Oxitocina: Hormona facilitadores de la propagación de la especie

Publicado el:
Autor/es:

Introducción

Oxitocina, la hormona que todos utilizan y que pocos conocen
La oxitocina, es uno de los hormonales más utilizados en la industria pecuaria, que ha solucionado parte del problema en el proceso de los partos al estimular la expulsión de los fetos, provocando la secreción de leche y acortando el proceso de parto.

En la porcicultura poco se conoce sobre sus otras acciones, lo único con lo que se está familiarizado es que su uso está limitado en el proceso de parto, sin considerar su participación en toda la vida reproductiva de los animales como facilitadora de la propagación de la especie. Su liberación durante la monta o una buena estimulación en la inseminación artificial ejerce un potente bloqueo del estrés y además estimula la circulación del esperma y la contracción de la musculatura pélvica de la cerda. En el parto ayuda a las contracciones uterinas y después del parto eleva el afecto maternal para que quiera a sus crías; así mismo produce la bajada de la leche.

En el aspecto social de los animales esta hormona interviene en los lazos sociales y hace que los animales se cuiden entre si y los más importante: es la responsable de desarrollar el vínculo entre la madre y su descendencia.

Síntesis y Neurosecreción
La oxitocina se produce en los núcleos supraóptico y paraventricular del hipotálamo, se libera sobre todo de la neurohipófisis y de terminaciones nerviosas. Viaja del cerebro al corazón y de ahí a todo el cuerpo, activa o modula una amplia gama de funciones y emociones. Su efecto principal son las contracciones del miometrio y de las células mioepiteliales de la ubre para la eyección de leche. Sus efectos adversos se relacionan con la dosis. López-Ramirez 2014

Característica de la oxitocina
La oxitocina es un péptido de nueve aminoácidos (un nonapéptido). Su secuencia es cisteína - tirosina - isoleucina - glutamina - asparagina - cisteína - prolina - leucina - glicina (CYIQNCPLG). Los residuos de cisteína forman un puente disulfuro. La oxitocina tiene una masa molecular de 1007 daltons.

Mecanismo de acción: la oxitocina sintética ejerce un efecto fisiológico igual que la hormona endógena. La oxitocina estimula selectivamente las células de los músculos lisos del útero aumentando la permeabilidad al sodio de las membranas de las miofibrillas. Se producen contracciones rítmicas cuya frecuencia y fuerza aumentan durante el parto, debido a un aumento de los receptores a la oxitocina. La oxitocina también ocasiona una contracción de las fibras musculares que rodean los conductos alveolares de la mama estimulando la salida de la leche.

“Nuevas” funciones de la oxitocina
Y es que la oxitocina, además de ser una hormona, es un neurotransmisor, ya que además se secreta en el cerebro, produciendo múltiples efectos en nuestro sistema nervioso central». «En su papel como neurotransmisor, está implicada en comportamientos relacionados con la confianza, el altruismo, la generosidad, la formación de vínculos, los comportamientos de cuidado, la empatía o la compasión, pero hay mucho más: tiene un papel fundamental en el comportamiento maternal y sexual, en los comportamientos de agresión y su presencia interviene en la regulación del miedo, eliminando las respuestas de parálisis».

1. Oxitocina sobre la conducta maternal
Las cerdas reconocen a sus hijos mediante el olfato, no obstante es común que acepten crías ajenas con más facilidad que otros ungulados domésticos, e incluso les permitan mamar; especialmente durante los dos primeros días posparto (Hernández y Castro, 2011). Al parecer las crías no distinguen entre cerdas lactantes, por lo que en dicho período es factible intercambiarlas; posteriormente las cerdas muestran una tendencia progresiva a rechazar cerditos ajenos. Andersen, Berg y Bøe(2005)

Pedersen se preguntó qué función desempeñaba la oxitocina. Propuso que probablemente se relacionaban con el inicio de la conducta maternal. Experimentos hechos con ratas blancas de laboratorio confirmaron su teoría. Cuando las ratas no están embarazadas ni lactando, evitan —aborrecen— a los críos, tanto que incluso se los comen. La oxitocina provocó el mismo efecto en sólo una hora. Pedersen inyectó oxitocina en los ventrículos cerebrales e indujo conducta maternal en ratas vírgenes. Lo sorprendente de este descubrimiento fue que la conducta de rechazo de las ratas vírgenes hacia los críos cambió drásticamente en corto tiempo > después de la administración de la oxitocina. Las ratas, que una hora antes eran caníbales, se transformaron en madres amorosas por la acción de una hormona.

A partir de ese momento, la oxitocina quedó ligada a la conducta maternal, no sólo en las ratas, sino probablemente en todos los mamíferos, ya que numerosos experimentos realizados con borregas, conejas, hembras del ratón y algunos marsupiales han confirmado tal relación. Por lo que se debería recomendar la oxitocina para elevar la conducta maternal de las cerdas que son agresiva con las crías o cuando se les transfiera lechones extraños, más aún ahora se recomienda al menos en primerizas que todos las glándulas funcionen después del parto ya que de no ser así, esa glándulas no tendrán buen funcionamiento posterior.

2. La oxitocina y su relación con el transporte de espermatozoides dentro del testículo.
El reconocimiento de la síntesis de oxitocina dentro del testículo hace pensar en un papel fisiológico en este nivel, que puede estar relacionado con la modulación de la actividad de estructuras contráctiles relacionadas con el transporte de espermatozoides. Nos hemos propuesto caracterizar las respuestas de la cápsula testicular de rata in vitro a la oxitocina, así como los receptores y los mecanismos de transducción implicados en la misma. Nuestros resultados muestran que la oxitocina contrae de forma dosis-dependiente la cápsula testicular de rata, cuya respuesta parece mediada por un receptor como sugiere el efecto de antagonistas específicos y la influencia del magnesio sobre las contracciones a la oxitocina. Sánchez 1989.

3. La oxitocina y su relación con la atracción del macho.
En los mamíferos no humanos, el neuropéptido oxitocina es un mediador clave de complejos comportamientos emocionales y sociales, incluyendo el apego, el reconocimiento social y la agresión. La oxitocina reduce la ansiedad y los impactos en el condicionamiento del miedo y la extinción. Recientemente, se demostró que la administración de oxitocina en los seres humanos aumenta la confianza, lo que sugiere la participación de la amígdala, un componente central del neurocircuito del miedo y la cognición social que se ha relacionado con la confianza y altamente expresa receptores de oxitocina en muchos mamíferos. Kirsch 2005.

Entonces la oxitocina es muy importante para el manejo de primerizas para el inicio de la pubertad precoz, ellas gracias a esta hormona socializaran, serán menos agresivas, no tendrán temor ante el macho y se estimularán para iniciar su actividad sexual; así mismo en cerdas adultas antes la presencia del macho celador tendrá el mismo efecto.

4. La importancia de una buena estimulación en el servicio para una alta producción de oxitocina y elevar la tasa de parto.
En el año 2000 el “Danish Pig Production” en su informe anual publicó los resultados de la producción de oxitocina de las cerdas cuando la estimulación se realizaba con el verraco o bien con una baja o una alta estimulación por parte del operario que insemina. Los resultados (gráfica 1) mostraron que la estimulación alta acercaba más los niveles de oxitocina a los que producía la estimulación natural.

Entre 2000 y 2003 se realizaron estudios que daban una tasa de partos un 6% mayor cuando las cerdas tenían una estimulación alta respecto a las cerdas que sólo se estimulaban colocando la mano encima y ciertos empujones durante la inseminación. Gracias a niveles de oxitocina alta antes del servicio hay un aumento entre 0,5 y 1 lechón nacido por parto.

5. La oxitocina y su uso como aditivo en el semen para la inseminación artificial
Buscando aumentar la tasa de fertilidad y de nacimientos se ha experimentado mediante la adición de ciertos elementos.

En el caso de la adición de estrógenos y de oxitocina se observó que se reduce el tiempo de absorción del semen, aunque desgraciadamente el tamaño de la camada (por ejemplo) no cambia significativamente.

Otros experimentos han empleado la adición de 5 UI de oxitocina al semen y se ha visto que esto mejora la tasa de partos y el tamaño de la camada (curiosamente esto ocurre en multíparas y no necesariamente en primerizas).

6. Oxitocina y la reducción del estrés y su efecto sanador
El estrés induce inmunosupresión, y sus consecuencias incluyen: aumento de la susceptibilidad y frecuencia de enfermedades, tiempos de cicatrización prolongados y una gran incidencia de complicaciones en la salud asociadas con infecciones (Bailey et al).

En respuesta a estrés existen alteraciones neurológicas y endocrinas mediadas por el aumento de glucocorticoides, activación del sistema nervioso simpático, aumento de la producción de angiotensina II, vasopresina, péptidos opioides, VIP y sustancia P (Breazile,1988) principalmente. Lo anterior nos da una idea de la gran complejidad del fenómeno y de sus repercusiones sobre los diversos sistemas del organismo

En la actualidad se está incidiendo mucho sobre el bienestar animal para evitar tener animales estresados. Al organismo animal tiene su propia farmacia interna: la oxitocina, la hormona antiestrés, porque inhibe la segregación de cortisol por las glándulas suprarrenales y la hipertensión al ser antagonista de la vasopresina. Y tiene efecto ansiolítico. Suficiente para compensar los efectos perniciosos del estrés.

Pero es que además ahora sabemos que esta hormona tiene otras propiedades importantes. Un grupo de investigadores de la Universidad de Miami (EE.UU.) descubrió recientemente que la oxitocina es sintetizada tanto por el corazón como por los tejidos vasculares y que las células de esos tejidos también tienen receptores de la hormona. Y dado que también hay receptores de oxitocina en los macrófagos llegaron a la conclusión de que ésta regula la producción de citoquinas inflamatorias atenuando tanto la inflamación como el estrés oxidativo. No obstante su función fundamental es la de permitir la “curación emocional” ya que, aparte de la hipófisis, las sinapsis neuronales, los órganos genitales y las mamas, sabemos que hay receptores de oxitocina en muchos otros órganos. Como, por ejemplo, en la médula adrenal, los mioblastos (células progenitoras de los miocitos, que son las células musculares), en los conductos de esperma (donde controlan el volumen seminal en la eyaculación), la placenta, el timo, el páncreas, los osteoclastos, los adipocitos, la retina, las glándulas salivares, el corazón y los endotelios vasculares. Cabe en este punto recordar que las células más importantes de un proceso curativo son los monocitos que, activados por sus receptores de oxitocina, actúan por un lado como macrófagos del sistema inmunitario pero a la vez como reparadores y regeneradores de todo tipo de tejidos al potenciar la diferenciación celular (los macrófagos tienen enzimas que les permite tanto destruir como fabricar colágeno). Además, los linfocitos que también tienen receptores de la hormona, actúan en coordinación. Por otro lado no debemos olvidar que estas células inmunitarias también segregan a su vez oxitocina lo que garantiza un “diálogo” continuo entre nuestro sistema inmunitario y las emociones positivas, el afecto y la procreación. En suma, si un simple buen trato, una buena empatía con los cerdos puede aumentar la actividad de una hormona y ésta a su vez nos genera una emoción positiva, y al tiempo una cascada de reacciones bioquímicas en nuestro interior, ¿no nos podría servir como vehículo de sanación? . Y es que se ha demostrado que uno de los efectos biológicos de esta hormona es el de aumentar la velocidad de cicatrización (por estimulación de la división celular) y reducir la sensibilidad al dolor.

7. Oxitocina contribuiría a disminuir la obesidad en cerdas en gestación
A la oxitocina se le ha valorado como una posible molécula que ejerce una serie de efectos metabólicos benéficos y podría combatir la obesidad debido a que se ha detectado que ratones deficientes en esta hormona o su receptor tiende a desarrollar obesidad de inicio tardío con una ingestión normal de alimento. En el plano molecular, la oxitocina incrementa la expresión de la desaturasa 1 de la estearoil coenzima A, así como el contenido tisular del precursor biosintético de la oleoitenolamida, un derivado del ácido oleico activar del PPAR-alfa. Como este último regula la betaoxidación de ácidos grasos, se cree que a su vez podría mediar los efectos de la hormona, una hipótesis que se ha comprobado en animales deficientes de PPAR-alfa en los que la infusión de oxitocina no tiene efecto de pérdida de peso y oxidación de grasas identificados en ratones silvestres. Grasso 2012. En conjunto, estos resultados sugiere que la oxitocina podría representar una alternativa para mantener un score de condición corporal, importante durante la gestación, sólo hay que darle buen trato y cariño para mantengan elevados niveles de esta hormona.

Los productores de cerdos utilizan oxitocina para acortar el tiempo de parto y el intervalo entre cada cerdo nacido. Un estudio del Sistema Nacional de Vigilancia Sanitaria Animal de 1995 (NAHMS) indica que el 8,2% de los productores de cerdos administran oxitocina a todas las cerdas parteras. La oxitocina es un hormona producida en el hipotálamo y excretado por la glándula pituitaria.

Tiene numerosas funciones, pero las dos más conocidas son para el reflejo de la leche y para la estimulación de las contracciones uterinas. La estimulación con oxitocina de las contracciones uterinas disminuirá el intervalo entre los nacimientos de lechones, y se utiliza en muchas granjas como una intervención para reducir los mortinatos y ayuda en el proceso de parto. Sin embargo, la administración de oxitocina antes de que el cuello uterino se dilate completamente o el primer cerdo nazca puede conducir a distocia o parto difícil.

Uso indebido de oxitocina.
También puede causar un aumento del número de mortinatos al causar rotura de cordones umbilicales que conducen a una menor administración de oxígeno al lechón durante el parto.

Desventaja del uso de la oxitocina en el parto
Los datos de un estudio prospectivo indicaron que los nacidos muertos por camada se incrementaron significativamente después de la administración de una sola dosis de oxitocina. Se permitió que las cerdas de control parieran sin intervención. A las cerdas se les administró una dosis única de oxitocina después del primer cerdo que había nacido. Todos los nacimientos fueron atendidos, y los cerdos fueron clasificados como vivos o nacidos muertos. También se evaluó la presencia de tinción de meconio y hemorragia del cordón umbilical. La tinción de meconio es un indicador del esfuerzo inspiratorio, ya sea en el útero o canal de nacimiento, cuando el cochinillo tiene bajos niveles de sangre y oxígeno.

Como se esperaba, el tiempo de parto intervalo entre lechones se redujo en cerdas administradas con oxitocina. Sin embargo, el número de muertes de mortinatos intraparto y rotura de cordones umbilicales por camada fue significativamente mayor entre las cerdas tratadas con oxitocina que entre las cerdas control. Además, tinción meconio severo fue más frecuente en los nacidos vivos y los cerdos nacidos muertos que los nacidos de cerdas tratadas. La tinción con meconio es un buen indicador de que los lechones carecen de oxígeno.

El estudio sugiere que la administración de oxitocina estaba causando una lesión del cordón umbilical que comprometió el suministro de oxígeno al lechón durante el proceso de nacimiento, que causó muertes por muerte fetal. La oxitocina es vasoconstrictora.

Aunque el uso indebido de oxitocina tiene implicaciones potencialmente negativas, también puede ser beneficioso para el proceso de parto para estimular las contracciones uterinas y prevenir la muerte fetal en cerdas más viejas. La dosis recomendada es ½ cc (10 UI) para estimular la contracción uterina. Se utilizan con frecuencia dosis mayores, pero dosis mayores no mejorarán la eficacia del uso de oxitocina. Las siguientes son recomendaciones adicionales para usar correctamente la oxitocina:

  • Administrar oxitocina sólo después de que el cuello uterino está completamente dilatado.
  • Para una cerda de parto normal, no use oxitocina hasta que haya nacido un mínimo de 6 cerdos.
  • Use oxitocina cuando una cerda no ha tenido un lechón por más de 40 minutos.
  • Utilizar un máximo de dos dosis por cerda.

La oxitocina no debe ser utilizada como sustituta de la asistencia del parto. Los indicadores de necesidad de asistencia son la secreción sangrienta de la vulva, no hay lechones nacidos en al menos 40 minutos, dolor o esfuerzo manifiesto o antecedente de muerte fetal. Mota-Rojas 2002.

 
remove_red_eye 1581 forum 14 bar_chart Estadísticas share print
"Me gusta" de Referentes: Manuel Albetis Apolaya
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved