engormix
search
search

Minerales traza orgánicos como apoyo a la producción sostenible de gambas y langostinos

Publicado el: 10/8/2020
Autor/es:

Las gambas y langostinos (Penaeidae) son una importante fuente de proteínas a nivel mundial, con pocas limitaciones desde una perspectiva religiosa, fáciles de preparar y con un alto valor nutricional. A medida que la población mundial ha experimentado un aumento general del nivel de riqueza, también ha aumentado el consumo de proteínas por habitante. Sin embargo, no solo comemos más proteínas, sino que también se ha producido un cambio hacia fuentes de proteínas más valiosas, como las gambas o langostinos (también conocidos como camarones). Como resultado, el consumo de este crustáceo ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, tanto en los clásicos mercados importadores (como Japón, Europa y Estados Unidos), como en las principales regiones productoras de estas especies (América Latina y el sudeste asiático). Debido a que la capacidad de crecimiento de la pesca de captura está limitada por las cuotas de pesca, los recursos disponibles y las cadenas de distribución tradicionales, la acuicultura ha ido ganando terreno rápidamente e incluso ha superado a la pesca de captura en cuanto a volumen de productos (incluidas las gambas y langostinos) disponibles para el consumo humano (figura 1)(1). 

Figura 1. Contribución relativa de la acuicultura y la pesca de captura al pescado para consumo humano (1) 

 

Desafíos de sostenibilidad

Con el aumento de la acuicultura, la previsibilidad de la calidad y la disponibilidad ha mejorado considerablemente. No obstante, el incremento de insumos y productos derivados deproducción intensiva ha planteado nuevos desafíos. Como ejemplo (también aplicable al sector de la producción ganadera), la intensificación de la producción aumenta el riesgo de enfermedades patógenas, lo que ha derivado en un elevado uso de antibióticos, grandes brotes y diezmas de animales en importantes áreas de producción acuícola cada cierto tiempo (p. ej. Tailandia) (1). 

En los últimos años se intentado optar por una producción más sostenible mediante el uso de las siguientes estrategias: sustituir la harina y el aceite de pescado en los piensos (por otros productos de origen vegetal e incluso a base de insectos), reducir los efectos ambientales negativos (con sistemas de reciclado de agua), prevenir enfermedades (a través de la bioseguridad) y mejorar la eficiencia de la alimentación (optimizando tanto la alimentación como el manejo).

Aunque se han realizado importantes mejoras en todas estas áreas, aún queda mucho por hacer (1). Por ejemplo, la ausencia de un sistema inmunitario adaptativo en gambas y langostinos supone un desafío añadido para su bioseguridad en comparación con el ganado, ya que significa que estas especies no pueden ser vacunadas. La reducción de la harina y el aceite de pescado en el alimento para gambas plantea otros desafíos, no sólo en lo que respecta a la sustitución de las proteínas de alta calidad, sino también de otros nutrientes, como minerales, debido a que ya no se suministran en forma altamente disponible. Se sabe que los minerales traza tienen importancia para una serie de funciones, mejorando no solo el crecimiento, sino también el desarrollo, la fertilidad, la calidad del producto final y la inmunidad. Se ha demostrado que las formas orgánicas de los minerales traza, por ejemplo, los minerales B-TRAXIM® (PANCOSMA, Suiza), ofrecen una mayor biodisponibilidad y mayores beneficios en especies de ganado si se compara con las formas inorgánicas utilizadas tradicionalmente (2-8). Los minerales traza orgánicos (MTO), pueden, además, contribuir a una mayor eficacia de las formulaciones de piensos y a una reducción del impacto ambiental de la producción de gambas y langostinos.

 

Beneficios de los minerales traza orgánicos

Dentro del marco de métodos de producción más sostenibles, los MTO, al reducir la excreción de minerales, pueden ayudar a disminuir el impacto ambiental de los desechos resultantes de la producción de gambas y langostinos. Aunque los alimentos acuícolas ya contienen mucha menos harina y aceite de pescado que antes, siguen siendo ingredientes importantes, especialmente para especies más carnívoras y de gran valor (p.ej., salmón y gambas) (1). Los altos niveles de grasas insaturadas de las fuentes de pescado son un desafío para la estabilidad de los alimentos acuícolas. Se sabe que los iones metálicos, y especialmente el zinc, el hierro y el cobre, son los principales catalizadores de la oxidación (9). Si los metales se estabilizan con un ligando orgánico, esto no solo aumentará su biodisponibilidad, sino que también reducirá la oxidación de nutrientes importantes. 

Tras esta confirmación de las ventajas prácticas y del posible impacto positivo del uso de MTO en el rendimiento de la producción de gambas y langostinos, se ha iniciado el uso comercial de MTO a base de glicina tanto en América Latina como en el sudeste asiático. Para comprobar las experiencias prácticas positivas del mercado, el profesor OrapintJintasataporn (departamento de acuicultura de la Facultad de Pesca, Universidad de Kasetsart, Tailandia) llevó a cabo un nuevo ensayo en un ambiente controlado en Tailandia. En este ensayo, se estudió el impacto de los MTO en el crecimiento y en los parámetros inmunes del langostino blanco (LitopenaeusVannamei). Los langostinos fueron alimentados con una dieta no suplementada (control negativo, CN) o con uno de los siguientes tratamientos: una dosis completa de minerales inorgánicos (control positivo, CP), una dosis completa de minerales B-TRAXIM® (BT1X), o media dosis de minerales B-TRAXIM® (BT0.5X). Los langostinos alimentados con BT1X mostraron el crecimiento más rápido, la mejor conversión del alimento y, numéricamente, la mayor tasa de supervivencia. La producción total de langostinos por piscina es un dato muy interesante para los productores, ya que combina el resultado del rendimiento de crecimiento y la tasa de supervivencia en 1 parámetro (figura 2). Los MTO a base de glicina (BT1X) mostraron consistentemente la producción más alta. 

 

Figura 2. Peso total del langostino producido a lo largo el tiempo, en gramos por acuario  

Otra estrategia interesante que se confirma con este ensayo es reducir el aporte de minerales inorgánicos en un 50% y en su lugar usar MTO (BT0.5X). Se ha demostrado que esta combinación mantiene el ritmo de crecimiento y la eficiencia de la alimentación, al tiempo que reduce la excreción de minerales. Esto coincide plenamente con los resultados de otras especies, p. ej. pollos de engorde (5). 

En el mismo ensayo se controlaron algunos importantes parámetros de inmunidad. Este aspecto es de particular interés debido a que la mortalidad vinculada a enfermedad en la producción de gambas y langostinos es un problema común. Es importante estimular la inmunidad general y optimizar la respuesta inmune, ya que estas especies solo dependen de su sistema inmunitario innato y no es posible vacunarlas. La lisozima es una enzima con propiedades antibacterianas que actúa como parte del sistema inmunitario innato al cortar las cadenas de carbohidratos que forman la estructura principal de las paredes celulares bacterianas (10). El langostino BT1X mostró un aumento significativo de la actividad de la lisozima en la hemolinfa (que desempeña el mismo papel que la sangre en los mamíferos). Además, la actividad de superóxido-dismutasa (SOD), como parte del sistema antioxidante, mostró una tendencia hacia niveles más altos en la hemolinfa del langostino BT1X. Estos dos factores muestran que el langostino BT1X tenía una mayor capacidad para protegerse contra los desafíos bacterianos y oxidativos. 

 

Producción de gambas más sostenible

En base a los datos que se desprenden del ensayo, así como a la experiencia práctica, se demuestra que los MTO a base de glicina de PANCOSMA pueden ayudar a los productores de gambas y langostinos en algunos de sus principales desafíos hacia una mayor sostenibilidad. 

Puede reducirse la excreción de minerales al medio ambiente sin perder rendimiento, se favorece una respuesta inmune eficiente que puede disminuir el impacto de enfermedades y se ha demostrado mayor crecimiento y eficiencia del alimento, lo que permite un mejor retorno de la inversión. Los MTO no pueden dar solución a todos los desafíos a los que se enfrenta la acuicultura, pero pueden usarse como apoyo a los productores de gambas y langostinos en su camino hacia una forma más sostenible de proporcionar alimentos de alta calidad a nivel mundial. 

Referencias bibliográficas

 
remove_red_eye 53 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Productos
B-TRAXIM 2C B-Traxim 2C Fe -220; B-Traxim 2C Cu – 240; B-Traxim 2C Z...
B-TRAXIM® All-in-1, como todos los productos de la gama, es particularm...