Serovariedades de Salmonella Enterica Aisladas en Cerdos de Diferentes Granjas de Córdoba

Publicado el: 22/11/2012
Autor/es:

INTRODUCCION

Salmonelosis es la enfermedad producida por bacterias del género Salmonella. Existen más de 2400 serovariedades de Salmonella entérica, ente las cuales las más frecuentemente identificadas en cerdo son S. Choleraesuis, que produce principalmente cuadros septicémicos, y S. Typhimurium relacionada a cuadros de enterocolitis (Griffith y col. 2006).

La importancia de la enfermedad radica en su potencial zoonótico y en las pérdidas económicoproductivas que genera, en relación al cuadro clínico que causa una significativa mortalidad en lechones y cerdos en crecimiento, o bien, a los cuadros subclínicos que afectan la ganancia diaria de peso y provocan un atraso en el crecimiento.

En algunos de los escasos estudios publicados sobre serovariedades de Salmonella entérica presentes en cerdos en Argentina, Vigo y col. (2009) reportaron S. Bovismorbificans y S. Muenster en muestras de corrales de granjas porcinas, mientras que Ibar y col. (2009) trabajaron con ganglios mesentericos y contenido cecal de cerdos en cuatro frigoríficos de Bs. As y Santa Fé, y hallaron 13 serovariedades, de las cuales las más frecuentemente aisladas fueron S. Schwarzengrund y S. Heidelberg. 

El propòsito de este estudio fue identificar las serovariedades de S. entérica que se encuentran en cerdos de Córdoba.


MATERIALES Y METODOS

Se recolectaron al azar muestras de materia fecal (MF) directamente del recto de cerdos de 15 a 22 semanas de edad de establecimientos porcinos ubicados en la provincia de Córdoba, en localidades de los departamentos Juárez Celman, Marcos Juárez, Unión, Gral. San Martín y Río Cuarto. 

También se incluyeron los casos clínicos (CC) ingresados al servicio de diagnóstico del Departamento de Patología Animal de la Universidad Nacional de Río Cuarto. El procesamiento de las muestras de materia fecal se realizó según norma ISO 6579/02, que consiste en un precultivo en medio de enriquecimiento (Agua Peptonada Bufferada), posterior cultivo en medio selectivo (Rappaport Vassiliadis), y siembra en un medio sólido selectivo y diferencial (Agar XLD). Las muestras de casos clínicos fueron sembradas en agar sangre y Mc Conkey según protocolos convencionales. Las colonias compatibles con Salmonella spp., fueron sometidas a pruebas bioquímicas para su confirmación (TSI, LIA, urea según Christensen, citrato y SIM). Los aislamientos fueron conservados para luego ser enviados al INEI-ANLIS “Dr. Carlos G. Malbrán” (Bs. As), para su serotipificación somática y flagelar utilizando antisueros del Servicio de Antígenos y Antisueros.

 

RESULTADOS

En la tabla se detalla las serovariedades halladas en cada departamento, según localidad y tipo de muestra.

DISCUSION

La diferencia en el tipo de muestra utilizada (piso de corrales vs ganglio mesentéricos y contenido de ciego en frigorífico vs materia fecal del recto) podría explicar que ninguno de las serovariedades  hallados por Vigo y col. (2009) y sólo S. Heidelberg de las más frecuentemente aisladas por Ibar y col. (2009), fueran encontradas en el presente estudio. Esta diferencia ha sido reportado por diferentes autores que resaltan la importancia de las denominadas “serovariedades ambientales”, en la infección / contaminación de cerdos durante el transporte o estadía prefaena (Magistrali y col., 2008; Mannion y col., 2012).

La aparición en diferentes departamentos de la región de casos clínicos asociados a S. Glostrup, de la que existen escasos reportes y generalmente relacionados a infecciones en lagartijas (Finnie y col., 1997), plantea la necesidad de tener en cuenta el papel epidemiológico en la infección de cerdos de esos animales frecuentemente hallados en las granjas. Este trabajo aporta informacion sobre las serovariedades de Salmonella entérica presentes en cerdos de Córdoba, sin embargo, ya que algunas serovariedades fueron encontradas en más de un departamento, sería interesante determinar asociaciónes genéticas entre cepas mediante técnicas moleculares, para poder estimar posibles rutas de transmisión o fuentes comunes de infecciòn. 

 

REFERENCIAS

  1. Finnie y col.1997 Griffith y col.2006 .Disease of swine. 9º edición. 739-754.
  2. Ibar M.P y col. 2009. Rev. Arg. de Microb. 41: 156-162.
  3. Magistrali C. y col. 2008. Res. in Vet. Sc. 85: 204–207.
  4. Mannion, C. 2012. Food Res. Int. 45: 871–879
  5. Vigo B. y col. 2009.Foodborne Path. Dis. 6: 965-972
 
remove_red_eye 89 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved