Uso de raciones de media energía y alta energía para cerdos de engorde en lotes mixtos: efecto sobre el desempeño zootécnico

Publicado el: 12/8/2015
Autor/es:

INTRODUCCIÓN

En la producción porcina actual, el concepto de eficiencia de la alimentación está tomando cada vez mayor relevancia, siendo los genotipos modernos han aumentado la deposición de proteína más allá del límite del apetito de los animales, por lo cual el consumo de energía es limitante para la expresión del máximo potencial de deposición de carne magra (DONZELE et al., 2005 – REPORTE DE INVESTIGACION AJINOMOTO)

El consumo del alimento en cerdos en crecimiento depende del animal (ganancia de peso, genotipo, sexo y estatus sanitario) y de factores ambientales (clima, sistema de alojamiento, densidad animal y las características de alimentación).

Entre los efectos del alimento, la concentración de energía de la dieta juega un rol fundamental en la variación del consumo de ración. La composición de las raciones para cerdos en crecimiento y terminación es manipulada para obtener: 1) Nivel mínimo de energía; 2) relación mínima entre lisina y energía y 3) relación mínima entre aminoácidos y lisina (proteína ideal).

La energía utilizada por el cerdo es destinada al mantenimiento (34% de la energía ingerida por el animal), deposito de proteína y de tejido magro. La eficiencia con la cual el cerdo usa la energía disponible para el deposito de proteína y grasa es muy similar (10,03 vs 11,65 Kcal EM/gramo depositado), teniendo en cuenta que el deposito de tejido magro es mucho mas eficiente que el deposito de tejido graso por llevar asociado agua (PATIENCE, 2013).

Debido al gran contenido de energía bruta y su alta digestibilidad (>80%), el contenido de energía digestible (ED) de las grasas es muy elevado y el aceite es la solución mas eficiente para aumentar la densidad de energía en raciones para cerdos. Otra manera de aumentar la densidad (mejorando la disponibilidad) energética de las raciones es mediante el proceso de pelletización (NOBLET AND CHAMPION, 2003; SKIBA ET AL., 2002).

La industria muestra una tendencia en faenar animales más pesados sin disminuir el porcentaje de carne magra en las canales, por lo cual las estrategias nutricionales implementadas deberán controlar la deposición indeseada de grasa en los animales para mantener los mejores precios de comercialización (MOREIRA et al., 2007).

Por lo tanto el objetivo de este trabajo fue, evaluar el desempeño productivo de los animales luego del consumo de raciones de media y alta energía en cerdos de engorde.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

Fueron utilizados 288 cerdos hembras (144 animales) y machos castrados (144 animales) seleccionados genéticamente para deposición de carne magra (descendencia de hembras de la línea Topigs y Choice Genetics y machos de la línea PIC 337), distribuidos en un delineamiento totalmente al azar, con 2 tratamientos con 12 repeticiones (6 machos y 6 de hembras) y 12 animales en cada repetición (unidad experimental), con un peso medio al comienzo del periodo experimental (75 días) 36,76 kg para lotes mixtos, siendo la duración del periodo experimental de 105 días. Los tratamientos fueron:

TRATAMIENTO 1: Animales alimentados con raciones de media energía (3264 KcalEM/kg de ración);

TRATAMIENTO 2: Animales alimentados con raciones de alta energía (3425 KcalEM/kg de ración).

En la tabla N° 1 se presentan los valores calculados de las raciones experimentales:

 

 

Las raciones experimentales fueron formuladas para atender y/ó exceder las exigencias nutricionales para cerdos en crecimiento-terminación de acuerdo con ROSTAGNO et al., (2011) siguiendo el programa de alimentación propuesto por los técnicos de Biofarma S.A.. Fueron utilizados para el ensayo 6 fases (3 desarrollos y 3 terminadores), las raciones fueron basadas en maíz, expeller de soja (46% proteína bruta y 6% de extracto etéreo), aminoácidos industriales y aceite de soja desgomado el cual fue incluido en las dietas de alta energía.

Fueron analizados parámetros de desempeño productivo tales como, consumo de ración total por animal CRTA, consumo de ración diaria CRD, ganancia de peso total GPT, ganancia de peso diaria GPD, ganancia de peso de nacimiento a venta GPD nac-vent, conversión alimenticia CA, conversión energética entre otros parámetros complementarios tales como: consumo de energía metabólica por animal, consumo de agua diaria por animal, litros de agua por kilogramo de ración consumida y litros de agua necesaria por kg de ganancia de peso (los corrales disponen de un comedero seco-húmedo mas un chupete accesorio)

En cuanto a las variables ambientales, mediante el termógrafo LogTag®, fueron registrados los valores medios, mínimas-máximas y el desvió estándar de estos valores tanto del interior como el exterior del galpón de engorde experimental.

El agua y el alimento fueron ofrecidos a voluntad durante todo el periodo experimental y el trabajo del operario encargado de la sala, fue desde las 8:30 am hasta las 4 pm.

Los parámetros de desempeño fueron sometidos a análisis de varianza (ANAVA) con efecto significativo con P<0,05utilizando el sistema de análisis estadísticos INFOSTAT® desarrollado por la Universidad Nacional de Córdoba Argentina.

 

RESULTADOS

En la tabla N°2 se presentan los valores de desempeño zootécnico de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida.

 

 

No fue observado efecto significativo sobre el peso final de los animales (P=0,492), CRTA (P=0,147) y CRD (P=0,147) entre los dos tratamientos experimentales conforme MOREIRA et al., (2007) que tampoco observaron reducción en el CRD en cerdos alimentados con raciones que diferentes niveles de energía. Por otro lado, los resultados obtenidos por DONZELE et al., (2010) presentaron reducción lineal del CRD en cerdos machos castrados de 60 a 95 kg de peso en función del aumento de los niveles de energía. Los resultados observados por los investigadores parecen estar relacionados a que los animales atienden sus exigencias nutricionales de energía de manera mas rápida con las raciones de alta energía. En nuestro ensayo la falta de respuesta en el CRD puede estar relacionada a que la diferencia energética entre las raciones era mínima y, por otro lado debemos tener en cuenta que el ensayo mas allá de haber sido desarrollado en plena época de verano, las condiciones ambientales en las instalaciones fueron muy buenas (temperatura media en el interior del galpón de 24,2 °C).

No fue observada mejora significativa sobre la GPT (P=0,265), GPD (P=0,265), GPD de nacimiento a venta (P=0,492) entre los dos tratamientos experimentales, de la misma forma, DONZELE et al., (2010) y MOREIRA et al., (2007) no observaron efectos sobre la ganancia de peso en función de mayores niveles de energía de las raciones utilizadas.

Sin embargo mas allá de no presentar mejora estadística significativa, cuando analizamos determinados parámetros en valores absolutos, observamos que los animales que habían consumido raciones de alta energía presentaron una GPT de 2,1 kg superior comparados a los animales que habían consumido raciones de media energía.

En el presente ensayo fue observada reducción significativa de la CA (P=0,001) cuando los animales consumieron raciones de alta energía comparados a cerdos que habían sido alimentados con raciones de media energía. De la misma forma DONZELE et al., (2010) observaron reducción lineal de la CA en función del aumento de los niveles de energía en la ración, por otro lado MOREIRA et al., (2007) no encontraron mejora en la CA. Mas allá de haber reducido la CA con el aumento del nivel de energía entre los dos tratamientos, no fue observado efecto (P=0,317) en la conversión energética entre los tratamientos.

En el gráfico N° 1 se presenta la curva de GPD de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida.

 

 

En el grafico N° 2 se presentan las temperaturas mínimas y máximas del galpón obtenidas mediante el termógrafo LogTag®, en donde fueron registrados mas de 77 mil datos durante el periodo experimental. Los valores observados fueron de 32,8 y 17,3 °C para las temperaturas máximas y mínimas respectivamente, siendo que la temperaturas media fue de 24,2 °C.

 

 

En el grafico N° 3 se presentan las temperaturas mínimas y máximas interiores como exteriores del galpón obtenidas mediante el termógrafo LogTag® de 117 a 124 días de vida de los animales, el objetivo de este grafico es mostrar el control ambiental y la capacidad de las instalaciones de minimizar las variaciones ambientales en el intento de que los resultados observados sean plenamente asignados a los tratamientos experimentales y no a variaciones de ambientales.

 

 

CONCLUSIÓN

Se concluye que el uso de raciones con alta energía mejora la conversión alimenticia en cerdos en crecimiento y terminación.

 

RECOMENDACIONES

Desde el equipo técnico de Biofarma S.A., recomendamos a cada granja evaluar el uso de esta herramienta nutricional ya que la implementación o no de la misma va a depender de la época del año, precio y disponibilidad de las materias primas, posibilidad de aplicación de líquidos en la fabrica de alimentos, características de las líneas de transporte de alimentos, costo de transporte de alimento dentro de la granja, potencial genético de los animales, precio de venta y exigencias de mercado entre otras.

Este ensayo realizado en el Centro de Investigación de Biofarma S.A. sirve como una referencia inicial para simular un análisis económico para la implementación de esta alternativa, pero será de suma importancia que luego de realizar la evaluación practica en la granja, cada empresa realice su propio análisis que le permitirá tomar la decisión correcta a futuro.

 

APÉNDICE

En la tabla N°3 se presenta las características de la canal de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida. Estos valores corresponden a cada tratamiento de modo general (tropa completa) ya que los datos no fueron obtenidos de cada repetición por separado por lo cual no fue realizado el análisis estadístico correspondiente.

 

 

A modo comparativo DONZELE et al., (2010) y MOREIRA et al., (2007) no encontraron efecto significativo en las características de canal cuando aumentaron los niveles de energía de las raciones. Esto es muy importante ya que en diversas situaciones se cuestiona el uso de aceite de soja en las raciones finales de los animales de engorde debido a la posibilidad de aumentar el deposito de grasa y las consecuencias negativas que esto tiene al momento de la faena de los animales y posteriormente en el proceso industrial de los productos. Análisis de calidad de carne deben ser realizados para conocer los valores de PH, perfil de ácidos grasos, terneza etc.

En el grafico N° 4 se presentan las temperaturas medias del galpón de engorde tanto del interior como del exterior obtenidas mediante el termógrafo LogTag®. Los valores observados fueron de 24,2 °C para las temperaturas medias.

 

 

En el grafico N° 5 se presentan los desvió estándar de las temperaturas medias registradas del galpón de engorde tanto del interior como del exterior obtenidas mediante el termógrafo LogTag®.

 

 

En el grafico N°6 se presentan los valores de GPD y GPD de nacimiento a venta de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida.

 

 

En el gráfico N°7 se presentan los valores de GPT de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida.

 

 

En el grafico N°8 se presentan los valores de CRD y CA de animales alimentados con raciones de media energía y alta energía en el periodo comprendido entre los 75 a 180 días de vida

 

 

En la tabla N° 4 se presentan los valores analizados de las raciones de desarrollo realizados en el laboratorio FedLab-Biofarma S.A. de las raciones experimentales:

 

 

En la tabla N° 5 se presentan los valores analizados de las raciones de terminación realizados en el laboratorio FedLab-Biofarma S.A. de las raciones experimentales:

 

 

En la tabla N° 6 se presentan los datos complementarios de animales que fueron alimentados con dos niveles de energía en las raciones.

 

 

REFERENCIAS

  • MOREIRA IVAN, VOORSLUYS THOMAS, MANSANO MARTINS RAFAEL, PAIANO DIOVANI, FURLAN ANTONIO CLÁUDIO E ALVES DA SILVA MARCOS AUGUSTO.Efeitos da restrição energética para suínos na fase final de terminação sobre o desempenho, característica de carcaça e poluição ambiental. Acta Sci. Anim. Sci. Maringá, v. 29, n. 2, p. 179-185, 2007
  • DONZELE JUAREZ. Niveles de energía metabolizable y relación lisina digestible por caloría en alimentos para cerdos machos castrados en terminación. Informe de investigación 45. 2010 www.lysine.com
  • ROSTAGNO H., S., Tablas Brasileras para aves y cerdos. Universidad Federal de Viçosa. Brasil 2011.
  • PATIENCE, J.F. Managing Energy Intake and Costs of Grow-Finish Pigs. Department of Animal Science, Iowa State University. 
 
remove_red_eye 1688 forum 3 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved