Detección de Integrones en E. coli Aisladas de Cerdos en una Granja de la Provincia de Buenos Aires

Publicado el: 11/1/2012
Autor/es:

INTRODUCCIÓN

Hay una creciente evidencia que el uso de antimicrobianos en animales de consumo proporciona una fuerte presión selectiva que promueve la aparición de resistencia antimicrobiana. En general, existe una estrecha relación entre las cantidades de antimicrobianos utilizados y la tasa de desarrollo de la resistencia.

El tracto gastrointestinal no sólo sirve como principal reservorio y sitio de propagación de bacterias comensales y patógenas, sino también, como un punto estratégico para el intercambio de información genética. Actualmente, se le ha otorgado gran importancia a los integrones bacterianos como un nuevo sistema de adquisición y diseminación de genes resistentes y multi-resistentes a antibióticos. Por lo tanto, el monitoreo de bacterias de la flora comensal es crucial debido al riesgo de transmisión horizontal de genes de resistencia desde bacterias no patógenas a bacterias zoonóticas. Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, el presente trabajo tiene como objetivo investigar la presencia de integrones tipo 1 en cepas Escherichia coli (E. coli) comensales obtenidas de aislamientos de cerdos clínicamente sanos y medio ambiente de granja la provincia de Buenos Aires.


MATERIALES Y MÉTODOS

Se tomaron muestras de materia fecal mediante hisopos estériles a 5 cerdas post parto y a 5 lechones de cada camada. También se obtuvieron muestras de agua de la fosa de maternidad, cámara de tratamiento (bostera) y laguna de tratamiento de residuos. Las muestras fecales y de agua se cultivaron en caldo LB y luego una alícuota se cultivó en placas de agar MacConkey utilizando la técnica de estría por agotamiento. Post incubación a 37ºC durante 24h se seleccionaron colonias características de E. coli. Se aislaron 30 colonias de las cerdas, 116 de los lechones y 13 del medio ambiente. Las 
colonias se confirmaron como E. coli utilizando la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) detectando el gen de la proteína universal de estrés (uspA). El gen codificante de la integrasa 1 fue usado para identificar por PCR la presencia de integrones de tipo 1. Para confirmar que las E. coli fueran comensales y no patógenas, en cada colonia se determinó la presencia de genes de virulencia característicos de los patotipos E. coli verotoxigénico (VTEC), E. coli enteropatogénico (EPEC) y E. coli enterotoxigénico (ETEC): vt1, vt2, vt2e, eae, Sta, Stb, lt, respectivamente. 

 

RESULTADOS

Por PCR se determinó que el 60% de las cerdas y el 32% de los lechones poseían E. coli comensales con integrón tipo 1 (ECi+). Cada una de las 3 cerdas ECi+ tuvo al menos 1 lechón ECi+. Cabe destacar que cerdas negativas tuvieron lechones ECi+. Con respecto a las colonias de E. coli aisladas de las cerdas el 26.6% fueron positivas para el integrón de tipo 1, mientras que el 17,2% de las E. coli aisladas de lechones fueron integrón 1 positivo. De las muestras de agua de la fosa de maternidad, bostera y laguna se aislaron E. coli positivas para integrón 1 en el 50%, 50% y 28.6%, respectivamente. Todas las cepas de E. coli analizadas en este trabajo fueron negativas para los factores de virulencia de VTEC, EPEC y ETEC, sugiriendo que son E. coli comensales. 

 

DISCUSIÓN

Estos resultados demuestran que un elevado porcentaje de la flora comensal de aislamientos provenientes de cerdas posee el gen para integrón de tipo 1 en concordancia con Lapierre L. y col. que observaron que el 53% de las cepas de E. coli, provenientes de aves de corral y porcinos, contenían integrones. También demostramos la presencia de integrones en cepas E. coli en lechones de menos de 1 h de vida destacando la importancia de la transmisión de cepas resistentes a la camada en el momento del parto. Andraud M y col. observaron que la transmisión de cepas bacterianas resistentes entre individuos es un factor fundamental que permite la persistencia en granjas de cerdos. Esta persistencia entre individuos puede implicar la diseminación de cepas resistentes en el ambiente.

Hemos demostrado que en aguas de fosas y lagunas de tratamiento existe un alto porcentaje de bacterias integrón clase 1 positivas. Por lo tanto, concluimos que los animales y el medio ambiente de granja pueden actuar como potenciales reservorios de bacterias para la diseminación de elementos genéticos móviles como los integrones, que están involucrados en la resistencia a antibióticos y que tiene un gran impacto productivo y en la salud pública. 

 

BIBLIOGRAFÍA

- Lapierre L y col. Genetic characterization of antibiotic resistance genes linked to class 1 and class 2 integrons in commensal strains of Escherichia coli isolated from poultry and swine, Microb Drug Resist. 2008 14(4):265- 272. 

- Andraud M y col. Estimation of transmission parameters of a fluoroquinolone-resistant Escherichia coli strain between pigs in experimental conditions. Veterinary Research 2011 42:44. 

 
remove_red_eye 56 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved