Silaje de maíz. Claves para maximizar rendimientos y calidad.

Publicado el:
Autor/es:

En épocas de donde los márgenes de las actividades ganaderas (leche y carne) son muy acotados, lograr la mayor expresión de producción se vuelve fundamental.

Considerando que en pocos días se iniciará  la cosecha del silo de maíz, y que en muy poco tiempo definimos, en algunos casos, hasta el 40% de la dieta anual, es importante recordar ciertos aspectos para ser eficientes y efectivos.

 

CONTROL PRE COSECHA

Presupuestar → materia seca requerida para alimentar el rodeo un año + margen de seguridad (2-3 meses) + kg de pérdidas de almacenamiento y suministro estimado.

Elección de los lotes e híbridos a sembrar → priorizando:

  • Alto rendimiento en MS/ha (respetando los ciclos de los híbridos)
  • Calidad (almidón ~30% o más; FDN < 40%, FDND > 42%  )     
  • Distancia a lote más próximos, siempre que logren la condiciones objetivo, caso contrario se debe analizar la conveniencia de traer más calidad y cantidad de mayor distancia, ya que no siempre el acarreo representa un incremento de costo cuando se considera las calidad de lo que se cosecha.

 

MONITOREO: SEGUIMIENTO DE EVOLUCIÓN DE %MS  Y RENDIMIENTO:

Monitorear lotes testigo (que representen varios híbridos y fechas de siembra), contabilizar plantas por hectáreas, tomar 3 a 5 plantas por lote, moler completamente las mismas y hacer MS en un microondas a partir de los 95-105 días (dependiendo los ciclos) y repetir cada 7-10 días, esto permite seguir fehacientemente la evolución del cultivo y estimar la ventana de cosecha.

Además, con esta información se puede dar certezas a quien preste el servicio, de fecha o ventana de cosecha, superficie a cosechar y en base a la capacidad operativa del mismo, estipular los recursos necesarios (logística, personal, locación, insumos, entre otros) para afrontar el periodo que dure la cosecha, sin pormenores que pueden retrasarla.

 

PREPARAR TERRENOS y DIMENSIONAMIENTO DE ESTRUCTURAS

Acondicionar el terreno: compactar, nivelar y dar pendientes para evitar la acumulación de agua, además que se encuentre libre de malezas, pozos, charcos y cualquier obstáculo que pueda afectar el trabajo de la embolsadora o de lo tractores compactando.

Dimensionamiento:

  • BOLSAS:
    • Contar con la cantidad de unidades necesarias.
    • Compatibles con el equipamiento del servicio de cosecha (diámetro y largo compatibles con la embolsadora).
  • PUENTES O BUNKERS
    • El alto y ancho deberán responder al objetivo que todos los días se puedan remover no menos de 40 cm de todo el frente, lo que estará directamente relacionado con la cantidad de kg que se reparten por dia a todo el rodeo. De ser menor, se correrá el riesgo de que el oxígeno entre más rápido de lo que se extrae y el silo se caliente (lo que estará indicando pérdida de calidad).
    • El largo se definirá por el volumen total a almacenar producto del presupuesto.
    • Diagramar la logística de TAPADO: es fundamental haber presupuestado cuánto plástico se va a usar (cantidad, dimensiones y disposición de las mantas), contar con las cubiertas neumáticas suficientes para cubrir la manta y que no flamee, si fuera factible usar doble tapado lo cual puede reducir el riesgo de ingreso de oxígeno por roturas de la primer manta u otra opción es cubrir la manta con material de protección adicional y  contar con el personal o contratado el servicio para la inmediata colación.

 

EN COSECHA

Es importante que el encargado de los forrajes conservados trabaje en conjunto con el nutricionista, para establecer las condiciones para lograr la calidad química y física objetivos.

Durante la cosecha es importante definir la altura de corte (en base a la altura de monitoreo pre cosecha) y regularla si existen cambios en el %MS ( + altura → + MS), controlar y regular permanentemente el tamaño, uniformidad de picado, partido de grano. Monitorear el %MS al menos 3 o más veces por bolsa  o cada 10-15 carros, y siempre que se produzca un cambio de lote o de híbrido.

En bolsas es necesario controlar el estiramiento, maximizandolo sin sobrepasarse del 10%, esto permitirá almacenar la mayor cantidad de materia seca por metro de bolsa, y no perder las  propiedades físico - mecánicas del plástico que pueden poner en riesgo la integridad de la bolsa.

En aéreos, contar con buen peso efectivo de pisado, desparramar capas no mayores a 15 cm de espesor, ordenar de mayor a menor el contenido de materia seca, y hasta medir la densidad durante la confección son acciones que permiten controlar el proceso para lograr densidades superiores a los 750 KgMV/m3 (>250kgMS/m3) que hacen más eficiente la fermentación y la conservación en su conjunto.

Quienes tengan la posibilidad de controlar los kilogramos cosechados (pensando los carros) antes de ingresarlas a las estructuras deben hacer uso de la misma, ya que esta información permite cuantificar con exactitud el stock que se está generado y cotejarlo con el presupuestado en tiempo real, controlar la eficiencia del uso de las estructuras, compactación, determinar rendimientos por lotes y por híbridos, a la vez que genera información de análisis y mejora el proceso de toma de decisiones para futuras campañas.

Uso de aditivos, el uso de aditivos que mejores la fermentación y/o reduzcan las el deterioro aeróbico puede ser considerado como una herramienta más de apoyo para conservar la calidad en el producto final. Cuando las variables ideales de confección no estén en los rangos adecuados (por ejemplo MS muy bajo o muy elevada), será indispensable su uso. Para lograr la efectividad del aditivo es fundamental seguir las instrucciones del proveedor y controlar que cumpla con todas las exigencias correspondientes.

A medida que se van terminando de llenar las estructuras, tanto para bolsa o puentes, se debe priorizar  la inmediatez del sellado para dar hermeticidad y reducir la oxigenación al mínimo posible. Luego es necesario su correcta identificación (fecha, cultivo, lote , alguna observación, metros totales, graduar cada “x” metros para control de stock, etc.); luego resta esperar la estabilización del proceso fermentativo  (mínimo 45 días) y de aquí en adelante, con una frecuencia de entre 15 a 30 días, controlar la hermeticidad y la limpieza del entorno.

El resultado de un análisis de laboratorio no representa la calidad del proceso; el resultado del proceso es la suma de las decisiones que se tomaron en base a protocolos,  desde la elección del híbrido y su siembra hasta que logramos que sea comido por el animal. La calidad de las decisiones estará fuertemente relacionada a la calidad de información que analicemos.

 
remove_red_eye 524 forum 3 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved