Argentina - Sorgo: Taller en Pergamino

Fecha de publicación: 6/11/2007
Fuente: Maizar / Milva Beloso
MAIZAR realizó el segundo Taller sobre El Cultivo de Sorgo en Argentina. La reunión se realizó en la sede de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de la provincia de Buenos Aires (AIANBA), en Pergamino. Integrantes de la cadena avanzaron en el análisis de las posibilidades que tiene el cultivo.

A pesar de que sus condiciones antieconómicas de producción significaron la desaparición del cultivo en el país, el sorgo vive hoy un momento especial que lo reubica en el mapa agrícola. Con este fin, actores de los diversos eslabones de la cadena se reunieron para evaluar las posibilidades que tiene el grano forrajero de recuperar posiciones.

Juan Gear, titular de la Asociación Maíz y Sorgo Argentinos (MAIZAR), señaló que “lo notable de la agricultura nacional es que, pese a las políticas erróneas de los últimos 60 años, ha sabido fortalecerse en cadenas de producción”. En esta línea, Martín Fraguio, Director Ejecutivo de MAIZAR, indicó que “es muy positivo generar ámbitos de discusión para ver cómo articular estrategias de desarrollo de cultivos”.


Izq. a der: Martín Fraguio (MAIZAR), Augusto del Campo (AIANBA) y Juan Gear (MAIZAR)

En la Argentina se produjeron en la última campaña 3,3 millones de toneladas sobre una superficie de alrededor de 600 mil hectáreas. Para el ciclo actual se estima que la superficie podría crecer por encima del 10 %.

Los principales destinos del cultivo son Europa, donde el consumo de sorgo aumenta anualmente y cuenta con una valoración especial por su condición de no transgénico, seguido por Japón, México y Chile. En tanto, en el escenario mundial de la producción (65 millones de toneladas), el principal productor es USA con 12 millones de toneladas (2 millones van a la producción de etanol), seguido por Nigeria, China, México, Sudán e India

Durante la reunión, Alberto Chessa, especialista de Nidera, presentó un trabajo elaborado por Marcelo Moretta (Cargill) donde se expresó claramente que para el sector exportador lo fundamental es apostar al sorgo que demandan los principales compradores mundiales. Estos apuntan a materiales sin tanino condensado (proantocianidinas), considerado el más apropiado para alimentación humana y animal por su mayor digestibilidad.

Chessa indicó que “el gran desafío es afianzar el cultivo en el país como complemento del maíz, porque el productor local desconoce sus virtudes”. Otra clave es conocer qué compradores están aumentando su demanda para saber qué tipo de sorgo hacer. “La tendencia apunta a sorgos sin tanino condensado y humedad 1 punto por debajo de la base, para ello sería oportuno trabajar en la modificación de los estándares de recepción de humedad y tanino”, advirtió. Para las empresas exportadoras como Cargill es fundamental el breeding (mejoramiento) de materiales sin tanino condensado y legislar en función del aprovechamiento de la demanda internacional.


Genotipo

En cuanto a calidad, la Ing. Laura María Giorda, de INTA Manfredi, señaló que lo que afecta la calidad y el destino del sorgo es el genotipo. “En Argentina es común un grano intermedio porque varían mucho las utilidades. Sin embargo, en algunas regiones de EEUU se están buscando materiales con mayor tamaño de grano para mejorar su procesamiento”, detalló.

Con respecto a la discusión sobre la conveniencia o no del sorgo con tanino condensado, Giorda indicó que un mayor contenido de almidón, por ejemplo, brinda más rendimiento y digestibilidad al grano. En este sentido, la especialista señaló que las limitaciones de los materiales con taninos comienzan a ser cuestionadas, pues poseen gran cantidad de antioxidantes (similar a la de los berries). “Una salida posible es aumentar la cantidad de almidón y bajar la lignina, con moderación para no debilitar la planta ante los factores bióticos como hongos. Y aumentar la nervadura marrón que le aporta calidad a la planta” planteó.

Según Giorda, el sorgo granífero con o sin tanino condensado “propende a un esquema sustentable con rentabilidad porque tiene bajo costo, puede cosecharse dos veces y hasta usarse diferido. Además no es transgénico, tiene mucha variabilidad genética y se perfila como recurso para la agroindustria de los biocombustibles”.

Así, los materiales con taninos pero mayor contenido de almidón (lo que beneficia la digestibilidad) pueden lograr resultados similares a materiales sin tanino. Aunque la consigna debe ser no encasillarse, porque depende de la interacción de componentes y entre éstos con el ambiente. La especialista advierte que hay que tener cuidado con las viejas limitaciones que se atribuían al cultivo, porque “hoy hay mercados y necesidades muy heterogéneas y el sorgo puede generar beneficios a cada productor”.


Destinos y mercados

Daniel Schiano y Daniel Cardona, de Cladam S.A., representantes del sector de alimentos balanceados para la avicultura, coincidieron en que “la avicultura pide sorgo blanco porque es bajo en tanino condensado, pero es una generalización que evitó la implementación de muchas técnicas en mejoramiento del cultivo que están disponibles”.

Schiano señaló que “el mercado argentino tiene la oportunidad de ser un gran abastecedor de carne al mundo y el sorgo, en este escenario, es un grano alternativo de buenos rendimientos y menores costos. Por eso las zonas avícolas lo buscan, especialmente las marginales, a las que hay que llevar el grano o poder producirlo para preservar la bioseguridad y competitividad local frente a otros competidores” explicó.

Los especialistas en formulación de alimentos expresaron que lo que importa en avicultura es la energía metabolizable que aportan los granos. Cardona anticipó que “a partir de 2008, en EEUU, para la producción de pollo o cualquier producto orgánico no se podrá utilizar nada que sea de uso industrial, por eso se están buscando alternativas, aún transgénicas. Hay que valorar los cultivos que el productor pueda usar y pagar”.

Para Juan Carlos Batista, director de Calidad del Senasa, la gran expansión del sorgo irá de la mano de la industria avícola y porcina y de la exportación. Con bajo contenido de tanino (menor a 0,2) el sorgo tiene una ventaja sobre el maíz en precio. De hecho, la Unión Europea y Japón, con valores por encima de 1,0 en la escala de medición, realizan importantes descuentos en el valor del grano.

El especialista del Senasa comentó el contenido de lisina (aminoácido) es un componente que se va a valorar mucho en el mediano plazo, sobre todo en la industria avícola, por lo que sería factible que en breve haya maíces y sorgos con alto contenido de lisina.


En el campo

Horacio Agüero, productor en las provincias de Santiago del Estero y Chaco y miembro de AAPRESID afirmó que el sorgo pasó de ser un commodity a un especiality, y que la realidad es que el contenido de tanino condiciona el precio, al igual que su condición de transgénico o no transgénico. Con respecto a la dualidad con o sin tanino, este productor afirmó que “la estrategia está en aprender a explotar las virtudes de cada material”.

“El futuro del cultivo está en el norte, con inviernos secos y cortos, veranos largos y lluvias concentradas, lo que da la posibilidad de un doble cultivo estival con producción de rastrojo para cobertura”, indicó.

Para Agüero, las fórmulas estancas (girasol-soja /sorgo-soja) son la gran dificultad para que el cultivo se desarrolle, pero advirtió que “instalar el sorgo en la región norte llevará a un aumento de los rastrojos, mejor aprovechamiento del suelo y con siembras tempranas (agosto/sept/oct) el sorgo puede cosecharse temprano evitando dejarlo expuesto a los pájaros”.

Para Agüero, el problema más serio no es agronómico o genético sino de manejo, por falta de cultura del cultivo, y porque ha sido un cultivo no rentable. “Hoy tiene buen precio y deja buen rastrojo, cosa que también requiere difusión, porque el rastrojo no se hace en el norte y es estratégico”, afirmó.

En esta línea, advirtió que los semilleros “deben trabajar en sorgos ultra precoces, con mejor índice de cosecha para aprovechar la capacidad el suelo para retener el agua disponible y las precipitaciones. Además, cambiando los distanciamientos y las fechas en materiales de ciclo corto puede generarse rendimiento, comparado a los largos” detalló el productor.


Estrategias de manejo

Hugo Fontanetto, de INTA Rafaela, aconsejó adelantar la fecha de siembra al menos 1 mes para mejorar su eficiencia en el uso del agua. Por lo demás, el sorgo se lleva menos del suelo que el maíz y la soja, y su rastrojo devuelve más que los otros cultivos.

Con respecto al cultivo antecesor, el especialista indicó que con fertilización nitrogenada la mejor condición del suelo la daría una pastura. “La conveniencia de hacer sorgo o no depende del antecesor, disponibilidad de agua, fertilización, etc. No hay recetas, debe pensarse en estrategias de manejo y hacer análisis de suelo”.

Los resultados de los ensayos mostraron que estrechando la distancia entre surco puede duplicarse el rendimiento de materia seca. Y en fertilización, lo aconsejable es hacer algo similar a lo que se hace con el maíz, ya que el sorgo tiene mucha eficiencia de conversión de N (20/30 Kg por cada kg de N aplicado).

Siguiendo con los planteos para lograr esquemas sustentables, el Ing. Luis Ventimiglia de INTA 9 de Julio, señaló que “en 9 de Julio llegó a haber 70 mil hectáreas de sorgo, hoy hay apenas 2 mil, pero que de los últimos ensayos con materiales muy diversos disponibles (uno se cosechado en abril, otro en junio) se lograron muy buenos rendimientos que superan en promedio los 8 mil kg., no sólo como cultivo de segunda, sino también de primera, lo cual es muy bueno para el bolsillo y para el suelo”.
 
remove_red_eye 554 forum 0 bar_chart Estadísticas share print
Compartir:
close
Ver todos los comentarios
Servicios Profesionales
Juan Manuel Pautasso Juan Manuel Pautasso
Diamante, Entre Rios, Argentina
Gustavo Néstor Ferraris Gustavo Néstor Ferraris
Pergamino, Buenos Aires, Argentina
José Peiretti José Peiretti
Salta, Salta, Argentina
Marcelo José López De Sabando Marcelo José López De Sabando
Tandil, Buenos Aires, Argentina
 
   | 
Copyright © 1999-2019 Engormix - All Rights Reserved