Puntos Clave en la Elaboración de Programas de Control de Mastitis en Explotaciones Lecheras. Estudio de Revisión.

Publicado el:
Autor/es:
1053 2 Estadísticas
Compartir:
Resumen

La salud de la glándula mamaria en explotaciones de bovinos productores de leche es un fenómeno multifactorial donde la mastitis subclínica y la mastitis clínica son componentes importantes.

Los Programas de control de mastitis deben ser implementados a nivel de hato, el éxito de estos depende de una detección eficaz de la mastitis, de la correcta evaluación del tratamiento a emplear,  de la aplicación de prácticas preventivas y sobre todo de la participación del propietario y personal del establo.

En general la mayoría estos programas se basan en un formato común para solucionar los problemas, esto es lo que se conoce como “Círculo de Salud de Hato” que consiste en la definición los objetivos a alcanzar, evaluación y análisis de riesgos, ejecución y finalmente la evaluación y monitorización de estos.

En esta revisión enlistaremos los puntos clave de Programa de Control de Mastitis y la importancia de mantener una conexión entre los programas de control de mastitis con la participación del propietario y personal que labora en el establo. 

Introducción.

La salud de la ubre en explotaciones de bovinos lecheros es un fenómeno multifactorial donde la mastitis subclínica y clínica son componentes importantes. 2, 3, 6 y 12

Los veterinarios que se dedican a trabajar con ganado productor de leche, cada vez prestan más atención al diseño e implementación de Programas de Control de la Mastitis, debido a que esta sigue siendo un problema importante en este sector.  2, 3, 4, 6, 7, y 12

En los últimos años el consumidor y las autoridades no solo ha exigido más calidad en la leche, sino también la producción de alimentos seguros, es por ellos que los programas de control de mastitis deben ir encaminados a  mejorar la salud de la ubre, la calidad de  la leche y la seguridad del alimento. 4, 7 ,10 y 11

Para lograrlo se han diseñado numerosos programas de control de mastitis en el mundo, como el del Centro Holandés de la Salud de la Ubre (UGCN), el “Count-down” australiano, el implementado por la Red Canadiense de Investigación de la Mastitis Bovina, el “Milk Money” de Wisconsin, el “Quality Count” de Minnesota y el Programa del QMPS del Estado de Nueva York. Algunos de estos programas son temporales, sin embargo otros son a largo plazo y enfocados a dar servicios a la industria lechera. La premisa fundamental de estos programas es promover la producción de leche de excelente calidad y apoyar a los productores de leche para alcanzar esta meta. La mayoría de estos programas trabajan con un formato común para solucionar los problemas conocido como “Círculo de Salud del Hato” que consiste en la definición los objetivos a alcanzar, evaluación y análisis de riesgos, ejecución y finalmente la evaluación y monitorización de estos. Figura 1. 4, 9, 10, 11 y 12

 

Figura 1. Circulo de salud del hato.

 

Objetivo

El objetivo de este trabajo de revisión es describir los puntos clave para la elaboración de un programa general de control de mastitis tomando como base algunos de los programas implementados a nivel internacional y publicados en la literatura.

 

Material y métodos

Se realizó una revisión documental en diversas fuentes bibliográficas como libros, artículos de divulgación y científicos con el fin de conjuntar información para la elaboración de este trabajo.

 

Análisis de la información

De acuerdo a la información consultada, a continuación se describen los pasos generales de un programa de control de mastitis y  calidad de leche (Figura 2):  

  1. Minimización de problemas de salud de glándula mamaria.
  2. Delimitación de los objetivos del programa.
  3. Investigación del problema
  4. Implementación de las soluciones propuestas
  5. Evaluación y monitoreo del programa. 

 

Figura 2. Puntos clave en un programa de control de mastitis.

 

Minimización de los problemas de salud de la ubre

Se basa en disminuir a niveles aceptables los problemas de salud de ubre, implementando soluciones a corto plazo y para ello es necesario:

  1. Identificación de vacas con problemas de salud de glándula mamaria, pruebas como el Test de California (CMT) o el conteo celular somático (CCS) .
  2. Tratamiento de vacas seleccionadas con mastitis subclínica y clínica, separando la leche de las vacas problema en otro tanque. 4, 5, 9,  10, 11 y 12

 

Delimitación de objetivos y motivación del personal.

Hay que marcar objetivos realistas con el productor y el personal, si bien el objetivo fundamental de los programas de control de mastitis es la obtención de leche de calidad, la motivación del productor y del personal del rancho es a menudo difícil. Los métodos de motivación del productor y del personal son muy complejos y no todo el mundo los entiende. Este tipo de motivaciones junto con la motivación económica del productor son factores de vital importancia para el éxito del programa. 4, 8, 12 y 19

 

Investigación del problema y evaluación del riesgo.

Depende de la situación sanitaria del hato y para ello nos podemos centrar en dos puntos clave:

  1. Incidencia de mastitis clínica
  2. Alto recuento celular en tanque

Para ello es de vital importancia realizar un diagnóstico situacional del hato en el que se incluyan aspectos como: datos sobre salud de glándula mamaria, calidad de la leche de tanque, datos de control lechero, registros de mastitis clínicas, evaluación de rutinas de ordeño,  mediciones en la sala de ordeño (flujos de leche, mediciones de vacío, análisis del funcionamiento del lavado del equipo, etc.) y lógicamente parámetros productivos del hato. 2, 3, 9, 12, 13 y 14.

 

1. Alta incidencia de mastitis clínica (MC).

La incidencia de MC depende mucho del hato ya que está muy asociada a las practicas de ordeño implementadas.

Los problemas de MC se pueden dividir en dos grupos: alta incidencia de primeros casos de mastitis y un alto índice recurrente de MC.  Figura 3 12, 14 y 16  

 

Figura 3. Protocolo esquemático para la evaluación de mastitis clínica.

 

Alta incidencia de primeros casos.

Una incidencia de menos del 20% de vacas que tienen un caso por primera vez es un objetivo realista.

En este grupo es necesario describir los patrones de la enfermedad poniendo énfasis en: la etapa de producción (postparto o a mitad de lactación), edad de la vaca (vaquilla o vaca), detección de patrones estacionales e identificación del agente etiológico y su frecuencia.

Para la prevención de estos primeros casos de MC hay que mejorar el manejo de las vaquillas próximas a parto y hacer una evaluación de los protocolos de tratamientoimplementados en caso de presentarse. 2, 4, 5, 6 y 9  

 

Alta incidencia de casos repetidos.

Cuando la incidencia de MC es alta en vacas que ya han tenido mastitis se requiere una investigación más detallada de las causas subyacentes.

En este caso es primordial investigar la distribución del patógeno en los casos reincidentes, los patrones antimicrobianos de sensibilidad, presencia de cepas predominantes dentro de una especie bacteriana (uso de técnicas de tipificación) y la presencia de los factores de riesgo específicos para las vacas que experimentan casos de reincidencias de mastitis.  Un punto importante es la investigación de los protocolos de tratamiento implementados con anterioridad en el hato con el fin de evaluar su efectividad. 2, 4, 5, 6 , 9, 14 y 15

 

2. Alto Conteo celular somático (CCS).

En la mayoría de los hatos se establece un valor de CCS por encima del umbral de la leche normal, este valor se fija generalmente en 200.000 células/ml. 2, 4, 5, 6 , 9, 14 y 15  

La presencia de valores altos de CCS puede tener origen en la presencia de: una alta tasa de nuevas infecciones intramamarias (IIM) en la lactación, alta tasa de infecciones crónicas y una alta tasa de infecciones postparto. Figura 4. 2, 4, 5, 6 , 9, 14 y 15 

 

Figura 4. Protocolo de evaluación de alto conteo celular somático

 

Riesgo alto de nuevas infecciones en lactación.

Los hatos que tienen aproximadamente 150.000 cel/ml deberían tener una tasa de nuevas infecciones menor o igual a 5 % al mes, en hatos con 250.000 cel/ml esta tasa estaría en 8% o menos.

Las acciones se deben centrar en el ordeño, tanto en la limpieza de la sala como en los procedimientos de este, en la higiene de alojamientos, en la transmisión de la infección entre las vacas (fomentar el aislamiento de vacas infectadas), la compra de animales nuevos, y una alta susceptibilidad a mastitis por existir otras enfermedades infecciosas o desórdenes metabólicos presentes. 1, 2, 9, 10, 12, 14 y 15

 

Alta prevalencia de infecciones crónicas.

Cuando la obtención de leche de alta calidad es el objetivo de una explotación, menos del 5 % de vacas deben tener un alto CCS persistente, mientras que en explotaciones con 250.000 cel/ml en tanque, el objetivo debe es tener menos de un 10% de vacas con alto CCS de forma crónica. 1, 2, 9, 10, 12, 14 y 15

Las acciones se centraran en identificar a grupos de alto riesgo, efectos estacionales, la etapa productiva en los casos de infecciones crónicas (período seco, lactación temprana, último tercio de la lactación), la distribución del patógeno y cuando sea necesario el aislamiento e identificación de este. La evaluación de los protocolos de tratamiento farmacológico y el planteamiento de una estrategia de eliminación de las vacas con altos CCS  persistentes son puntos clave para disminuir la presencia de infecciones crónicas en el hato. Es primordial tener en mente la posible adaptación del agente al hospedador y evaluar las infecciones causadas por patógenos ambientales. 1, 2, 9, 10, 12, 14 y 15

 

Alta prevalencia de infecciones del postparto.

En este aspecto generalmente se fija un parámetro de 10% o menos de las vacas con alto CSS al parto y en explotaciones con 250.000 cel/ml, el objetivo debe ser menos de un 15% 1, 2, 9, 10, 12, 14 y 15

Las acciones se centran en los problemas específicos de esa fase, la terapia de la vaca seca, protocolo de uso de selladores, el manejo de la vaca en transición, higiene de instalaciones de la vaca seca, y el manejo en el periparto de vacas y vaquillas. 1, 2, 9, 10, 12, 14 y 15

 

Implementación de las soluciones propuestas.

Un recurso importante para el control de la mastitis clínica y subclínica es el uso racional de la terapia farmacológica junto con la evaluación de la rentabilidad de esta. Se ha demostrado que el tratamiento de la mastitis subclínica es particularmente valioso para reducir la duración de la infección y que el tratamiento de infecciones intramamrias crónicas puede tener un impacto importante en el riesgo de nuevas infecciones en el hato. 4, 5, 15, 17, 18 y 19

La cuantificación de los efectos directos del tratamiento de las IIM es importante para estimular uso adecuado de protocolos de tratamiento farmacológicos, además si este se implementa en el momento inicial de MC puede reducir la incidencia y por tanto de los costos relacionados con los casos reincidentes. 4, 5, 15, 17, 18 y 19

El entrenamiento del personal implicado en la implementación de las soluciones propuestas es de gran importancia, una vez más la motivación de los productores y del personal de la explotación resultará de gran valor para la comunicación y la puesta en práctica programa de control de mastitis. 4, 5, 15, 17, 18 y 19

Uno de los servicios que debe prestar el médico veterinario encargado del programa de control de mastitis es la comunicación sobre la salud de la ubre. Para ello se recomienda aplicar el modelo de  “Embudo de comercialización” (Figura 3) el cual consiste en:

  1. Concientización del productor sobre los problemas de mastitis.
  2. Comprensión de las cuestiones que han dado lugar a los problemas de mastitis.
  3. Identificar las preferencias del propietario que puedan ayudar a poner en marcha las soluciones propuestas en el programa de control de mastitis.
  4. Convenir las acciones a realizar.

La anchura del embudo es un indicador de la cantidad de energía y los recursos que se necesitan para cada paso. El concepto del embudo enfoca el esfuerzo en los primeros dos pasos: primero el propietario necesita saber que existe un problema, y en segundo lugar se necesita una comprensión precisa de las causas que originaron los problemas de mastitis. Figura 5 9, 4, 5, 15, 17, 18 y 19

 

Figura 5. Esquema del “Embudo de Comercialización”


Evaluación y monitoreo del programa

El monitoreo de la leche de tanque es un buen punto de partida pues es relativamente barato e incluye toda la leche producida en la explotación. Existen de forma general tres indicadores clave de cumplimiento (KPI) que resumen la situación en lo que a salud de la ubre se refiere (Tabla1), y estos son:

  1. Incidencia de MC mensual
  2. Media mensual del CCS en tanque
  3. Tasa de eliminación por mastitis. Esta es muy variable, sobre todo si se usa para resolver problemas de mastitis.2, 3, 4, 10, 11, 12, 13 y 17 

 

Tabla 1. Indicadores Clave de Cumplimiento (KPI) en un programa de control de mastitis.


El productor y los programas de control de mastitis.

Un campo altamente subestimado en la planeación de los programas de control mastitis es el de la comunicación.

El problema principal en las explotaciones productoras de leche es la comunicación con el productor y su propia motivación para imponer estrategias necesarias para solucionar los problemas, se pueden identificar cuatro tipos de productores de leche base a la información que buscan y al grado de confianza hacia asesores externos. Figura 615, 17, y 19

  1. El tipo 1 son los denominados “hazlo tu mismo”. Son productores que quieren comunicarse con asesores externos, van a reuniones, leen revistas relacionadas con el sector y toman decisiones siempre relacionadas con coste-beneficio.
  2. El tipo 2 son los “buscadores de información”. Son productores a los que gusta relacionarse con asesores externos, disfrutan en las reuniones, les gusta probar nuevas ideas basadas en toda la información que reciben de diversas fuentes como revistas, Internet, etc.
  3. El tipo 3 es el “individualista”, son productores que no buscan activamente información, no les gusta que nadie de fuera influya en sus decisiones, obtienen la información sobre todo a través de la lectura de revistas de difusión.
  4. El tipo 4 es el de “esperar y ver”, son productores que obtienen la mayoría de la información a través de la lectura, incluyendo Internet, pueden ir a las reuniones locales. Conocen los distintos temas importantes pero apenas actúan en ellos, quieren trabajar con los consejeros exteriores pero no ejecutan nada.


Figura 6. Clasificación de los productores lecheros en base al grado de búsqueda de información y al grado de confianza en asesores.

 

Es necesario entender las motivaciones de los productores para poder tener éxito en la implementación del programa de control de mastitis, se ha observado que a los productores les motivan más los factores internos del propio rancho que los factores externos relacionados con la estima y el reconocimiento dentro del sector lechero. 8 y 19

Se puede decir que existen 3 factores que motivan a los productores de leche con respecto al manejo de la mastitis:

  1. Precio de la leche (primas y penalizaciones),
  2. Tener un rancho bien organizada y eficiente que cumpla fácilmente con los requisitos legales.
  3. Motivación económica básica.  Se basa en las pérdidas económicas totales causadas por la mastitis (subclínica y clínica). 8 y 19

En general se puede decir que los productores esperan que sus pérdidas económicas reales sean más bajas que las pérdidas estimadas. La subestimación de las pérdidas económicas debidas a la mastitis es un problema muy común por lo que una estimación más exacta de las pérdidas proporcionará más datos económicos a los productores y aumentará su motivación para la puesta en práctica de los procedimientos para el control de la mastitis. 8 y 19

 

Discusión y conclusiones

La prevención de la mastitis es de vital importancia en una explotación lechera y contribuye a mejorar el bienestar animal, la rentabilidad en las explotaciones y producción de alimentos seguros.

La implementación de programas de control de mastitis de forma sistematizada, se ha convertido en una herramienta indispensable que debe dominar el médico veterinario que labore en una explotación lechera, es importante mencionar que el éxito de estos programas no solo va a depender de las medidas preventivas y correctivas que arroje este, si no de la correcta comunicación e incentivación del productor y del personal encargado del manejo e implementación del programa.

Los programas de control de mastitis deben seguir avanzando y adaptarse a los cambios en la virulencia y resistencia de los agentes causales, a los cambios en los equipos de ordeño, a los cambios en el las instalaciones de las vacas y sobre todo a las expectativas del productor.

 

Referencias

  1. Beever, D.E . 2006. The impact of controlled nutrition during the dry period on dairy cow health, fertility and performance.  Anim reprod sci., 96: 212-226.
  2. Blanco Ochoa M.A. 2008. Diagnóstico y pérdidas ocasionadas por la mastitis subclínica en ganando lechero. Memorias de las IV Jornadas Bovinas. FMVZ UNAM.
  3. Blanco Ochoa M.A. 2008. Mastitis en Vaquillas. 3er curso Internacional de Clínica, Cirugía y Producción de Becerras y Vaquillas Lecheras. CEIEPAA – FMVZ UNAM. 
  4. Filseth T., Minsaas O., 2007. Results and evaluation of thirty years of health recordings in the norwegian dairy cattle population. J. Dairy Sci., 90: 4483-4497.
  5. Green M.J., Leach K.A. 2007. National intervention study of mastitis control in dairy herds in England and Wales. Veterinary Record 160:287-293.
  6. Hernandez AL, Blanco OMA, Ontiveros ML, Tepal CJ Montero LM. Ricardo G.I.D. 2003. Calidad de leche. Producción de leche de bovino en sistema intensivo.  Libro técnico 23. INIFAP.
  7. Martínez L.R. Tepal C.J. Hernandez A.L, Gutiérrez. Blanco O.M.A. 2009. Mejora continua de la calidad higiénico-sanitaria de la leche de vaca. INIFAP- CENID-Microbiología.
  8. Nightingale C., Dhuyvetter K., Mitchell, R.,Schukken, Y. 2008. Lnfluence of variable vilk vuality premiums on observed milk quality. J. Dairy Sci., 91: 1236-1244
  9. Olde Riekerink R.G., Barkema H.W., Kelton D.F., Scholl D.T. 2008. Incidence rate of clinical mastitis on canadian dairy farms. J. Dairy sci., 91: 1366-1377
  10. Osteras O., Solbu H., Refsdal, A.O, Roalkvam T., Filseth O., Minsaas,  2007. Results and evaluation of thirty years of health recordings in the norwegian dairy cattle population. J. Dairy Sci., 90: 4483-4497.
  11. Oliver S.P., Mitchell B.A., Prevalence of Mastitis Pathogens in Herds Participating in a Mastitis Control Program. 2004.
  12. Ruegg P. Programas de control de mastitis. Aspectos prácticos. 2010. Memorias del Congreso Internacional ANEBE de Medicina Bovina. Mayo 11 a 13. Avila, España.
  13. Philpot  W.N. 2009. Control of Mastitis by Hygiene and Therapy..  J. Dairy sci 62:168-176
  14. Sato K., Bartlett P.C., Alban L., Agger I.F., Houe, H. 2008. Managerial and environmental determinants of clinical mastitis in danish dairy herds. Acta vet scand., 50: 4-11.
  15. Steeneveld W., Swinkels J., Hogeveen H. 2007. Stochastic modelling to assess economic effects of treatment of chronic subclinical mastitis caused by streptococcus uberis. J. Dairy res., 74: 459-467.
  16. neveld,W., Hogeveen H., Barkema H.W., 2008. The Influence of cow factors on the incidence of clinical mastitis in dairy cows. J. Dairy. Sci., 91: 1391-1402
  17. Steine G. , Kristofersson D., Guttormsen A.G., 2008. Economic evaluation of the breeding goal for norwegian red dairy cattle. J. Dairy sci., 91: 418-426
  18. Steuten C.D.M. Jansen R.J. Renes M.N.C., Effective communication with ‘hard to reach’ farmers. Pg 389-395, Proceedings mastitis control from science to practice. 2008, Ed. T.J.G.M. lam.
  19. Swinkels J.M., Hogeveen H., Zadoks R.N. 2005. A partial budget model to estimate  economic benefits of lactational treatment of subclinical staphylococcus aureus mastitis. J. Dairy sci., 88: 4273-87.
  20. Valeeva N.I., lam T.J., Hogeveen H. 2007. Motivation of dairy farmers to improve  mastitis management. J. Dairy sci., 90: 4466-4477.
 
Autor/es
Profesor titular “c” tiempo completo definitivo. Departamento de medicina y zootecnia de rumiantes, Facultad de medicina veterinaria y zootecnia. Universidad Nacional Autónoma de México.
Raul Jesus
Médico Veterinario
Re: Puntos Clave en la Elaboración de Programas de Control de Mastitis en Explotaciones Lecheras. Estudio de Revisión.
01/09/2017 | Amigos del Foro:
Mis mas sinceras felicitaciones al Dr. Miguel Ángel Blanco por la excelente presentación sobre la MASTITIS enfermedad tan antigua como la vaca lechera y que la podemos definir COMO UNA ENFERMEDAD DE LAS VACAS CAUSADA POR EL HOMBRE . En mi modesta opinion esta publicación debería ocupar un lugar preferencial en la literatura de todos los Médicos veterinarios dedicados a la practica de bovinos.
nuevamente mis mas sinceras felicitaciones .
Saludos fraternos desde el Norte del Perú
Raúl
Re: Puntos Clave en la Elaboración de Programas de Control de Mastitis en Explotaciones Lecheras. Estudio de Revisión.
06/09/2017 | 06-09-2017
EXELENTE ARTICULO,ACORDE A LA GRAN PROBLEMATICA EXISTENTE EN LAS MAYORIAS DE LOS
HATOS PRODUCTORES DE LECHE,PONE DE MANIFIESTO LAS HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA SALUD DEL ANIMAL,CALIDAD DE LA LECHE,Y MEJORAR LOS INGRESOS DEL PRODUCTOR,FELICITACIONES.
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Puntos Clave en la Elaboración de Programas de Control de Mastitis en Explotaciones Lecheras. Estudio de Revisión.?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
Para opinar en esta discusión es necesario formar parte de la comunidad de Engormix
Publicar opinión
Servicios Profesionales
Umberto Francesa Umberto Francesa
Potsdam, New York, Estados Unidos de América
Luciano Garcia-trejo Luciano Garcia-trejo
West Hazleton, Pennyslvania, Estados Unidos de América
Ivan Ledic Ivan Ledic Texas, Estados Unidos
Fernando Díaz, DVM, PhD Fernando Díaz, DVM, PhD
Brookings, South Dakota, Estados Unidos de América
 
   | 
Copyright © 1999-2017 Engormix - All Rights Reserved