Traumatismo Ocular y Cuerpo Extraño

Publicado el:
Autor/es:

Los traumatismos oculares pueden lesionar irremediablemente el globo ocular, aun no existiendo perforación del mismo. Golpes fuertes pueden hacer que ojo inicie una ptisis bulbi (degeneración ocular) no reversible.

Cuerpo extraño (CE) es todo aquel material u objeto ajeno al ojo que entra en contacto con él y causa daño o su anormal funcionamiento.

Dependiendo de la localización del trauma o el CE, las lesiones serán más o menos graves. Aquí se detallan diversas localizaciones y su pronóstico:

Párpados:

Distinguimos entre:

Espesor parcial: el CE no llega a atravesar la totalidad del párpado y se queda en la superficie, son lesiones relativamente fáciles de resolver pero en ocasiones requieren de cirugía, sobre todo si afectan al borde palpebral.

Traumatismo de la piel y la córnea causado por una rama en un Schnauzer mini

Espesor completo: el CE llega a atravesar la totalidad del párpado, incluso con pérdida de sustancia. Son lesiones que requieren de cirugías reparadoras, a veces complicadas. Si existe pérdida palpebral es necesario recurrir a plastias y cirugías más complicadas (se pueden llegar a requerir varias intervenciones para conseguir resultados aceptables)

Conjuntiva

Cuando las lesiones palpebrales son completas hay afección conjuntival y éstas han de ser reparadas conjuntamente.

Los cuerpos extraños tienen predisposición para alojarse en la conjuntiva (normalmente bajo la membrana nictitante), generalmente pueden encontrarse restos vegetales como espigas. Los CE alojados en conjuntiva afectan a la córnea de forma simultánea por su proximidad anatómica.

Lesiones de la conjuntiva y la córnea por una espiga en un Shitzu - Espiga alojada en saco palpebral inferior en un gato común y lesiones corneales asociadas

Conductos y puntos lagrimales

Pueden ser objeto de laceraciones y pérdida de su integridad anatómica tras lesiones palpebrales que se localicen en la zona medial (lugar donde se localizan). Hay que reconstruir la zona para devolver la funcionalidad de los conductos. Son lesiones delicadas y requieren instrumental específico.

Los CE que pueden afectarlo suelen ser arena, tierra, vegetales, etc. Muchas veces es suficiente irrigar suero con ayuda de una cánula para eliminar la arenilla presente en los conductos, pero otras es necesario recurrir a cirugía.

Córnea

Superficie corneal: las lesiones del epitelio corneal (úlceras superficiales) son dolorosas pero el tratamiento suele solucionarlas si la causa primaria es detectada. La presencia de cuerpos extraños en este sustrato corneal debe ser solucionada rápidamente para evitar que ésta progrese y la lesión se profundice. Es necesario recurrir a sedación o anestesia para eliminar el cuerpo extraño, y se debe emplear material adecuado para este procedimiento.

Trozo de mimbre en córnea de un cachorro de chihuahua

Estroma corneal: son las lesiones que profundizan un poco más que las anteriores. Su pronóstico es más grave que el anterior y suelen requerir de cirugía para su solución

Trozo de vegetal clavado hasta el estroma corneal en un perro Pit Bull

Endotelio corneal: son las más profundas y cuando lesionan esta última capa corneal ocurre la perforación ocular. Los CE que llegan a profundizar tanto deben ser eliminados bajo anestesia general y debe realizarse reconstrucción corneal y recolocar el iris, ya que éste suele salir por la zona perforada. El pronóstico de estas lesiones es reservado y puede haber pérdida de visión o incluso del globo.

Cristalino

Las lesiones perforantes que afectan el cristalino deben tratarse rápidamente. Hay que reparar la lesión corneal, reponer el iris, eliminar el cristalino y controlar la inflamación. Hay ocasiones en las que la lesión no es detectada a tiempo o no es evidente en una primera exploración y desencadena la aparición de cataratas. Las lesiones del cristalino son graves siempre que exista rotura de la cápsula que lo envuelve, ocurriendo uveítis muy graves y que sólo se controlan eliminándolo en su totalidad.

Iris

Los CE que afectan al iris han causado perforación del globo y por ello su pronóstico es reservado. Causan gran inflamación y deben solucionarse bajo anestesia general. Suelen desencadenar uveítis intensa.

Lesiones contusas

Golpes que afectan a la totalidad del globo ocular (directa o indirectamente) pueden causar daños importantes. La manifestación más evidente para el propietario es laproptosis bulbi (salida del globo ocular de su sitio anatómico normal). Esta patología es una urgencia oftalmológica y debe ser tratada inmediatamente para tener buenos resultados. Hay que recolocar el ojo en su sitio si las lesiones lo permiten e instaurar el tratamiento médico adecuado. Tras la cirugía el pronóstico es reservado y depende del tipo de trauma.

Hifema en un gato común tras traumatismo contuso

Lesiones importantes pueden desencadenar ptisis bulbi (degeneración ocular) en un corto periodo de tiempo.

Las lesiones contusas en caballos que cursan con hemorragia intraocular suele dar lugar a ceguera en la gran mayoría de los casos.

Los desprendimientos de retina tras cualquier traumatismo son algo bastante habitual y deben ser tratados de forma precoz para obtener resultados visuales aceptables.

Desprendimiento de retina en un mestizo tras una pelea con otro perro

Todos los traumatismos oculares son una urgencia oftalmológica y deben ser revisados por un veterinario ya que pueden desarrollarse lesiones importantes y difíciles de resolver.

***El artículo fue originalmente publicado en el Blog de la clínica Visión Veterinaria; sábado, 24 de noviembre, 2007.

 
Autor/es
 
remove_red_eye 239 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved