Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com

Calentamiento global

Calentamiento global, ¿Responsable el hombre o la misma naturaleza?

Publicado el:
Autor/es:
(4864)
(20)

Cuando se habla de calentamiento global hacemos referencia al aumento de temperatura tanto en la superficie como en la estratosfera terrestre, la cual se supone es causada, principalmente por la actividad antrópica, debido a la liberación a la atmósfera de gases de efecto invernadero GEI, fruto de la producción agroindustrial. No obstante, existen opiniones encontradas en cuanto a fijar responsables de este azaroso fenómeno, determinante para la supervivencia de la vida en la tierra. En este artículo se intenta, por lo menos, dejar la duda acerca de que la actividad humana, y menos la producción agropecuaria, sea la  responsable en la aparición de dicho fenómeno.


INTRODUCCIÓN

Tras el fenómeno de la contaminación se esconden una serie de consideraciones de orden filosófico, científico, sociopolítico y sobre todo intereses de tipo económico. Cada uno de los actores quiere tener la razón, la mayoría niega tener alguna responsabilidad y otros quieren sacar provecho de la situación. Por eso todos y cada uno debemos conocer los derechos de propiedad, saber hasta donde una externalidad me afecta o afecta al vecino, y cómo  internalizarla. Es preciso tener claro hasta dónde llega la capacidad de mitigación de impactos por parte de la misma naturaleza. En economía ambiental se dice que quien contamina paga, quiere decir que en la medida que aumenta la producción, así mismo deben aumentar los costos por descontaminación, lo que obliga al  productor a producir menos y por tanto a disminuir la contaminación. 


DESARROLLO TEMÁTICO

La contaminación es una situación general y el calentamiento global, apenas, una arista de este problema.  Si se mira el problema como un asunto de calentamiento de la tierra, cuyos efectos no son inmediatos, se puede afirmar que, por ejemplo, la explotación petrolera es una actividad esencial para el desarrollo y el bienestar del hombre; y es cierto, pues no se estaría más que cambiando de lugar una masa de materia orgánica, y, por mucho, mandándola a la superficie terrestre y a la atmósfera donde siempre estuvo. Pero al dejar  de lado el fenómeno del calentamiento y  observar los efectos  sobre la vida en el suelo, subsuelo, mantos freáticos, lagos y ríos, sí que es algo demoníaco. Lo mismo se puede decir de la producción agropecuaria, si el problema es el calentamiento muera la ganadería y los grandes cultivos de riego y, en general, la producción agraria; pues todas terminan catabolizando materia orgánica en CO2, metano y demás GEI.  Pero si en realidad, como los hechos así lo indican, el problema es de subsistencia, entonces lo que tenemos que hacer es decirle al productor produzca, pero sin afectar ninguna forma de vida, para lo cual es preciso que existan normas claras impositivas y/taxativas, que limiten la producción hasta el límite que el empresario esté en capacidad de producir limpiamente.

Al apropiarse de la naturaleza el hombre, con un concepto de ecología superficial, es decir, como ecocentro universal, y no como una “hebra más en la trama de la vida” (Kappra) ha ocasionado una serie de cambios en el entorno natural a nivel global;  estas alteraciones traen consigo una serie de efectos a futuro, aún, desconocidos en la magnitud y en su acción sobre  todas las formas de vida sobre la tierra. Existen variadas opiniones sobre el real potencial de los efectos de la manipulación de sustancias y alteración de ecosistemas, por parte del humano, sobre la salud de la tierra y sus moradores. En las siguientes líneas vamos a revisar las diferentes posturas acerca de sí realmente las alteraciones antropogénicas del entorno natural son las principales responsables del calentamiento del globo terráqueo, o, por el contrario, como sostienen muchos, es la misma naturaleza quien propicia, mayormente, sus propias alteraciones.  

Es de suma importancia determinar el verdadero origen del fenómeno y su real intensidad, pues si se hace una lectura equivocada, entonces las soluciones serán equivocadas y no se podrá  legislar acertadamente sobre protección ambiental,  derechos de propiedad,  para imponer sanciones al contaminador, para internalizar externalidades negativas,  etc. Como veremos,  aún, no hay evidencias contundentes para sindicar a la actividad antrópica como la principal responsable del efecto invernadero. No  obstante, esto no significa que se esté  girando un cheque en blanco a las transnacionales para arrasar con nuestra fauna y bosques.

Lo cierto es que, de las acciones del hombre, existen series evidencias  de efectos tales como: pérdida de biodiversidad, pérdida de ozono estratosférico, desertificación, destrucción de manglares y, para la mayoría, calentamiento del globo terrestre;  También se asegura que los eventos climáticos extremos  ocurridos recientemente, entre ellos el huracán Katrina, se deben a los efectos de las alteraciones del medio ambiente, causadas por la actividad productiva, pero realmente son meras especulaciones. De acuerdo a la Teoría del caos, los sistemas dinámicos caóticos se caracterizan porque una mínima diferencia en las condiciones iniciales (en cualquier sistema de medición, por definición, siempre se comete un error,  por pequeño que sea) hace que el sistema evolucione de manera distinta e impredecible. Ejemplos, de tales sistemas caóticos son precisamente el clima, la atmósfera y el sistema solar.   Al respecto de la predicción del tiempo y cambios climáticos, el meteorólogo  Edward Lorenz, dice que: “Al no poder conocer nunca con exactitud los parámetros que fijan las condiciones iniciales  hace que aunque conozcamos el modelo,  éstos diverjan de la realidad pasado un cierto tiempo”. Por otra parte el modelo atmosférico por estar sometido a los atractores caóticos es teórico y no puede ser determinista y por tanto  perfecto.  Entonces,  en estos sistemas naturales, pequeños  cambios en las condiciones iniciales conducen a enormes discrepancias en los resultados; a este principio se le conoce como el efecto mariposa,  llegándose a afirmar que el aleteo de una mariposa en determinado lugar y momento puede más adelante ser la causa de un huracán como el Katrina o el Sunami.

Es apenas obvio que si se lanzan al medio ambiente sustancias tales como: los clorofluorcarbonados CFC,  por su constitución química, tienen que reaccionar con componentes afines   de la naturaleza,  produciendo una serie de efectos muchos de ellos nocivos, entre ellos la destrucción del Ozono O3, pues en la estratosfera liberan Cl- y este atrapa una molécula de O2 dejando una libre, la que se une a otro cloro, y así indefinidamente produciendo enormes huecos en la capa externa de la estratosfera, por donde penetran  masivamente los rayos cósmicos entre ellos los ultravioletas, afectando la salud de los sistemas vivos en la tierra.  Si  se talan los bosques, pues tendrá que afectarse la disponibilidad hídrica.  Igualmente si las chimeneas lanzan gases de efecto invernadero GEI ( CO2, NOX,  etc.) se espera que se retenga calor en la estratosfera. La cría de ganado, la siembra arroz de riego, etc., necesariamente producen gases como metano CH4, propano, mercaptanos, etc.  Y si la industria, como se mencionó antes, inunda el mercado con repelentes y refrigerantes a partir de CFC   se producirá retención de calor a escala estratosférica y  las mencionadas rupturas moleculares del Ozono. Pero si bien es cierto que el hombre, principalmente en los países desarrollados,  viene causando estas alteraciones medioambientales, es importante tener en cuenta la capacidad de neutralización y homeostasis o mitigación del cambio climático que posee la misma naturaleza. Como punto de partida digamos que si bien las alteraciones medioambientales, de origen antrópico, conllevan en sí eventos extremos ya sean inundaciones, sequías, tormentas, etc., también pueden traer beneficios potenciales como el aumento de precipitaciones efectivas, útiles en los cultivos de secano.

Algunos creen que la temperatura se ha incrementado en un 30% a partir de 1750, gracias a las emisiones de CO2  por parte del hombre. Pero la realidad es que, aún, el hombre no cuenta con la tecnología para efectuar mediciones exactas a nivel planetario.  El efecto invernadero consiste en la “absorción en la atmósfera terrestre de radiaciones infrarrojas emitidas por la superficie, impidiendo que escapen al espacio exterior y aumentando, por tanto, la temperatura media del planeta”.  Hay que aclarar que, casi, todos los gases de efecto invernadero GEI hacen parte de la composición normal de la atmósfera.  Otros gases GEI son: Metano CH4, óxido de Nitrógeno NOx, el mismo ozono O3, los clorofluorcarburos CFC y dos, muy importantes, a los que no se les tiene en cuenta al hablar de calentamiento global, las nubes y el vapor de H2O.  De estos, todos excepto los CFC, existen desde antes que el hombre apareciera sobre la faz de la tierra.  Es claro que, desde la revolución industrial, se ha venido incrementando el uso de combustibles fósiles en actividades industriales y en el transporte.  Muchas actividades antrópicas han agravado la emisión de dichos gases,  como: la deforestación la cual, aparentemente, ha limitado la capacidad autorreguladora de la atmósfera por la eliminación de CO2, para muchos el principal causante del efecto invernadero. No obstante, no hay que olvidar que, en sí, los GEI mantienen abrigada la tierra, ya que sin ellos la luz solar se reflejaría casi en su totalidad, y la tierra permanecería a unos –30 ºC de temperatura media. Luego el problema consistiría en que se ha venido incrementando su concentración hasta, probablemente, producir sobrecalentamiento global, lo que, a su vez, origina otros problemas como: desertificación y sequía, deforestación, incendios, fusión de casquetes polares, aumento del nivel del mar, destrucción de ecosistemas. 

Se espera que a medida que continúen las emisiones de GEI irá en aumento el calentamiento global.  Esto implica no sólo variaciones de temperatura sino cambios en las lluvias globales, cobertura de nubes y demás elementos del sistema atmosférico.    Los informes parecen concluyentes, el IPCC de 1995 expresó: “la acumulación de evidencias sugiere un influjo comprobable de la actividad humana en el cambio climático”. Así mismo el TAR del 2001 dice: “hay una evidencia mayor y más seria de que la mayor parte del calentamiento observado en los últimos 50 años es atribuible a actividades humanas”. Y  en un informe de 1996 efectuado por Dennis Bray y Hans Von Storch, declararon que: “es cierto que si no hay cambios en el comportamiento humano, el calentamiento global ocurrirá definitivamente en algún momento del futuro”.

El debate ha invadido la esfera política, desatándose una gran controversia entre quienes proponen la teoría de que el calentamiento global está causado por el efecto invernadero y por la actividad antrópica,  quienes apoyan medidas como las contenidas en el protocolo de Kyoto; pero otros opinan que éste, principalmente, “se debe a los  procesos naturales internos y en respuesta a forzamientos externos”. Lo cierto es que “en los últimos 20.000 años el hecho más importante es el final de la edad de hielo, y, en ésta, el hombre nada tuvo que ver”.  Luego de este suceso el clima ha permanecido más o menos estable, con pequeñas fluctuaciones como, por ejemplo, “el calentamiento medio eval”, conocido como  pequeña edad de hielo. Parece que durante el siglo XX la temperatura se incrementó entre (0,4 y 0,8)ºC. Y no olvidar que el aumento de temperatura no sigue una ley lineal, si no que presenta fluctuaciones debidas a la variabilidad natural, como “el fenómeno del niño”.  Y que, como se mencionó atrás, el sistema climático puede variarpor  procesos naturales internos y por forzamientos externos; entre los primeros se destacan las emisiones volcánicas y los GEI; entre los segundos se incluyen cambios en la órbita de la tierra alrededor del sol y la propia actividad del sol.   Así que, si es cierto  que la tierra se ha calentado recientemente, la controversia gira en torno a qué y quién  pudo haber causado este cambio.  La  Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (National Academy of sciences) también respalda la teoría de que se debe a la actividad antrópica. Pero  el físico atmosférico Richard Lindzen y otros escépticos se oponen a aspectos parciales de la teoría. Los científicos atmosféricos saben que el hecho de añadir diversos gases entre ellos el dióxido de carbono [CO2] a la atmósfera, sin efectuar otros cambios, tenderá a hacer más cálida la superficie del planeta, y que existe  una cantidad importante de vapor de agua (humedad, nubes) en la atmósfera terrestre, y como se sabe el vapor de agua es un gas de efecto invernadero, entonces se espera que  la adición de [CO2] a la atmósfera y el vapor de agua aumenten la temperatura; como el vapor de agua se evapora desde la superficie de los océanos el efecto invernadero seguirá aumentando indefinidamente. Recordemos que El vapor de agua es un gas invernadero más eficiente que el [CO2]. A este proceso se le conoce como la retroalimentación del vapor de agua (water vapor feed back) Así que ésta retroalimentación es la causante de la mayor parte del calentamiento;  Los modelos de la atmósfera predicen que seguirá ocurriendo mientras existan los océanos. La cantidad de vapor de agua así como su distribución vertical son claves en el cálculo de esta retroalimentación. Los procesos que controlan la cantidad de vapor en la atmósfera son complejos de modelar y aquí radica mucha de la incertidumbre sobre el calentamiento global.

En aras de comprender mejor  la temática analicemos un poco más el papel de las nubes, pues   es muy crítico. Las nubes tienen efectos contradictorios en el clima; Cualquiera ha  notado que la temperatura baja cuando pasa una nube en un día soleado de verano, que de otro modo sería más caluroso. Es decir, que las nubes enfrían la superficie reflejando la luz del Sol de nuevo al espacio. Pero también se sabe que las noches claras de invierno tienden a ser más frías que las noches con el cielo cubierto. Esto se debe a que las nubes también devuelven algo de calor a la superficie de la Tierra. Entonces si el CO2 cambia la cantidad y distribución de las nubes podría tener efectos complejos y variados en el clima. Así mismo,  una mayor evaporación de los océanos contribuiría también a la formación de una mayor cantidad de nubes.  Por lo visto el debate no está entre los que "defienden" y los que "se oponen" a la teoría de que la adición de CO2 a la atmósfera terrestre dará como resultado, que las temperaturas terrestres promedio serán más altas; Más bien, el debate, se centra sobre lo que serán los efectos netos de la adición de CO2, y en si los cambios en vapor de agua, nubes y demás podrán compensar y anular este efecto de calentamiento. El calentamiento observado en la Tierra durante los últimos 50 años parece (se duda de la capacidad de los instrumentos para medir la temperatura a niveles estratosféricos)  estar en oposición con la teoría de los escépticos, de que los mecanismos de autorregulación del clima compensarán el calentamiento debido al CO2, pero sin haber contundencia en las observaciones.

Los científicos han estudiado también este tema con modelos computarizados del clima. Estos modelos se aceptan por la comunidad científica como válidos sólamente cuando han demostrado poder simular variaciones climáticas conocidas, como la diferencia entre el verano y el invierno, la oscilación del Atlántico norte o el Niño. Se ha encontrado “universalmente” que aquellos modelos climáticos que pasan estos tests también predicen siempre que el efecto neto de la adición de CO2 será un clima más cálido en el futuro, incluso teniendo en cuenta todos los cambios en el contenido de vapor de agua y en las nubes. Sin embargo, la magnitud de este calentamiento predicho varía según el modelo, lo cual probablemente refleja las diferencias en el modo en que los diferentes modelos representan las nubes y los procesos en que el vapor de agua es redistribuido en la atmósfera.

Los escépticos respecto al calentamiento global dicen que los modelos son inexactos, pero a éstos se les critica el que no hayan  producido un modelo de clima que no prediga que las temperaturas se elevarán en el futuro. Es decir, la prudente teoría de los escépticos de que los sistemas de retroalimentación del clima eliminarán cualquier efecto calentador achacable al CO2, aún, no tiene sustento contundente, pero tampoco significa que no tengan razón. 

Por otro lado las industrias que utilizan el carbón como fuente de energía, los tubos de escape de los automóviles, las chimeneas de las fábricas y otros subproductos gaseosos, procedentes de la actividad humana,  contribuyen con cerca de 22.000 millones de toneladas de dióxido de carbono (correspondientes a 6.000 millones de toneladas de carbón puro) que van a la atmósfera terrestre cada año, pero recordemos que antes de ser atrapados en las diferentes formas vida ya habitaban la atmósfera. La concentración atmosférica de CO2 se ha incrementado hasta un 31% por encima de los niveles preindustriales, desde 1750. Esta concentración es considerablemente más alta que en cualquier momento de los últimos 420.000 años, el período del cual han podido obtenerse datos fiables a partir de núcleos de hielo. Se cree, a raíz de una evidencia geológica menos directa, que los valores de CO2 estuvieron a esta altura por última vez hace 40 millones de años. Alrededor de tres cuartos de las emisiones antropogénicas de CO2 a la atmósfera durante los últimos 20 años se deben al uso de los combustibles fósiles, es decir, a mezclas de compuestos orgánicos que se extraen del subsuelo con el objeto de producir energía por combustión. El origen de esos compuestos son seres vivos que murieron hace millones de años. Se consideran combustibles fósiles al Carbón, procedente de bosques del periodo carbonífero, el petróleo y el gas natural, procedente de otros organismos. Y el origen de la energía en estos combustibles es finalmente solar. Plantas prehistóricas almacenaron energía solar mediante fotosíntesis, animales herbívoros luego se alimentaron de esas plantas y carnívoros de los animales herbívoros. Finalmente esos organismos se transformaron en combustibles fósiles. Y  no olvidemos  que los combustibles fósiles son aquellos sindicados como responsables de la emisión desmesurada a la atmósfera de CO2, y, por tanto, responsables del cambio climático antropogénicoDe nuevo,  no hay que perder de vista que, el hombre, a través del uso de los combustibles fósiles, no está sino devolviendo a la superficie terrestre y a la atmósfera los gases y energía solar atrapados en los vegetales, y que ya existían en el ambiente terrícola antes de formarse los árboles.  El resto de los gases producidos por actividad antrópica son predominantemente debidos a usos agropecuarios, en especial la deforestación, siembras de arroz de riego y la ganadería bovina. La deforestación lleva a la desertificación, pero ésta, paradójicamente, ayuda a disminuir las concentraciones de CO2;  la labor de los desiertos en la fijación de COes inconmensurable; las arenas son ricas en óxidos de Calcio y de Silicio y estos reaccionan con el CO2 atrapándolo, para producir carbonatos de Calcio y Silicio respectivamente, los cuales se van profundizando, para luego de miles de años volver a la atmósfera a través de las erupciones volcánicas; entonces,    un desierto contribuye al enfriamiento  de la tierra, gracias a la disminución del CO2, principal GEI.

Tampoco se puede olvidar el   efecto invernadero natural, que suaviza el clima de la Tierra y  esto, por lo visto,  no es cuestión que se incluya en el debate sobre el calentamiento global. Pues como se mencionó  sin este efecto invernadero natural las temperaturas caerían aproximadamente 30ºC, entonces los océanos podrían congelarse y la vida, tal como la conocemos, sería imposible. Así que para que este efecto se genere es necesario que estos gases de efecto invernadero se produzcan en grandes proporciones. Lo que preocupa a los climatólogos es que una elevación de gran proporción producirá un aumento de la temperatura debido al calor atrapado en la baja atmósfera. Se dice que los incrementos de CO2 medidos desde 1958 en Mauna Loa muestran una concentración que se incrementa a una tasa de cerca de 1.5 ppm por año. El 21 de marzo del 2004 se informó  que la concentración alcanzó 376 ppm. Los registros del Polo Sur muestran un crecimiento similar.

Para ampliar la visión del problema es necesario revisar someramente la  Teoría de la variación solar. Se han propuesto varias hipótesis para relacionar las variaciones de la temperatura terrestre con variaciones de la actividad solar. Aunque la comunidad meteorológica ha respondido con escepticismo, en parte aduciendo que las teorías de esta naturaleza han sufrido idas y venidas durante el curso del siglo XX, pero por otra, también se debe a que no obedecen a los cánones de quienes manejan la comunidad científica “normal” (Khun)  Sami Solnki, director del Instituto Max Plank,  para la Investigación del Sistema Solar, en Gottingen (Alemania), ha dicho: “El Sol está en su punto álgido de actividad durante los últimos 60 años, y puede estar ahora afectando a las temperaturas globales”. Las dos cosas: el Sol más brillante y unos niveles más elevados de los así llamados "gases de efecto invernadero" han contribuido al cambio de la temperatura de la Tierra, pero es imposible decir cuál de los dos tiene una incidencia mayor”.

Willie Soon y Sallie Baliuna astrónomos del Centro Harvard-Smithsoniano para la astrofísica (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics) correlacionaron recuentos históricos de manchas solares con variaciones de temperatura. Observaron que cuando han habido menos manchas solares la Tierra se ha enfriado  y que cuando han habido más manchas solares la Tierra se ha calentado. Las teorías han defendido normalmente uno de los siguientes tipos:  por un lado que los cambios en la radiación solar afectan directamente al clima; esto es considerado en general improbable, ya que estas variaciones parecen ser pequeñas, y  las variaciones en el componente ultravioleta tienen un efecto en el que el componente UV varía más que el total. Por otro lado que el cambio climático se debe a los  “Efectos mediados por cambios en los rayos cósmicos (que son afectados por el viento solar, el cual es afectado por el flujo solar) tales como cambios en la cobertura de nubes”. En  1991, Knud Lassen, del Instituto Meteorológico danés en Copenhague, y su colega Eigil Friis-Christensen, encontraron una importante correlación entre la duración del ciclo solar y los cambios de temperatura en el hemisferio norte. Inicialmente utilizaron mediciones de temperaturas y recuentos de manchas solares desde 1861 hasta 1989,  descubriendo que los registros del clima de cuatro siglos atrás apoyaban sus hallazgos. Esta relación aparentemente explicaba, de modo aproximado, el 80% de los cambios en las mediciones de temperatura durante ese período. Sallie Baliuna, se encuentra entre los que apoyan la teoría de que los cambios en el Sol "pueden ser responsables de los cambios climáticos mayores en la Tierra durante los últimos 300 años, incluyendo parte de la reciente ola de calentamiento global".

Hay  que anotar que se han propuesto otras hipótesis en el ámbito científico en los que  el incremento en la temperatura actual es predecible a partir de la teoría de los  ciclos de Milankovictch,  según la cual, “los cambios graduales en la órbita terrestre alrededor del Sol y los cambios en la inclinación axial de la Tierra afectan a la cantidad de energía solar que llega a la Tierra”. 

Así que “el calentamiento se encuentra dentro de los límites de variación natural y no necesita otra explicación particular”. Y  que “el calentamiento es una consecuencia del proceso de salida de un periodo frío previo, como la Pequeña edad de hielo y no requiere otra explicación”.

Algunos escépticos argumentan que la tendencia al calentamiento no está dentro de los márgenes de lo que es posible observar, por la dificultad, como se mencionó, de generar un promedio de la temperatura para todo el globo debido a las deficiencias tecnológicas; así como por la sensibilidad de los instrumentos a cambios de unas pocas decenas de grados Celsius, y que por lo tanto no requiere de una explicación a través del efecto invernadero.

Como se puede apreciar es muy difícil establecer quien tiene la verdad sobre los responsables del  calentamiento global y sobre el grado de responsabilidad en ello del hombre. Sin embargo, el simple sentido común y la evidencia recopilada hasta el presente indica que algunos hombres, en su afán por sobrevivir,  tienen que talar bosques y otros, para llenar sus arcas, hacen lo mismo, produciendo en ambos casos la deforestación de grandes áreas de la tierra y escasez hídrica; pero estos hechos son más preocupantes en la medida que afectan la producción de alimentos e implican la destrucción de biomasa, que en lo que se refiere a que se caliente o no la tierra. Así mismo la producción agropecuaria implica, apenas, la reubicación de importante cantidad de gases y energía; eso sí  el  desarrollo industrial, que promueve el uso de CFC y  de materiales fósiles  como energía, envían a la estratosfera millones de toneladas de GEI.   Estas actividades antrópicas,  tal vez tengan  mucha, pero no la única y mayor incidencia en el calentamiento global,  y, en todo caso, el problema en sí lo está causando el afán desmedido de la sociedad de consumo por el uso, en sus actividades productivas,  de todo tipo de sustancias  GEI y biocidas.  Pero, definitivamente, no se puede dejar de lado que, entre  los principales responsables de los cambios climáticos, está la propia actividad cósmica; Además, hay que resaltar que existen fenómenos contradictorios; las nubes y el vapor de agua son millones de veces mayores en cantidad que el CO2 y demás GEI, y como vimos  por una parte, por su efecto invernadero, tendrían mucha responsabilidad en el calentamiento global, pero por otro lado impiden el paso de los rayos solares, provocando el enfriamiento del medio ambiente (el frío de  estos días lo dice todo). Otro aspecto contradictorio que, en los análisis climatológicos, se deja de lado es el carácter caótico de la  actividad solar,  dificultando cualquier predicción.

CONCLUSIÓN

Lo  único cierto respecto del calentamiento terrestre es que el hombre sabe de edades de hielo pero de ninguna de fuego. Por lo que, personalmente, no creo que el calentamiento de la tierra se deba a la actividad antrópica, por lo menos, en el nivel que se afirma.
 

BIBLIOGRAFÍA.

Canziani. Osvaldo E. La Problemática del Calentamiento Terrestre - El Panel Intergubernamental Sobre Cambio Climático.

Gale E. Christianson. El planeta tierra en la caldera.

Milutin Milankovitch. Milankovitch M. 1920, Théorie Mathématique de phénomenès thermiques produits par la radiation solaire, Gauthiers-Volars, Paris.  

Richard Lindzen. Mayewcki et al.,Calentamiento Global.

R.A. Houze, Cloud dynamics,  Academic Press, 1993. ISBN.

 
Autor/es
Cundinamarca, Colombia
Propietario/Dueño
(4864)
(20)
Re: Foro sobre calentamiento global
20/01/2009 |

Hola amigos: muy bueno el artículo sobre el calentamiento global. Recomiendo ver el documental una verdad incomoda

(0)
(0)
Carlos C. De La Hoz C.
down arrow
San Rafael, Veracruz-Llave, México
Bioquímico
Re: Foro sobre calentamiento global
20/01/2009 | EXCELENTE ARTICULO. MUY DESCRIPTIVO. SIN EMBARGO, NO COMENTA NADA AL RESPECTO DE LA GLOMALINA, SUSTANCIA QUE RETIENE EL CARBONO EN EL SUELO Y QUE ES PRODUCIDA POR MICROORGANISMOS BENEFICOS (HONGOS) LOS CUALES DESAPERECEN DEL SUELO POR EL USO DESMEDIDO DE AGROTOXICOS.¿EN QUE PROPORCION LA AGRICULTURA MODERNA A BASE DE NPK APLICADO AL SUELO , LOS HERBICIDAS Y FUNGICIDAS (CANCERIGENOS CASI SIEMPRE) SON RESPONSABLES DE LA DESAPARICION DE LA GLOMALINA?
MIS FELICITACIONES PARA EL AUTOR.
(0)
(0)
Alberto Emategui
down arrow
Lambare, Central, Paraguay
Ing. Agrónomo
Re: Foro sobre calentamiento global
21/01/2009 |

El artículo es muy ilustrativo y felicito a su autor por su preocupación sobre el  calentamiento global y su visión razonablemente objetiva del mismo. Tengo algunas dudas: 1 - El C02 siempre estuvo en la atmósfera (al igual que el vapor de agua, el nitrógeno, el oxígeno y otros...) Pero...¿en qué proporción y en qué relación el uno con el otro? 2 - Es cierto que existe el fenómeno de la homeostasis...pero supongo que tiene límites, como todas las cosas (salvo el amor ¿verdad?). 3 - Me pareció entender que el autor dice que el vapor de agua aumenta indefinidamente en la atmósfera... Pero, ¿y las lluvias o las nevadas, no retornan al suelo lo evaporado de los océanos, y asi se mantiene, razonablemente, la proporción? 4 - Y finalmente, dice el autor que el hombre (mejor: el ser humanono) tuvo nada que ver con la edad de hielo... ¿cómo lo sabe? ¿no existía aún el hombre en esos tiempos?. De nuevo felicito al colega ppor su aporte.. Y espero sus breves respuestas... Gracias

(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
21/01/2009 | Hay algo que no me cierra desde hace mucho tiempo.-
Cuantos animales y árboles se necesitaron para producir todo el petroleo y gas existentes.-?
Quizás alguna Universidad pueda hacer el balance de carbono, con los modelos matemáticos y las computadoras hoy existentes.-
Tengo la impresión que a la simple explicación de los fósiles y los árboles le fala algo para cerrar la explicación de la existencia de tanto petróleo y gas.-
Saludos al Dr. y felicitaciones por su artículo.-
(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
21/01/2009 | Uno de los problemas de la ecología como ciencia, es que a veces la data recogida puede ser interpretada de muchas maneras, pues a menos que sea producto de experimentos, hay demasiados factores que considerar, al igual que en los estudios de ciencias sociales. En este caso, el artículo actúa como un purgante intelectual para generar, supongo, una reacción que no veo en los foristas. Ahora bien, después del planteamiento del autor, ¿qué sigue? ¿nos dejamos de boberías y derogamos todas las normas sobre protección ambiental, ya que son el sol, la luna y las estrellas los responsables de la crisis ambiental, ya que se admite que hay problemas ambientales? Entonces, cero Protocolo de Kioto, cero Protocolo de Montreal, cero Agenda 21, etc. A gozar, que igual el mundo se va a acabar! Yo, por ejemplo, he estado en una lucha por rescatar un jardín botánico en la ciudad donde vivo, a pesar de que estoy jubilado y que no recibo ningún beneficio por eso. En los últimos dos años, logramos detener su destrucción y plantar 14 mil árboles. Hoy se encuentra invadido por gente que quiere usar ese espacio para sus fines personales y han empezado a derribar árboles porque estorban. De acuerdo con el artículo que comentamos, lo que yo tengo que hacer es dejarme de tonterías y unirme a los invasores, pues esos árboles no son más que un estorbo. Espero que el colega tenga razón y que en el futuro, si llego a verlo, nos encontremos como la monjita que descubrió que sus sacrificios habían sido en vano, porque después de todo, aquello no era pecado. Si no, nos vemos en el infierno...
(0)
(0)
Ing Teodoro Kresisch
down arrow
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina
Ingeniero Mecánico
Re: Foro sobre calentamiento global
21/01/2009 |

Deseo felicitar al autor de la extensa nota por su capacidad de captar la realidad desde diferentes angulos y por su preocupación por el calentamiento global.
Si bien acuerdo en sus conceptos sobre el deterioro del medio ambiente, no coincido con la culpabilidad, ya que la poblacion mundial actual requiere del suelo, y éste lo puede brindar.
El tratamiento de inducir esta mea culpa responde a cierto juego economioco y politico que se escapa del productor y el consumidor, siendo utilizado para fines de dominio y ejercicio del poder.
Las altas temperaturas responden a otros parametros causativos, pero la realidad de sus consecuencias a las que debemos enfrentarnos, requiere del descubrir a tiempo nuestra adaptación a lo nuevo, e invertir en el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan solucionar nuestro alimento por caminos alternativos, cosa que no veo el más mínimo impulso de realizar.
Dentro de este manipuleo social, jugar con el alimento para producir biocombustible sustenta el abuso de la circunstancia. demostrandose que la factibilidad alimentaria es y existe... el resto es malgastar esfuerzos científicos en teorías que no brindan avances sociales ni humanos.

(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
21/01/2009 |

Felicito al autor del artìculo,por brindarnos abundante informaciòn sobre las diferentes teorias existentes sobre el calentamiento global y fenòmeno invernadero.
No comparto con su conclusiòn, no hay que olvidar la ley universal del Equilibrio,la ley de la acciòn y reacciòn.
Si seguimos deforestando indiscriminadamente,con la ùnica justificaciòn de buscar màs àreas para producir alimento,estamos equivocados,todo daño que se hace a la naturaleza hay que pagarla, eso es el pasivo ecològico,no intentemos siquiera con nuestros comentarios disuadir a la poblaciòn mundial sobre el cambio de nustro comportamiento ante estos fenòmenos y sobre todo decir que el hombre no esta haciendo daño al depredar los recursos naturales,serìa como querer tapar ala figura del sol con un dedo o escupir al cielo porque cae a la cara.
Todos y con mayor responsabilidad los profesionales, tenemos que velar para que la poblaciòn mundial actual deje herencias positivas a las generaciones venideras,debemos de repasar las lecciones aprendidas para tratar de mitigar los daños causados con la tala de bosques y la contaminaciòn ambiental con la revoluciòn industrial.

(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
22/01/2009 |

Realmente felicito al autor del texto porqué sustenta con bases teoricas ciertas discuciones que amenudo no dejan de preocuparnos, si bien es cierto, que la naturaleza a traves de sus procesos bioquimos, aporta al calentamiento global, no podemos olvidar que los seres humanos, cada día ayudamos a destruir mas nuestros ecosistemas. Considero que debemos trabajar el tema de la seguridad alimentaria y apuntarle a una agricultura más sostenible, e implementar este termino no con papeles como siempre se ha hecho, sino enseñandole a las personas que cultivan nuestros campos, porque si algo nos falta como seres humanos es educarnos para vivir en un mejor ambiente y como dice el autor del texto, no sabemos quien tenga la razon en cuanto a esta polemica, lo que hay que hacer es investigar más acerca de este asunto.

Sergio Andres Vasquez M.

(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
23/01/2009 |

Muy buen artículo que demuestra las lagunas sobre el origen o no del calentamiento global.
Pero cuidado, la contaminación que estamos provocando con nuestro afán de superproducir más y mas rápido no es gratis.
Los árboles no solo absorben y emiten CO2, retienen humedades, fijan los suelos, albergan y alimentan millones de organismos,... El contaminar los rios y mares no es gratis y tendremos que pagar las consecuencias.
El problema es que el hombre se ha auto nombrado como centro del universo creyéndose capaz de doblegar la naturaleza a su antojo, y es que hemos asimilado y oído mil veces, cual gran gesta humana, el como el hombre dominó y doblegó a la naturaleza valientes ingenuos que somos.
La naturaleza, el universo existe millones de años antes que el ser humano y ha funcionado y funcionará como un reloj, nada se desaprovecha todo esta interconectar y nosotros, el humano, nos hemos creído más inteligentes cuando estamos a años luz de crear y mantener esta enorme amalgama de vida que estamos destruyendo cada día.
Hay algo que todos estaremos de acuerdo, el universo no necesita del humano para NADA, lo único que estamos provocando y acelerando es la desaparición del humano del planeta tierra, arrastrando con nosotros otros miles de formas de vida, pero este planeta no va a desaparecer.
Si tuviéramos la humildad de reconocer que no hay invento humano capaz de acercarse a la perfección de una brizna de hierba no las destruiríamos o crearíamos interesadas (sistema económico esclavista) y renqueantes semillas transgénicos, ni herbicidas, ni ... tantísimos efectos secundarios que en la naturaleza no se dan.
La complejidad, interrelación y perfección del universo esta a años luz de la capacidad humana por lo tanto intentemos aprender de ella y adaptarnos a la misma con pasitos muy cautos y medidos. El resto es pan para hoy y hambre para mañana, con o sin calentamiento global.

(0)
(0)
Re: Foro sobre calentamiento global
23/01/2009 | Gracias al médico Veterinario por su excelente artículo. Estas son puntadas que nos pellizcan para que nos despertemos y con sentido humanitario, nos interesemos en estos temas por demás apasionantes. La tierra se calienta, esa es una realidad de apuño. Los polos se descongelan y los niveles del mar estan subiendo. Los huracanes son frecuentes en Centroamérica y yo que vivo en una región en donde la temperatura promedia es de 35 oC, esta de dos años hacia atras, parece como si estuviera descendiendo. La lluvia se ha vuelto intensa y a ratos hace frío como si estuvieramos en un clima templado. Estos cambios ya se sienten a nivel de las provincias. El efecto invernadero parece que para esta zona tropical, se manifiesta en lluvias abundantes, con los desastres que estas dejan a su paso. Puede ser que todavia estemos a tiempo de hacer algo y ese algo, puede ser el de la concientización de los moradores del campo, para que no acaben con lo poco que nos queda de los bosques, trabajar en el tema de los biocombustibles sin desplazar la frontera agrícola, utilizando espacios de terrenos en donde es poco probable la agricultura de tipo comercial, con especies resistentes a esos suelos agrestes, que aparte de producir la materia prima para el aceite, cumplen una hermosa función reforestadora, que aumenta la biodiversidad regional. Convirtámonos en unos pregoneros de la reforestación. Si cada ser humano se fijase la tarea de sembrar un árbol, cuántos se sembrarían en un año?. Miremos a nuestro alrededor y caeremos en cuenta, que existen muchos espacios esperando la mano bondadosa de un ser contactado con la naturaleza, para que deje allí su huella positiva. Apuntemos a las actividades sanas en materia agrícola, pecuaria, piscicola, avícola etc., y estemos seguros de dejar una huella imborrable y positiva en nuestro paso por este planeta que estamos ocupando porque las circunstancias biológicas del momento, nos han permitido desarrollarnos como seres vivientes, que bien podríamos terminar en cualquier momento, ante el desbalance de las condiciones que permiten este desarrollo biológico y que se está acelerando o estamos acelerando.
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Calentamiento global, ¿Responsable el hombre o la misma naturaleza??
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Videos (5)
Girasol: respuestas fisiológicas a la sequía. Nicolas Langlade
 
 
INTRODUCCIÓN La temática del Calentamiento Global y sus relaci...
 
Alcance del problema El maíz es el tercer cereal en importancia a esc...
Gracias médico Veterinario excelente artículo. Estas son puntadas nos pellizcan ...
 
Empecé leer artículo ya estaba apuntando pruebas campo. Felicidades! gran oportu...
Servicios Profesionales
Nestor Bonilla Bird Nestor Bonilla Bird
Starkville, Mississippi, Estados Unidos de América
jose vasquez jose vasquez
Fargo, North Dakota, Estados Unidos de América
Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón
Philadelphia, Pennyslvania, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved