Recomendaciones prácticas para reducir el Impacto Ambiental en granjas porcinas. La Gestión de los Gases

Publicado el:
Autor/es:

"En Europa desde febrero de 2005 la norma UNE-EN 13725 "Calidad del Aire- Determinación de la Concentración de Olor por Olfatometría Dinámica" surge para cubrir la deficiencia de métodos de medida de los olores. En USA, la normativa vigente sigue la norma ASTM D1391-57 "Standard Method of Measuring Odor in Atmospheres". La normativa está básicamente dirigida a la producción de olores por parte de la industria. Aunque en USA, también han aparecido métodos más específicos para los olores generados por la ganadería, como la EN13725 "Air quality - Determination of odour concentration by dynamic olfactometry" o el código de prácticas del ASAE, "Control of Manure Odour, Engineering Practice 379.1". La Generalitat de Catalunya tiene a punto un anteproyecto de ley contra la contaminación odorífera, que podría ser aprobado en breve". Xavier Puigvert. Departament de Producción Animal. Universitat de Girona. Narcís Castelló y Eduard Martí. Grup de Sanejament Porcí de Girona (02-03-2010).

Cuando pensamos en contaminación por gases, se nos hace casi imposible poder imaginarnos una granja con chimeneas lanzando humo al estilo de las grandes fábricas. Los expertos "ambientólogos" hablan de cambio climático y de efecto invernadero dando a entender que en parte son los animales de granja los culpables de las emanaciones que contaminan el aire.

Como si las fábricas de armas y las guerras no contaminaran. Cada vez hay más coches, y cada vez son más rápidos, como rápidos hemos de ser nosotros cuando detectemos el más leve íntoma de contaminación en el aire, evidentemente, por los enormes problemas que nos pueden provocar. No siempre la causa de los bajos rendimientos productivos se tienen que atribuir a los patógenos, en la práctica siempre es mejor prevenir que curar.

Cuando podemos pensar que tenemos un problema


Fuente: Porcicultores, Santa Catarina - Brasil

Cuando abordamos este tema es curioso pero "todas las granjas apestan, menos la nuestra".
Recuerdo que, cuando hacia prácticas en la más prestigiosa granja de cerdos de mi país, a veces tenía que acompañar a algún visitante y mi típico comentario para romper el hielo era.

"Eh que no hay mal olor?", todas las granjas y en particular las de porcinos tienen olores característicos, evidentemente dependiendo del sistema de hacinamiento, la edad de los animales, e inclusive el clima de la zona. En este punto recuerdo otro comentario," en Centro América o en el Brasil las granjas no huelen mal " evidentemente si hace un calor de 39 ºC a la sombra, las instalaciones prácticamente no tienen paredes, a diferencia de Europa donde las estaciones son marcadas con climas de calor o frio extremos y las granjas por lo tanto son prácticamente cerradas. Por tanto, la ventilación juega un papel muy importante para evitar el problema de la producción y acumulación de los siguientes gases:

  • Dióxido de Carbono (CO₂): Proviene de la propia respiración de los animales. Su presencia es un buen indicador de la tasa de ventilación, variando su concentración según sea invierno o verano. Se recomienda no sobrepasar concentraciones de 3500 a 4000 ppm (gr/Kg). 
  • Amoníaco ( NH₃): Son un buen indicador del nivel de gestión de los purines, las mayores concentraciones se suelen detectar a la primera hora de la mañana o coincidiendo con el reparto del alimento concentrado. Se recomienda no superar una tasa entre 20 y 45 ppm. 
  • Sulfuro de hidrógeno (SH₂): Se produce como consecuencia de la degradación anaeróbica de las deyecciones y se trata de uno de los gases más tóxicos. Se recomienda no sobre pasar las 10 ppm.
  • Monóxido de Carbono (CO): Su presencia puede ser indicativo de una mala combustión de los calentadores de gas utilizados para regular la temperatura de las instalaciones (calefacción). Siempre es mejor no sobrepasar las 25 ppm. 
  • Metano (CH₄): Se genera como consecuencia de la degradación de los ácidos orgánicos (estabilización anaeróbica de los purines). También suele producirse como consecuencia de las fermentaciones microbianas en el ciego y el intestino grueso. Es explosivo a concentraciones que van de 5 a 15%. 
  • · El Polvo: Si, aunque os parezca raro, su presencia ocasiona un aumento de las enfermedades respiratorias. Así como una mayor incidencia de patologías infecciosas al considerarse un vector para importantes microorganismos. No sobrepasar los 2,5 mg/mᶾ de polvo total.

Consecuencias:
Por mi formación no entiendo mucho sobre contaminación atmosférica por lo que creo que es más conveniente que me limite a informaros de los posibles problemas en las granjas de cerdos

  • Dióxido de Carbono: Un cerdo genera 450 Kg/año ( un coche medio produce 5500 Kg/año), entre 5000 y un 1 % predisponen a mordeduras de colas. Por encima de un 4% puede producir asfixia ya que sustituye (desplaza) al oxígeno. 
  • Amoníaco: Conjuntamente con el sulfuro de hidrógeno son los gases que provocan más malos olores. Concentraciones que sobrepasen las 50 ppm pueden ocasionar queratojuntivitis, trastornos respiratorios, pérdida del apetito, hiperexcitabilidad (peleas), e inclusive importantes problemas digestivos (úlcera gástrica). 
  • Sulfuro de hidrógeno: A dosis bajas es irritante de los epitelios pero sobre las 200 ppm, provoca edema pulmonar, inconsciencia, coma y muerte. El Amoníaco y el sulfuro de hidrógeno son los responsables de la mayor cantidad de malos olores en las granjas. 
  • Monóxido de Carbono: Entre 200 y 300 ppm, reduce la tasa de crecimiento en un 25%.Y la muerte de los lechones a dosis de 4000 ppm. 
  • Metano: Produce asfixia, contribuye al efecto invernadero. 
  • Polvo: El origen del polvo varía según el tipo de animal, si es de tipo fecal se observa con mayor frecuencia en los destetes y granjas de madres. Mientras, que si es debido al pienso predomina en granjas de engorde. Puede provocar no solo problemas respiratorios, sino también inmunológicos por su relación con los bioaerosoles (partículas de origen biológico suspendidas en el aire). Por ejemplo un gramo de polvo puede contener 800 mil colibacilos vivos. 
  • La concentración microbiana en las granjas oscila entre 100 mil y 10 millones de cfu/mᶾ. A partir de 430 mil ya es nocivo para la salud de los cerdos. 
  • Los gases también tienen un efecto nocivo sobre las instalaciones, aumenta la humedad y la corrosión. Disminuye la vida útil de los materiales y sistemas eléctricos. 
  • Y por si esto fuera poco, las emanaciones aéreas son un factor de riesgo para la seguridad y salud laboral de los trabajadores de la granja. 

Una premisa que nunca podéis olvidar, es que cuando el animal muestra signos de enfermedad, ya se ha perdido mucho dinero.


Métodos de prevención:

  • Estrategias nutricionales: Pueden ser especialmente efectivas para reducir la presencia de amoniaco. Sobre todo son medidas que afectan directamente la cantidad y forma del nitrógeno excretado ( los cerdos se ensucian menos, etc.). 

o Dietas bajas en proteína (alimentación multi - fases, darle al animal exclusivamente lo que necesita).
o Acidificación de la orina (disminución del balance electrolítico de la dieta).
o Ingredientes fibrosos (producción de ácidos grasos volátiles que reducen el Ph de las heces).
o Aditivos como la sepiolita o zeolita por adsorción o absorción de compuestos (extracto de yucca) o la modificación de la flora intestinal como los pre y pro bióticos (fructooligosacaridos, bacilos toyoi, etc).

  • Estrategias de manejo: 

o Ventilación: Muchas veces diseñamos las instalaciones en "función de la economía de la explotación". Aunque "lo primero que deberíamos hacer es "preguntarle al cerdo" si se siente cómodo y observar si muestra su comportamiento dentro de los parámetros normales". John Carr (2009). Es tan sencillo como observar donde defecan y donde eligen dormir. Si el animal está expuesto a corrientes de aire y por lo tanto al frío, comerá más Eliminará más nutrientes en sus deyecciones que se convertirán posiblemente en gases contaminantes. Por el contrario si no hay una buena ventilación, pueden aumentarse las bajas por agresividad, todo y que la escala jerárquica ya este establecida hace varios días. Sin olvidar, que la densidad también juega un papel determinante.


Fuente: Granja, Barcelona - Catalunya.

o Limpieza y desinfección: Al margen de las labores de limpieza diarias, en función del sistema utilizado en la explotación, aprovechando el vacío sanitario de la nave (galpón) entre lote y lote de animales. También se tiene que practicar labores de mantenimiento, pintura, desratización, controlar las moscas e insectos en general. No pocas veces, las granjas suelen estar llenas de trastos inútiles, algunas incluso verdaderos cementerios de maquinaria y tecnología obsoletas que se han ido quedando a través de los años, por los rincones. Porqué las granjas no pueden tener jardines?, porqué los alrededores tienen que ser unos basureros?.


Fuente: Granja, Barcelona - Catalunya.

Puede ser que de momento en vuestra zona ,y debido a una gran variedad de circunstancias la gran extensión de tierra o las extensas superficies agrarias, por ejemplo. El tema de los gases "no sea un problema". Pero no debemos olvidar que si a nuestros vecinos les molesta la presencia de "malos olores" no tendremos nada que hacer, en Europa por desgracia ya hemos sido testigos del derrumbe o cierre de granjas por las posibles molestias que se pueden causar a los vecinos de un pueblo. A pesar de que la granjas ya han estado en estos sitios muchos años antes que los pueblos. Es decir, que la necesidad de implementar estrategias para reducir la emisión de gases es inminente.


Fuente: Granja, Barcelona - Catalunya.

Deberíamos celebrar el día mundial de la granja. En el cual, cada estado obligue no solo a las personas que viven en las grandes ciudades, sino a todos nuestros clientes a visitar las granjas y conocer de cerca como trabajamos. Como se producen los alimentos que consumen, cuantos sacrificios y cuanto dinero se invierte en producirlos. Pero para esto tendríamos que estar en capacidad de mostrar nuestras granjas.

Podría usted mostrar la suya?.


Bibliografía:
Alberto Quiles Sotillo, Mª Luisa Hevia Méndez. Producción porcina intensiva. Editorial Agrícola Española, S.A.
J. Coma, J Bonet. Producción ganadera y contaminación ambiental. Grupo Vall Companys. XX Curso de especialización FEDNA.
J. Carr. Herramientas básicas para controlar el ambiente de las explotaciones. Suis, mayo 2009, pag 24 - 37.
Xavier Puigvert. Departament de Producció Animal. Universitat de Girona Narcís Castelló y Eduard Martí. Grup de Sanejament Porcí de Girona (GSP-Gi).
Emisiones de gases y olores de las explotaciones de engorde de porcino (02-03-2010). 3tres3.com

 
remove_red_eye 11247 forum 39 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved