La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
18° Congreso Internacional de MVZ Especialistas en Bovinos

Desarrollo de reemplazos lecheros del nacimiento los 24 meses de vida

Publicado el: 8/3/2019
Autor/es:
Resumen

La crianza exitosa de becerras lecheras puede definirse como; alcanzar el tamaño de la cría con buena conformación corporal en una edad temprana. Para la producción de leche, el requisito previo más importante son becerras saludables para operar económicamente con éxito.

Criar las vaquillas lecheras a un tamaño adecuado y con una edad al momento de parir entre 22 y 24 meses puede optimizar la producción de leche rentable. El objetivo de este trabajo fue evaluar el crecimiento de becerras lecheras desde el nacimiento hasta los 24 meses de vida.

Las becerras fueron alimentadas con leche pasteurizada por un período de 60 días, 6 L diarios divididos en dos tomas 3 L por la mañana y 3 L por la tarde. Posterior al destete se les proporciono concentrado y alfalfa durante 6 meses, posteriormente fueron alimentadas con una dieta totalmente mezclada con 60% forraje 40% grano.

Las variables a evaluadas para el crecimiento de las becerras fueron peso y altura del nacimiento hasta los 24 meses de vida, se tomó una muestra del 10% de cada grupo de animales en forma aleatoria dependiendo la edad; un mes, dos meses, tres meses y así consecutivamente hasta los 24 meses de vida. En relación a los resultados obtenidos no se observó diferencia en comparación con otros resultados de trabajos publicados.

Palabras clave: alimentación, altura, becerras, crecimiento, peso.

Introducción

La crianza exitosa de becerras lecheras puede definirse como; alcanzar el tamaño de la cría con buena conformación corporal en una edad temprana.1 Los períodos de pre-destete y de crecimiento son críticos no sólo porque las becerras son más susceptibles a las enfermedades infecciosas, sino porque su vida productiva global depende de estos períodos.2,3

Durante la fase temprana de crecimiento de las becerras lecheras, están ocurriendo importantes desarrollos inmunológicos y digestivos que pueden afectar el desempeño animal a largo plazo.4 Para la producción de leche, el requisito previo más importante son becerras saludables para operar económicamente con éxito. Las enfermedades infecciosas del tracto digestivo y respiratorio son las enfermedades más importantes de las becerras. Aproximadamente el 75% de la mortalidad de los animales menores de un año de edad se produce durante el primer mes de vida.5

El manejo de las terneras tiene un efecto futuro sobre el rendimiento económico del ganado4. Las terneras deben adaptarse al entorno fuera del útero poco después del nacimiento. Muchas cosas cambian en la vida de las becerras al parto, incluyendo la recepción de todos sus nutrientes de la leche en lugar de la placenta, así como vivir en un ambiente microbiano dinámico en lugar de uno más consistente y relativamente estéril.6

Criar las vaquillas lecheras a un tamaño adecuado y con una edad al momento de parir entre 22 y 24 meses puede optimizar la producción de leche rentable. Este objetivo alcanzable requiere una nutrición adecuada y el manejo de la alimentación, por lo que las vaquillas son lo suficientemente grandes como para reproducirse a los 13 o 15 meses de edad.7 Por lo antes expuesto el objetivo del presente trabajo fue evaluar el crecimiento de becerras lecheras desde el nacimiento hasta los 24 meses de vida.

 

Material y Métodos

El estudio se realizó del 25 de octubre al 30 de diciembre del 2017, en un establo del municipio de Francisco I. Madero en el Estado de Coahuila; éste se encuentra localizado en la región semi-desértica del norte de México a una altura de 1100 msnm, entre los paralelos 26° 17’ y 26° 38’ de latitud norte y los meridianos 103° 18’ y 103° 10’ de longitud oeste.8

Las becerras fueron alimentadas con leche pasteurizada por un período de 60 días, 6 L diarios divididos en dos tomas 3 L por la mañana y 3 L por la tarde. Posterior al destete se les proporciono concentrado y alfalfa durante 6 meses, posteriormente fueron alimentadas con una dieta totalmente mezclada con 60% forraje 40% grano.

Las variables a evaluadas para el crecimiento de las becerras fueron peso y altura del nacimiento hasta los 24 meses de vida, se tomó una muestra del 10% de los animales en forma aleatoria de cada grupo dependiendo la edad; un mes, dos meses, tres meses y así consecutivamente hasta los 24 meses de vida. El peso de las crías fue medido en una báscula electrónica digital (EQM 800, Torrey ®) y la altura fue medida con una regla comercial. Para el análisis de los datos se utilizó estadística descriptiva.

 

Resultados

En los resultados obtenidos (Figuras 1 y 2), el crecimiento de los reemplazos se encuentra dentro de los rangos, que obtuvo9 en donde el peso al nacimiento inicia en 42 kg, terminando con un peso que va desde 595 a 645 kg a los 24 meses y una altura inicial de 75 cm, finalizando en un rango 138-141 cm.

 

 

La altura obtenida en el actual experimento (figura 2) sobrepasan los resultados de9, en el actual experimento en el primer mes el reemplazo tiene una altura de 84 cm y en el de Hoffman una altura de 81 cm.

10 utilizo dos sustitutos de leche  obteniendo los siguientes resultados a los 60 días  de vida de los reemplazos lecheros: altura 93.81-93.84 cm, peso 72.36-72.56 kg, siendo estos inferiores al actual trabajo, en el cual se utilizó leche pasteurizada, pero desde el inicio con tomas de 3 litros (2 tomas al día), y Pérez dio 2 tomas al día de sustito de leche de la siguiente manera: del día 0 al día 12 2 litros de por toma, del día 12 al día 15 2.5 litros de por toma, del día 15 al 21 3 litros de por toma y del día 25 al 51 se dieron 4 litros por toma, destetando a los 60 días.

11 reporto peso al destete de 78.2 a 83.9 kg y altura a la cruz de 87 a 88 cm al destete, en el cual suministro 6 litros de leche pasteurizada dividida en dos tomas al día, destetando un grupo a los 50 días y el otro a los 57 días. Comparando con los resultados del actual trabajo no se encuentra una diferencia notoria.

 

 

Según 12 la variación en la densidad nutritiva de la dieta regula el crecimiento y la ganancia de peso. La inclusión de alimentos de alta digestibilidad en dietas balanceadas resulta en mayor energía disponible que acelera el crecimiento.

 

Conclusiones

Respecto a los resultados obtenidos en la presente investigación se concluye que la alimentación es un factor importante en el desarrollo de los reemplazos, los animales del estudio obtuvieron un desarrollo superior a la media de los reportados en la evaluación nacional (Estados Unidos de Norte América, 1998). Los hatos lecheros deben de desarrollar sus propios reemplazos, por lo que se recomienda se lleven registros de su crecimiento (peso y altura) para así determinar las posibles fallas en la alimentación de estos.

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 547 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved