Engormix
Engormix.com
La siguiente publicación técnica esta relacionada al evento:
XXII Latin American Poultry Congress 2011

Utilización de dietas húmedas para pollo de engorde

Publicado el:
Autor/es:
(212)
(0)
Resumen

Se realizó un experimento para evaluar la influencia de dietas húmedas en los parámetros del rendimiento y la morfología histológica duodenal del pollo de engorde. Se utilizaron 768 animales distribuidos bajo un diseño completamente al azar, con 6 tratamientos (niveles de inclusión de agua en la dieta: 0%, 10%, 20%, 30%, 40% y 50%) con 4 repeticiones de 32 aves cada una, evaluando la ganancia de peso, la conversión alimenticia y el consumo de alimento. El día del alojamiento y a los 7 y 21 días, se sacrificaron dos aves por repetición para evaluar histológicamente la morfología intestinal. Durante 49 días se registró la temperatura corporal de dos aves por repetición. Los resultados se analizaron utilizando el procedimiento GLM del programa estadístico SAS (2001) y las medias se compararon mediante la prueba de Tukey al nivel del 5% de probabilidad. La dieta húmeda redujo el consumo de alimento y mejoró la conversión alimenticia, con excepción del tratamiento con 30% de inclusión de agua. No se encontraron diferencias significativas en la temperatura corporal de las aves. Se observó también un aumento en la altura de las vellosidades intestinales y en la profundidad de las criptas cuando se adicionó 50% de agua a la dieta.
Palabras Clave: Agua, Pollo de engorde, Rendimiento, Histología.

Introducción

El agua es la sustancia más abundante en los seres vivos, y su contenido porcentual en el cuerpo varía dependiendo de la especie, la cantidad de grasa y la edad del animal. En el pollo de engorde, es necesario mantener la cantidad de agua corporal dentro de ciertos límites para regular las funciones fisiológicas, como por ejemplo la actividad cardiovascular. Es importante considerar que el consumo y la excreción de agua en el pollo recién nacido (proporcionalmente a su peso) son mayores que en el ave adulta, toda vez que la pérdida de agua en gran cantidad durante las primeras semanas de vida sin que aumente el consumo, puede afectar adversamente a la parvada, debido principalmente al estrés por calor (Butolo, 2005). La cantidad de agua que las aves consumen durante toda su vida es un poco superior al doble de la cantidad de alimento ingerido. Si no hubiese agua suficiente, el consumo de alimento se reduce en perjuicio del rendimiento (Boleli, 2002). Al principio de su vida, el ave es sumamente sensible a la deshidratación (Butolo, 2005). El único elemento cuya deficiencia es más crítica que la de agua es el oxígeno. El agua potable es de vital importancia para el desarrollo de las aves y, si se pierde el 10% del agua corporal por deshidratación se interrumpe el rendimiento de las aves mientras que, si la pérdida llega al 20%, se puede producir la muerte. En la producción de pollos de engorde es de gran importancia el equilibrio en la relación del consumo de agua y la ingestión de alimento. La utilización de dieta húmeda para pollos de engorde ha presentado efectos promisorios sobre el consumo de ración, la eficiencia alimenticia y el aumento en la retención de nutrientes (Yalda y Forbes, 1995). El objetivo del presente trabajo fue evaluar la administración de dietas con diferentes niveles de humedad en la alimentación del pollo de engorde, en el período de 1 a 49 días.

Material y Métodos

Se utilizaron 768 pollos de engorde Cobb® pequeños, machos, que se distribuyeron siguiendo un diseño completamente aleatorio, con 6 tratamientos: 0, 10, 20, 30, 40 y 50% de inclusión de agua en la dieta, con cuatro repeticiones de 32 aves cada una y cuatro períodos de administración de la dieta (preiniciación, de 1 a 7 días; iniciación de 8 a 21 días; crecimiento, de 22 a 42 días; finalización, de 43 a 49 días). El período total de engorde fue de 49 días, calculando la administración de agua y alimento con base en el cuadro de consumo de la estirpe, para facilitar la adición de agua en la dieta y evitar pérdidas. Las dietas experimentales se formularon con maíz y torta (pasta o harina) de soya (soja). Los niveles nutricionales se describen en el Cuadro 1.

Cuadro 1. Composición porcentual y valores nutricionales calculados de las dietas experimentales para pollo de engorde

 

Dietas

Ingredientes

Preiniciador

Iniciador

Crecimiento

Finalizador

Maíz

54.427

55.036

60.569

64.547

Torta de soya

37.22

36.013

31.149

26.813

Aceite de soya

3.093

4.308

4.578

5.308

Fosfato dicálcico

1.901

1.825

1.472

1.418

Inerte

1.000

0.500

0.200

0.000

Carbonato de calcio

0.992

0.979

0.878

0.893

Sal

0.459

0.455

0.384

0.389

DL-Metionina

0.243

0.229

0.168

0.162

L-Lisina HCL

0.165

0.155

0.102

0.170

Suplemento Vitamínico-Mineral

0.500

0.500

0.500

0.300

Total

100.00

100.00

100.00

100.00

Composición calculada

 

 

 

 

Calcio, %

0.988

0.960

0.820

0.800

Energía Metabolizable, Mcal/Kg

2.950

3.050

3.150

3.250

Fósforo Disponible, %

0.466

0.450

0.380

0.365

Lisina, %

1.180

1.143

0.990

0.941

Metionina + Cistina, %

0.832

0.807

0.71

0.669

Metionina %

0.545

0.525

0.444

0.419

Proteína Bruta, %

21.915

21.400

19.572

18.000

Sodio

0.224

0.222

0.192

0.192

Treonina, %

0.733

0.716

0.655

0.598

Para determinar las cantidades de alimento que se ofrecerían se utilizó el manual de manejo de la estirpe comercial. Las dietas se sirvieron por la mañana y el alimento sobrante se retiró al día siguiente, evitando así posibles efectos de fermentación y para evaluar la materia seca y calcular así, posteriormente, el consumo de alimento.

Como características productivas se determinó la ganancia de peso, el consumo de alimento y la conversión alimenticia a los 49 días de engorde, que fue el período experimental. El consumo de alimento del tratamiento 0 (sin inclusión de agua) se determinó mediante el consumo total en cada período experimental, pesando los sobrantes sólo al final de cada período. Los demás tratamientos (10, 20, 30, 40 y 50% de inclusión de agua) se determinaron diariamente pesando la ración y descontando después el peso del alimento sobrante. Durante el experimento también se determinó el consumo de agua, pesándola al servirla diariamente en bebederos de canal. El suministro se ajustó diariamente de acuerdo con el consumo de las aves. Al lavar los bebederos se pesó el agua sobrante, restándola para calcular el consumo. El consumo de agua evaluado no consideró la cantidad de agua adicionada a la ración.

La temperatura corporal de las aves se midió semanalmente siempre a la misma hora, en las siguientes regiones: cabeza, dorso y piernas. Se evaluaron dos aves por repetición.

A los 7 y 21 días, dos aves por repetición se sacrificaron, recolectando 2 cm de la porción proximal del duodeno de cada animal, para su evaluación histológica. Después de preparar las laminillas se realizaron 30 medidas de la altura de las vellosidades y 30 de la profundidad de las criptas, en cada segmento de duodeno recolectado. Para evaluar las laminillas se utilizó un microscopio Axioplan II Zeisssendo, donde además de la observación de las imágenes se tomaron fotografías para poder medir la altura de las vellosidades y la profundidad de las criptas. Los datos experimentales se analizaron utilizando el programa de cómputo SAS (2001) y las medias de los tratamientos se compararon con la prueba de Tukey al nivel del 5% de probabilidad.

Resultados y Discusión

Otros investigadores observaron que las aves alimentadas con una dieta húmeda presentaron mayor consumo de alimento en comparación con una dieta seca, en la última semana de la prueba (Yalda y Forbes, 1995). En otro experimento comercial se comparó el rendimiento de las aves alimentadas con dieta húmeda con las que recibieron una dieta seca peleteada, encontrando que el consumo de alimento y la ganancia de peso fueron menores en las aves que recibieron la dieta húmeda, con un incremento del 5% en la conversión alimenticia (Preston et al., 2000). En el Cuadro 2 se observa que no existieron diferencias entre los tratamientos con respecto al consumo de agua y la ganancia de peso, pero se presentó un aumento significativo en la conversión alimenticia con la inclusión del 30% de agua (P<0.05).

Cuadro 2. Rendimiento zootécnico de los pollos de engorde alimentados con diferentes niveles de inclusión de agua en la dieta, en el período de 1 a 49 días de edad

Tratamiento

Consumo de

Agua (ml)

Consumo de

Ración (g)

Ganancia de

Peso (g)

Conversión

Alimenticia (g/g)

0

8,323

5,623b

3,509

1.60b

10

8,381

5,463c

3,393

1.61b

20

8,868

5,539d

3,351

1.65b

30

9,238

5,879a

3,269

1.80a

40

8,344

5,280e

3,228

1.64b

50

8,215

5,468d

3,375

1.62b

CV (%)

8.65

1.92

3.25

2.69

P

0.5445

0,0005

0,092

0,0015

Diferencia significativa entre las medias (P<0.05) mediante la prueba de Tukey.

A través de la evaluación de la temperatura corporal se observó que no hubo efecto de la dieta húmeda sobre la temperatura de los pollos de engorde (Cuadro 3), lo cual se puede explicar por el hecho de que el experimento se realizó en el período otoño/invierno, cuando las temperaturas ambientales estaban dentro del nivel de confort térmico para los animales (Araujo, 2003).

Cuadro 3. Temperatura corporal de los pollos de engorde de 49 días de edad, cuyos alimentos tenían diferentes formas físicas

Tratamiento

CrestaOC

DorsoOC

PiernasoC

0

33.30

32.50

33.30

10

32.60

33.40

34.50

20

32.90

32.70

33.70

30

32.20

31.80

32.70

40

32.70

31.50

32.40

50

33.00

32.60

33.40

CV (%)

2.57

3.31

3.43

P

0.8895

0.2943

0.2761

Diferencia significativa entre las medias (P<0.05) asegún la prueba de Tukey.

Con relación a la altura de las vellosidades del duodeno se pueden observar efectos (P<0.05) a los 7 y 21 días de edad, debidos a la inclusión de agua en la dieta, que se pueden explicar considerando que las enzimas digestivas penetran más fácilmente en las partículas del alimento húmedo, generando así una mejor retención de los nutrimentos (Yalda y Forbes, 1995). De la misma manera, también aumenta la penetración de los jugos gástricos en el alimento (Forbes, 2003).

Cuadro 4. Características histomorfológicas: altura de las vellosidades (mm) y profundidad de las criptas (mm) en el duodeno de los pollos de engorde alimentados con dieta húmeda, a los 7 y 21 días de edad

Tratamientos

7 días

21 días

Vellosidades

Criptas

Vellosidades

Criptas

0

1.066b

120

1.292c

210bc

10

1.057c

120

1.290c

199d

20

1.069b

120

1.353a

204c

30

1.043c

120

1.299c

206c

40

1.055c

121

1.331b

215ab

50

1.085a

123

1.349a

219a

CV (%)

3.67

4.28

3.09

4.88

Probabilidad

0.0064

0.5221

0.0033

0.0419

Diferencia significativa entre las medias (P<0.05) asegún la prueba de Tukey

Conclusión

Mediante el presente trabajo se constató que la inclusión de diferentes niveles de agua en la dieta del pollo de engorde no afectó positivamente el rendimiento de los animales ni la temperatura corporal. Sin embargo, la inclusión del 50% de agua mejoró la altura de las vellosidades del duodeno.

Bibliografía

Araujo LF. Nutrição pós-closão: aspectos teóricos e práticos. 2003. In: Simpósio sobre Nutrição de Aves e Suínos. Anais ... Campinas, pp.183-210

Boleli IC. 2002. Estrutura funcional do trato digestório. In: Fisiologia Aviária Aplicada a Frangos de Corte. Macari M, Furlan RL, Gonzales E. editores. 3a Ed. Jaboticabal: FUNEP/UNESP, pp.75-95.

Butolo JE. 2005. Bebedouros - Tipos - Vantagens e Desvantagens. Disponível em: http://www.avisite.com.br/cet/6/01/index.shtm.

Forbes JM. 2003. Wet food for poultry. Avian and Poultry Biology Rewies 14(4):175-193.

Preston CM, Mccracken KJ, McaliIster A. 2000. Effect of diet form and enzyme supplementation on growth, efficiency and energy utilisation of wheat-based diets for broilers. British Poultry Science 41:324-331.

Yalda AY & Forbes JM. 1995. Food intake and growth in chickens given food in the wet form with and without access to drinking water. British PoultryScence 36:357-369.

 

 

(212)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Utilización de dietas húmedas para pollo de engorde?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Videos (24)
 
 
1. Introducción El progreso que la industria avícola ha conseguido es inigualab...
 
La cantidad de alimento consumido esta asociado con la tasa de productividad en ...
Tuve oportunidad trabajar minipelet 2mm excelentes resultados linea comb mis pes...
 
Nosotros particular realizamos nuestro propio alimento, suministro minerales se ...
Servicios Profesionales
Ing. Winfridus Bakker Ing. Winfridus Bakker
Springdale, Arkansas, Estados Unidos de América
Gabriel Sanchez Gabriel Sanchez
Athens, Georgia, Estados Unidos de América
Alejandro Banda Alejandro Banda
Flowood, Mississippi, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved