Argentina - Nitragin presentó nuevo sistema para mejorar los aportes del suelo a la soja

Fecha de publicación: 5/11/2014
Fuente: Nitragin, News Noviembre 2014

En una entrevista, Martin Díaz Zorita, Líder del departamento de Agronomía de Nitragin, cuenta la importancia del nuevo Sistema Nitragin Triple para mejorar los aportes del suelo al desarrollo del cultivo de soja.

El suelo, sus características y su calidad tienen un rol fundamental en el desarrollo de los cultivos. Contiene el agua y parte de los nutrientes consumidos por las plantas para su crecimiento; estos elementos son provistos partir de diversos procesos específicos de transformación que ocurren tanto en fracciones orgánicas como minerales del propio suelo.

En soja es muy conocida la simbiosis natural que sucede con los rizobios del que habitan suelo y la planta. A partir de esta comunicación biológica tan estrecha es que el cultivo se nutre de Nitrógeno (altamente demandado por la planta de soja para su proceso de generación de proteína) a través de la fijación biológica de nitrógeno atmosférico que hace la bacteria. 

Con la inoculación hecha por el hombre, esta integración natural se anticipa acelerando el proceso. Hasta hoy, en Nitragin, esta herramienta tenía dos pilares claves: uno es el rizobio con cepas elite Bradyrhizobium japonicum, y el otro, la molécula señal LCO que media para el reconocimiento entre la planta y el microorganismo. Juntos forman uno de los inoculantes más poderoso del mercado, conocido comercialmente como Nitragin Optimize II.

Ahora, con el objetivo de seguir favoreciendo el desarrollo de la planta y aumentando la eficiencia de la nutrición, Nitragin incorporó un tercer factor en la inoculación: un hongo solubilizador de fósforo, llamado Penicilum bilaiae, que se comercializa en el mercado con el nombre Nitragin Jumpstart®.

Según Martín Díaz Zorita, "el Penicilum bilaiae coloniza la raíz de la soja permanentemente, mientras esté viva, ya que la planta le provee al hongo de los ácidos orgánicos necesarios para alimentarse. Es un promotor constante y continuo del crecimiento radical, ya que en esta relación de beneficio mutuo, la raíz fabrica más hormonas de crecimiento y arroja más ácidos orgánicos al medio, por un lado, y, a cambio de los ácidos, el hongo solubiliza el fósforo del suelo a una alta tasa, que luego la soja absorbe".

Esta triple combinación, que suma a las dos tecnologías presentes en Nitragin Optimize II y Nitragin Jumpstart, garantiza mejoras considerables en las condiciones de crecimiento del cultivo, que fueron comprobadas en los resultados obtenidos en 110 ensayos hechos en soja en la última campaña 2013/14. Según Díaz Zorita, "las plantas tratadas con el nuevo Sistema Nitragin Triple mostraron mayor vigor aéreo y radicular, y una mayor capacidad de nodulación. Esta contundencia en los datos también se vio reflejada en los rendimientos, pues se mejoró un 8% el rinde entre los tratamientos testigos y el que tuvo Nitragin Triple, y un 4% con respecto a otra inoculación premium".

Al mirar al futuro, superando la visión específica o acotada a cada sitio productivo, "tenemos que considerar que la capacidad productiva de nuestros sistemas se sustenta en los suelos, definida por sus aportes como reservorio de agua, de nutrientes y de actividad biológica", concluyó el investigador.

 
Mencionados en esta noticia:
 
remove_red_eye 43 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved