Engormix
Ingresar o registrarme
Engormix.com

Garbanzo: Un cultivo invernal que promete

Publicado el:
Autor/es:
(816)
(0)

Desde hace unos años, en la región central de la provincia de Córdoba, y en el horizonte de los cultivos alternativos invernales en secano y en siembra directa apareció el garbanzo. Al igual que el clásico trigo, este se "hace" con el agua almacenada en el suelo a la siembra.

Se sugiere partir con no menos de 400 mm de agua total almacenada hasta los dos metros de profundidad.¿Cuánta de esta agua va a ser transformada en grano por el cultivo?:  dependerá, entre otras cosas,  de la capacidad que tiene éste para extraerla  del suelo, transpirarla e intercambio gaseoso de por medio secuestrar carbono.

La relación entre kilogramos de semillas obtenidos por ha y la cantidad de agua evapotranspirada a lo largo del ciclo del garbanzo (eficiencia en el uso del agua o EUA) cuenta en el denominador con una componente (evaporación) cuyo control está al alcance del técnico. La pérdida de agua por evaporación es inadmisible en un ambiente en el que las precipitaciones durante el período invernal brillan por su ausencia. Por lo tanto, la "cisterna" en  donde se  almacena el agua debe poseer una "tapa" no tan liviana para que se rompa ni tan pesada para que no se pueda levantar. Obviamente este juego de palabras alude a la cobertura del suelo con rastrojo, pilar de la siembra directa.

Al momento de decidir por la fecha de siembra debemos considerar aspectos relacionados con la fenología del garbanzo y con las condiciones ambientales durante el ciclo biológico éste. En cuanto al cultivo, habrá que evitar que la floración (período crítico) acontezca con temperaturas excesivamente bajas ( por debajo de los 2° C). Por otra parte, no cualquier combinación de radiación, temperatura y demanda atmosférica sintetiza el óptimo ambiental para que el garbanzo exprese su rendimiento potencial.

Durante el 2010 en el Campo Escuela de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) se implantó el cultivar de garbanzo Chañaritos a razón de 40 semillas viables m-2 (35 cm de distancia entre surcos) en tres fechas de siembra: 1° de abril, 1° de mayo y 1° de junio. Se midió el agua total a la siembra, en floración y a cosecha. Con 0 % de humedad se estimó el rendimiento en semilla y en biomasa aérea por hectárea.

El lote en el que se implantaron las distintas fechas de siembra está sujeto a siembra directa desde hace más de 7 años. Para la campaña agrícola en cuestión se partió con un barbecho de verano que permitió almacenar entre 400 y 450mm de agua total y con un trigo como cultivo antecesor, que dejó en superficie 7000 kg ha-1 de cobertura.

Con la siembra del 1° de abril se logró producir  6000 kg de biomasa aérea por hectárea (Gráfico 1), lamentablemente sin el correspondiente correlato en el rendimiento en semilla.  En esta fecha de siembra la floración aconteció en julio,  mes en el que las bajas temperaturas provocaron  aborto floral en reiteradas oportunidades. Superado el período de frecuentes heladas y con una biomasa aérea exuberante e intacta, el cultivo reinició la floración.

La escasa cantidad de agua disponible en este momento (Gráfico 2) determinó que el rendimiento en semilla apenas superase los 600 kg ha-1 (Gráfico 3). En consecuencia, la eficiencia en el uso del agua  para producir grano fue tan solo de..... (Gráfico 4).

En este ensayo la fecha de siembra del 1° de mayo resume el óptimo fenológico-ambiental para el cultivo de garbanzo. ¿Por qué?: se superaron los 5000 kg de biomasa aérea por hectárea de los cuales poco menos de 1700 kg correspondieron a grano y se logró una eficiencia en el uso del agua (.........) semejante a la siembra del 1° junio, la cual fue favorecida por una precipitación "milagrosa" en plena floración. Además, los autores basan su decisión en las temperaturas que suelen acompañar la emergencia del cultivo durante mayo y junio. Al respecto, la siembra de junio fue la que más demoró en definir el número final de plántulas emergidas y aquella que secuestró menos carbono en términos de biomasa aérea (Gráfico 1).

Con 30 años de “dictadura” por parte de los cultivos estivales bajo el modelo de siembra directa, con la alternancia de gobiernos “populistas” bajo la forma del doble cultivo para la región, no deberíamos salir a la calle y proponer  al garbanzo   como una alternancia democrática y sustentable,  en la que en el verano el terreno “descansa” y en el invierno “trabaja” en un contexto ambiental en el que malezas, insectos y enfermedades demandan un gasto energético sustancialmente menor al de los cultivos estivales .

Informe elaborado por los estudiantes Jeremias Brusa  y Nicolas Reznikov de la Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC) bajo la tutoría del Ing. Agr. Ricardo Héctor Maich.

 
Autor/es
(816)
(0)
¿Desea opinar en esta discusión sobre: Garbanzo: Un cultivo invernal que promete?
Engormix se reserva el derecho de suprimir y/o modificar comentarios. Ver más detalles

No se publicarán comentarios que contengan:

  • Reiterados errores ortográficos y de escritura.
  • Anuncios publicitarios, direcciones de sitios Web y/o correos electrónicos.
  • Preguntas o respuestas que no tengan relación con el tema tratado en el foro.
PUBLICAR OPINIÓN
Videos (3)
Manejo nutricional del cultivo de arveja, Gabriel Prieto (INTA)
 
 
La productividad de los bovinos en el trópico depende de la cantidad y calidad ...
 
Ante las nuevas realidades de la economía , la alimentación de los rebaños tien...
Sr Juan Fernando Ruiz, 1. pasto apropiado abunde región, puesto lo abunda lo est...
 
Claudio: Yo aconsejaría arriesgarte sembrar lotes tratados metsulfur&oac...
Servicios Profesionales
Nestor Bonilla Bird Nestor Bonilla Bird
Starkville, Mississippi, Estados Unidos de América
jose vasquez jose vasquez
Fargo, North Dakota, Estados Unidos de América
Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón Ing. Agrón. Nelson Sánchez Riverón
Philadelphia, Pennyslvania, Estados Unidos de América
    |     ¿Quiénes somos?     |     Publicite en Engormix
Copyright © 1999-2014 Engormix.com - All Rights Reserved