenciación diagnóstica, aunque muy esporádica, lo constituye el tétanos, aunque en éste caso existe constipación como primer síntoma.

En cuanto al tratamiento a aplicar una vez se ha realizado el diagnóstico, va en función del tipo de retención, y así en retenciones leves, se basa en la aplicación de agua templada o enemas a base de Acetil-cisteína en solución al 4 % (PH = 7,6 solución de 160 ml. de agua) administrada por vía rectal con ayuda de un catéter tipo Foley. El enema se puede repetir después de una hora.

Normalmente en casos de atascos medios, se requieren entre 1 y 3 horas para que pase el meconio y defequen.

En caso de retención grave se debe realizar un sondaje nasogástrico e introducción de unos 300 a 500 ml. de agua de lino o de aceite mineral. Es importante también valorar el grado de hidratación del potro y administrar fluidoterapia. Además se debe realizar el control del dolor mediante Flunixin, Butorfanol o Xilacina. El tiempo médico de resolución es de 24 a 36 horas, luego de las 36 horas el tratamiento es quirúrgico. Se puede realizar una profilaxis mediante la aplicación de enemas utilizando pequeños volúmenes, ya que si no se pueden inducir alteraciones electrolíticas por pérdidas de sodio y potasio. Y quizá otro método bueno de tipo preventivo sea que el potrillo realice ejercicio moderado, siempre que las condiciones ambientales lo permitan.

Desafortunadamente los enemas repetidos, sobre todo cuando se utilizan sustancias cáusticas, pueden causar inflamación de la mucosa rectal haciendo difícil el pasaje del meconio.

También es un hallazgo común la leucopenia en potrillos que han recibido repetidos enemas.




Diarreas del recién nacido
Las diarreas en el período perinatal son un proceso de aparición muy corriente en el recién nacido, y suelen presentar una incidencia del 70 - 80 % en los primeros 6 meses de vida del potro. El desarrollo y la gravedad varían normalmente en función de la etiología y así se clasifican en distintos tipos. La correcta valoración y por ello la inclusión del problema en el grupo adecuado, determinará, en la mayoría de los casos, la resolución del proceso.

Los tipos de diarrea según la etiología determinarán la existencia de los siguientes grupos:

1. Diarrea del estro
2. Diarrea nutricional
3. Diarrea bacteriana
4. Diarreas virales
5. Diarreas parasitarias

1. Diarrea del estro o por cambios de la composición de la leche
Normalmente son procesos diarreicos muy conocidos en los haras al corresponder normalmente con el primer celo de la yegua ( llamado también "celo del potro"). Se produce entre los 6 y los 10 días de vida del potro, de ahí el nombre de diarrea del celo. Sin embargo, fisiológicamente se debe a los cambios que se producen en el desarrollo del epitelio intestinal y no a la estricta composición de la leche materna, como se suele creer. La maduración del epitelio intestinal determina el recambio de los enterocitos durante los primeros días de vida al remplazarse el epitelio, provocando por ello un fenómeno de hipersecreción de la mucosa digestiva que da lugar a la aparición de heces más blandas de lo normal e incluso a una diarrea leve.

El cuadro clínico se caracteriza por que los potros permanecen alerta y en actitud normal. La duración del proceso suele ser de unos 3 a 5 días. En general no requiere tratamiento. Es importante conocer que si realmente se trata de una diarrea de éste tipo, están contraindicados los antibióticos, ya que no obtendremos ningún beneficio con su utilización y sin embargo sí alteraremos la flora microbiana normal que en éste momento se encuentra en periodo de adecuación en el recién nacido.

2. Diarrea nutricional
Se asocia a una sobrecarga digestiva e incluso a un empacho por consumo excesivo de leche. Por ello es frecuente observarla en los casos en los que se mantienen separados el potro y la yegua durante mucho tiempo, como, por ejemplo, cuando la yegua en periodo de lactación sigue trabajando y se separa del potro en este tiempo. Otra circunstancia por la que se da es en huérfanos por aporte externo de leche en cantidad excesiva. También en cambios bruscos de dieta en el potro y en la madre. Además se da por ingestión de cuerpos extraños, además en casos donde tienen acceso a alimentos sucios y asociado a coprofagia, que suele ser una hábito normal conocido en los potros entre las 2 y las 5 semanas de vida. Hay que determinar si la diarrea se podría deber al consumo de arena. Otra patología a tener en cuenta es la intolerancia a carbohidratos, pero ésta es muy poco frecuente, de carácter transitorio y se suelen observar en potros prematuros. Éstas últimas se asocian a diarreas víricas poco claras. El diagnóstico se realiza al cambiar la dieta por otra sin lactosa y observar la mejoría. Es importante que se aporte terapia de soporte con soluciones de Dextrosa durante el tiempo de adecuación a los componentes de la nueva dieta.

3. Diarreas bacterianas
En otras especies, éste tipo de alteración digestiva suele asociarse a infecciones mixtas. En los potros se pueden encontrar asociados los Rotavirus con Salmonella Typhimurium.
Por otra parte, las bacterias más frecuentes asociadas a los cuadros diarreicos son:

3.1 E. Coli que se ha aislado, aunque su exacta significación resulta difícil de evaluar, ya que normalmente éste agente surge por sobrecrecimiento secundario asociado a un proceso primario previo. Se diagnostica como agente causal en aquellos casos en que los que se aísla el serotipo E. enterotóxico, que es capaz de producir alteración digestiva primaria por sí mismo. Aunque sabemos que tiene menor incidencia que en otras especies, particularmente en los potros disminuye el número de casos cuando se tiene una buena limpieza de los boxes, sobre todo de las parideras.

El cuadro clínico se caracteriza por una diarrea de tipo medio, sin daño en la mucosa intestinal. Es decir una diarrea de tipo "hipersecretora", sin pérdida de proteínas a la luz intestinal.

El tratamiento es sintomático, basándose en la aplicación de fluidoterapia como medida inicial de dos formas en función de las posibilidades de absorción digestiva y previa valoración minuciosa del estado general hidroelectrolítico del potro. En primer lugar se contempla la opción oral mediante la administración de unos 500 ml. máximo de solución más electrolitos en forma de CLK y en una cantidad de 8 gr/100Kg p.v. hasta tres veces al día. En caso de pérdidas de líquido de medias a graves se debe optar por la administración de tipo intravenosa mediante soluciones isotónicas poliónicas del tipo del Ringer Lactato. Es importante valorar los niveles de proteínas plasmáticas así como de anticuerpos o inmunoglobulinas y administrar plasma en casos de concentraciones bajas de IgG o pérdidas de presión oncótica. Otra opción a tener en cuenta en el tratamiento es la administración de Bicarbonato siempre que el PH arterial sea menor de 7.2. En éste caso es importante no administrarlo sólo porque pensemos que debido al estado general, a la taquipnea o taquicardia es posible que exista acidosis, si no comprobarlo realmente realizando antes una gasometría que nos permita conocer el balance de base. Así una vez conocido el valor de la base, exceso o defecto que suele ser lo normal, podemos aplicar la siguiente ecuación para calcular los miliequivalentes de bicarbonato a administrar, Requerimientos de Base mmol/l o meq/l = Exceso/defecto de base x kg.p.v. x 0.5 en potros. Además si el K+ <2 meq/dl aportar CLK, sabiendo que el K+ aportado es igual a K+ deseado - K+ obtenido x 0.3. Hay autores que defienden la aplicación de absorbentes, del tipo del Caolín en cantidad de 4-8 ml/Kg. p.v. 2 veces y Subsalicilato de Bismuto 0.5 - 1 ml./Kg. 3 - 4 veces al día. También se citan los Probióticos que contienen Lactobacillus, Streptococcus faecalis, e incluso la administración de Yoghurt con Bifidus Acidophillis + Lactobacillus en casos refractarios, aunque realmente no tienen una base científica sólida, sobre todo aquellos que se constituyen a partir de floras microbianas aptas para el hombre pero de dudosa eficacia en équidos. Cuando valoramos el grado de dolor e inflamación intestinal, se pueden aplicar analgésicos del tipo de los AINES, y de ellos el de elección en éstos casos suele ser el Ketoprofeno, y no el Flunixin, ya que éste presenta mayor poder de producción de úlceras gástricas. En ambos las dosis con efecto antiendotóxico son 0.25 mg/kg 2 - 4 veces al día. Efectiva frente al dolor visceral suele ser la Dipirona y sobre todo aunque con duración corta el Butorfanol indicado como alternativa analgésica en caso de úlceras, pero con efecto muy corto.

Los antibióticos se utilizan en caso de existir septicemias o alteraciones inflamatorias de la mucosa intestinal. Por supuesto se emplean los de amplio espectro y de tipo bactericidas antes de obtener sensibilidades específicas en cultivos y mediante antibiogramas.

3.2 Salmonella. El agente causal es en el 75% de los casos S. Typhimurium.
Los síntomas del cuadro clínico, se deben a la activación de una infección latente previa, por estrés y sobrecrecimiento o bien asociado a ingestión de un número elevado de bacterias. En Gran Bretaña se encuentra asociada a cuadros complicados con osteomielitis y artritis. Se caracterizan por depresión, mucosas congestivas, fiebre con temperatura de hasta 42ºC.

Se trata de una enteritis verdadera con lesión extensa de la mucosa y submucosa, por lo que hay pérdida de proteínas a la luz intestinal.

Además forman parte del cuadro, la taquicardia y taquipnea, por supuesto hay dolor abdominal, con diarrea fétida y acuosa. El curso del proceso puede ser agudo o sobreagudo e incluso se observa a continuación la existencia de heces con sangre y moco. Cursa con deshidratación rápida. En el hemograma se observa la existencia de Leucopenia, Neutropenia y aparición de neutrófilos banda.

El diagnóstico se realiza básicamente por los síntomas que constituyen el cuadro clínico según tipo de diarrea, depresión más o menos profunda, la Neutropenia y finalmente mediante hemocultivos y cultivos fecales.

El tratamiento se debe basar en la administración de Sulfamidas/Trimetroprim intravenosas, la Enrrofloxacina no se debe utilizar ante otra alternativa por las lesiones articulares a que da lugar por su administración en potros. Las Cefalosporinas como Ceftiofur sódico iv (3 mg/kg) son una buena segunda opción en estos casos. Por supuesto es básica la administración de fluidos intravenosos, electrolitos en casos de pérdidas y el plasma antiendotóxico como en el caso anterior.

El pronóstico siempre va desde desfavorable a muy malo y en general desesperante para el clínico que lo aborda, por supuesto en un hospital con medios, y aún así la viabilidad no suele superar el 5% en los casos de potrillos de corta edad.

3.3 Clostridium. C. Perfringens tipos B y C productores de cuadros de endotoxemia en potros de 1 o 2 días de edad con la característica de producir Enteritis Necrotizante Hemorrágica. Son casos muy graves que cursan con cuadros clínicos de formas sobreaguda con muerte súbita o forma aguda caracterizada por síntomas de cólico por distensión gaseosa intestinal, depresión, diarrea hemorrágica, Shock, muerte, fiebre de 39ºC a 40ºC, Leucopenia, Neutropenia, azotemia + acidosis metabólica. El diagnóstico se realiza por evidencia de presencia de Clostridium perfringens en gran número en las heces, o bien post mortem por existencia de enterotoxinas en pared intestinal evidenciadas por frotis obtenido de la mucosa. El pronóstico es siempre muy malo, y el tratamiento se basa en aplicación de fluidos intravenosos con soluciones poliónicas + plasma intravenoso. Se aplican antibióticos intravenosos como Penicilina o Cefalosporinas y Metronidazol oral. Es importante mantener ayuno 24 horas para evitar mayor lesión intestinal. Por último, aunque suele resultar inviable en la mayoría de los casos, se podría realizar un tratamiento quirúrgico si hay enteritis necrotizante, practicando una enterotomía.

Este proceso se asocia a potros de alto riesgo y se puede intentar la profilaxis utilizando antisuero antidisentería en corderos, aplicado a los potros no afectados al nacer.

3.4 Rhodococcus Equi ( Corinebacterium equi). Este tipo de diarrea afecta a potros de entre 1 y 4 meses de edad, es decir mayores que los anteriores en términos generales. Aparecen formas distintas como son la digestiva, la respiratoria y otra mixta. Suelen aparecer en función del tiempo de duración del proceso y de la resistencia individual. La forma digestiva se localiza en la pared intestinal y en los nódulos linfáticos mesentéricos. Ya que es un proceso relacionado con prevalencia de infecciones en las yeguadas afectadas, en animales sanos también se han aislado Rhodococcus. Los síntomas del proceso que se suelen observar son pérdida de peso, dolor abdominal, enteritis, diarrea no siempre, que puede cursar de forma aguda, crónica o intermitente, cosa bastante corriente. Suele existir una forma respiratoria asociada con fiebre, tos, neumonía, uveítis, artritis. En general el proceso produce abscesos multifocales traqueobronquiales y mesentéricos.

El diagnóstico resulta difícil de confirmar por presencia en heces, aunque se trate de un germen que se localice en digestivo de forma preferente, pero suele ser más fácil una vez aparece la forma respiratoria, mediante cultivos de exudados traqueales en esta forma. Es importante la realización de radiografías, con patrones de abscesos pulmonares múltiples, y en último caso se puede realizar una laparotomía exploratoria.

En el tratamiento el agente presenta una considerable variación en cuanto a sensibilidad a los antibióticos, aunque al menos de forma general suele ser sensible a Penicilina 22.000UI/kg p.v. sódica intravenosa y procaína potásica im.. Otra opción es la Neomicina 3 mg/kg iv y en la mayoría de los casos la Gentamicina 6 mg/kg cada 24 horas. También hay sensibilidad a Sulfamidas potenciadas con trimetroprim.20-30 mg/kg 2 veces. Si consideramos el tratamiento largo para eliminar los abscesos pulmonares o mesentéricos formados, se emplea la Eritromicina a dosis de 25 mg/kg v.o. c/6 horas + Rifampicina 5-10 mg/ kg v.o. c/ 12 horas. El Pronóstico es malo si las lesiones están muy avanzadas antes del tratamiento. En el examen postmortem se encuentra la pared intestinal muy engrosada y nódulos linfáticos aumentados. Los casos crónicos presentan necrosis de la mucosa y úlceras con atrofia vellosa.

3.5 Aeromonas Hydrophilia. Este agente se ha asociado no hace mucho a cuadros diarrea (Browning y col.). Se caracteriza por una pequeña lesión de la mucosa intestinal. Como dato a tener en cuenta es el mismo germen que produce diarreas crónicas en los niños.

3.6 Otros gérmenes productores de diarreas de forma esporádica son Actinobacillus Equuli, Klebsiella spp, Streptococcus durans y Yersinia.

3.7 Campylobacter spp. Campylobacter Yeyunii subesp. Coli.
Agente aislado al mejorar las técnicas de cultivo de heces en casos de diarrea. Su significación es desconocida. Los síntomas son diarrea media y cólico. El diagnóstico se realiza por aislamiento del agente, y el tratamiento es a base de antibióticos como la Eritromicina a dosis de 25 mg/kg p.v. y Tilosina 44-50 mg/kg iv o i.m.c/6h. El pronóstico es bueno. Se ha aislado en úlceras gástricas y duodenales postmortem.

 

4. Diarreas virales
Se encuentran asociados distintos tipos de agentes virales en los cuadros de diarreas que son:

1. Rotavirus
2. Coronavirus
3. Adenovirus

De ellas, la más importante es la primera debida a Rotavirus. Los Coronavirus son el segundo agente etiológico en otras especies. Los Adenovirus son un patógeno respiratorio. El 50% de los potros afectados con Adenovirus tipo 1 desarrollan diarrea.

4.1 Diarrea por Rhotavirus, es un cuadro importante en reproducción intensiva. Presentan variaciones anuales en cuanto a su presentación y es un patógeno primario muy contagioso. La edad en que aparece varía de los 10 días a los 3 o 4 meses. Es un virus no encapsulado de serogrupo A serotipo 3. Los caballos adultos seropositivos eliminan el virus, que es estable a temperatura ambiente durante 9 meses. La transmisión es por ruta fecal - oral y el periodo de incubación de entre 18 a 24 horas. La replicación del virus se lleva a cabo en las vellosidades del intestino delgado, en duodeno y yeyuno. Los síntomas son depresión, pirexia transitoria, anorexia, dolor abdominal, con típico rechinar de dientes, diarrea acuosa a las 24 horas que puede pasar a pastosa. Existe eliminación del virus hasta 10 días post recuperación. El diagnóstico se establece por los síntomas de úlceras gastroduodenales.

El virus invade y destruye las células encargadas de producir lactasa, lo que provoca diarrea por el efecto osmótico de la lactosa que pasa por el tracto intestinal sin haber sido atacada por las lactasas.

En el tratamiento hay que contemplar que como proceso vírico es posible la recuperación espontánea y que el único a aplicar es el sintomático con el fin de ir paliando los distintos síntomas que aparecen en la evolución de la enfermedad y así están indicados los fluidos en cantidad aproximada de unos 6-8 litros en 24 horas, aunque lo correcto es valorar las necesidades exactas por medio de valoración de perfiles hematológicos. También se deberán equilibrar los electrolitos. Se pueden administrar protectores de la mucosa y prebióticos. En general conocemos que los antibióticos resultan ineficaces al no tener acción sobre el agente viral. Es útil el plasma hiperinmune.

Las complicaciones suelen ser las derivadas de las alteraciones asociadas a la enfermedad como es la deshidratación, los desequilibrios electrolíticos, las úlceras gastroduodenales que se pueden tratar mediante sucralfato y ranitidina. En cuanto a las infecciones bacterianas secundarias que pueden dar lugar a septicemias. La prevención se basa en la valoración de los factores inmunes que es muy importante por TIP (Transferencia pasiva de inmunidad en calostro) + IgA (de la leche materna). Muy importante es la higiene y desinfección con Fenoles, Povidona 10%. El aislamiento en boxes independientes y separados. La aplicación de vacunas en yeguas se encuentra en fase experimental.

4.2 Diarrea por Coronavirus, si bien se ha aislado de potrillos con diarrea es muy poco lo que se sabe de su patogénesis.

 

5. Diarreas parasitarias
La causa de la diarrea es secundaria a la inflamación por el daño de la mucosa y la vasculopatía a raíz de la migración de las larvas en la submucosa y capilares.

5.1 Strongyloides westeri, afecta potrillos entre 1 y 4 semanas (prepotencia 6 a 14 días). La infestación ocurre a través de la leche. Se diagnostica por los métodos de flotación.

Contra adultos en intestino delgado son efectivos los Benzimidazoles (Thiabendazole 44mg/Kg. u Oxilbendazoles 10mg/Kg.).

La prevención consiste en suministrar Ivermectina a las yeguas el día del parto para evitar la infestación.


5.2 Strongylus vulgaris y edentatus, pueden causar cólicos y diarrea. Los signos se deben a la arteritis ocasionada por la migración larvaria. Durante el período de prepotencia (puede ser mayor de 6 meses) los recuentos de huevos de parásitos suelen ser negativos.

Es importante la fórmula leucositaria para establecer el número de eosinófilos

El tratamiento para las larvas en migración es Ivermectina (200mg/Kg. de peso vivo) o Fenbendazole (10mg/Kg. de peso vivo).

3. Parascaris equorum, éstas infestaciones son más comunes en el final de la lactación. La diarrea es una manifestación poco común.

La obstrucción intestinal es una complicación común en estos casos, sobre todo cuando los planes sanitarios de desparasitación no fueron respetados.

4. Cryptosporidium spp., afecta a animales inmunocompetentes como inmunodeprimidos.

La incubación pude ser de 9 a 28 días. Los oocitos se pueden detectar en heces por flotación.

Puede haber casos de portadores asintomático.

La terapia es hidratación, no se ha demostrado que haya drogas efectivas para tratar éstas diarreas.

 

Úlceras gastroduodenales

Esta patología muy corriente en los potros, se encuentra asociada en su etiología con episodios continuos de diarrea, utilización de AINES de forma relativamente prolongada más de una semana a diferentes dosis, hipoxia del neonato, estrés más infecciones por Rotavirus, y en casos de estenosis duodenales (píloro). Se observan cuatro síndromes:

1. Silencioso. No existen síntomas.
2. Activo. Con signos clásicos.
3. No hay síntomas hasta que haya perforación.
4. Estenosis duodenal.

Los síntomas aparecen entre 1 y 4 meses de vida. Los animales maman mal, presentan Bruxismo, Ptialismo (salivación muy abundante), decúbito, reflujo gástrico después de comer, en el caso de complicación final se dan perforaciones y por lo tanto peritonitis. Además hay anorexia, cólico asociado al comer y depresión. El diagnóstico es por los signos clínicos. También por gastroscopia, radiografía de contraste, donde se observa una disminución del vaciamiento gástrico. Además se pueden realizar paracentesis diagnósticas en casos de Peritonitis. El diagnóstico diferencial se establece con la disfunción esofágica o faríngea, con alteraciones del paladar blando por hipoplasias. También con otras causas de cólico. El tratamiento debe realizarse durante al menos 2 a 4 semanas, y debe ser inmediato, agresivo y realizando la descompresión gástrica. No administrar fluidos a través de sondaje nasoesofágico ya que provocan dolor. También se utilizan antagonistas de receptores H2 como la Ranitidina 6.6 mg/kg 2v vo o 2.2 mg/kg 4v iv o la Cimetidina 12 mg/kg 4v. Otra opción son los bloqueantes de la bomba de protones (ion H2) Omeprazol, que disminuyen la secreción ácida a dosis de 1 mg/kg vo una vez al día durante unas cuatro semanas. Se suele aplicar también Sucralfato como protector de la mucosa 1 gr. cada 8 horas. Como analgésicos se utiliza el Butorfanol y el Carpofén (más nuevo), y se debe evitar el uso de AINES, como el Flunixin y la Fenilbutazona por su capacidad para provocar las úlceras.



 
Autor/es
Buenos Aires, Argentina
Médico Veterinario
(23834)
(15)
Julio Herrera
down arrow
Carabobo, Venezuela
Médico Veterinario
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
26/02/2009 | Antes de todo mis saludos, me parece muy interesante la información encontrada en Engormix espero en el futuro participar en el foro y compartir algunas experiencias que puedan ser útiles para todos.

Atentamente Julio Herrera
(0)
(0)
Julio Herrera
down arrow
Carabobo, Venezuela
Médico Veterinario
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
26/02/2009 | Con respecto a la inquietud de Sandra Molina, pienso que la patología en potros que incide de manera violenta, afectando económicamente los Haras es la causada por Rodococcus Equis, no solamente por la severidad del germen que afecta a gran número de potros del plantel y que deja disminuida la capacidad atlética de aquellos que logran salvarse.
Los Haras que son afectados por esta enfermedad tardan mucho tiempo en recuperarse de ella, el germen permanece latente en el ambiente, hay que tener buenas medidas sanitarias , vacunar a la yegua antes del parto, para crear una buena inmunidad pasiva y vacunar al potro al mes de nacido, a los dos meses y tres meses respectivamente.
(1)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
16/03/2009 | Distinguidos srs, tengo una potra de 3 semanas que presernta diarrea verdosa amarillenta, he leido en el articulo que es normal dentro de las 3-5 semanas, es realmente cierta esta circustancia, que remedios puedo aplicar, esperando su ayuda un cordial saludo desde Menorca.
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
16/04/2011 | Que puedo hacer cuando un potro recién nacido presenta retención del meconio
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
24/02/2012 | mi esposo tiene un potrillo de 3 semanas de nacido, y no se le kita la dearrea.. le podria hacer mal k alos 2 dias de nacido desparasito la llegua?
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
24/02/2012 | No se con que droga desparasitaron la yegua, pero no deberia haberle provocado la diarrea. No especificas desde cuando esta con diarrea. Las causas pueden ser muchas, incluso se puede corresponder con el celo del potro. Deberia verlo un veterinario, pero para orientarte en el tratamiento, podes utilizar antidiarreicos inyectables u orales (administrados por sonda) y antibioticos via sistemica.
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
24/02/2012 | gracias muy amable por contestarme, la desparasito con Ivermectina+Fenbendazol.. y como alos 3 dias de nacido le empeso la dearrea pero en si el dia k nacio hacia fuerza para hacer popo y le dolia el estomago, como colicos .. le receto un veterinario 3 inyecciones ,se le kito unos dias.. pero le paso el efecto y otra vez con dearrea. El medicamento k le dio el veterinario no supimos como se llama por k ya se lo daba preparado en la jeringa..
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
15/08/2012 | hola quisiera saber que diagnostico diferencial se haría en el caso de sospechar de ulcera gastrica en un equino
(0)
(0)
Alejandro Benvenuto
down arrow
Cordoba, San Juan, Argentina
Criador de equinos
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
27/11/2012 | Estimados
tengo potrillo de un dia de nacido, hoy a la mañana estaba muy decaido y encontre manchones anaranjados, dos grandes en el piso, ahora le miro y le sale por la cola como colitis anaranjada y esta acostado no se levanta, por favor me pueden decir que remedio casero ya puede haber, hasta q consiga un veterinario que pueda llegar a la finca, tengo miedo que se deshidrate, y ayer tomo leche normal, que puede tener? la madre se alimento de haras y pasto nada mas, por favor si me pueden contestar es urgente!!! desde ya muy agradecido por vuestra gestion, atte alejandro
(0)
(0)
Re: Patologías digestivas del potrillo recién nacido
13/04/2014 | Dr. Me podría dar la fecha de publicación de este artículo.
Que conoce de enteritis anterior en potros neonatos?
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Patologías digestivas del potrillo recién nacido ?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Hoy en día el Mundo Equestre se enfrenta a una Revolución de antiparasitarios, ...
 
Las patologías digestivas del recién nacido se pueden dividir en una serie d...
UN BROTE ENCEFALITIS EQUINA VENEZOLANA VERACRUZ,MEXICO 2011,SE SUMA HORIZONTE SA...
 
Antonio Muñoz, manda hacer prueba fijaion complemento, literatura marca anticuer...
Servicios Profesionales
Enrique Castillo Enrique Castillo
Katy, Texas, Estados Unidos de América
Jose Del Olmo Jose Del Olmo
Santa Barbara, California, Estados Unidos de América
Sal Mondragon Sal Mondragon
Littlerock, California, Estados Unidos de América
Dr.Ibrahim  Salais Dr.Ibrahim Salais
El Paso, Texas, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved