Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com

Café. Clima y suelos.

Publicado el:
Autor/es:
(25105)
(9)


C.arabica es una especie de las tierras altas con un período de floración que es marcadamente susceptible al exceso de tiempo lluvioso. Las plantas continúan su desarrollo vegetativo durante la temporada seca, pero entran en plena floración dentro de unos cuantos días o semanas después de que se ha iniciado la temporada de lluvias. Más o menos el 60% del gasto requerido en la producción de café, lo constituye el costo de la recolección de las cerezas; consecuentemente, una sola cosecha anual como la que se podría obtener en las áreas que tienen una temporada húmeda, es menos costosa para el productor, que dos cosechas anuales en aquellas áreas que tienen dos períodos cortos de lluvia.

El café se cultiva en lugares con una precipitación que varía desde los 750 mm anuales (7.500 m3/ha) hasta 3000 mm (30.000 m3/ha), si bien el mejor café se produce en aquellas áreas que se encuentran en altitudes de 1200 a 1700 metros, donde la precipitación pluvial anual es de 2000 a 3000 mm y la temperatura media anual es de 16º a 22º. Pero aún más importante es la distribución de esta precipitación en función del ciclo de la planta. Podemos decir que el cultivo requiere una lluvia (o riego) abundante y uniformemente distribuida desde comienzos de la floración hasta finales del verano (Noviembre – Septiembre) para favorecer el desarrollo del fruto y de la madera. En otoño sin embargo es conveniente un período de sequía que induzca la floración del año siguiente.

C.canephora es nativa de altitudes bastantes bajas y de las regiones más húmedas de la Costa Occidental de África, lo cual debe dar cierta indicación en cuanto a sus exigencia climáticas. El mejor café robusta de Tanzania se produce a una elevación a una elevación de 1200 m con una lluvia anual distribuida uniformemente y de más o menos 3000 mm, con temperaturas que varían entre un mínimo de 17º C hasta un máximo de 27 ºC en el año.

El café prospera en un suelo profundo, bien drenado, que no sea ni demasiado ligero ni demasiado pesado. Los limos volcánicos son ideales. La reacción del suelo debe ser más bien ácida. Una variación del pH de 4,2-5,1 se considera lo mejor para el café arábigo en Brasil y para café robusta en el África Oriental.

Además, la respuesta fotosintética y síntesis bioquímica de la planta se ve muy influida por el período climático del año. Así los diferentes niveles de clorofilas, carotenóides, etc., se ven modificados en función de las temperaturas, de la intensidad luminosa (Damatta et al, 1997).

CULTIVO.

Aparte de las diferencias en los sistemas de poda que se discutirán más tarde, el cultivo del café arábigo y robusta, sigue el mismo patrón general en la mayoría de las áreas donde se le cultiva.

PROPAGACIÓN.

El café se propaga en gran escala por medio de plantas obtenidas de semilla, o vegetativamente, por medio de injertos o estacas.

Para el caso de la utilización de semillas existen algunos datos sobre el adecuado almacenamiento de las mismas para impedir su deterioro. Así para C.arabica el almacenamiento bajo aire seco de las mismas se hace a unas temperaturas de 10 ºC con un contenido de humedad del 10-11% (Hong y Ellis, 1992).

El sistema actual de propagar el café por medio de plantas obtenidas de semilla en las plantaciones cafetaleras, incluye el sembrar las semillas en almácigos especiales, donde las plantitas serán cuidadas hasta que se les trasplante en el campo. El vivero es una plantación típica; está situado en el mejor terreno disponible. Si es posible se utiliza tierra virgen para minimizar las enfermedades. Cada almácigo se prepara para ser el sostén del vivero limpiándolo de piedras, nivelándolo, etc. Además se sitúa bajo una ligera sombra de hojas de palma o tira de bambú. Dentro del almácigo se disponen hileras espaciadas unos 15 cm, a lo largo de los surcos. El material de siembra se selecciona cuidadosamente en cuanto a su adaptabilidad a las condiciones locales lo mismo que por su capacidad de alto rendimiento, resistencia a las enfermedades y demás criterios. Cuando las plantas alcanzan una altura de 15 a 20 cm, o sea aproximadamente de seis a ocho meses después de la siembra, los arbolitos están listos para su trasplante.

Cuando la propagación es por estaquillado se pueden utilizar auxinas, IBA y/o NAA para fomentar la aparición de raíces. Las concentraciones recomendadas oscilan entre los 200 ppm de NAA junto con Boron, o la combinación de IBA y NAA a 200 ppm más Boron (Ono et al, 1994).

Los arbustos de cafeto son intolerantes a la perturbación de sus raíces por lo que se les debe trasplantar con cuidado.

Además, estudios recientes sobre la influencia del sustrato utilizado en los viveros, así como el grado de micorrizas asociadas a las plántulas de café, influye notablemente en el éxito del trasplante. Se ha demostrado la importancia de la calidad de la mezcla del suelo, el estado de micorrización por hongos y las condiciones del suelo tras el trasplante. Dichas condiciones pueden acelerar o retrasar el proceso de adaptación al nuevo medio de cultivo de las jóvenes plantas de café (Siqueira et al, 1995).

Las plantaciones clonales de café se obtienen ya sea injertando las plantas de semilla por hendidura en los viveros, o sembrando las plantas por semilla en maceta, o por medio de estacas. A las plantas obtenidas de semilla que se han de utilizar como patrones se les permite que crezcan hasta el grosor de un lápiz, antes de que se les corte. Las varetas de yema para injertos siempre se toman de las ramas erectas. Cuando las yemas han crecido hasta 15 a 20 cm, 12 a 18 meses después de la siembra, los cafetos se sacan del campo. Las estacas también se pueden enraizar y utilizarse como patrones, pero la práctica general consiste en tomar varetas del clon que se desee en el campo. El porcentaje que vive ha sido satisfactorio, en aquellos lugares en donde se han usado las hormonas inductoras del enraizado, en el material de propagación con madera suave. Los estacados también se pueden enraizar sin gran dificultad, en las camas de propagación bajo rocío. Todos los métodos de propagación vegetativa son mucho más costosos que el uso de semillas, por lo tanto rara vez se les utiliza cuando se deben plantar áreas extensas.

Los cafetos jóvenes deben tener sombra continua desde la época en que se les trasplante, consecuentemente, resulta necesario trasplantar los árboles de sombra con uno o dos años de anticipación. El espaciado que se da a los cafetos se determina principalmente por la altitud de la plantación. La distancia comúnmente usada en la siembra del café arábigo es de 2,0 x 2,5 m, lo cual da mas o menos 2,000 árboles por ha. Otro método de siembra consiste en el doble trasplante al principio. Después los árboles alternos se eliminan cuando empiezan a resultar demasiado aglomerados y los rendimientos empiezan a bajar.

La densidad de plantación influye, según estudios recientes, en las propiedades físico – químicas del suelo modificándolas en gran medida. Así al aumentar esta densidad, se incrementa el pH del suelo, el Ca, Mg y K intercambiables, el P y carbón orgánicos disponibles, y se reduce el Al disponible. Incrementando la superficie cubierta por los árboles, decrece la erosión del suelo por las lluvias, disminuye el lixiviado de nutrientes, y en general, el ciclo de nutrientes en el suelo se ve favorecido, afectando todo ello al mejor manejo de la plantación (Pavan et al, 1996).

SOMBRA.

Si bien todavía existe alguna discusión entre los expertos sobre la necesidad de la sombra para el cultivo del café, es preciso indicar que la tendencia moderna es hacia la no utilización de plantas de sombra, y la inmensa mayoría de las nuevas plantaciones son efectuadas sin esta. Es un hecho comprobado que el café produce invariablemente mayores rendimientos sin plantas de sombra. Hay que hacer notar, por otra parte, que en el caso particular de utilizar plantas de sombra tendrían que: a) ser productivas, b) poseer similares necesidades de agua y nutrientes ya que de otro modo se originaría un desequilibrio entre el café y estas plantas.

En el caso de utilizar sombra debemos anotar que, en general, el café necesita menos sombra cuando el suelo es mejor y cuando la humedad del aire es más alta. El efecto de la sombra es indirecto, pero está de acuerdo con el comportamiento ecológico de las plantas de café. Por esta razón es necesario que la poda de los árboles de sombra, en aquellas regiones en donde las condiciones del tiempo cambian apreciablemente a través del año, se regule de tal manera que haya más sombra durante los meses secos y menos durante aquellos meses más húmedos. Esto generalmente significa que la operación de la poda siempre se debe llevar a cabo varias veces al año. En una buena finca cafetalera la primera poda o sea la poda principal, se puede dar al principio de la temporada húmeda, con ligeras podas posteriores de acuerdo con la intensidad de la lluvia y tomando en consideración los nublados imperantes.

Las plantaciones de café arábigo en elevaciones altas invariablemente requieren menos sombra que las que se sitúan más abajo. De hecho, se pueden obtener regularmente buenos rendimientos de café en suelos ricos que se encuentren en altitudes elevadas sin sombra, excepto en los lugares donde existe la posibilidad de las heladas, en cuyo caso resulta necesaria una cubierta protectora relativamente densa.

Una revisión del aspecto de la sombra del café revela que no hay base razonable o hecho observado para la creencia de que la sombra es una necesidad general para la planta de café, aun cuando se le cultive en altitudes bajas. Por el contrario, es probable que los efectos benéficos que resultan de la sombra estén aparte de la sombra proyectada sobre el árbol de café mismo, sino que más bien consisten en una protección contra la sequía, la erosión y el viento. La plantación de árboles de sombra en aquellas regiones en que los árboles de café no están sujetos a condiciones climáticas perjudiciales, está justificada por la fertilidad aumentada impartida al suelo por medio de los procesos de fijación del nitrógeno llevados a cabo por los nódulos de las raíces de los árboles leguminosos generalmente plantados.

El espaciado y la cantidad de poda dada a los árboles de sombra en las plantaciones de café, depende en particular de la especie y de la localidad consideradas. Generalmente los árboles más grandes se deben espaciar a una distancia de 10 a 12 m, mientras que los más pequeños, como Leucaena, se siembran mucho más cerca. Donde se necesita la protección del viento, se pueden plantar setos vivos.

(25105)
(9)
Re: Café. Clima y suelos.
30/07/2012 |

Poseo un pequeño sembrado de café y me gustaría conocer como contrarestar el efecto del incremento de ph en la plantación, pues en efecto el aumento de los nutrientes y el mejoramiento del suelo no a tenido un incremento significativo de la productividad. Por lo que explica el artículo, esto puede estar provocado por el incremento del ph en el suelo. ¿Cómo convatir estos efectos?

(0)
(0)
Re: Café. Clima y suelos.
07/10/2012 | pero hay no dice en que clima se cultiva
(0)
(0)
Re: Café. Clima y suelos.
08/10/2012 | Respuesta para Liliana.
Poseo un pequeño sembrado de café y me gustaría conocer como contrarestar el efecto del incremento de ph en la plantación, pues en efecto el aumento de los nutrientes y el mejoramiento del suelo no a tenido un incremento significativo de la productividad. Por lo que explica el artículo, esto puede estar provocado por el incremento del ph en el suelo. ¿Cómo convatir estos efectos?
El sembrado es en clima tropical, terreno llano, la mayor parte del tiempo es cálido con temperaturas mayores de 25 ºC, solo dos meses de invierno que es más húmedo que frío. La lluvia es abundante en cinco meses entre Junio y Octubre. Los meces más secos para el terreno son entre enero y abril, a veces hasta mayo. Sin sombra no se puede cultivar el café, pues en estas condiciones es muy necesaria. Mayormente uso plantas aguacate y algunas de mango. tengo a penas 400 plantas en producción pero ya tengo mas de mil sembradas que aún no producen. Por eso estoy interesada en saber los manejos del suelo, pues con el paso de los años va ocurriendo un incremento de los nutriente y del pH, pues el terreno no tiene arrastre.
(0)
(0)
Harold Leonel Aguirre Rivera
down arrow
San Salvador, San Salvador, El Salvador
Estudiante
Re: Café. Clima y suelos.
31/01/2013 | ola a todos jajajaj xD
(0)
(0)
Re: Café. Clima y suelos.
12/03/2013 | Maylin:
El rango de pH en el que mejor se desarrolla el cultivo del café va de 5.5 a 6.5.
Le recomiendo que le pida ayuda a un técnico del servicio de extension agricola de su localidad para que tome una muestra del suelo de su terreno y la someta al análisis fisico, químico y biológico, del cual se obtendran varios datos fundamentales, además del pH.
El técnico tambien le podrá asesorar, en funcion del resultado del análisis del suelo y de un recorrido por la plantacion, sobre el manejo en general que se le debe dar a su cafetal, además del tratamiento adecuado para la correcion del pH del suelo, que ciertamente es de los factores mas importantes a considerar para el óptimo desarrollo y produccion de cualquier planta, entre ellas la de café.
Suerte y un saludo cordial.

Sergio Alfaro Cabanillas, Ing. Agrónomo. Chiapas, México.
(0)
(0)
Yusmely Vega
down arrow
San Juan de Colon, Tachira, Venezuela
Estudiante
Re: Café. Clima y suelos.
16/07/2013 |

buenas tarde, me intereso el tema del café y soy nueva en esto. Al fallecer mi padre dejo un conuco con café y no tengo conocimiento de como manejarlo. Puedo decir que dio solamente una cosecha y ya no quiso volver a dar mas cuales son las posibles causa del porque el café no volvió a producir le agradecería su ayuda con lo que respecta al tema gracias

(0)
(0)
Re: Café. Clima y suelos.
18/07/2013 | Yusmely:
Por lo que veo Usted empezará desde practicamante cero en el manejo de su cafetal.
Para iniciar le sugiero que busque informacion en la Internet, sobre el cultivo del café. En Venezuela existen muchos sitios en donde encontrará la informacion que le interesa, sobre todo en los sitios de las estaciones o campos experimentales y de generacion de tecnología para el manejo exitoso de su cafetal.
Le recomiendo tambien que contacte con los técnicos del Servicio de Extension Agrícola del Departamento de Agricultura. Ellos le daran la asesoria y apoyos necesarios para que pueda rehabilitar su plantacion y sea productiva nuevamente.
Solo recuerde que su cafetal requiere una atencion especial y constante para que sea redituable.
Saludo con afecto.
De Sergio Alfaro Cabanillas.
(1)
(0)
Re: Café. Clima y suelos.
12/10/2013 | Como puedo mejorar mi suelo en la cantidad optima de Fisforo y poder elevar el porcentaje del fisforo asimilable si mi suelo tiene 1.98 mg/kg. Mi cultivo es café. Gracias por su gentil respuesta. Saludos
(0)
(0)
Francisco E. Restrepo H.
down arrow
Medellin, Antioquia, Colombia
Ingeniero Agrónomo. M.Sc. Suelos y Nutrición de Plantas
Re: Café. Clima y suelos.
16/10/2013 | Acerca del artículo, considero necesario hacer algunos comentarios.
En primer lugar, dudo que en algun lugar, con una precipitación de 750 mm anuales se pueda cultivar café sin agregar riego artificial, puesto que la especie Coffea arabica tiene un Uso consuntivo entre 100 y 105 mm mensuales, al menos en los estudios realizados en Colombia. A propósito, los elementos climáticos como temperatura media, humedad relativa, ppt, brillo solar, etc, varían con los fatores climáticos como la Latitud y la altitud, por lo cual es difícil definir un rango altitudinal óptimo, ya que este depederá a su vez de la latitud a la cual se encuentre el cultivo.
Con relacion a la última pregunta de do Enrique Lopez, me uno a los comentarios anteriores en el sentido de que la fertilidad del suelo debe mirarse de manera integral, y para ello lo mejor es recurrir al análisis físico-químico del suelo, puesto que los distintos elementos interaccionan y se pueden afectar por la presencia o abundancia de otros; caso concreto el fósforo, cuya disponibilidad depende entre otros aspectos del pH, y aún más del contenido de aluminio en el suelo. Podría recurrir a fuentes solubles de fósforo, como un Fosfato Di amonico o Mono amónico (DAP o MAP), pero si el suelo tiene alto aluminio, su efecto será mínimo, nulo o pasajero y sus costos son muy elevados. Otras opciones pueden ser ROCAS FOSFÓRICAS, más económicas, pero de buen impacto en suelos ácidos, a pesar de su baja solubilidad.
Un saludo cordial a todos ...
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Café. Clima y suelos.?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Las buenas plantaciones de café provienen desde el almacigo a trav&eacut...
 
C.arabica es una especie de las tierras altas con un período de floración que e...
segun pruebas hemos desarrollado lo hemos logrado disminuir aluminio suelo ende ...
 
- Aide Estrada - Por favor pueden enviarme la correo e-mail: a.estrada@macgmbh....
Servicios Profesionales
jose vasquez jose vasquez
Fargo, North Dakota, Estados Unidos de América
Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón
Philadelphia, Pennyslvania, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved