Opciones actuales para la identificación de animales domésticos y silvestres

Publicado el: 14/5/2018
Autor/es:

Introducción

El inicio o la evolución de una empresa de producción animal, que busque lograr una alta rentabilidad, demanda la asignación de una numeración individual a cada uno de sus animales, para llevar los registros y monitorear los parámetros productivos, reproductivos y económicos, realizar análisis anuales y proceder a eliminar los animales menos eficientes. Al principio los productores identificaban a sus animales mediante cortes de diferentes formas en ambas orejas, por el color de la piel y del pelo, otros productores lo hacían mediante la marca con hierro caliente. Este último se sigue utilizando hoy, pero cada vez con menor frecuencia.

La trazabilidad o rastreabilidad es la posibilidad de identificar el origen exacto y las diferentes etapas de un proceso de producción y de distribución mundial de un bien de consumo como la carne o los lácteos, lo que condujo al desarrollo de métodos de identificación más eficientes y rastreables para las diferentes condiciones en las que se desarrolla la actividad. Estos métodos van, desde poner aretes numerados a los animales, hasta utilizar rasgos genéticos a partir del ADN.

En este artículo el lector encontrará en qué consiste y como se realiza cada método. Se listan tanto las ventajas como las desventajas de los métodos de herrado con calor y frío, tatuajes, aretes, sistemas RFID´s y un método genético, para que se pueda optar por el método de numeración que mejor se adapte a los animales y a las condiciones socioeconómicas de cada empresa y productor.

 

1. Herrado

1.1 El herrado por calor

Es el método más utilizado para la identificación de los animales, utilizándose marcas con números, letras, figuras, escudos, entre otros. El lugar donde se localiza la marca debe ser en las partes bajas de las extremidades, donde la piel del animal pierda poco valor comercial.

Zeballos (2010) manifiesta que siendo el herrado una de las formas más antiguas de identificación, para realizar este método se utilizan los siguientes pasos:

Usar el fierro a una temperatura adecuada, ya que si queda muy caliente este dañara los tejidos de la piel y si por el contrario, está frío, se debe dejar más tiempo sobre la piel del animal, además se corre el riesgo de que quede borroso.

a) El animal debe estar bien sujeto, pero sin causarle daño.

b) Los fierros deben estar bien fabricados, es adecuado usar fierros de 0,6 a 1,2 mm de espesor.

c) El animal debe estar seco, ya que marcar al animal mojado va a generar vapor, que quema excesivamente.

d) No aplicar las marcas si hay mucha población de moscas y también aplicar algún tipo de repelente insecticida.

e) El tamaño total del fierro debe ser de 5 a 10 cm de altura, dependiendo de la especie y edad de los animales a marcar y los mangos de entre 75 y 90 cm de longitud.

Marcar al animal con un hierro caliente, ha sido usado por 4000 años, y aunque éste causa marcas permanentes en el animal, también presenta algunas desventajas:

  • Limitación de tamaño hace que la colocación de símbolos y/o números sea limitado en la piel del animal.
  • El herrado daña y devalúa la piel del animal.
  • El crecimiento de los animales produce algunas veces deformidades en la marca, lo que produce una marca ilegible.
  • El crecimiento del pelo, pueden hacer a las marcas más difíciles de leer o invisibles.
  • Diferentes propietarios pueden usar símbolos parecidos, para así crear confusión.

1.2 El herrado por frío

Es el mismo principio que el herrado por calor, la diferencia de estos es que utilizan nitrógeno líquido o hielo seco (dióxido de carbono) en alcohol o acetona, para enfriar el hierro a muy bajas temperaturas, estos destruyen la pigmentación de las células, y esto se aprovecha para marcar al animal. Las desventajas que posee esta técnica de identificación son similares a la anterior, la diferencia es que se asume que es menos dolorosa para el animal, y es más costosa para los productores.

 

 

Es importante tener en cuenta que el producto enfriador y la edad del animal influyen en el tiempo (segundos) de contacto requerido del fierro frío con la piel del animal, tal como se muestra en el Cuadro 1. El pelo vuelve a crecer en la zona herrada en un período de dos meses, y es de color blanco.

La forma de aplicación del herraje en frío es la siguiente:

  • Se inmoviliza al animal.
  • Se afeita la zona de marcado o aplicación
  • Se coloca el fierro dentro de un recipiente con nitrógeno líquido o con hielo seco
  • El fierro está listo cuando la temperatura es apropiada y eso se verifica, cuando el nitrógeno ha dejado de burbujear
  • Se aplica alcohol isopropílico sobre la piel en la zona de marcado.
  • Se aplica el fierro frío sobre la piel afeitada y empapada de alcohol.
  • El fierro se debe mantener presionado con firmeza un tiempo determinado, según la edad del animal (Ver Cuadro 1).
  • Al retirar el fierro de la piel, la zona herrada debe quedar dura al tacto.

La consecuencia de este método sobre la piel del animal es la formación de una costra en la zona de la aplicación del fierro con alcohol, que se cae dentro de 15 a 21 días, no hay daños graves en la piel del animal por el uso de este método.

 

2. Tatuaje

Al igual que los anteriores métodos mencionados, la finalidad de este es la identificación de la propiedad del animal. Una de las desventajas es la dificultad para su lectura, otra desventaja, comparada con la identificación con el herrado, es la limitante del espacio, pues el animal posee únicamente dos orejas, una cola y dos labios, mientras que el herrado con calor o frio puede realizarse en varias partes del cuerpo (FAO, 2004).

Es un método de identificación permanente, mediante la utilización de pinzas con proyecciones afiladas tipo agujas, permiten perforar la piel y marcar el número de identificación con la tinta indeleble que penetra en la herida (Fermer et al., 2006).

Se efectúa con pinzas especiales y como colorante se utiliza tinta china en pasta o líquida, la buena calidad de esta asegura la perdurabilidad del tatuaje. Es necesario tatuar el número que corresponda, en la cara interna de las orejas, debajo de la base de la cola o sobre la cara interna de los labios de los animales.

Recomendaciones:

Colocar correctamente los números en los casilleros de la pinza, ello se debe comprobar aplicando la pinza previamente sobre una hoja de papel o cartón.

Limpiar el área de la oreja o cola a tatuar con un papel seco tipo servilleta o tela y alcohol, para retirar la cera. Extender sobre la cara interna de la oreja, cola o labio una capa de tinta que resalte sobre el color de la piel, luego marcar el número con la pinza entre las venas, evitando el sangrado. Una vez retirada la pinza se debe colocar un poco más de tinta sobre el número con un masaje suave, asegurando que el número quede bien marcado (Zeballos, 2010).


3. Aretes

3.1 Aretes visuales

Los aretes son dispositivos de plástico o metal a los que se les marca un número y son colocados por medio de pinzas en las orejas de los animales. Para identificar animales usualmente se han utilizado aretes plásticos puestos en las orejas, este método se ha usado por décadas como herramienta de manejo en producción animal, siendo escritos a mano. La duración de los aretes termina si se arrancan, caen, se hacen ilegibles o se borran, es por ello que las fábricas de aretes han hecho cambios para aumentar la vida útil de estos, ya son impresos con tecnología láser, lo cual hace que permanezcan legibles por muchos años. Los aretes también se colocan en animales que poseen el número tatuado, para que, ante su caída y pérdida, se pueda garantizar su identificación.

Estos se colocan fácilmente por medio de un aplicador y pueden imprimirse con códigos alfanuméricos de varios caracteres, para identificar claramente cada animal individual, son legibles ya que se pueden leer desde una distancia de alrededor de 5 m. La principal desventaja es que el registro de la identidad animal a través de la cadena de producción se debe hacer manualmente y puede estar sujeta a errores de transcripción del número individual sobre el arete (FAO, 2004).

3.2 Aretes con código de barras

La aparición de los códigos de barras fue un avance en el desarrollo de los aretes, la lectura y el registro se hace electrónicamente con el uso de un lector o escáner de códigos, eliminando así el error humano. Sin embargo, hay un problema, la presencia de suciedad en el código de barras lo hace ilegible, lo que significa que el arete debe estar limpio antes de la lectura. Otra desventaja es la necesidad de infraestructura electrónica, ya que utiliza un sistema de computadora ligada a un escáner (FAO, 2004). Se han desarrollado aretes en varios materiales, formas, tamaños y colores para diferentes especies animales, por ejemplo:

3.2.1 Aretes para bovinos y búfalos: Se utilizan un par de aretes tipo bandera qué se colocan invariablemente en la oreja izquierda del animal y un par de aretes tipo botón que se colocan en la oreja derecha, los cuales contienen un código de barras.


 

3.2.2 Aretes para ovinos, caprinos y porcinos: Se utilizan dos pares de aretes tipo bandera, más pequeños, uno doble en la oreja derecha y el otro doble en la oreja izquierda. 

 

 

4. SISTEMAS RFID - Radio Frequency Identification

Es una tecnología electrónica que permite la comunicación entre un lector y una etiqueta, que tiene capacidad de almacenamiento de información. La capacidad de almacenamiento puede variar desde un Bit hasta un Kbyte, dependiendo del sistema. El uso de dispositivos para monitorear con un alto nivel de detalle la identificación animal para la detección constante de la temperatura corporal, movimiento o actividad (celo y monta) y ubicación geográfica u otros detalles, por medio de Sistemas de Posicionamiento Global (GPS), hacen posible el registro de grandes volúmenes de datos a un bajo costo. Son sistemas inalámbricos, lo que permite mayor alcance y facilidad para obtener datos de las etiquetas. Además, son muy pequeños; por lo cual pueden pasar desapercibidos.

Un lector puede leer información de varios animales con una antena y un computador o un teléfono celular, por lo que su eficiencia es mayor; esto se debe a que el lector trabaja sin necesidad de visualizar la etiqueta. Cabe resaltar que no se requiere de licencia para poder utilizar estos sistemas, ya que producen cinco veces menos frecuencia que un teléfono celular; por lo cual presentan menores riesgos para las personas, animales o medios en los que se apliquen.

4.1 Dispositivos de identificación de radio frecuencia o microradiofaros

Se comercializan actualmente aretes, collares y pulseras o manillas plásticas numeradas con RFID, para colocarlos en las orejas, cuello, patas o en la base de la cola.



Ésta tecnología ha avanzado aún más que los dispositivos con código de barras. Los radiofaros están disponibles en varios tipos con diferentes capacidades, en términos de programación y en términos de la distancia de lectura (los chips más sofisticados pueden usarse para registrar información sobre el animal que los porta). Los microradiofaros tienen las mismas desventajas que los códigos de barras ya que se necesita de una costosa infraestructura electrónica para trabajar con ellos, y los radiofaros también son caros.

Los RFIDs pueden romperse y volverse inservibles, aunque esto sucede en un bajo porcentaje de los casos. En un análisis final, los radiofaros representan el mayor avance actual en las facilidades de identificación del ganado (FAO, 2004).

4.2 Radiofaro subcutáneo

La colocación subcutánea de microradiofaros se realiza con un sistema similar a una jeringa hipodérmica grande, y puede ser realizada por muchos productores sin necesidad de que un técnico lo haga o lo supervise. Generalmente se colocan bajo la piel de la oreja.

Aparte de los costos, otras desventajas aplicables a los aretes con microradiofaros, es que estos tienden a migrar bajo la piel, por lo que en algunos casos estos deben de ser localizados previamente para poder reutilizarlos en otro animal.

El animal no muestra evidencias de llevar un microradiofaro, lo que puede ser muy útil para encontrar animales cuando han sido robados o se han mezclado con animales de otras fincas; pero esto significa que cada persona que desea identificar al animal debe traer un escáner electrónico. Sin embargo, el uso de estos dispositivos hace posible identificar animales de una manera invisible y más confiable que con otros métodos como herrado o tatuaje. Se pueden utilizar para identificar animales de trabajo, compañía o animales silvestres.

4.3 Radiofaro intraruminal

Este método que también se basa en el uso de microradiofaros, pero a diferencia de lo mencionado en el sistema de Radiofaro subcutáneo, éste se coloca dentro de bolos de cerámica que pueden dosificarse únicamente a rumiantes jóvenes y quedar de manera permanente e invisible dentro del animal, y recuperarse después del sacrificio del animal para poder utilizarlos nuevamente. Este método generalmente suele estar fuera del alcance de muchos productores; debido al alto costo de los bolos intraruminales.

 

5. Rasgos genéticos

El principio de la identificación genética animal se basa en que, a excepción de los gemelos monocigóticos y de los clones, todos los individuos de una población animal difieren entre sí a nivel de ADN. Por tal razón es factible utilizar una prueba de ADN que utiliza marcadores moleculares conocidos como microsatélites para establecer diferencias que permiten identificar a los animales y llevar un registro según los marcadores localizados. Cabe resaltar que estos métodos son los menos utilizados por ser complicados y de alto costo.

 

6. Parámetros a tener en cuenta para la identificación animal

Según Fermer et al., 2006 la implementación de cualquier sistema de identificación animal debe cumplir con las siguientes características que lo hacen conveniente para su utilización:

Facilidad de uso: Aunque se cuente con personal capacitado en la finca, la implementación de los sistemas de identificación debe considerar la facilidad en su aplicación, debido a la cantidad de animales que eventualmente deben ser identificados. En algunos casos pueden superar los 1.000 animales en algunas fincas, mientras que en otras puede elevarse sobre las 30.000 cabezas o más, lo que conlleva a una mayor logística.

Facilidad de lectura: El sistema de identificación animal debe considerar que la lectura se facilite en cualquier etapa, debido a que uno de los propósitos de está es la exactitud en la toma de datos y registros.

Durabilidad: Se debe considerar la durabilidad de los datos en la etiqueta, ya sean estos impresos o tatuados. Tomando en cuenta la resistencia del material a utilizar a condiciones fisiológicas (sangre, sudoración, etc.), la resistencia a condiciones climáticas (temperatura, radiación solar, lluvia, etc.) y la resistencia a su ruptura y desprendimiento del animal.

Inocuidad: El sistema de identificación debe ser tolerado por el animal, sin causar reacción alguna o efectos adversos en su salud, ni tampoco ser un riesgo para la salud pública, mediante el contacto o cualquier otra ruta.

6.1 Método estándar de identificación animal

Según OIRSA, 2015 en relación con la identificación animal en la región Latinoamericana se ha logrado un consenso para la implementación de Sistemas de Rastreabilidad basados en la identificación individual. Para la correcta identificación animal se hace necesario utilizar las pautas Internacionales. La utilización de un código alfanumérico es recomendada utilizando los siguientes parámetros para la identificación de cada individuo:

  • El país y estado de procedencia
  • El año de nacimiento dentro de la finca o explotación ganadera
  • El sexo y número consecutivo de nacimiento

Por ejemplo: El siguiente código VENZU04123M002, pertenece a un animal nacido en Venezuela, en el estado Zulia, en el año 2004, en la finca # 123, fue macho y fue el segundo animal nacido en el año 2004 (Universidad del Zulia, 2002).

El sistema de identificación individual se puede utilizar de distintas maneras siguiendo las normas ISO para el código del país, se puede utilizar alguna de las siguientes opciones (Cuadro 2):

  • ISO 3166-1 numérico, códigos de países de 3 números.
  • ISO 3166-1 alfa-2, códigos de países de 2 letras.
  • ISO 3166-1 alfa-3, códigos de países de 3 letras.




Con el objetivo de que el animal sea único en el mundo y en términos de la distancia de lectura se sugiere un código que consta de doce dígitos, divididos en tres bloques (OIRSA, 2015): Primero el código del país de origen o nacimiento del animal, el segundo consta de cinco dígitos que corresponde al número correlativo de carácter único que identifica al animal y el tercer bloque consta de cuatro dígitos de mayor tamaño con el objetivo de que los productores lo utilicen con mayor facilidad  

Método de numeración comercial

Este método de numeración de los animales domésticos es aplicable a cualquiera de los sistemas de identificación, tanto visuales como electrónicos. El método consiste en asignar números a los animales teniendo en cuenta parámetros tales como: el año de nacimiento (dos últimos dígitos), bimestre en el que el animal nació (1 a 6), un digito que se asigna para cada raza (0 a 9) y por último uno, dos, o más dígitos para el número de nacimiento consecutivo, dónde los números con terminación par se asignarían a hembras (0;2;4;6;8) y los números con terminación impar se asignarían a machos (1;3;5;7;9) o viceversa, esto dependerá de la proyección de la natalidad anual.

A manera de ejemplo hipotético, para una finca que produce cinco composiciones raciales con hasta 60 nacimientos anuales o menos por composición racial podrían utilizarse cinco dígitos a saber:


COMPOSICIÓN RACIAL

  1. Brahman Blanco puro
  2. Senepol puro
  3. Piemontés puro
  4. F1 Brahman x Senepol
  5. F1 Brahman x Piemontés          

a)  El primer animal de la raza 4 nacido en el año 2016 sería el # 16140

 


b) El último animal de la raza 5 nacido en el año 2016 sería el # 16659

 

 

Al usar un solo dígito para el año (5 en este caso), el número se repetiría cada diez años, sin embargo, al usar dos dígitos para el año (16 en este caso) el mismo número se repetiría cada cien años. Al solicitar al computador un listado por orden ascendente de numeración, este los podría listar por edad, raza y sexo.

La forma anterior permite numerar 5 machos y 5 hembras, por cada una de las 5 razas, en cada uno de los 6 bimestres de cada año = hasta 300 nacimientos numerados/año

El último dígito puede aumentar, de acuerdo con el número de nacimientos anuales, si se tuviesen hasta 100 nacimientos bimestrales (00 al 99 en cada bimestre) y cinco composiciones raciales se deberían utilizar dos dígitos para poder numerar hasta 3.000 nacimientos en total por año y al utilizar tres dígitos si se tuvieran hasta 6.000 nacimientos por composición racial por año (000 a 999 en cada bimestre) se podrían numerar hasta 30.000 nacimientos en total por año. Hoy en día se comercializan semen y embriones sexados, por lo que hay que planificar cuantas vacas se van a preñar con semen sexado o se las va a implantar con embriones machos o hembras por año.

 

Conclusiones

Existen diversos métodos de identificación para los animales domésticos, encontrándose desde los tradicionales (herrado por calor, herrado por frío, tatuaje y aretes visuales) y los métodos modernos que se basan en la utilización de tecnologías electrónicas como dispositivos de identificación de radio frecuencia o microradiofaros. Su uso depende de las posibilidades económicas del productor (Cuadro 3). Uno de los mejores métodos para poder aplicarlo a los animales de un pequeño productor es el uso del herrado con calor, tatuaje y/o aretes visuales, ya que los costos son bajos y la legibilidad de la información perdura por mucho tiempo, sin embargo, si el productor tiene mayor posibilidad económica y desea mejorar el sistema de control de sus animales y registros puede optar por un método electrónico, como el uso de un radiofaro subcutáneo o intraruminal, los que consisten en el uso de bolos que se inyectan bajo la piel o que el animal los tiene que ingerir y almacenar en el rumen, siendo de fácil registro y se pueden reutilizar.



Bibliografía

FAO/OMS, 2004. Sección 3. Prácticas de identificación animal: Buenas prácticas para la industria de la carne. Disponible (en línea): ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/y5454s/y5454s03.pdf

Felmer, R; Chávez, R; Catrileo, A. y Rojas, C. 2006. Tecnologías actuales y emergentes para la identificación animal y su aplicación en la trazabilidad animal. Vol. 38 no. 3.  Temuco (CL). [consultado 11 febrero 2015]. Disponible en el World Wide Web: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301732X2006000300002&lng=en&nrm=iso&tlng=en%20%3E.%20ISSN0301-732X.

OIRSA. 2015. Estándar de identificación animal. [En línea]. Zulia (VN). Universidad del Zulia. Organismos Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria. [Consultado 11 de febrero 2015]. Disponible en el World Wide Web: < http://www.rastreabilidad.org/main.php?id=62&s=2>.

SINIIGA. 2008. Identificación individual de animales bovinos. [En línea]. México DF (Mx). Sistema Nacional de Identificación Individual de Ganado. [Consultado 11 de febrero 2015]. Disponible en el World Wide Web: http://www.siniiga.org.mx/identifica.html.

Universidad del Zulia. 2002. Identificación animal y registros ganaderos. [En línea]. Zulia (VE). Facultad de Ciencias Veterinarias. [Consultado 11 de febrero 2015]. Disponible en el World Wide Web: http://www.avpa.ula.ve/docuPDFs/libros_online/manualganaderia/seccion2/articulo12-s2.pdf.

Zeballos, HR. 2010. Sistemas de identificación animal [en línea]. Argentina (AR): Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires. [consultado 11 febrero 2015]. Disponible en el World Wide Web: http://www.vet.unicen.edu.ar/html/Areas/Zootecnia/Documentos/2010/Sistemas%20de%20identificacion%20animal%202007.pdf .


ANEXO



 
remove_red_eye 302 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved