Influencia de la temperatura y humedad ambiental sobre parámetros productivos de capones criados en el Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido

Publicado el: 19/3/2013
Autor/es:

INTRODUCCIÓN

Los parámetros productivos del cerdo difieren según la época del año en que son criados debido a la influencia de factores medio ambientales como temperatura y humedad. En estaciones con temperaturas elevadas, los parámetros productivos se afectan debido al estrés térmico que sufren las cerdos (Muñoz, 2002). La homeostasis solo es eficiente cuando la temperatura ambiental se encuentra dentro de ciertos límites (Cunningham, 1999). Cambios drásticos de temperatura y humedad, que no son controlados por el porcicultor, afectan severamente el rendimiento productivo, ocasionando grandes pérdidas económicas. En base a esto, se planteó el presente estudio a fin de comparar los parámetros productivos de capones criados en un sistema intensivo a campo durante las estaciones de verano e invierno.

 

MATERIALES Y MÉTODOS Y MÉTODOS

El estudio comprendió 4 años consecutivos (2008–2011) de engordes realizados en el Módulo Experimental Porcino del IIACS tomados desde los 30 días de edad hasta su venta. El total de capones evaluados fue de 220 para el verano y 200 para el invierno. La genética utilizada estuvo formada por media sangre Landrace x Duroc Jersey. El engorde se realizó en piquetes empastados con Panicum Máximum. El agua y alimento se administró ad libitum. Se usaron 5 raciones compuestas por maíz, expeller de soja y un concentrado comercial, balanceadas de acuerdo a cada categoría. La temperatura (en grados Celsius) y la humedad relativa (en %) se midieron con una estación meteorológica digital y automática, ubicada a 25 mts del piquete, registrándose los valores máximo y mínimo. Se registraron los pesos de entrada, los pesos de venta, ganancia media diaria y el Índice de Conversión Alimenticia, en base a la siguiente fórmula: ICA = Alimento consumido (kg)/Peso vivo corporal (kg). Las diferencias estadísticas entre lotes por efecto de la estación climática se analizaron a través de un análisis de varianza con arreglo factorial y la prueba de comparación múltiple de Duncan. Se utilizó el paquete estadístico STATISTICA Versión 7.1. A su vez, se analizaron las variables temperatura y humedad a través de un análisis de correlaciones canónicas para determinar cuál era la de mayor peso relativo.

 

RESULTADOS

El promedio de la temperatura media máxima para el verano fue de 31,3 ºC y la media mínima fue de 17 ºC. La humedad relativa fue del 82,8 %. La temperatura media máxima para el invierno fue de 22,9 ºC y la media mínima fue 10,2 ºC, con una humedad relativa del 69,5 %. El peso corporal de los capones durante los 150 días del estudio se encontró significativamente influenciado (p<0.05) por la estación climática. El peso promedio fue de 110 kg (peso de faena) en el invierno y 98 kg en el verano (p<0.05). (Fig. 1). El ICA fue significativamente afectado (p<0.05) por el efecto de la estación climática. El análisis de correlaciones canónica determinó que la variable de mayor peso relativo era la Humedad Relativa, arrojando un R2 = 0,993.

Variables

Peso al Dtt

Peso Venta

GMD

ICA

Promedio Verano 08-11

7,31 kg

98 kg

605 g/d

2,97

Promedio Invierno 08-11

8,33 kg

110 kg

679 g/d

3,25

Figura 1: Peso al destete, peso de venta, ganancia media diaria y conversión alimenticia de los períodos evaluados.

 

DISCUSIÓN

Bajo condiciones de calor y humedad extremos (más de 30 ºC y más del 60 % HR) se reduce considerablemente el consumo de alimento, en muchos casos por encima del 50%. Ésta es una respuesta natural, con una base fisiológica muy válida, ya que los procesos de ingestión, digestión y metabolización de los nutrientes requieren un gasto de energía procedente de las reservas corporales, aumentando así la producción de calor endógeno. Las diferencias en peso corporal y ganancia de peso guardan estrecha relación con el menor consumo de alimento de los capones criados durante el verano. Se sabe que en estas condiciones, los animales solo buscan la forma de eliminar el exceso de calor y dejan de comer, jadeando constantemente para disipar el calor y sobrevivir a los efectos del estrés térmico.

 

CONCLUSIONES

Los capones engordados durante la estación de invierno demostraron una mayor ganancia diaria de peso, un peso de venta más alto a igual período de engorde, pero un índice de conversión más alto, en comparación con los capones criados en el verano. Así mismo, queda demostrado que una alta humedad relativa tiene más influencia que las altas temperaturas.

 

BIBLIOGRAFÍA

- Cunningham J. 1999. Fisiología Vet. 2ª ed. México: McGraw-Hill Interamericana. 763 p.

- Muñoz, L, A. 2002. Cons.sobre el Bienestar en la Esp.Porcina. Acontecer Porcino. Año.2: 90-104.

 
remove_red_eye 676 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved