razas de cabra

Criterios para aplicar selección en rebaños caprinos

Publicado el: 26/10/2011
Autor/es: Jose Alberto Atto Mendives, Ing. Zootecnista

La selección es una herramienta para el mejoramiento de la ganadería con miras a tener mejores generaciones futuras en cuanto a: producción, tipo, adaptación, resistencia, etc.; pero hay que practicarla de manera adecuada y prudente, pues de cometer errores de selección y utilizar animales con problemas de tipo y producción, estos problemas se estarían manifestando en las crías y a la postre sería un retroceso en el negocio.

En un programa de mejoramiento animal, la parte genética se debe trabajar, necesariamente,  después de la parte ambiental, es decir debe de darse un buen ambiente a los animales para que expresen lo que su potencial genético  les permite y recién allí se puede aplicar criterios de selección y evaluar cómo serán sus sistemas de apareamiento. Entendiéndose que, la parte ambiental considera: la alimentación de acuerdo a sus requerimientos nutricionales; sanidad preventiva; manejo acorde a las condiciones del animal y características de la especie; alojamientos de acuerdo a las condiciones del clima,  dimensionamiento y densidad de los corrales; etc.

Pues bien, en un rebaño puede haber animales de diversa condición genética, aún siendo de procedencia similar, esto se debe a  un carácter individual. Además estos animales pueden tener diversa condición corporal, lo cual influye en sus requerimientos nutritivos y  en su producción. Entonces hacer una selección de animales, de buenas a primera, conforme nos hacemos cargo de la conducción del rebaño y solamente en base a una evaluación estática de la productividad,  nos puede llevar a cometer graves errores, máxime si el manejo del ambiente es inadecuado. Esto porque se puede estar seleccionando negativamente (eliminando) animales de bajo rendimiento, pero como la producción lechera es una característica fenotípica, y que no necesariamente va a coincidir con el genotipo, podría darse el caso de que animales con bajo rendimiento se van a eliminar, cuando en realidad podrían tener mejor genotipo productivo. Esto se debe a que animales con  buena genética, necesariamente van a requerir un mejor manejo ambiental para exteriorizar su potencial productivo, en cambio si no tienen buena alimentación, sanidad, etc. sus niveles productivos van a caer ostensiblemente aun más bajos que animales de menor condición genética; en contraste animales criollos,  al ser   animales de menor tamaño y producción, muchas veces  tienen menos requerimientos nutricionales que un animal de raza mejorada y por lo tanto con menor cantidad de alimento y de menor calidad estaría cubriendo sus requerimientos y por lo tanto podría expresar en el balde lo que tienen de capacidad productiva. Por lo tanto, en una selección inmediata sin considerar esta situación, animales criollos o de baja genética  se estarían quedando en el rebaño  y animales con aparente menor producción por limitaciones ambientales serian excluidos.    

En un programa de mejoramiento de ganado caprino para una orientación lechera, cuyo manejo,  muchas veces,  es extensivo o semi extensivo, es recomendable planificar el trabajo en los siguientes pasos:

1º Individualizar los animales y aplicar clasificar el rebaño en función a las categorías animales.

2º    Adecuar en ambiente para que los animales no tengan limitantes y puedan expresar productivamente todo su potencial genético, y registrar información. Establecer registros.

3º    Aplicar selección fenotípica para la característica producción lechera.

4º   Observar el tipo de los animales previamente seleccionados,  que no presenten defectos de conformación en línea superior, grupa, costillar, aplomos, ubres, etc.

5º   Finalmente, de tener información, correlacionar  a los animales seleccionados con información de sus ancestros.  

En el caso de seleccionar machos para reproducción se debe seguir los siguientes pasos: 

1º Siempre se deben de dejar un lote de machos con buenos antecedentes genealógicos, con la finalidad de escoger de entre ellos a los futuros reproductores.

2º   Observar los que tengan mejor conformación, peso corporal  y tipo.

3º   Escoger aquellos que provengan de partos dobles y  buenos pesos al nacimiento.

4º   Que sus antecedentes genealógicos en producción lechera sean los mejores.

5º  Que sus madres y hermanas, en promedio, tengan buena forma de ubres -ubres aperilladas son las ideales- y no presenten pezones supernumerarios.

6º    Finalmente programar apareamientos dirigidos. Debe evitarse la consanguinidad. El criterio de los apareamientos debe de ser "lo mejor con lo mejor".

Si la crianza es extensiva, los machos que son los menos, deben de quedarse en sus corrales y colocarlos junto a las hembras muy temprano por la mañana o en la tarde luego de que estas regresen del pastoreo. Cuando se tiene seguridad  sobre las hembras en celo, se puede dejar los machos en el corral de  hembras durante toda la noche. 

 
remove_red_eye 1627 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
Copyright © 1999-2021 Engormix - All Rights Reserved