Ingresar o registrarme
Engormix.com

Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales

Publicado el:
(48415)
(44)

La productividad de los bovinos en el trópico depende de la cantidad y calidad de nutrientes aportados por las especies forrajeras de las praderas, sin embargo, la mayoría de las áreas dedicadas al pastoreo se encuentran establecidas en gramas nativas que si bien están adaptadas al medio, se caracterizan por su escasa producción de biomasa y pobre calidad nutricional debido a los deficientes formas de uso; aun tratándose de especies introducidas, las malas prácticas de manejo durante las fases de establecimiento y producción, conllevan a estados de degradación evidente. Se suma a lo anterior, las variaciones climáticas extremas como largos períodos de invierno mal distribuido y épocas prolongadas de sequía que reducen la oferta forrajera en más del 50%, del mismo modo, el contenido de proteína y la digestibilidad disminuyen drásticamente, lo que repercute en bajo consumo voluntario, pérdida de los niveles productivos de carne o leche y desmedro de la condición corporal de los animales, a la vez, se afecta el estado reproductivo. Bajo estas condiciones, la producción ganadera deja de ser competitiva y sostenible convirtiéndose en factor de deterioro ambiental, generadora de pobreza, especialmente, cuando se trata de pequeños y medianos productores.

Los forrajes tropicales por su alto contenido de fibra, bajos niveles de nitrógeno y carbohidratos solubles, baja digestibilidad y desequilibrios minerales, necesitan ser suplementados estratégicamente con fuentes energéticas y proteicas, que resulten de relativo bajo costo; estas deben producirse en las mismas fincas, adaptadas a las condiciones locales de cada región, además, de que su uso sea de fácil manejo. Son necesarias unas estrategias para la intensificación en el uso de la tierra basada en la racionalidad de sus limitaciones biofísicas, al contrario de las propuestas similares a las de la revolución verde, la cual utiliza la lógica de la dependencia de grandes insumos derivados del petróleo, de los alimentos concentrados y de una genética esclavizante e inapropiada (Preston y Murgeito 1.992a).

Los forrajes arbóreos y la caña cumplen estos requisitos, producen abundante cantidad de biomasa, más de 70 toneladas de forraje verde/ha/año para especies como matarratón, morera, yátago y la yuca manejada como cultivo perenne para emplear solo el follaje. En el caso de la caña, más de 300 toneladas/ha/año de forraje verde total, cuando se usa de manera integral (Castro, 2.002), siendo de buena calidad nutricional, tolerante a largos períodos de sequía. Por su fácil manejo y adaptación a los pisos térmicos cálido y medio se constituyen en alternativa muy favorable para los pequeños y medianos productores que no disponen de grandes extensiones de tierra.

Estas alternativas forrajeras usadas adecuadamente en la alimentación de los bovinos, no solamente permiten aumentar los rendimientos en carne y/o leche, mejorar el comportamiento reproductivo y mantener una condición corporal buena, sino aumentar el número de animales por unidad de área lo que al final resulta en mejores ingresos y en una buena opción para considerar, a nivel de los pequeños productores, la empresa ganadera como negocio económicamente viable y ambientalmente sostenible.


MATERIALES Y METODOS

La zona donde se realizaron las evaluaciones corresponde al piso térmico cálido con altitud promedio de 200 msnm, temperaturas medias de 27°C y máximas absolutas de 35°C, 800 mm de precipitación media anual en la provincia semiárida subhúmeda y 2.000 mm anuales para la provincia húmeda. Geográficamente está situada en el departamento de Norte de Santander, municipios de Cúcuta, El Zulia y Sardinata, margen izquierda del río Pamplonita y derecha del río Zulia.

Los trabajos se llevaron a cabo en fincas de pequeños productores durante 4 años, en desarrollo de proyectos cofinanciados por Pronatta, el sistema de producción bovinos de doble propósito es predominante.

Los resultados que se presentan en este documento, corresponden a experiencias locales sobre manejo agronómico y el uso estratégico en la alimentación de bovinos, de forrajeras arbóreas como matarratón (Gliricidia sepium), yátago, aro o quiebrabarrigo (Trichantera gigantea), morera (Morus sp.), leucaena (Leucaena leucocephala), yuca (Manihor esculenta), manejada como cultivo perenne para utilizar solo el follaje y de la caña de azúcar utilizada integralmente como fuente energética.

En cada especie utilizada, se describirán los aspectos relacionados con material o materiales de siembra, sistemas de siembra, distancias y densidades de siembra, modo de establecimiento, prácticas culturales, primer corte, alturas y sistemas de cortes, frecuencias de cortes, producciones de biomasa y respuesta animal.


FORRAJERAS ARBOREAS.

MATARRATON


Nombre científico: Gliricidia sepium

Nombres comunes: matarratón, madero negro, madre de cacao, varita de San José, piñón florido, piñón de cuba, baba, balo.

Material de siembra: Esta leguminosa se puede propagar por semilla y por estaca.

Sistemas de siembra: a) siembra directa: Para establecer bancos proteícos, las estacas se siembran directamente en el lote definitivo, de 60 o 70 cm. de longitud y 3 a 4 cm. de diámetro, se dejan 15 cm. bajo tierra, es conveniente hacer bisel para acelerar la germinación. Puede utilizarse semilla, en cuyo caso se depositan 2 semillas por sitio a una profundidad de 2 cm., se inoculan semillas con el rizobium específico a fin de que haya fijación de nitrógeno. Una limitante de la siembra directa con semilla es la competencia que pueden encontrar las nuevas plántulas con la vegetación de arvenses en el lote, por tanto, cuando se emplea este material de siembra es recomendable realizar fase de vivero.

b) fase de vivero: Es una alternativa para llevar al campo plántulas vigorosas que puedan competir con la vegetación existente, en este caso se emplean bolsas negras de 21x13cm, se usa como sustrato una mezcla 3 a 1 de suelo-gallinaza descompuesta, u otro similar según disponibilidad local, 2 semillas en cada bolsa. El trasplante se realiza a los 2 o 3 meses dependiendo del vigor y desarrollo de las plántulas, en las condiciones de la zona a esta edad alcanzan una altura de 20 a 25 cm.

La distancia de siembra en el sitio definitivo, independiente del material de siembra empleado, es de 1x 1m. para obtener densidades de 10.000 plantas por ha. Es necesario que los lotes destinados a esta arbórea no se encharquen, el matarratón no tolera la humedad en exceso.

El ahoyado, en el caso de la siembra directa con estaca es de 15 cm. de profundidad, debe emplearse un implemento como barra o palín para no dañar el extremo de la estaca, enterrar la estaca a presión impide la germinación o baja el porcentaje de esta. En el caso de trasplante, el tamaño del hoyo es similar al de la bolsa. Un pase de guadaña es suficiente como práctica de control de la vegetación de arvenses, no es necesario remover el suelo con maquinaria, a veces el plateo del sitio de siembra es lo recomendado, eventualmente puede emplearse trapero químico.

Durante la etapa de establecimiento un pase de guadaña o un plateo es suficiente para controlar la vegetación, luego el desarrollo foliar de la planta se encarga de controlarla.

El primer corte se debe hacer entre los 6 y 8 meses después la siembra, más tarde cuando se emplea estaca como material de multiplicación, la observación permanente del desarrollo de la plantación es un buen indicador, se recomienda utilizar tijera podadora para hacer el corte, el machete propicia desgarre de los tallos lo que va en contra de la persistencia del cultivo. La altura de corte es de 1.0 a 1.20 m., es conveniente dejar algunas ramas con el fin de que la recuperación sea más rápida.







LEUCAENA


Nombre científico: Leucaena leucocephala

Nombre común: acacia forrajera, acacia pálida, acacia, leucaena, aromo blanco, tamarindo silvestre, zarza, acacia blanca, carbonero blanco.

Material de siembra: Esta leguminosa se reproduce por semilla, se puede hacer siembra directa en campo, sin embargo, la presencia de vegetación arvense puede limitar el rápido establecimiento por lo que se recomienda hacer fase de vivero, se emplea bolsa negra de 21x 13 cm. con un sustrato en proporción 3 a 1 de suelo- gallinaza u otro abono orgánico descompuesto. Se depositan 2 semillas por bolsa, es conveniente dejar las semillas en remojo por 24 horas para facilitar la germinación, las semillas se inoculan con el rizobium específico, la duración de esta fase es de 45 a 60 días, alcanzan una altura de 30 a40 cm. encontrándose listas para trasplantar.

Siembra: El tamaño de hoyo es igual al de la bolsa, se hace preparación solo del sitio de siembra, no es necesario remover el suelo a no ser que sea absolutamente indispensable, se emplea guadaña o plateo del sitio, la distancia recomendada es de 1x1m. Durante la fase de establecimiento un pase de guadaña y/o un plateo es suficiente para controlar la vegetación indeseada. El primer corte se realiza después de los 8 meses, a una altura de 1.0 a 1.20 m.








YATAGO

Nombre científico: Trichantera gigantea

Nombre común: yátago, quiebrabarrigo, nacedero, cajeto, aro, madre de agua, cenicero, pan santo

Material de siembra: Esta forrajera no es leguminosa, se emplean estacas de 2 a 3 cm. de diámetro con 2 a 3 yemas de las cuales una queda bajo tierra, se hace fase de vivero en bolsas de medio kilo, este procedimiento garantiza el trasplante de plántulas vigorosas. También pude hacerse siembra directa empleando estacas de 0.80 a 1.0 m. dejando bajo suelo 15 a 20 cm. esta opción de siembra exige que los lotes dispongan de agua, las orillas de fuentes de agua pueden ser utilizadas.

El trasplante de las plántulas del vivero al sitio definitivo se hace a los 2 o 3 meses dependiendo del desarrollo y vigor, se hacen hoyos de 15x15cm. en distancias de 1x1m., adicionar abono orgánico mas roca fosfórica en proporción de 3 a 1 es una buena práctica para garantizar un adecuado desarrollo del cultivo. Las labores de mantenimiento son similares a las descritas en matarratón. Después de los 8 meses se puede realizar el primer corte a una altura de 1.0 a 1.20 m., se recomienda usar tijera podadora para manejar la arquitectura de la planta y dejar una superficie lisa sin astillas que prevenga daño por enfermedades, dejar algunos gajos es recomendable para la pronta recuperación.






RESULTADOS Y DISCUSION

En la tabla 1 se muestran los resultados sobre producción de forraje verde en tn/ha. para matarratón, leucaena y yátago en frecuencias de corte de cada 8,12 y 14 semanas. El yátago presentó la mayor producción de forraje en las distintas frecuencias de corte en razón a tener el mayor porcentaje de forraje comestible (forraje no leñoso, que es fácilmente picado en la picapasto). La leucaena es el recurso de menor producción de forraje/ha. debido a la mayor cantidad de tallos leñosos, esta leguminosa forrajera se lignifica rápidamente, por lo que bajo las condiciones de la zona de estudio, el matarratón y el yátago la superaron en más del 50% en la producción de forraje verde/ha/año para la frecuencia de cada 8 semanas. El matarratón en la medida que aumenta la edad de la planta, aumenta la producción de biomasa total pero diminuye la cantidad de forraje comestible, no sucede lo mismo con el yátago cuya producción de biomasa total aumenta con la edad de la planta debido a que la lignificación es menor, a las 14 semanas el porcentaje de forraje comestible es el 90% frente al 80% para matarratón y el 76% para leucaena.



En la misma zona del ensayo anterior pero con mejores condiciones de suelo por abonamiento orgánico y disponibilidad de riego, los rendimientos para matarratón fueron de 90.8 tn/ha/año para el corte cada 8 semanas y de 79 tn/ha/año para yátago cuando la frecuencia fue de cada 10 semanas, repitiéndose el mismo comportamiento para leucaena con 62.9 tn/ha/año y solo el 84% de forraje comestible cuando el corte se realizó cada 12 semanas; el contenido de materia seca para cada arbórea fue de 19.5%, 20% y 21% respectivamente, tabla 2.



En las gráficas 1, 2, 3, y 4, se observa la relación entre la producción de forraje verde/ha y el porcentaje de forraje verde comestible para matarratón, leucaena y yátago en las frecuencias de corte de cada 8, 12 y 14 semanas descrito anteriormente.

De acuerdo con los resultados obtenidos, la frecuencia de corte recomendada en la zona, es de cada 8, 10 y 12 semanas respectivamente para matarratón yátago y leucaena gráfico 5. El yátago se constituye en una opción importante para usar en los sistemas integrales de producción debido a que puede ser suministrado a especies como cerdos y aves, es bien conocido el efecto pigmentante sobre la yema del huevo y la piel de los pollos, además de su aporte nutricional.











Ante la baja producción de biomasa de la leucaena, no se recomienda su uso como forraje de corte para esta zona agroecológica, esta arbórea es una buena alternativa manejada como banco proteico para pastoreo controlado, o en sistemas sisvopastoriles, en siembras densas, para ramoneo directo. La diferencia fundamental en estos dos sistemas es la altura a la que se mantiene la leucaena, en pastoreo controlado es porte bajo, tallos a 15 o 20cm. del suelo y en silvopastoreo, altura de 1.20 a 1.50 m.

En la tabla 3, se presentan los resultados de los análisis de laboratorio para matarratón, se corrobora lo encontrado en otros trabajos sobre la poca variación en el contenido de proteína cruda con relación a la edad de la planta, el porcentaje reportado fue de 25.2% para la edad de 4 semanas y de 19.2% a las 12 semanas, concordante con otros trabajos, el contenido de extracto no nitrogenado (E.N.N.), aumenta con la edad de la planta, 28.5% a las 4 semanas y 36% a la edad de 12 semanas. En las gráficos 6 y 7 se observan estas variaciones en el contenido nutricional en relación con la edad.








MORERA (Morus sp.)

Es otro recurso forrajero con gran potencial para la alimentación animal no solo de rumiantes sino de monogástricos. No corresponde la familia de las leguminosas, los contenidos nutricionales se presentan a continuación.










La proteína más importante en las hojas de morera, como en la mayoría de las hojas, es la ribulosa-1,5-bifosfato carboxilasa (RuBisCO), cuyo sitio activo es responsable por la fijación de carbono (Kellogg & Juliano, 1997). El nitrógeno en RuBisCO puede representar el 43% de total de nitrógeno de la morera (Yamashita & Ohsawa, 1990).

La morera ha sido el alimento tradicional del gusano de seda. La propagación se puede hacer por semilla, produce un fruto comestible del cual se pueden extraer, sin embargo, por el fácil manejo y consecución de material vegetativo, la multiplicación por estacas es lo recomendado. Es deseable hacer fase de vivero para su establecimiento, aunque la siembra directa se puede hacer, esta decisión depende de la agresividad de la vegetación no deseada en el sitio definitivo. Se emplean bolsas de media libra llenadas con una proporción 3 a 1 de suelo más abono orgánico descompuesto, se recomiendan estacas de 2 cm. de diámetro y 2 a 3 yemas de las cuales una queda bajo tierra, con el fin de acelerar la germinación se recomienda pelar (raspar) la parte bajo suelo, se puede hacer la siembra sin realizar esta práctica, sin embargo, cuando se hace el raspado, a los 27 días el porcentaje de germinación es del 90% frente al 20% sin pelar( Preston, 2002, Castro 2002, 2003.).





El trasplante se hace a los 2 meses cuando la planta alcanza una altura de 25 a 30 cm. y muestre buen desarrollo y vigor. El tamaño del hoyo es tan ancho como el de la bolsa por 15 cm. de profundidad, se aplica una mezcla 3 a 1 de estiércol descompuesto y roca fosfórica, la distancia entre platas es de 0.70 m. y de 1.0 m. entre hileras para tener 14.200 plantas/ha., al igual como en las otras arbóreas descritas en este documento, no se requiere remover el suelo fuera del sitio de siembra, los controles de la vegetación durante el establecimiento se limitan a 1 o 2 pases de guadaña de espalda, el rápido desarrollo de la plantación es suficiente para establecer un equilibrio con las arvenses sin causar efectos negativos.

El primer corte se realiza a los 6 meses del trasplante, a esta edad tiene una altura de 1.20 a 1.50 m., la altura desde el suelo para el corte es de 15 a 20 cm., esta altura es preferible para favorecer el rebrote de abundante cantidad de follaje con tallos tiernos 100% comestible, a mayor altura de corte el tallo se lignifica demasiado disminuyendo la cantidad de forraje aprovechable. El empleo de tijera podadora, es conveniente para dirigir la arquitectura de la planta y prevenir la s enfermedades al mantener una superficie de corte lisa.

La producción obtenida en ensayos realizados en la zona agroecológica Kr, en el corregimiento de Palmarito, municipio de Cúcuta, se muestra en la tabla 4 y gráfico 8, cuando el corte se realizó a las 8 semanas, la producción de forraje verde fue de 98.8/tn/ha/año y de 68.9/tn/ha/año cuando el corte se hizo a las 12 semanas, aquí el porcentaje de forraje comestible fue de 88% frente al 95% de las 8 semanas.





En la finca La Gloria del municipio del Zulia, con disponibilidad de riego cada 15 a 20 días en ausencia de lluvia y 300 gramos de estiércol bovino aplicado alrededor de la planta cada tercer corte, se obtuvieron 121.3, 171.0 y 98.3 tn/ha/año para las frecuencias de cada 6, 8 y 10 semanas respectivamente, tabla 5, gráfico 9. De acuerdo con estos resultados, una frecuencia entre cortes de 8 semanas es recomendable para aprovechar la mayor cantidad se forraje disponible.






YUCA (Manihor esculenta)

Si bien desde hace muchos años la hoja de yuca se maneja con éxito en la suplementación de raciones para bovinos, la experiencia que se reporta en este escrito es su comportamiento como forraje perenne manejado bajo corte para utilizar solamente el follaje. Realmente no existen variedades forrajeras, aunque hay ecotipos que producen una mayor cantidad de biomasa aérea, es el sistema de manejo el que la califica como tal.

Para la siembra se utilizan estacas (cangres), de 30 cm. de longitud, se dejan 15 cm. bajo tierra de manera inclinada, también se puede sembrar la estaca de modo vertical (parada), o el sistema que tradicionalmente emplea el productor en cada zona, los resultados obtenidos son similares en cuanto a la producción de forraje. La distancia entre plantas fue de 0,70 m. por 1.0 m. entre calles para una densidad de 14.200 plantas, pueden emplearse densidades de 40.000 plantas o más, sin embargo, nuestra experiencia indica que dejar 1.0 m. entre calles facilita las labores de corte y acarreo y demás prácticas culturales. La preparación del suelo es similar a la realizada para las otras arbóreas descritas en este boletín, solo se perturba el sitio de siembra, aplicar abono orgánico descompuesto mas roca fosfórica en proporción de 3 a 1, el control de la vegetación se lleva a cabo con guadaña manual.





El primer corte, dependiendo del desarrollo y vigor, se hace a los 3 a 4 meses de la siembra a una altura de 0.40 m. del suelo, el corte puede hacerse de manera manual, no se produce daño en el tallo que impida el rebrote posterior; los cortes siguientes se realizan un poco por encima del primero y así sucesivamente, en la yuca, cada vez que se hace un corte, el tallo se bifurca lo que promueve una mayor producción de biomasa. Las experiencias obtenidas en el manejo de este recurso como forraje perenne, nos indican que después de un año de manejo intensivo, es decir, cortes cada 6-8 semanas, hacer un soqueo a ras del suelo favorece el desarrollo de nuevas plantas vigorosas

En la tabla 6 se muestra la producción de forraje verde/ha/año; de las evaluaciones realizadas en el municipio de El Zulia, se lograron rendimientos superiores a las 100 tn/ha. para las frecuencias de corte entre 6 y 10 semanas. Rendimientos superiores se lograron en el corregimiento de Palmarito, municipio de Cúcuta, 140 tn/ha con intervalos entre cortes de cada 4 y 6 semanas, tabla 7. Teniendo en cuenta que tanto el manejo general como las condiciones edafoclimáticas se mantuvieron similares, estas mayores producciones pueden atribuirse a un efecto de la variedad, que siendo locales, fenotípicamente son especies diferentes. En las gráficas 10 y 11, se presentan las relaciones entre la producción de biomasa y el porcentaje de forraje comestible, incluidos tallos lechosos, para las dos localidades, nótese que no se presentan mayores variaciones entre las frecuencias de corte de 4 y 8 semanas y la producción de forraje comestible, lo que nos induce a recomendar estos intervalos de corte como práctica a seguir. La menor producción de forraje/verde/ha/año en la medida que se amplían los intervalos de corte, se deben al menor número de estos, 8.6 cortes/año versus 5.2/cortes/año para los intervalos de cada 6 y 10 semanas respectivamente, gráfica 12.











CAÑA (Saccharum officinarum)


La importancia de la caña de azúcar o para panela en la alimentación animal se debe a su alta producción de biomasa por hectárea, a su alto valor energético, a su contenido de fibra y a la tolerancia del cultivo a veranos prolongados.

Realmente no existen variedades forrajeras, todas las variedades de caña de azúcar se pueden usar, es el manejo que se le de el que la califica como tal, se prefieren las de períodos vegetativos cortos, de rápido crecimiento y alta producción de biomasa, buena relación tallo/hoja, blandas, bajo deshoje y espigamiento, persistencia al corte, sin pelusa, resistentes a las plagas y enfermedades y con el borde de hoja no aserrado.

La caña de azúcar es el cultivo tropical que ofrece las mejores perspectivas para el engorde intensivo o semi-intensivo de novillos, o producción de leche en ganado de doble propósito debido a su alta producción de biomasa, más de 300 t/ha de forraje verde en la región de El Zulia, departamento de Norte de Santander, (CORPOICA, 2000). El jugo de caña es un alimento con potencial energético similar al grano de cereales y el forraje fresco residual, bagazo y cogollo comparable a las gramíneas utilizadas para corte como pasto king grass, elefante o imperial. También se puede utilizar como caña integral alcanzando consumos de hasta 8 Kg. /100 Kg. de peso vivo por día.






Estados de desarrollo.

El establecimiento del cultivo, en especial cuando se trata de áreas destinadas a darle un manejo integral para la alimentación animal, es decir, no mayores de 2 ha., o zonas no planas, no requiere el uso de maquinaria, es posible hacer la siembra de manera manual. La eliminación de la vegetación se puede hacer con guadaña o con un herbicida de contacto, la decisión depende de la agresividad de la misma; cuando la vegetación es de porte bajo (gramas), puede realizarse la siembra y luego aplicar el herbicida de contacto sobre el surco de siembra. Se recomienda el sistema de chorrillo continuo en surcos de una profundidad de 20 cm., separados a una distancia de 0.80 a 1.0 m. si el terreno es plano, en lotes con pendientes moderadas la distancia debe ser mayor. Se empleó como abono en el fondo del surco, una mezcla de 200 kilos de estiércol bovino y 100 kilos de roca fosfórica/ha., esta se una recomendación general basada en el conocimiento agroecológico de la zona, no se puede tomar como receta, el análisis de suelo es necesario para ajustar los requerimientos reales del cultivo, teniendo en cuenta que el uso es para forraje, el manejo de la fertilización con materia orgánica es muy más importante, se debe producir en la misma finca. El material de siembra son trozos de caña con 4-6 yemas, provenientes de lotes sanos, establecidos especialmente para este fin, con edad aproximada de 6 meses. Bajo las condiciones de la zona, ha sido necesario hacer controles de vegetación durante la etapa de establecimiento, el hecho de contar con más de 10 horas de luminosidad estimula el rápido crecimiento de esta gramínea. El primer corte se realiza a los 8 meses después de la siembra, la caña ha alcanzado una altura de 2.5 a 3.0 m.

En la tabla 8 se presentan los resultados de la evaluación de 6 variedades de caña, se reporta la producción de forraje verde total, la relación tallo/cogollo y los grados Brix para los cortes realizados cada 120 días después del primero, en los municipios de El Zulia y Sardinata, departamento de Norte de Santander. Las variedades corresponden a los ecotipos CP782018, PR61632, CC8475, MY5465, SP701284, CB3614.









Dentro de estas variedades la CC8475 y la MY5465 se destacan por su precocidad, mejor relación tallo/cogollo y un alto contenido de sólidos totales. A través de más de 4 años de toma permanente de información sobre rendimientos en fincas de productores, la producción promedio año es superior a las 300 tn/ha. con las ventajas adicionales que son muy blandas, no tienen pelusa, no han presentado problemas por plagas ni enfermedades, son persistentes, responden favorablemente a la aplicación de estiércol bovino, toleran las condiciones extremas de sequía y el ganado las consume bien asociadas con forrajeras arbóreas. Las mismas variedades se evaluaron con intervalos de corte de cada 6 meses observándose la misma tendencia Tabla 9. Estos resultados permiten recomendar estas variedades para el manejo de manera integral en la alimentación de bovinos con una frecuenta entre corte de cada 120 a 180 días. En las gráficas 12 y 13 muestran las relaciones entre la producción de biomasa total y el contenido de sólidos totales (grados Brix).


RESPUESTA ANIMAL

A continuación, se presentan algunos resultados de la respuesta animal cuando se llevó a cabo suplementación con forraje de arbóreas y caña. Las forrajeras arbóreas se suministraron solas o en mezcla: matarratón y/o morera y/o yátago y/o hoja de yuca y/o leucaena según la disponibilidad. La ración estuvo compuesta por 80% de caña integral y 20% de forrajeras arbóreas, la cantidad a suministrar se hizo con base en un consumo del 12% con relación al peso vivo del animal, se estimó el aporte de pasto en el potrero del 10% de las necesidades diarias, las cantidades se fueron ajustando mensualmente según ganancia de peso, los animales entraban al comedero para recibir la suplementación después de las 11 am. y permanecían allí hasta las 6 am. del día siguiente. En el caso de las vacas el suministro de la ración suplementaria se hizo a mañana y tarde. En las evaluaciones realizadas en el año 2.002, además de la mezcla forrajera los animales tuvieron bloque melaza-urea al 10% a libre consumo, el cual osciló entre 250 gramos/día para los novillos y 400 gramos/día para las vacas en producción.


EFECTO DE LA SUPLEMENTACIÓN DE CAÑA INTEGRAL (80%) Y FORRAJERAS ARBÓREAS (20%) SOBRE LA GANANCIA DE PESO. GRANJA LAS PIEDRAS. MUNICIPIO EL ZULIA 2000.

  • Duración: 180 días
  • Número de animales: 14
  • Grupo racial: mestizajes en distinto grado con Cebú
  • Pesos inicial: 251.4 Kg.
  • Rangos: 210 – 290 Kg.
  • Ganancia diaria: 688.2 gr. /animal día
  • Rangos: 450 – 926 gr. /día
  • Peso final: 333.8 – 413.8 Kg.
  • Ganancia por animal: 123.87 Kg.

EFECTO DE LA SUPLEMENTACIÓN DE CAÑA INTEGRAL (80%) Y FORRAJERAS ARBÓREAS (20%) SOBRE LA PRODUCCIÓN DE LECHE. FINCA LA GLORIA. MUNICIPIO EL ZULIA 2002.

  • Numero de vacas: 6
  • Peso promedio: 400 kilogramos
  • Producción promedio de la finca: 3.4 lt.
  • Producción con tratamiento: 4.7 lt.
  • Duración toma de información: 12 semanas, 1 día de registro por semana
  • Suplementación: bloque melaza-urea, sal mineral de 6% P.

EFECTO DE LA SUPLEMENTACIÓN DE CAÑA INTEGRAL (80%) Y FORRAJERAS ARBÓREAS (20%) SOBRE LA GANANCIA DE PESO. FINCA EL DIAMANTE. PALMARITO MUNICIPIO CÚCUTA 2002.

  • Numero de animales: 7
  • Grupo racial: mestizo Cebú
  • Peso inicial: 253 Kg.
  • Rangos: 232 – 276 Kg.
  • Tiempo de ceba: 90 días
  • Peso a los 90 día: 320.5 Kg.
  • Ganancia diaria: 750 gr.
  • Suplementación: bloque melaza-urea,

CONCLUSIONES

1- Las forrajeras arbóreas como matarratón, yátago, morera y yuca, manejada esta última como cultivo perenne, para utilizar solo el follaje, son recursos disponibles y adaptados a las condiciones edafoclimáticas de las zonas tropicales.
2- Su alta producción de biomasa, su calidad nutricional y su facilidad de manejo como forrajes de corte, son una alternativa en sistemas simi e intensivos de alimentación bovina, especialmente un recurso al alcance de pequeños y medianos productores para incrementar los rendimientos en sus explotaciones, haciendo viable la actividad ganadera.

3- La leucaena, no se recomienda manejar como forraje de corte debido a su relativa baja producción de biomasa y rápida lignificación en el piso térmico cálido, alternativas como banco proteico para pastoreo controlado y ramoneo directo en sistemas silvopastoriles son una mejor opción.

4- La caña de azúcar como forraje energético y alta producción de biomasa es un recurso sin competencia, en las zonas con altas horas de luminosidad debe aprovecharse al máximo el rendimiento superior de variedades como la CC8475, que produce más de 300 toneladas por hectárea año.

5- La mayor producción de biomasa por hectárea de estas arbóreas y la caña, está directamente relacionada con la aplicación de abonos orgánicos, el estiércol usado directamente o como biofertilizante, en el caso del efluente de los biogigestores, es una alternativa no solo económica sino ambientalmente recomendable.

6- La respuesta animal a la suplementación de una mezcla de forraje de caña integral y arbórea en proporción de 80% y 20% respectivamente, suministrada de manera permanente, permite lograr incrementos en carne y/o leche muy superiores al pastoreo tradicional, con la ventaja adicional de aumentar el número de animales por hectárea.

7- Las alternativas de manejo planteadas en este documento y los rendimientos reportados, han sido suficiente y repetidamente comprobados en fincas de productores de la zona, sin embargo, deben tomarse en cuenta las condiciones particulares de cada región.


AGRADECIMIENTOS

Al programa nacional de transferencia de tecnología PRONATTA, por aportar los recursos económicos para esta publicación, al personal administrativo de la sede regional y del creced frontera nororiente por su diligencia para facilitar los procesos, al grupo de transferencia de tecnología regional siete de CORPOICA su apoyo y colaboración, a Fabián Castro Jaramillo por su trabajo en la posproducción del material fotográfico, a los señores propietarios de las fincas donde se realizaron los trabajos por su valiosa colaboración y participación, a Jorge Enrique Romero auxiliar de técnico del creced frontera nororiente por su permanente apoyo y colaboración.


BIBLIOGRAFIA

ALVARADO, S. 1998, Estrategias de Alimentación en confinamiento para novillas de levante Doble propósito, durante la época seca, utilizando ensilaje de maíz más suplemento energético proteico. Tesis de grado, MVZ, Universidad de Córdoba, Montería.

BANCO MUNDIAL, 2002. Project Appraisal Document on a Proposed Grant from the Global Environment Facility for the Regional (Colombia, Costa Rica, Nicaragua) Project on Integrated Silvopastoral Approaches to Ecosystem Management (Op 12). Environment and Socially Sustainable Development Latin America and the Caribbean Regional Office. Report No. 21869-LAC. Washington D.C.

BENAVIDES, J. E. 2000. La morera un forraje de ato valor nutricional para la alimentación animal en el trópico. Pastos y Forrajes 23(1):1-14.

BIRBE, B.; CHACÓN, E.; TAYLHARDAT, L.; GERMENDIA, J.; MATA, D. 1994. Aspectos físicos de importancia en la fabricación y utilización de bloques multinutricionales. In: A.Cardozo y B. Birbe. (Eds). Bloques multinutricionales. I Conferencia Internacional. UNELLEZ, Guanare, Venezuela. pp. 1-14.

BOSMAN, H.G; VERSTEEGDEN, C, J, G, M; ODEYINKA, S, M., TOLKAMP, B,J. 1995. Effect of amount offered on intake, digestibility and value of Gliricidia sepium and Leucaena leucocephala for West African Dwarf goats. Small Ruminant Research, 15(3): 247-256.

CAMERO, A. 1995. Experiencias desarrolladas por el CATIE en el uso del follaje de Erythrina spp. Gliricidia sepium en la producción de carne y leche de bovinos. Agroforestería de las Américas. CATIE (Costa Rica): 9-13. g

CASTILLO, E.1997.
Manejo de la Leucaena leucocephala para la producción de carne bovina. / E. Castillo. Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

COCK, J, H. 1995
. Manejo de la caña para cosecha en estado verde. En: El cultivo de la caña en la zona azucarera de Colombia. CENICAÑA. Cali, Valle del Cauca, Colombia .

CORPOICA, 1997, Memorias de 1 Taller Región Caribe 2. Experiencias con Ganaderos, Plan para la modernización tecnológica de la Ganadería Colombiana, Montería, Diciembre 11-12,1997.

CORPOICA, 1998. Segundo Taller regional. Avances y Experiencias en las empresas ganaderas del Caribe Dos, Memorias Plan de Modernización Tecnológica de la Ganadería Bovina Colombiana. CORPOICA Regional2, Cartagena, abril 23 de 1998.

CORPOICA. 2001. La ganadería bovina del siglo XXI. En: Seminario nacional: El desafío de la alimentación animal en Colombia. CD. Bucaramanga, Colombia.

ESCOBAR, A. 1998. Los árboles en los sistemas silvopastoriles. In: R.Tejos, C. Zambrano, L. Mancilla, W. García, M. Camargo, (Eds). Seminario Manejo y Utilización de Pastos y Forrajes en Sistemas de Producción Animal (Barinas, Venezuela). UNELLEZ, Barinas, Venezuela. pp. 1-14

ECHAVARRIA, MARTA. 1996.
El quemar o no quemar: Consideraciones Ambientales, Tecnológicas y Económicas. En: International Society of Sugarcane Technologists, Proceedings XXII Congress. 11 al 15 de Septiembre de 1995, Cartagena, Colombia. Edited by: James H. Cock y Trudy Brekelbaum. Tomo I. Tecnicaña, Cali, Colombia.

ESQUIVEL, J., BENAVIDES, J.E., HERNÁNDEZ, I., VASCONCELOS, J., GONZÁLEZ, J., ESPINOZA, E. 1996
. Efecto de la sustitución de concentrado con Morera (Morus alba) sobre la producción de leche de vacas en pastoreo. En: Resúmenes. Taller Internacional "Los árboles en la producción ganadera". EEPF "Indio Hatuey", Matanzas, Cuba. p25.

ESTRADA, A, J. 2002
. Pastos y Forrajes para el trópico. Universidad de Caldas, Facultad de Ciencias Agrarias. Manizales, Caldas, Colombia.

GÓMEZ, M, E.1997.
Evaluación de sistemas de producción de caña de azúcar y árboles forrajeros enfatizando en la fertilidad del suelo. Tesis de Maestría en Desarrollo sostenible de sistemas agrarios Universidad Javeriana - CIPAV - IMCA. Cali, Colombia, 62 p.

GÓMEZ, M, E., RODRÍGUEZ, L., MURGUEITIO, E., RÍOS, C., ROSALES, M., MOLINA, C, H., MOLINA, E., MOLINA, C, H., MOLINA, J, P. 1997
. Árboles y arbustos forrajeros utilizados en alimentación animal como fuente proteica. Segunda edición aumentada. Centro para la investigación en sistemas sostenibles de producción agropecuaria CIPAV. Cali, Colombia 147 p.

GONZÁLEZ, E., DELGADO, D., CÁCERES, O. 1998
. Rendimiento, calidad y degradabilidd ruminal potencial de los principales nutrientes en el forraje de morera (Morus alba). En: Memorias III Taller Internacional Silvopastoril "Los árboles y arbustos en la ganadería". 25-27 de noviembre 1998. Estación Experimental de Pastos y Forrajes "Indio Hatuey", Matanzas, Cuba. p 69-72.

GONZÁLEZ, S, E., MEJÍA, I.1994.
Utilización de la morera (Morus indica) como reemplazo parcial del concentrado en la crianza de terneras. Tesis de grado, Facultad de Zootecnia, Universidad Nacional de Colombia, Palmira, Colombia.

HESS, H. D., T. E. DÍAZ Y H. FLOREZ, 1999.
Guía para la evaluación de la condición corporal de vacas en sistemas doble propósito. Programa nacional de Nutrición Animal. CORPOICA.

KELLOGG, E.A. & JULIANO, N.D. 1997.
The structure and function of RuBisCo and their implications for systematic studies. American Journal of Botany 84(3):413-428.

LARRAHONDO, J, E. 1995. Calidad de la caña de azúcar. En: El cultivo de la caña en la zona azucarera de Colombia. CENICAÑA. Cali, Valle del Cauca, Colombia.

LARRAHONDO, J, E., VILLEGAS, F. 1995
. Control y características de maduración. En: El cultivo de la caña en la zona azucarera de Colombia. CENICAÑA. Cali, Valle del Cauca, Colombia.

MOLINA, A, S. 1997
. Principios elementales para la utilización del forraje de caña de azúcar en la alimentación del ganado vacuno/ A.S. Molina. Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

MOLINA, A, S.1997
. Tecnología para la ceba final de ganado vacuno basada en la caña de azúcar/ A.S. Molina.-- Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

MOLINA, C, H., MOLINA, C, H., MOLINA, E, J., MOLINA, J, P. 1996
. Experiencias en Desarrollo Agropecuario Sostenible en la Reserva Natural El Hatico, Valle del Cauca. Colombia.

MOLINA, C, H., MOLINA, C, H., MOLINA, E, J.,MOLINA, J,P. 1996b
. Experiencias en el Manejo Agroecológico del Cultivo de la Caña de azúcar, en la Reserva Natural El Hatico, Valle del Cauca. Colombia.

MOLINA, D, E, J. 1998. Sistemas productivos integrados al cultivo de la caña de azúcar en el Valle del Cauca. Tesis de grado de la Maestria en Desarrollo Sostenible de Sistemas Agrarios. Universidad Javeriana, CIPAV, IMCA. Cali, Colombia.

MESSA, H., RUIZ, S, C., ESCOBAR, A. 1998.
Establecimiento y evaluación de un Modelo Físico de Agricultura Tropical Sostenible. In: Taller Internacional Agricultura Tropical Sostenible: Experiencias y Desafíos para el Tercer Milenio (San Javier, Yaracuy, Venezuela. 27-29 de Octubre de 1998) Fundación Polar – Fundación Danac.

METER ANDRÉS. 1998.
Clasificación general de los ecosistemas de Colombia. En: Instituto de recursos biológicos Alexander don Humboldt, Informe nacional sobre el estado de la biodiversidad 1997 Colombia. Editado por María Eloy Chávez y Natalia Arango. Santa fe de Bogotá: Instituto Humboldt, Pnuma, Ministerio del Medio Ambiente, 3 Vol. pp. 176-185.

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y DESARROLLO RURAL, 2001.Política para el Desarrollo Agropecuario Ambientalmente Sostenible. Versión para la presentación ante el Consejo Nacional Ambiental Bogotá, Colombia, Noviembre de 2001.

MURGUEITIO, E. 2000. Sistemas agroforestales para la producción ganadera en Colombia. En: Pomareda, C, Steinfeid, H-(eds.)- Intensificación de la ganadería en Centroamérica, Beneficios económicos y ambientales. San José. Costa Rica. CATIE FAO/SDE .pp219-242.

NAVAS, A., CORTÉS, J, E., GUTIÉRREZ, E,A.1997.
Efecto de la reducción de protozoarios ciliados sobre el funcionamiento ruminal de ovinos alimentados con tamo de trigo. Tesis de Grado. Facultad de Zootecnia. Universidad de La Salle. 153 pp.

NGUYEN, V, L., RODRIGUEZ, L.1998. Digestion and N metabolism in Mong Cai and Large White pigs having free access to sugar cane juice or ensiled cassava root supplemented with duckweed or ensiled cassava leaves. Livestock Research for Rural Development. Volume 10, Number 1: HTML format.

OJEDA, A., ESCOBAR, A. 1997
. Manejo de vacas doble-propósito en potreros con asociación entre gramíneas y Gliricidia sepium. Revista de la Facultad de Agronomía de La Universidad del Zulia, Maracaibo. 14: 641-648.

ORPIN, C. 1977.
On the induction of zoosporogenesis in the rumen phycomycetes Neocallimastix frontalis, Pyromyces communis and Sphaeromonas communis. Journal of General Microbiology. 101:181-189.

PRESTON, T. R., MURGUEITIO, E.
, 1992. Strategy for sustainable livestock production in the tropics. CONDRIT. Cali, Colombia

PRESTON, T, R., 1995.
La capacidad alimentaria del planeta y el crecimiento de la población humana. ¿Conflicto u oportunidad para las montañas tropicales?. En: Sistemas pecuarios sostenibles para las montañas tropicales. CIPAV, CENDI. Cali, Colombia.

PRESTON, T, R., LENG, R., RODRÍGUEZ, L., CASTRO, A, H., MORENO, F., HOYOS, A. 2002
. Seminario Internacional de Agricultura sostenible. Universidad Nacional Experimental del Táchira-FUNDACITE Táchira.CD. San Cristóbal, Venezuela.

PRESTON, T, R., LENG, R., RODRÍGUEZ, L., CASTRO, A, H., MORENO, F., HOYOS, A., ARANGO, O, T., GARCÍA, J., HERNÁNDEZ, G. 2002. Seminario de Agricultura sostenible para el trópico. FUNDESAT- UTA FOUNDATION. CD. Cúcuta, Colombia.

QUINTERO, D, R. 1995.
Fertilización y Nutrición. En: El cultivo de la caña en la zona azucarera de Colombia. CENICAÑA. Cali, Valle del Cauca, Colombia.

REYES, O, G.1996.
Costos de Producción de Caña de azúcar por hectárea para plantilla y soca en el Valle del Cauca.

ROGGERO, P, P., BELLON, S., ROSALES, M. 1996
. Sustainable feeding systems based on the use of local resources. En: Ruminant use of fodder resources in warm climate countries. IVth International symposium on the nutrition of herbivores.
Montpellier, France. Annales de Zootechnie, 45 (Suppl 1): 105 B 118.

ROSALES, M. 1997. Avances en la investigación en el valor nutricional de Nacedero (Trichantera gigantea (Humboltd et Bonpland) Nees.). En: Árboles y arbustos forrajeros utilizados en la alimentación animal como fuente proteica. Fundación CIPAV. Segunda ed. pp. 127-144.

SÁNCHEZ, M. 1999. Sistemas agroforestales para intensificar de manera sostenible la producción animal en América Latina tropical. EN : Agroforesteria para la producción animal en América Latina. Estudio FAO Producción y Sanidad Animal 143. 1-13p.

SANSOUCY, R. 1995
. Tropical Animal Feeding. A manual for research workers. FAO. Rome, Italy. Animal Production and Health. Paper 126. 283 p.

STUART, R, J. 1997. Miel con elevados niveles de urea/ R.J. Stuart.-- Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

STUART, R, J.1997. Uso de los subproductos fibrosos de la agroindustria azucarera/ R.J. Stuart.-- Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

STUART, R, J.1997. Uso de bloques multinutricionales/ R.J. Stuart. Instituto de Ciencia Animal. Sitio Web de Ciencias Agrarias, Universidad de Cienfuegos.

SZOTT L., IBRAHIM, M. Y BEER J., 2000. The Hamburger Connection Hangover: Cattle, Pasture Land Degradation and Alternative Land Use in Central America, Catie-Danida-Gtz, Turrialba, Costa Rica.

VARGAS, J, E.
1994. Caracterización de recursos forrajeros disponibles en tres agro ecosistemas del Valle del Cauca. En: Memorias del III seminario internacional sobre Desarrollo Sostenible de Sistemas Agrarios. Fundación CIPAV Cali, Colombia. pp. 135-152.

WANAPAT M., PIMPA, O., PETLUM, A., BOONTAO, A. 1997. Cassava hay: A new strategic feed for ruminants during the dry season. In: Better use of locally available feed resources in sustainable livestock based agricultural systems in SE Asia. FAO Regional Project. GCP/RAS/143/JPN (Phnom Penh, Cambodia) pp 26-29.

WOOD, P, J., BURLEY, J. 1995. Un árbol para todo propósito: Introducción y evaluación de árboles de uso múltiple para Agroforestería. IICRAF-IICA, San José, Costa Rica. Colección Investigación y Desarrollo IICA, no. 27, 180 p.

YAMASHITA, T. OHSAWA, R. 1990. Quantitative investigation on nitrogen metabolism in mulberry leaves. Bulletin of the National Institute of Sericultural and Entomological Science, Japan. March (1):27-44.

 
Autor/es
Norte de Santander, Colombia
Médico Veterinario Zootecnista
(48415)
(44)
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
18/04/2009 | Doctor Hernando Castro:
Muy interesante su artículo sobre éste banco de proteinas,excelente información. Mi pregunta es la siguiente: es posible ensilar la leucaena y el matarraton de tal manera que sigan conservando sus propiedades quimicas?
Estoy iniciando éste programa de sistemas silvopastoriles intensivos y desearía recopilar toda la información necesaria para aplicarla adecuadamente en mi sistema producción de carne en ganadería intensiva.
Agradezco de antemano su oportuna información.
(1)
(0)
Sergio Cortez
down arrow
Salta, Salta, Argentina
Médico Veterinario
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
24/04/2009 | Estimado me parecio muy interesante su articulo. Desearia que si posee analisis nutricional y composicon quimica de caña de azucar, me haga un comentario al respecto.
Principalmente sobre porcentaje de FDN, FDA, etc, ya que encuentro muy complicado armar raciones con caña, ya que carezco de estos datos, muy importantes para estimar un consumo teorico.
Un abrazo
Muchas gracias
(0)
(0)
Julio Miranda
down arrow
Juigalpa, Chontales, Nicaragua
Ing. Agrónomo Zootecnista
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
30/11/2009 | Para el amigo César Vanegas, en Nicaragua existen desde hace varios años diversas alternativas para alimentación entre estas el uso de leguminosas forrajeras, caso de la Cratylia, Gliricidia Sepium, Guácimo ulmifolia (aunque no es leguminosa), pero bien lo que trato de decirte es que debes de seleccionar la estrategia a seguir en dependencia de la zona en que te encuentres, sobre todo para la siembra de caña Guatemala (es sabido que luego del corte esta requiere de buena humedad para obtener un rebrote efectivo), acuérdate que el éxito de cualquier sistema a implementar va a estar en dependencia de las condiciones climáticas predominantes en tu zona, en este país se ha generalizado mucho las diferentes tecnologías y a veces se han aplicado erróneamente lo que a veces crea desconfianza en los productores. El caso de la Cratylia (Veranera) es entre las leguminosas la que realmente obtiene rebrote aprovechable incluso durante la época seca, en las zona de Nueva Guinea (Central Atlántico Nicaragüense) existen actualmente validaciones en finca de esta leguminosa y también podes encontrar parcelas con Gliricidia sepium (madero negro o matarratón) además de la caña Guatemala que es tu inquietud inicial, suerte.
(0)
(0)
Gustavo Chingual Vargas
down arrow
Pasto, Narino, Colombia
Médico Veterinario
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
14/12/2009 | en suelos pobres o poco fértiles una buena alternativa de mejoramiento del mismo es el cultivo de leguminosas, el kutzú tropical planta no muy exigente en calidad del suelo y además invasora sería una opción. Quiero saber sobre los métodos de siembra y labores culturales de este cultivo
(0)
(0)
Juan Sebastian Criado M
down arrow
Bucaramanga, Santander, Colombia
Estudiante
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
01/08/2011 | Excelente articulo.
(0)
(0)
Julio Miranda
down arrow
Juigalpa, Chontales, Nicaragua
Ing. Agrónomo Zootecnista
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
01/08/2011 | En cuanto a utilizar determinada variedad de leguminosas debemos ser cuidadosos en seleccionar la variedad acorde a nuestro medio y averiguar previamente el comportamiento de las mismas en determinadas situaciones edafoclimaticas, en lo personal considero que Cratylia Argentea puede ser una buena alternativa en climas semi aridos por su capacidad de rebrote incluso durante el verano, el problema esta en el establecimiento del banco proteico, la siembra directa es menos efectiva que la siembra de plantas provenientes de vivero, las podas iniciales son de gran importancia para estructurar debidamente el banco de proteinas, al igual que con Gliricidia Sepium, yo considero y comparto la opinion con algunos de los foristas que sería interesante cortar y secar las hojas de ambos ya que al secarse eliminan un poco de los taninos contenidos en ellas, mejorando la palatabilidad del forraje y por ende el consumo del mismo....
(0)
(0)
down arrow
México
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
26/08/2011 | Pueden ustedes reutilizar el bagazo que sale de la pulpa del tamarindo, consistente en la cascara y las semillas de esta fruta.
Anexo mi mail cima_65@hotmail.com
(0)
(0)
Norman Fabriciochavarria Marin
down arrow
Matagalpa, Matagalpa, Nicaragua
Bachiller en Medicina Veterinaria
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
12/10/2011 | me parece importante las recomendaciones basadas en experirencias vividas tanto por los investigadore s como la experiencia vivida por los productoresnorman fabricio chavarria matagalpa nicaragua
(0)
(0)
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
22/02/2012 | queridos foristas gracias por tan excelentes recomendaciones sobre la nutrición de los bovinos.
tengo muy claro que el matarraton es excelente para el ganado; pero tengo la inquietud y quisiera saber si esta leguminosa se le puede suministrar a otro tipo de animales. Gracias
(0)
(0)
Jose Romero
down arrow
Bogota, Cundinamarca, Colombia
Productor Ganadero
Re: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales
09/04/2012 | interesante el tema de alternativas forrajeras en el tropico.Tengo una finca en Pacho Cundinamarca Colombia a 1250msnm y estas son mis observaciones de muchos agnos.La leucaena aun en bolsas no progreso. El matarraton es de crecimiento muy lento.El nacedero o yatago crece en muy buena forma.El kudzu crece moderadamente pero es tan gustoso para los caballos y bovinos que rapidamente desaparece. Estoy sembrando mani forrajero con buenos resultados aunque a veces el ganado no lo apetece. Otro arbustivo que se da en buena forma es el boton de oro que el autor no menciono.
(0)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Alternativas de alimentación para bovinos con recursos forrajeros no tradicionales?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Los usuarios que leyeron este contenido, también vieron Alimentación de bovinos y Alimentación bovinos
La productividad de los bovinos en el trópico depende de la cantidad y calidad ...
 
Ante las nuevas realidades de la economía , la alimentación de los rebaños tien...
Sr Juan Fernando Ruiz, 1. pasto apropiado abunde región, puesto lo abunda lo est...
 
Claudio: Yo aconsejaría arriesgarte sembrar lotes tratados metsulfur&oac...
Servicios Profesionales
Luciano Garcia-trejo Luciano Garcia-trejo
West Hazleton, Pennyslvania, Estados Unidos de América
ALVARO LUNA  GONZALEZ ALVARO LUNA GONZALEZ
Morris, Minnesota, Estados Unidos de América
Arnoldo Hernandez Arnoldo Hernandez
Buckeye, Arizona, Estados Unidos de América
Harry A Moller Harry A Moller
Miami, Florida, Estados Unidos de América
    |    
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved