Factores estresantes en Lechones

Publicado el: 22/6/2010
Autor/es:

Entre los animales de la granja, los cerdos han sufrido los cambios más profundos apuntados a reunir los requisitos dietéticos humanos. Esto llevó a problemas, a veces serios, relacionado al bienestar animal y salud. Durante los últimos años, la situación se ha venido agravando más, por una marcada tendencia a introducir genotipos caracterizados por un desarrollo excesivo del músculo y por una tendencia genética a los desórdenes hormonales en la respuesta a los estresores. El concepto de bienestar animal no se a definido claramente, si embargo Muñoz, (2003) menciona que se establece como "el estado de perfecta salud mental y físico que posee cada animal cuando está en armonía con el medioambiente". No obstante la mayoría de las definiciones pueden agruparse en tres categorías i) aquéllas que definen el bienestar en términos de las emociones que experimentan los animales, ii) aquéllas que definen el bienestar animal en términos del funcionamiento del organismo animal y iii) aquéllas que definen el bienestar animal en términos de la medida en que la conducta que muestra el animal y el entorno en que se encuentra sean parecidos a la conducta y entorno "naturales" de la especie.

Si ello no ocurre se produce un desequilibrio que les provocará estrés, si es intenso ocasionara un estado de alarma y conflicto, que si se mantiene  cierto tiempo, se hace crónico y se traduce en la aparición de conductas anormales que van a condicionar la salud y por ende, su producción.

 

El concepto del estrés

Se define al estrés como una condición en un animal, que es el resultado de la acción de uno o más estresores que pueden ser de origen externo o interior, cuando son constantes. El concepto de homeostasis se puede definir como un estado estable obtenido por la interacción óptima de los procesos que realiza el animal. Hace algunas décadas, Selye (1979) ya distinguió entre los estresores buenos llamados "eustrés" (eustress) y los malos distrés" (distress). El término distrés o dolor relaciona al estado emocional de las experiencias nocivas y el resultado de la condición emocional del animal, para responder el animal en cierto modo ya que puede afectar negativamente su bienestar o reproducción y qué puede causar un daño patológico.

Un "estresor" es cualquier cambio medioambiental que rompe la homeostasis, es decir el equilibrio del medio interno del animal, estos estímulos perjudiciales son el dolor, hambre, sed, condiciones climáticas severas, o agentes nocivos causando a menudo efectos perjudiciales, en el metabolismo y que además provocan alteraciones en el comportamiento (uno de estos cambios se le denomina "estereotipias"), cambios fisiológicos tales como: psicológicas, bioquímicas, endocrinas, y en las medidas inmunes. Las respuestas fisiológicas al estrés incluyen aumento en el ritmo cardiaco, respiratorio, locomoción y vocalización.

Como consecuencia, seda una respuesta biológica, que constituye de algunas combinaciones de los cuatro respuestas de defensa biológicas: el comportamiento, en el sistema autonómico, en el sistema endocrino y en las respuestas inmunes. Ni una de estas respuestas son independientes y por decir, que son altamente interrelacionadas (Figura 1).


Figura 1. Los tipos generales de las respuestas fisiológicas pueden ser disponibles al animal para la habilidad de resistir al estrés.Fuente: Moya et al, (2006b).

Por lo tanto la ausencia de estrés se puede usarse como un indicador del bienestar. Estos son de interés especial en los sistemas de producción animal, considerando que el bienestar animal no sea el adecuado pueden aumentar la morbilidad, mortalidad y también pueden afectar la función reproductiva resultando en significativas bajas económicas.

 

Factores estresantes

Durante su vida el animal es constantemente desafiado con estresores que pueden tener diferencias en su control, ya sean novedosos, predictivos, de intensidad, de duración y frecuencia. En la vida del cerdo existen dos momentos en los cuales se llevan acabo cambios importantes en su alimentación, el primero es en el nacimiento, cuando el intestino reemplaza a la placenta como vía de entrada de los nutrientes al organismo, y el segundo es la fase de destete, que es estresante para la vida del lechón, el cual debe adaptarse rápidamente al cambio de leche a una dieta sólida, los lechones sufren típicamente de 1 a 3 días en el periodo de estrés inducido (destete entre otros).

El destete abarca desafíos a los diferentes tipos de estrés: inmunológico, sociales o psicológicos, nutricionales, medioambientales, físicos o por manejo, y microbiano (Figura 2), teniendo como consecuencia una restricción pasajera pero severa del aporte energético alimenticio. 


Figura 2. Estrés en el lechón. Modificado de Beltrán, (2004).

 

La existencia de estos elementos emocionales siguiere que los animales también tienen sentimientos. Además estos sentimientos pueden afectar la calidad de la vida del animal por lo tanto su bienestar. El papel de implementar el bienestar del animal por medios de sus sentimientos es muy subjetivo. Por otro el bienestar de un animal puede ser definido por su funcionamiento biológico en términos de su reproducción, longevidad y salud.

En la revisión de García y Mormede (1993); citados por Tejeda y Galindo (1997), agruparon a los factores estresantes en 3 grupos: 1. Interacción entre animales o Interacción Animal - Animal; 2. Interacción Animal - Ambiente; 3. Interacción Animal - Hombre (Figura 3).

1. Interacción entre Animal - Animal; es conocido como estrés social (estresores sociales), diferentes autores lo mencionan como estrés psicológico. Entre estos estresores se encuentra la jerarquía en los cerdos: la jerarquía se establece durante las dos primeras horas después del nacimiento y al destete, pues cada cerdo ocupa un lugar en la escala social, se establece mediante peleas entre ellos. Además del temperamento del animal, sistema de destete, transporte, traslado, mezclado.

En el caso del mezclado con otros cerdos, induce a la agresión y tiene un efecto en el consumo de alimento, crecimiento y la salud gastrointestinal. La respuesta del mezclado se asume, que afecta la endocrinología, fisiología y metabolismo dando como resultado cambios en la homeostasis del cuerpo. Además el mezclado tiende a establecer nuevamente la jerarquía, lo que lleva a peleas entre ellos por aproximadamente 48 h, en adición la sobrepoblación o que se encuentre solo, expuestos a ambientes no familiares (nuevas instalaciones), pueden tener mayor impacto social sobre los animales y provocar el estrés.

Existe una interrelación entre el estrés social, estrés inmunológico y el estrés físico o por manejo debido al destete. En la realidad todos estos tipos de estresaros son usualmente ligados unos con otros.


2.
Interacción Animal - Ambiente; el diseño de diferentes sistemas de corrales también tiene efectos en el estado físico de los animales, es conocido como estrés medioambiental  y condiciona la vida de animales, reduciendo el consumo y el desarrollo del cerdo destetado.

En esta interacción influencia un ambiente (estación [fotoperiodo]) así como un macro y micro clima, temperatura (calefacción y refrigeración), ventilación (velocidad del aire, pobre calidad de aire), humedad, instalaciones (aislamiento, piso, paredes, tipo de suelo, muros, techos, etc.), luminosidad (iluminación), entre otros.

A esto se le agrega los requerimientos físicos: densidad de población, diseño de las instalaciones (individual, grupo), comederos (mal diseñados), número de comederos (insuficientes producirán hambre), tipo de bebedero, difícil acceso al agua (sed).


3. Interacción Animal - Hombre; conocido por estrés físicos o por manejo, es el trato del humano hacia el animal, manejo de los animales), sometiendo a los cerdos jóvenes a los procedimientos rutinarios de zootecnia.

Dentro de estos manejos zootécnicos se encuentran: resección del diente, castración, tatuado de orejas o muesqueo, corte de cola (previniendo la caudofagía), edad y peso del destete, transporte, la recolocación y reagrupación (homogeneización, mezcla), tamaño del lote, manipulaciones.

El destete y el manejo conlleva al estrés inmunológico: quitando al lechón de madre y por lo tanto de la leche, provocando variaciones en la inmunidad pasiva, desminuyendo el desarrollo inmune del cerdo, alternado la flora del intestino. El resultado productivo se une estrechamente a las capacidades humanas, el manejo incorrecto puede llevar a un aumento de los síntomas de estrés junto con una reducción del desempeño productivo.

El estrés microbiano (carga de infección), de la cuál esta determinada por la sanidad, para ello se realiza programas programas preventivos y terapéuticos, vacío sanitario, higiene, todo esto para disminuir enfermedades tales como: E. coli, rotavirus, Salmonella, PMWS, desinteria porcina, Hemophilus, entre otras, las cuales prevalecen en las granjas.

Otro punto de suma importancia es el estrés nutricional, diferentes autores lo describen como factores dietarios o nutricionales. Los cuáles van a afectar los requerimientos nutricionales: deficiencias en proteínas, vitaminas, minerales, inclusión de ingredientes que limitan la habilidad de digestión. Estos interfieren con los nutrientes absorbidos, cuando es necesario mantener la integridad intestinal, tipo de alimentación, uso de dietas y de fases de alimentación incorrecta, niveles alimenticios como en calidad del alimento, presentación física del alimento (harina, granulado, líquida), restricción, gustosidad y calidad del agua.

En el destete hay cambios fisiológicos en el tracto gastrointestinal del cerdo durante este periodo, y se produce una anorexia durante los primeros 4 días siguientes al destete involucra inflamación local del tracto intestinal, en este momento la flora intestinal así como el propio animal deben adaptarse rápidamente a un cambio abrupto en la dieta, de un alimento líquido al sólido. Los factores que afectan las necesidades nutricionales del lechón y del cerdo destetado se encuentran en la figura 3.

Figura 3. Factores estresantes que afectan los requerimientos nutricionales del lechón. Fuente: Modificado de Beltrán (2004).


Para ampliar haga CLICK sobre la imagen

La influencia de cada uno de los factores estresantes indicados, tanto de forma individual, como la presencia de varios de ellos de forma conjunta y simultánea, hace inviable que se puedan presentar unas recomendaciones nutricionales globales para todas las circunstancias, además de afectar la capacidad física del tracto digestivo y de la absorción del intestino delgado del lechón, susceptibilidad a las enfermedades, incrementando el riesgo de infecciones entéricas, ya que el intestino delgado del lechón experimenta cambios durante las 24 h tras destete, fundamentalmente atrofia de las vellosidades, una hiperplasia de las criptas intestinales, daña la función inmune, además del incremento de la agresión entre la camada, contribuyendo a disminuir el consumo de alimento y en consecuencia existe un escaso crecimiento después del destete. Esto se debe a que la respuesta fisiológica ante factores estresantes va acompañada de cambios en los niveles sanguíneos de algunos péptidos opioides, insulina, prolactina, hormona del crecimiento y vasopresina, entre otros.

La velocidad potencial de crecimiento es determinada por la nutrición, sexo y genotipo, la exposición de cerdos a los ambientes estresores afectan la velocidad de crecimiento. Cuando los cerdos son sujetos a estrés se reporta una reducción en el consumo de alimento de aproximadamente 75 % y por lo tanto la ganancia diaria también se ve disminuida. Se menciona que las situaciones anteriores estresantes (nutricionales, ambientales, psicológicas, etc.) puede durar hasta 14 días tras el destete y representa un 25 - 40 % de reducción de la tasa de crecimiento per se comparado con lechones que permanecen con su madre. Habría beneficios a los productores de carne de cerdo si este periodo de bajo consumo del alimento pudiera ser lo mas cortos o si se pudieran eliminar. El bienestar animal debe garantizar cinco requisitos (FAWC, 1997): I) nutrición adecuada, II) sanidad adecuada, III) ausencia de incomodidad física y térmica, IV) ausencia de miedo, dolor y estrés, y V) capacidad para mostrar la mayoría de conductas propias de la especie. En general, un aumento en el grado de bienestar conlleva un aumento en la productividad.

 

Comportamiento

Los lechones destetados tempranamente, muestran anomalías en el comportamiento y fisiología, se caracteriza por un retraso en la alimentación, un aumento en los problemas conductuales. Se observan en los cerdos destetados tempranamente están más tiempo en los bebederos de chupón y consumen más agua que aquéllos destetados después.

Los lechones destetados hasta de 21 días tienen un índice de distrés de vocalización, y toman más tiempo en el consumo, a comparación a los de 4 semanas, lo cual puede indicar que su bienestar esta comprometido y desarrolla niveles altos de ruido en la panza, y estos tienen un comportamiento de masaje en la panza entre ellos, probablemente por que el ruido es similar al de la mama de la cerda, y puede resultar en lesiones, y este comportamiento puede estar asociado con el hambre. Además de otros comportamientos anormales que se han identificado en lechones son principalmente las conductas agresivas y redirigidas, ya que al ser destetados tempranamente mantienen una alta motivación por expresar conductas orales (mamar prepucio, ombligo, cola o morder orejas) a otros compañeros del grupo lo cual se da por falta de un substrato natural que, en este caso, es la madre. Esto sugiere que hay una interacción entre los sistemas motivadores para conductas ingestivas que interfieren con la habilidad del cerdo de adaptarse al destete.

Los lechones mas afectados son los alojados individualmente, aumentan su vocalización los lechones aislados a temperaturas más bajas que los aislados a temperaturas cercanas a los 30°C. Las vocalizaciones se han usado para estimular cerdos lactantes y para el pre-destete en ganancia de peso. Sin embargo, pocos estudios han examinado el efecto de las vocalizaciones de la cerda lactante en las conductas ingestivas en el post-destete y las conductas oral-nasales, y estos estudios han variado los resultados.

Los lechones estresados en el proceso de destete, en el mezclado y el transporte pueden tener un papel importante en el bienestar del animal, la función inmune de su habilidad de crecer. En adición estos efectos, en respuesta del estrés (por ejemplo: la vocalización del cerdo induce estrés) y puede influir a otros cerdos.

El estrés ocurre cuando la homeostasis de un animal se amenaza, y esto puede tener los efectos negativos dramáticos en el sistema inmunológico, reproducción y el crecimiento, la disminución de la eficacia en la utilización nutriente para el mantenimiento y desarrollo de los animales. En el animal joven, una pérdida de la eficacia de crecimiento por el estrés puede compensarse un poco por la eficacia incrementada del uso nutrientes por la termogénesis. Además de las respuestas endocrinas, el estrés reduce la disponibilidad de nutrientes disminuyendo el apetito, motilidad del intestino y absorción de nutrientes, y afectando los niveles de actividad del animal.

Los factores estresantes exigen un mayor aporte de energía para los procesos de mantenimiento de los lechones lo cual obtendrán a partir de la movilización de sus reservas corporales, explicando así la pérdida de peso observado en los primeros días después del destete. Una mejora global del estatus de salud y otros factores (manejo, instalaciones, medioambiente) incrementa el crecimiento, contribuyendo a una mejora en los índices productivos.

 

 
remove_red_eye 7743 forum 35 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved