El Gyr Lechero ‘MADE IN BRAZIL’

Publicado el:
Autor/es:

INTRODUCIÓN

Si la naturaleza nos dio razas para producir leche en clima templado, también creó una para los trópicos. Ese ganado, el Gyr, estaba en la India, pero al ser introducido a Brasil junto con otros Cebúes, una grave equivocación hizo que fuera considerado una raza de carne como las demás razas Cebúes.

Sin embargo, este error fue enmendado y hoy día Brasil, además de poseer los mejores Cebúes del mundo para la producción de carne en los trópicos, también cuenta con el Gyr Lechero, raza pura naturalizada brasileña, capaz de llevar adelante una lechería moderna y descolonizada, de acuerdo con nuestra realidad tropical.

Esto sólo fue posible porque los criadores de Gyr Lechero se reunieron y realizaron el necesario trabajo de mejoramiento en la raza Gyr y consiguieron, con objetivo y determinación, rescatar sus atributos naturales y consolidar las características deseables para un Cebú de alta calidad en producción de leche en los trópicos.

La raza Gyr, por sus cualidades propias y especiales, ofrece opciones para selección con funciones bien definidas y distinguidas. La selección según la función zootécnica de la raza —leche o carne— no formó variedades diferentes en la raza, pero sí aptitudes de producción desiguales, con biotipos próximos a lo que se estaba mejorando, carne o leche. Así, es importante que existan mecanismos para certificación de los productos que den garantía y credibilidad para distinguir los animales de la raza Gyr.

El Gyr Lechero cuenta con datos de pruebas zootécnicas que permiten validar su capacidad productiva; esa es la gran diferencia con otros linajes de la raza, cuya información es inconsistente y carece de respaldo. El hecho de que la Asociación Brasileña de Criadores de Cebú (ABCZ) haya separado en los juzgamientos al Gyr Lechero del Gyr de Doble Propósito es un reconocimiento de las diferencias morfológicas en cuanto al tipo de ambos ganados, aunque encuadrados los dos en el patrón racial exigido para registro.

Naturalmente, el patrón racial puede también ser cuestión de belleza, principalmente para aquellos que por largo tiempo han venido criando y admirando la raza por ese atributo, pero tal refinamiento por sí solo es demasiado subjetivo. La insistencia en esa antigua tradición, en realidad, es perjudicial porque va en detrimento de la selección según los puntos económicamente importantes.

 

HISTORIA

La raza Gyr criada en Brasil corresponde a la raza del mismo nombre de la India, que es incluida en el Grupo III de la clasificación de Joshi y Phillips (1953). Es originaria de las regiones de Gyr en la península de Kathiawar. Juntamente con las razas del tipo Misore, al sur, y las razas de las regiones montañosas, al norte, es considerada la de creación más antigua.

Los primeros ejemplares de la raza Gyr introducidos a Brasil llegaron probablemente alrededor de 1906, en una de las importaciones efectuadas por Teófilo de Godoy. Sin embargo, el señor Wirmondes Machado Borges, criador del Triángulo Minero, aseguraba haber sido él el introductor de la raza, en 1919.

Otras tres importaciones de la India fueron sumamente importantes para la formación del Gyr brasileño. En 1955, el criador Joaquim Machado Borges importó, vía Bolivia, 114 cabezas. Posteriormente, en 1960, el ganadero Celso Garcia Cid, de la provincia de Paraná, consiguió licencia del gobierno federal para introducir, luego de una cuarentena realizada en Paranaguá, 102 animales, 70 de ellos de la raza Gyr. Después de la liberación de importaciones entraron en el territorio brasileño, en 1962, gran número de animales Cebú, entre los cuales 153 Gyr, principalmente para los criadores Celso Garcia Cid, Torres Homem Rodrigues de la Cuña, Rubens de Roble y Jacinto Honório da Silva.

Aunque el mayor interés por la raza Gyr haya surgido después del auge de la formación del Indubrasil, su difusión en Brasil fue bastante rápida y alcanzó todo el Brasil donde es criado en la mayoría de las provincias.

La hegemonía del Gyr se mantuvo hasta el final de los años sesenta. Hasta esa época la raza tuvo alta importancia en el escenario económico y fue incluso la base para la formación del Indubrasil, pero a partir de entonces perdió espacio ante los otros Cebúes, que demostraron su excelente aptitud para la producción de carne en las más diferentes condiciones de manejo extensivo.

Muchos países de América Latina importaron de Brasil animales de esta raza. A través de México y posteriormente por importaciones oficiales, el Gyr brasileño tuvo gran influencia en la formación del Brahman estadounidense, principalmente de la variedad Roja.

 

El Gyr sin cuernos (mocho)

Como los demás cebúes mochos, el Gyr sin cuernos debe de haberse originado a partir de cruces de animales de la raza con aquellos de la raza Mocha Nacional existentes en el estado de Goiás, que por su parte tiene sus antecedentes en los primeros animales ‘Bos taurus taurus’ introducidos al país por los colonizadores ibéricos. En la década de 1940, el ganadero Gérson Prata adquirió 12 vacas mochas ‘agyradas’ del señor Adolfo Prata y empezó a aparearlas con sus mejores toros Gyr con cuernos. Hoy son varias las haciendas que se dedican a la cría de la nueva variedad, seleccionada principalmente para producción de carne y en algunos casos para leche.

 

El Gyr Lechero

En la década de 1930, cuando la raza Gyr tuvo gran valorización en Brasil, algunos ganaderos escudriñaron pacientemente las haciendas de esta raza dispersas por todo el país y seleccionaron muchos de los ejemplares que se distinguían por la capacidad lechera.

El Gyr Lechero es resultado de la selección efectuada tanto por entidades gubernamentales (Estación experimental de Umbuzeiro, en el estado de Paraíba, y Hacienda Experimental Getúlio Vargas en Uberaba, Minas Gerais), y por ganaderos de los estados de São Paulo (João Batista Figueiredo Costa, de Casa Branca; Francisco Figueiredo Barreto, de Mococa; Continentino Jacinto, de Franca; José Fernandes de Carvalho, de Caçapava, y José Francisco Junqueira Reis, de Lins); Minas Gerais (Rubens Resende Peres, de São Pedro dos Ferros; Gabriel Donato de Andrade, de Arcos; Randolpho de Melo Resende, de Uberaba, y Arthur Souto Maior Filizola, de Jequitibá), y Río de Janeiro (Manoel y José João Salgado dos Reis, de Rio das Flores). Ellos comenzaron sus rebaños Gyr Lechero a partir de ese ganado Gyr comprado, originarios de las importaciones efectuadas de la India en 1906, 1919, 1955, 1960 y 1962.

El mérito de estas personas es equivalente al de quienes realizaron las históricas importaciones de las razas Cebú para el Brasil, porque no permitieron que la aptitud lechera natural de la raza se perdiera totalmente. Ellos son la historia viva del Gyr Lechero, porque formaron rebaños tradicionales que adquirieron identidad propia. Algunos de esos rebaños son hoy manejados por sus herederos; otros ya no existen, pero se advierte su influencia en los hatos de los criadores actuales más destacados.

Las vacas de fundación de esos criadores pioneros del Gyr Lechero eran oriundas de los rebaños Gyr seleccionados para carne, pertenecientes de los criadores más tradicionales de la época y que no se mostraban adecuadas al sistema de producción extensivo. Eran vacas que esos criadores descartaban de su rebaño, porque eran ‘descarnadas’, con ubres grandes y que exigía la presencia de vaquero, porque el exceso de leche dificultaba la creación del ternero y ellas tenían que ser ordeñadas para evitar mamitis o diarrea de las crías, además de que no presentaran el mismo desempeño ponderal exigido para animales de corte, que desvían todo el metabolismo para producción de carne.

La mayoría de esos rebaños Gyr Lecheros, formados en la década de 30-40, siempre fueron acompañados cuanto al registro genealógico por la ABCZ, con pedigríes evaluados, así como sirvieron de estudio para tesis de máster y doctorado desde su formación, no cabiendo ninguna duda cuanto su origen Gyr ‘hindú’.

El Control Lechero Oficial fue implantado ya en 1960, después de una reunión de criadores que ya querían cotejar la producción de sus animales.

Otros linajes podrían haber surgido si no hubiera existido un proceso selectivo antagónico a la producción de leche en muchos rebaños de Gyr, en los cuales se buscó un mejoramiento orientado a la producción de carne. El Gyr mejorado para leche ha estado durante varias generaciones en proceso continuo de perfeccionamiento, con producciones lecheras cotejadas que permiten distinguir los animales por el desempeño y no por indicativos subjetivos de lo que podrán ser o producir.

Hoy, sin embargo, la raza Gyr ha vuelto al mercado brasileño y contribuye a la ganadería nacional, sobre todo por su aptitud lechera, que la hace preferida para cruzas con ganado europeo para la obtención de híbridos con buena producción de leche y rusticidad. Se estima que hay sangre Gyr en más de 70% de las explotaciones lecheras brasileñas.

Así, muchos de los otros criadores de Gyr ‘padrón’ están adecuándose ahora al proceso de ganadería lechera, porque el mercado y la ganadería sólo quieren el Gyr para su función lechera.

Ganado de carne Cebú son los Gyr llamados de Doble Aptitud o Patrón cuyos criadores insisten en criarlos como Coleccionistas de Belleza Estética - sin ninguna información productiva, así también las otras razas, principalmente el Nelore, Indubrasil, Tabapuã y Brahman. El Gyr es en la realidad una raza ‘Bos taurus indicus’ especializada para leche, así como las razas ‘Bos taurus taurus’ europeas, sólo que adaptada a la nuestras condiciones tropicales y mejorada en Brasil en esos rebaños que hacen Control Lechero. Nadie selecciona raza especializada para otra función que no aquel objeto de mejoramiento – ganado cárnico es para producción de carne y ganado de leche para LECHE.

De esa forma, si no fueran los criadores de Gyr Lechero, probablemente el Gyr estaría predestinado a la extinción en Brasil, cómo se puede ver en los años de 1997 hasta 2001 (Grafico 1). Esos criadores supieron con perseverancia e ideal hacer asociaciones con entidades e implantar pruebas zootécnicas y de evaluaciones genéticas para promover el mejoramiento de sus rebaños, y de esa forma, también mejorar las ubres, con tetas de tamaños medios y bien colocados; procurando animales de aplomos perfectos y estructura ósea vigorosa; buena respuesta de ovulación en los procesos de TE y FIV y reducir la edad al primer parto e intervalo de partos, etc.

Grafico 1 – Datos del Registro Genealógico Definitivo del Gyr al largo de los años

El Gyr debe ser mantenido como Gyr dentro de la visión de raza “pura” en términos de inventarios de pedigríes. Tenemos Gyr con el “adjetivo lechero” como recurso genético dinámico que evolucionó en el tiempo conforme a las necesidades circunstanciales del mundo tropical. La aplicación del conocimiento aconteció y el mejoramiento ocurrió.

HACE MUCHOS AÑOS QUE ESTAMOS DANDO “¡OLÉ!” CON LA SELECCIÓN Y MEJORAMIENTO DEL GYR PARA PRODUCCIÓN DE LECHE. Ese es el único destino del Gyr, producir leche, como “el milagro zootécnico de la ganadería lechera tropical del siglo XX”.


Efectivo del rebaño Gyr

Las razas Cebúes lecheras (Gyr, Guzerá e Sindi) constituyen la menor fracción del rebaño Cebú registrado en la ABCZ (Tabla 1). En 2011 fueron elaborados 29.963 Registros Genealógicos de Nacimiento (RGN) de la raza Gyr en la ABCZ, que corresponde a 6,42% del total de RGN de todas razas Cebúes (en el RGD representan 6,73%).

Tabla 1 - Número de animales Cebú con Registro Genealógico de Nacimiento (RGN) y Definitivo (RGD) en la ABCZ en 2011

El más impresionante fue el número embriones de Gyr Lechero implantados de colecta por TE y FIV comunicados en la ABCZ (Gráfico 2). Hubo aumento de 1.646 embriones en 2003 para la impresionante cantidad de 48.267 embriones implantados en 2010 (crecimiento de 2.832%). 

Gráfico 2 – Número de embriones de Gyr implantados no Brasil

Uno de los factores de ese aumento es la necesidad de multiplicar intensivamente vacas de VG genético superior para atender a la demanda del mercado. 

NOTA: Considerando el número de los RGN de animales Gyr (29.963 animales en la Tabla 1) y si descontar 14.480 pariciones advenidos de FIV y TE que nacieron en 2011 (como se fueran 30% de gestaciones de las 48.267 implantaciones de embriones en el año de 2010 - Gráfico 1), se concluye que hubieron 15.483 vacas paridas en 2011.

Considerando que esos 15.483 partos representan 65% de natalidad de las vacas en reproducción, entonces el rebaño de hembras sería de 23.820, las cuales representan 33% en la composición total del rebaño Gyr. De ese modo, el efectivo estimado de Gyr registrado sería de 72.181 animales. 


LA ASOCIACIÓN BRASILEÑA DE CRIADORES DE GYR LECHERO (ABCGIL)

La ABCGIL fue fundada en 1980 por un grupo de 10 criadores y tiene su sede propia en Uberaba, Minas Gerais. En la actualidad, de los 510 criadores de Gyr afiliados a la ABCZ, 350 (68%) son socios de la ABCGIL, cuyas propiedades se encuentran esparcidas por todo el territorio brasileño.

Lo que diferencia el Gyr Lechero de los otros animales Gyr (sin adjetivo propio) es que, además de poseer registro genealógico expedido por la ABCZ, deben presentar una producción mínima de 2.100 kg de leche en 305 días de lactación o 2.500 kg en 365 días en el récord del Control Lechero Oficial. Esto se encuentra en los estatutos (fracción 2, párrafo único del artículo 4), elaborado desde que él fue redactado en notaría y, constituye una singularidad, pues es la única agrupación de su tipo que exige del asociado poseer animales con características de producción y no solamente características raciales.

El mercado es cada vez más exigente y, con certeza, esto tiende a aumentar. El sueño y el trabajo de un grupo de pocos criadores pioneros dieron gran resultado. Muchos desafíos y contrariedades fueron vencidos a lo largo de los años, incluso junto con la ABCZ, pero hoy día el Gyr Lechero es orgullo nacional. Grandes empresarios, mismo de otros países, han invertido en el Gyr Lechero y formado sus rebaños con animales adquiridos de los asociados de la ABCGIL.

Hoy día el Gyr Lechero se destaca por presentar virtudes adecuadas, oportunas y peculiares para alcanzar crecientes niveles de producción en la ganadería lechera tropical. A pesar de haber sido siempre marginado por los criadores y por las asociaciones, por superstición y tal vez por conveniencia, hoy el Gyr Lechero brasileño se distingue tanto por la calidad del ganado como por la labor de mejoramiento que la Asociación promovió con sus socios a través de convenios con Entidades de Investigación y Universidades.

 

¿Qué se está haciendo en mejoramiento?

La ABCGIL, en asociación con universidades, empresas de investigación, entidades de fomento y centrales de inseminación, ha promovido el Gyr Lechero por medio de acciones como las siguientes:

1. Pruebas de desempeño

1.1. Para leche:

-Control lechero oficial efectuado en los rebaños.

-Participación en concursos lecheros.

1.2. Para desarrollo:

-Pesaje de animales en el rebaño.

-Participación de toros en pruebas de ganancia de peso.

1.3. Para patrón racial:

-Selección por el sistema lineal de evaluación, tipo lechero.

-Juzgamiento en exposiciones pecuarias.

2. Pruebas de progenie

2.1. En 1985 fue cuando la ABCGIL y Embrapa Ganado de Leche instituyeron el Programa Nacional de Mejoramiento del Gyr Lechero y procedieron a la evaluación genética de las vacas y a la ejecución de la Prueba de Progenie de los toros.

2.2. Estudio de marcadores moleculares como un auxiliar para identificar de forma anticipada en los reproductores Gyr Lechero genotipos con panel asociados a la producción de la leche y de genes asociados a enfermedades y cualidad de la leche.

3. Otras evaluaciones

3.1. Examen andrológico, pruebas de índice de congelación y para identificación de proteínas marcadoras para fertilidad en el semen y para fertilidad a campo y en la fecundación in vitro (FIV), para evaluar machos Gyr Lechero a partir de los 13 meses de edad, para determinar la edad de pubertad y de madurez sexual.

3.2. Experimentos de manejo de pastizal, alimentación y formación de núcleo MOET de hembras superiores para aumentar la ganancia genética.

3.3. Asesoría a los asociados, a través de sus técnicos, sobre manejo y apareamiento de los animales.

 

PRUEBA DE PROGENIE

Toda raza, de cualquier especie, tiene sus linajes básicos que suministran el material genético sobre el cual se desarrolla la selección evolutiva. Toca a los criadores saber aprovecharen del material de los mejores linajes para hacer la selección y mejorar sus rebaños.

Los trabajos de selección en Gyr Lechero fueron realizados a la manera de cada criador, cada uno usando su intuición, conocimientos y experiencias, con visión de mercado y buscando las características deseables para su rebaño según intereses específicos y particulares. Practicaban una baja incorporación de genotipos de otros rebaños en los suyos, porque no tenían información consistente que pudiera auxiliarlos en esta decisión de introducir otros animales.

Como era de esperarse, con el tiempo las respuestas a la selección o apareamientos entre sus propias familias produjeron resultados menos pronunciados que los observados al inicio de sus trabajos, una vez que los rebaños no eran - y no son - suficientemente grandes para mantener la variabilidad genética en características de producción. Surgió así la necesidad de realizar un trabajo más amplio que pudiera poner a disposición de todo rebaño Gyr opciones de toros y vientres de vacas de esos linajes ya existentes, así como identificar aquellos de calidad superior.

Fue entonces cuando la ABCGIL y Embrapa Ganado de Leche instituyeron, en 1985, el Programa Nacional de Mejoramiento del Gyr Lechero, y procedieron a la evaluación genética de las vacas y a la ejecución de la prueba de progenie de los toros.

Ese trabajo vendría a complementar la primera fase de selección practicada en cada hacienda y a efectuar una prueba que permitiría comparar, en una misma base de evaluación, los toros de varios rebaños para identificar aquellos superiores en producción de leche con base en el desempeño de las hijas.

Este Programa evalúa la producción de leche, grasa, proteína, sólidos totales, células somáticas y características de conformación y temperamento de las progenies, para el cálculo de la PTA de los toros (es decir, su capacidad prevista de transmisión de valores genéticos lecheros), a partir de informaciones de sus hijas y de sus contemporáneas de rebaño, además de considerar las informaciones de valores genéticos (doble de la PTA) de todos los animales, las cuales constan en sus registros.

El programa brinda a los ganaderos una orientación segura para su selección, pues prevé ganancias genéticas comprobadas al utilizar un toro genéticamente superior para producción de leche, con base en la prueba de desempeño de las hijas.

Cada año, desde 1993, se publica el catálogo de los sementales evaluados. Ya fueron evaluados 244 toros hasta 2012 y existen 192 toros más en evaluación, con resultados a que sean liberados de 2013 hasta 2018.

Los animales que empezaron a destacar en el programa comenzaron a ser diseminados y utilizados por los criadores, con vistas a promover el mejoramiento genético de los rebaños a través de la introducción de nuevos genotipos, ampliando el abanico de opciones de linajes de otros criadores y permitiendo un mayor índice de aciertos, lo que permitió una considerable ganancia genética en la producción de leche, principalmente después de 1993 (Gráfico 3). 

Gráfico 3 - Evolución del valor genético de la producción de leche en rebaños Gyr Lechero

En el Gráfico 4 podemos observar que hubo también aumento en la duración de la lactación.

Gráfico 4 – Duración de la lactación de vacas Gir Lechero

Cuanto a los índices reproductivos, el intervalo de partos redujo de 17 meses para hasta 15 meses, siendo que los últimos años ocurrió una elevación que puede haber sido causada por el hecho de que las vacas estén sobre colecta de embriones, lo que afecta la característica. Cuanto la edad al primer parto esta también redujo de 50 meses para 40 meses (Gráfico 5).

Gráfico 5 – Edad al primer parto (Id1P) e intervalo de partos (INTP) de vacas Gyr Lechero

Observando el Gráfico 6, se verifica que hasta 1995 la venta de semen de Gyr Lechero significaba menos de 6% del semen nacional comercializado y, hoy día, representa más de 46% (768.190 versus 1.664.196) y 15,69% del total comercializado (4.895.122 de dosis). 

Gráfico 6 - Evolución de las ventas de semen de toros lecheros en Brasil

La repercusión de la publicación, en 1993, de los resultados del primer grupo de toros Gyr Lechero probados se hizo sentir inmediatamente en la venta de semen, pues se superó el 10% del total comercializado de las razas nacionales. A partir de 2001 el incremento en las ventas fue espectacular, para llegar a más de 300 mil dosis. En 2003 se superó la marca de medio millón de dosis comercializadas (527.145) y en 2008 se alcanzó el número récord de 805.152 dosis vendidas, con crecimiento astronómico de 1.415% en relación al año de 1980, contra incremento del 833% en las ventas del semen importado y reducción de - 14% del total nacional.

Esos resultados atestiguan el éxito del programa, que en un periodo de 20 años de presentación de toros probados provocó todo ese cambio.

NOTA: Por otro lado, debemos atentar para el hecho de que a partir de 1995 la venta del semen importado superó la del nacional hasta llegar al doble, pero en 1999 comenzó a decrecer ante la recuperación del material brasileño, debido al incremento en la venta del semen del Gyr Lechero. A partir de 2004 la venta de semen importado aumentó nuevamente, principalmente porque todas las Centrales de Procesamiento de Semen en Brasil pasaron a ser conglomerados multinacionales. De esa forma, en una política de logros y para 'desovar' el semen que producen en sus países, estimulan su venta para los productores con precios subsidiados.

Así, la raza Gyr ejerce destacado papel en el contexto de la comercialización de semen por ser una raza que incorpora rusticidad, productividad y longevidad y utilizada por criadores como base para cruce, para producir 1/2 sangre y el GyrHolando. Animales de la raza Gyr con aptitud lechera son eficientes en la producción de leche a bajo costo, siendo grandes contribuyentes de estas características para las vacas mestizas.

La selección de animales de mérito genético superior para características de importante valor económico en sistemas de producción de leche (principalmente las relacionadas a la eficiencia reproductiva, baja utilización de insumos y longevidad) debe ser objeto principal en programas de mejoramiento. Por lo tanto, las modernas herramientas de la biotecnología deben ser foco de la investigación para incrementar el papel de esta raza como rebaño “núcleo” y proveedor de genética superior para fortalecer la propuesta de organización de la producción en extractos de criadores élite, multiplicadores y comerciales, en el segmento rural de la cadena productiva de la leche.

 

EL GYR LECHERO COMO ALTERNATIVA DE SOLUCIÓN PARA LOS TRÓPICOS

De acuerdo con los datos de la FAO (2010) el mundo produjo cerca de 550 millones de toneladas de leche líquida de vaca. De  los 173 países y posesiones, 128 son considerados subdesarrollados (tienen un 80% de la población, 75% de las vacas y produce solamente un 39% del total de leche).

Del total de 550 millones de toneladas de leche de vaca, 76% fueran producidos por 22 países, 48% la produjeron tan solo ocho países y 15% lo aportó Estados Unidos. América Latina y México participan solamente con 13% de la producción mundial.

La producción de leche en América Latina y México está con un crecimiento fuerte en la última década del siglo XX, produciendo en la orden de 79 mil millones de litros (Tabla 2).

Tabla 2 – Aspectos de la ganadería lechera en los países de América Latina

Las proyecciones son que la producción de leche en el Conjunto de los Países Desarrollados, entre 2010 y 2020, aumentará solamente 0,4% por año. Por otra parte, la producción en el Conjunto de los Países Subdesarrollados, en el mismo período, aumentará más, de 2,0% por año.

El aumento de la producción en Latinoamérica específicamente será de 2,7% anual. Así, Latino América reúne todas las condiciones para producir leche, de forma creciente, eficiente y ecológicamente correcta, para el abastecimiento de nuestra población y para el resto del mundo.

Un ejemplo es Brasil, donde eso ya está sucediendo. En los últimos 16 años el número de vacas ordeñadas aumentó 11,5%, todavía la producción de leche fue más elevada; hubo crecimiento de un 77% (produce hoy 32 mil millones de litros).

En 1999, Brasil importaba 2 mil 300 millones de litros de leche (12% de la producción del país de 19 mil millones). En 2004 sucedió lo contrario – pasó a ser exportador, con aproximadamente 400 millones de litros (1,6% de la producción nacional de 25 mil millones).

Proyecciones para 2019 estiman un crecimiento de producción de 3% al año y que las exportaciones brasileñas representarán 7% (2 mil 640 millones de litros) del total producido  de  37 mil millones de litros. (Grafico 7

Grafico 7 – Proyecciones de aumento de producción de la leche en Brasil

Todo indica que en el futuro el mundo tropical exigirá una vaca de tamaño medio, adaptada a nuestras condiciones de explotación y clima, y con una producción de alrededor de 3,000 kg de leche por lactación obtenidos en condiciones de explotación en pastoreo. Esto sólo será conseguido con el Gyr Lechero puro o a través de productos de sus cruces, cuando hubiere necesidad de aumento de rusticidad.

El Gyr Lechero está confirmado como linaje de la raza Gyr para producción de leche. Debe destacarse que el Gyr Lechero es la segunda raza en el Control Lechero Oficial de Brasil (con aproximadamente 6.000 vacas controladas al año), y la primera raza lechera brasileña y Cebú del mundo con toros probados por prueba de progenie.

La ganadería lechera es una actividad económica, con costos y logros, siendo interés al productor aumentar la rentabilidad, por reducción de los gastos y/o por elevación de los precios de su mercancía producida. El Gyr Lechero reduce los costos en lo componente alimentación, medicamentos, asistencia veterinaria y con las instalaciones más rusticas y simples.

Como todo bovino, el Gyr Lechero tiene sus necesidades nutricionales para mantenimiento, crecimiento y producción, sin embargo,  su exigencia, su índice de metabolismo y de ingestión de alimentos es más bajo en relación a las razas taurinas. Por ser animal adaptado, no sufre stress y quema menos energía, pues tienen menor producción de calor metabólico y lo disipa de manera eficiente, estando en confort fisiológico permitiendo que pasen el día en pastoreo, mismo en las horas con temperatura elevada.

El éxito del Gyr Lechero puede ser medido también por la comercialización de sus productos adicionales a la leche. En ese aspecto representa una utilidad económica garantizada, pues:

1. El mercado brasileño por sementales Gyr Lechero deberá crecer aún por muchos años, debido a la necesidad de aproximadamente 200 mil reproductores al año para atender la reposición de los toros utilizados en monta natural para cobertura de 90% de los 26 millones de vacas del rebaño lechero brasileño, la mayoría de mestizos. El hato Gyr Lechero produce sólo alrededor de 2.500 machos al año (con lo cual apenas atiende 1,25% de la necesidad de reposición anual), los que alcanzan precios extraordinariamente compensatorios al ser vendidos por sus criadores. La mayoría de los criadores de Gyr Lechero vende sus machos inmediatamente a después del destete, habiendo deficiencia para atender el alta demanda por toros en edad de reproducción.

2. La comercialización de hembras Gyr Lechero también es excepcional, tanto por parte de criadores que desean producir animales 1/2 sangre en cruces con toros de razas europeas, como por aquellos que están adoptando el Gyr para producir leche. Si consideráramos que 80% del rebaño nacional es ganado mestizo, habría necesidad de cinco millones de novillas anuales para que sean incorporadas al rebaño. El rebaño Gyr Lechero posee sólo cerca de 6.000 vacas; ellas suministrarían 1.200 vacas de reemplazo (tasa de 20% al año), teniendo para venta solamente entonces las 1.300 novillas excedentes, si los actuales rebaños Gyr Lechero se mantuvieran estables. Los precios pagados en subasta por hembras de esta raza han superado todas las expectativas.

NOTA: En trabajos de costo y receta de sistemas de producción de leche con ganado Gyr, se evaluó que además de cerca U$243.33/ha/año de lucro con leche,  se tiene también renta extra líquida mínima de US$241.64/ha/año con esas categorías, siendo así un gran factor de retorno del capital de giro empleado en la propiedad

3. En cuanto al semen de los toros Gyr Lechero, el mercado es muy prometedor y atractivo, pues actualmente se insemina a menos de 9% de las vacas lecheras del rebaño nacional, al tiempo que la tendencia al uso de la inseminación artificial es creciente. El volumen de ventas de semen no Brasil y para exportación supera cualquier pronóstico, pues el Gyr Lechero es la primera raza entre las lecheras nacionales en venta de semen, para uso en rebaños puros e principalmente mestizos.

4. La producción de embriones es otro factor que viene de forma creciente impactando el mercado brasileño, siendo el Gyr Lechero lo que más produce FIV en Brasil.

De otro lado, el éxito del GyrHolando es debido a la existencia  del Gyr Lechero, animal rustico, con capacidad productiva cada vez mayor. Si duda el GyrHolando representa hoy un bien (o recurso genético) del cual disponemos para ganadería lechera tropical. Las dos razas pilares que construyeron el GyrHolando originaran un nuevo  genoma (Bos taurus tauríndico), conjugando las afinidades biogenéticas de cualidades intrínsecas de cada una de ellas.

De la misma forma  que no conozco ningún ganadero de carne que hace cruce industrial con raza lechera para engorda y matadero, NINGÚN PRODUCTOR DE LECHE DEBE   HACER   CRUCE   CON   GANADO   DE  CARNE por la baja producción y por qué no va tener persistencia  de lactancia.

 

Algunos datos de productividad

Actualmente, el Gyr Lechero pasa por un periodo de acelerado desarrollo. La ganadería lechera de los países tropicales necesita de opciones que permitan una explotación más eficiente dentro de sus realidades económica y ambiental.

Los animales lecheros para los trópicos deben tener algunas cualidades, como:

• Docilidad

•Longevidad

•Alta fertilidad

•Baja mortalidad

•Tamaño mediano

•Buena habilidad materna

•Eficiente termorregulación

•Bajo costo de mantenimiento

•Eficiente conversión alimentar

•Excelente temperamento lechero

•Facilidad de partos con hijos activos

•Alta tasa de sólidos totales en la leche

•Producción de leche en nivel de pastizal

•Adaptabilidad a las condiciones tropicales

•Versatilidad para cruce con razas europeas

•Facilidad de adaptación al ordeño mecánico

•Hábito de pastoreo nocturno y en horas del día con calor

•Persistencia en la producción y en la duración de la lactancia

•Tolerancia al calor y resistencia a los ectoparásitos y mamitis

•Alto retorno económico (leche, semen, embriones, machos y hembras)

 

Y más eso:

•Integrada al sistema de producción

•‘Frame score’ de acuerdo con la edad

• Proteína Beta Caseína A2 en la leche

•Selectividad en la elección del alimento

•Aplomos perfectos y estructura ósea vigorosa

•Pezones de tamaños medianos y bien colocados

•Capacidad de caminar y recoger agua y alimento

•La ubre ancha, con ligamentos evidentes y fuertes

•Limpiar y ayudar su hijo a levantar después del parto

•Amamantar a los hijos inmediatamente después del parto

•Buena respuesta de ovulación en los procesos de TE y FIV 

•Ubres anteriores y posteriores voluminosas y proporcionales

•Buena índole, tranquila y obediente a comandos de vaqueros

• Machos con mucha libido para ejecutar monta natural a la campo

•Producir hijos mejores genética y fenotípicamente que los ascendientes

En Brasil, el Gyr Lechero registra una producción media de 3.770 kg en 305 días, más de tres veces la media nacional (1.219 kg); la duración promedio de la lactación es de 307 días con una media diaria de 12,30 kg de leche, y solamente 20,2% de las lactaciones están abajo de 8 meses (Tabla 3). Pero lo más importante es que se trata de leche obtenida con ganado adaptado a las condiciones climáticas y de manejo.

Tabla 3 - Distribución de las lactaciones en cuanto a su duración.

Como si no bastara, hoy la raza posee más de 900 vacas con lactaciones por encima de 5.000 kg (Tabla 4); existen decenas con producciones por encima de 7.000 kg, y más de 50 vacas sobrepasaron 10.000 kg de leche en el Control Lechero Oficial. El actual récord en dicho Control es de 17.388 kg en 365 días.

Tabla 4 -  Número de vacas y lactaciones estratificadas por nivel de producción

NOTA: Cabe resaltar que 98% de las 11.988 lactaciones presentadas en la Tabla 4 están entre 2.100 kg y 7.000 kg de leche. Las otras lactaciones, cómo también de las vacas de concurso lechero, son de animales condicionados en manejo especial, algunos de ellos estimulados con sustancias químicas (hormonas y otros medicamentos – ‘doping’). Esos artificios son utilizados también por todos los criadores de otras razas lecheras para que las vacas expresen su potencial máximo de producción de leche como una forma de lograr publicidad para su ganado.

Los promedios de producción en concursos lecheros han venido aumentando año con año y, en ellos, ya hay vacas que han alcanzado récord arriba de 48 kg diarios (Gráfico 8).

Gráfico 8 – Producción (kg/día) de las campeonas Gyr en Concursos Lecheros de la ABCZ

En el análisis de otros índices zootécnicos, la edad al primer parto está en torno a 40 meses. Resulta más tardía que en las razas europeas, pero es evidente que en este aspecto hay un reflejo directo del manejo que reciben las hembras después de destete. Eso puede ser comprobado por el hecho de que, en algunas propiedades con alimentación mejorada y con pastoreo intensivo, este índice se reduce para 31 meses. Además de eso, debe recordarse que la vida útil de una vaca Gyr Lechero es significativamente superior a la de vacas europeas, y es común encontrar animales con 10 crías aún en actividad productiva.

Otro aspecto interesante es la posibilidad de utilizar las crías machos para la engorda, lo que representa un beneficio adicional para el productor de leche. En una prueba de ganancia de peso realizada por la Epamig/ABCZ, machos Gyr Lechero alcanzaron ganancias medias diarias de 1,232 kg, superiores a la mayoría de las ganancias obtenidas en pruebas similares con razas Cebú de carne. Ésa es una demostración de que la selección para producción de leche conduce a la obtención de animales de mejor conversión alimentaria.

Su capacidad productiva y su rusticidad hacen destacar al Gyr Lechero como alternativa aconsejable para el productor de leche. Animales de tamaño medio (vacas adultas de aproximadamente 450 kg), resistentes y adaptados al clima permiten sistemas de producción basados en la explotación de pastizales, lo que hace posible reducir los costos de producción. Proporcionar viabilidad económica para el ganadero y ofrecer al consumidor un producto más saludable es el papel del Gyr Lechero en la ganadería tropical.

Otro hecho a relatar es el número de subastas (remates) que están ocurriendo, cerca de 2 por mes, por la web, por televisión y presencial, donde los animales ofertados tienen alcanzado precios bastante elevados.

En este contexto, la ABCGIL viene cumpliendo su papel de promover el constante mejoramiento de la raza para ampliar sus perspectivas en el mercado internacional, siempre trabajando para que el Gyr Lechero pueda continuar creciendo y alcanzando su merecido reconocimiento en la ganadería tropical.

 

CONCLUSIONES

Ninguna raza es perfecta y por esta razón ‘EXISTEN MUCHAS’, tanto primogénitas como sintéticas. Así, todos ganaderos deben procurar conocer las bondades y debilidades de las razas y trabajar día a día para resaltar sus cualidades y corregir sus debilidades. Por eso es preciso tener ‘foco’ en aquello que se desea y en el sistema de producción que se quiere.

Una raza es escogida en relación a las otras por presentar un conjunto de calidades superior. Ninguna raza se hizo numerosa o fue adoptada por imposición o propaganda. La ‘mídia’ por veces, afecta momentáneamente el comportamiento del mercado. Sin embargo, la consolidación y fijación de una raza sólo ocurre si ella ofrecer atractivos adicionales, con ganancias de productividad que impliquen en ganancias económicas, disminución de costos de producción y de los incontables riesgos que envuelven la actividad pecuaria.

En este contexto, el Gyr Lechero esta en destaque por presentar virtudes adecuadas, oportunas y peculiares para alcanzar crecientes niveles de adelanto en la ganadería lechera tropical.

A pesar de que anteriormente hubieran sido marginalizados por todas las personas conectadas a la ganadería (tal vez por superstición y convencionalismo), hoy los criadores de Gyr Lechero en Brasil se consagran como referencia mundial de rebaño Cebú sometido a las más modernas análisis estadísticos y de pruebas de evaluación zootécnica del desempeño funcional, lo que nortea y valora, con criterios objetivos, el trabajo de selección que efectúan. Ganaron en precisión, credibilidad y confianza, con reconocimiento internacional, posibilitando aumento de las divisas brasileñas con apertura de mercado en la ganadería lechera tropical.

Ningún argumento contrario cuanto la predestinación del Gyr como raza lechera es válido. Los avances en el mejoramiento para producción de leche no causaron interferencia o perjuicio en las características de tipo y de peso. Afianzamos que el destino del Gyr es seguir su propensión espontánea e instintiva de producir leche. Las limitaciones y posibilidades climáticas de la gran mayoría de los países tropicales permiten hacer del Gyr Lechero la opción indicada para la ganadería lechera tropical, utilizada como raza pura, en cruces y para ser el cimiento de formación de lo GyrHolando.

Por este motivo, los criadores de Gyr lechero vienen recogiendo un intercambio técnico-científico y operacional de acción cooperativa con Entidades de Investigación y Universidades, capaz de promover un "marketing” agresivo por que hayan creado una estructura operacional de un programa de mejoramiento genético, que dio credibilidad a lo que venían haciendo empíricamente ya con algún éxito.

Brasil ya posee, hoy, con certeza, una raza brasileña Cebú pura para la actividad lechera moderna y descolonizada, de acuerdo con la realidad del productor del mundo tropical. El GYR es la única raza Cebú comprobadamente ESPECIALIZADA para producir leche

Como ya hemos dicho “EL GYR LECHERO NO ES LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA LA GANADERÍA EN EL TRÓPICO, PERO SÍ UNA GRAN ALTERNATIVA NECESARIA PARA PRODUCCIÓN LECHERA, COMO RAZA PURA Y PARA UTILIZACIÓN EN CRUZAMIENTOS”.

 

 
Autor/es
 
remove_red_eye 41565 forum 167 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2018 Engormix - All Rights Reserved
Lechería
search
search